Burgos: trabajando por la igualdad de oportunidades con las mujeres migrantes en el medio rural

Comparte:

Desde hace más de 20 años, Accem está presente en el medio rural de la provincia de Burgos, dando atención directa a las personas migrantes que están construyendo su hogar en los distintos municipios de la provincia.

Desde que nuestra entidad abriera su sede en Burgos en el año 2002, hace 21 años, detectamos la necesidad de llegar al medio rural de la provincia, desde una perspectiva de descentralización de servicios e igualdad de oportunidades. Desde entonces se comenzó a trabajar en coordinación con la Diputación de Burgos, para dar respuesta a las necesidades sociales de la población migrante en su proceso de inclusión en los pueblos de la provincia. De ese modo, comenzamos a intervenir proporcionando servicios de formación en el idioma, asesoría en materia de extranjería e inserción laboral.

Muy pronto firmamos un convenio con la Diputación de Burgos, que se ha mantenido desde entonces y a través del cual se viene desarrollando el programa de “Atención y apoyo a los CEAS rurales en el área de inmigración”. Los CEAS son los Centros de Acción Social, dependientes de las corporaciones locales competentes en materia de servicios sociales. En el caso de los municipios de menos de 20.000 habitantes, la entidad competente es la Diputación Provincial, con la que Accem mantiene el convenio de colaboración. A través de los CEAS se prestan los servicios sociales básicos. Este programa posibilita la descentralización de servicios, acercándolos al medio rural. De este modo se favorece la igualdad de oportunidades entre las personas que residen en zonas rurales con respecto a las que habitan entornos urbanos.

Con motivo de la conmemoración del Día Internacional de las Mujeres Rurales, este 15 de octubre, queremos hacer visible nuestro trabajo en las zonas rurales de Burgos, ofreciendo en este caso atención a las mujeres migrantes que habitan el territorio de la provincia. En el pasado año 2022, a través de este programa dimos atención a un total de 293 mujeres en un total de 32 localidades de la provincia castellana.

Acciones formativas, atención a niñas y adolescentes y asesoramiento social, jurídico y laboral

Las acciones que se desarrollan a través del convenio con la Diputación están fundamentalmente dirigidas a las mujeres migrantes y son múltiples y muy variadas. Existe una continua y fluida coordinación con los equipos técnicos de los CEAS rurales que posibilitan la detección de necesidades y la articulación de respuestas sociales. Entre ellas destacamos algunas, como las acciones formativas, con talleres de formación integral, formación en el idioma y en habilidades sociales. Con estas acciones se pretende ayudar a mejorar las competencias lingüísticas, el conocimiento del entorno y del funcionamiento de la sociedad de acogida. El objetivo, en definitiva, es favorecer la comunicación y la inclusión en la sociedad de acogida.

También es reseñable la intervención realizada con niñas y adolescentes, que va encaminada a reforzar los contenidos académicos fuera de un entorno escolar, así como a trabajar valores desde una perspectiva lúdica en períodos no lectivos. Asimismo, también se lleva a cabo un trabajo de apoyo a la inserción sociolaboral de las mujeres residentes en el medio rural y un servicio de información y asesoramiento sobre cuestiones jurídicas y sociales.

Las mujeres migrantes llevan vitalidad y dinamismo a los pueblos de Burgos

Las mujeres migrantes están aportando mucho a los entornos rurales de la provincia. Desde una perspectiva económica, ocupan a menudo puestos de trabajo que son de difícil cobertura por parte de la población local, como es el caso del trabajo de cuidados a personas en situación de dependencia. La presencia de población migrante en el medio rural también está suponiendo un positivo impacto demográfico, frenando el acusado decrecimiento vegetativo que sufren estos territorios. Pero la presencia de las mujeres migrantes está dando mucho más a los pueblos de Burgos: suman vitalidad y frescura, dinamizan el territorio, ayudan a construir una sociedad intercultural más rica y facilitan, a través del contacto directo interpersonal, el derribo de los prejuicios y estereotipos que puedan existir.

Aunque en el caso de Accem, nuestro rol en la provincia nos lleva a proporcionar servicios específicos dirigidos a facilitar los procesos de inclusión social de las personas migrantes en el territorio, parte de nuestros proyectos son dirigidos al conjunto de la población, como es el caso de las iniciativas dirigidas a la población infantil y juvenil, que se concretan en servicios de refuerzo escolar, actividades de ocio o nuestro proyecto de “Escuela de Valores”. También es el caso de nuestras actividades de sensibilización, que dinamizan las poblaciones, en las que convergen población migrante y autóctona y con las que contribuimos a favorecer un intercambio intercultural en el que todos/as ganamos.

En 2022, Accem trabajó en el medio rural de Burgos en las siguientes 32 localidades: Anguix, Arauzo de Miel, Arauzo de Torre, Barrios de Villadiego, Basconcillos del Tozo, Belorado, Caleruega, Covanera, Hontoria del Pinar, Huerta de Rey, Lerma, Medina de Pomar, Montorio, Oña, Quintanadueñas, Quintanamanvirgo, Quintanapalla, Quintanar de la Sierra, Quintanilla Pedro Abarca, Roa, Salas de Bureba, Salas de los Infantes, Salazar de Amaya, San Medel, Santa María del Campo, Sedano, Sotovellanos, Vadocondes, Villadiego, Villanasur Río de Oca, Villarcayo y Villasur de Herreros.

Comparte: