Entradas

I Premios DIVEM – Accem premia a siete empresas por su gestión de la diversidad cultural

Siete empresas han sido reconocidas este jueves como Empresas Socialmente Responsables en la primera edición de los Premios DIVEM de Accem, que reconocen las iniciativas que ponen en valor el aporte económico y social que genera la diversidad cultural en el ámbito empresarial.

Más de 60 empresas de toda España habían presentado su candidatura. Alimerka, Epyme, Nueva Pescanova, Tiebel Cooperativa, Coca Cola, Huete & Co y Endesa fueron finalmente las siete compañías reconocidas en las distintas categorías previstas en los I Premios DIVEM.

Al acto, que tuvo lugar en la Sala de las Columnas del Palacio de Congresos de Gijón, acudieron representantes tanto de las empresas galardonadas como de entidades relacionadas con el mundo empresarial, político, social y con la responsabilidad social corporativa. La gala de entrega de los premios fue inaugurada por Enrique Barbero, subdirector general de Accem; Montserrat Martínez, presidenta de la asociación asturiana de empresarios y empresarias ASTURmanager; y Álvaro Alonso, secretario general y director de la Actividad Ferial y Congresual de la Cámara Oficial de Comercio de Gijón. Todos ellos coincidieron en la importancia de la alianza entre la empresa y el tercer sector y de la puesta en valor la gestión de la diversidad cultural en el ámbito empresarial, situándola al mismo nivel que la gestión de otras diversidades en España.

María Tejada, responsable del Área de Campañas y Comunicación de Accem, agradeció la implicación de las más de 200 empresas de toda España que participan junto a la ONG, a través del proyecto DIVEM, en el que se enmarcan estos premios, apostando “por medidas internas que les permitan generar valor y favorecer la construcción de una sociedad más igualitaria”.

Siete empresas premiadas en cuatro categorías

Los dos premios en la categoría de mejor trayectoria de empresa, en las secciones de gran empresa y pyme respectivamente, recayeron en la asturiana Alimerka y la andaluza Epyme. En esta categoría se premiaba a las compañías con una implicación real y duradera en políticas de gestión de la diversidad cultural. Ambas organizaciones favorecen el acceso y la capacitación de colectivos culturalmente diversos y han implementado medidas reales dentro de sus compañías que facilitan la igualdad de trato y no discriminación.

Nueva Pescanova, de Galicia, y Tiebel Cooperativa, de Zaragoza, fueron las ganadoras de los premios a la mejor práctica de impacto social. Las dos empresas han sido destacadas por difundir, a través de su de marca, una imagen positiva de diferentes culturas con un enfoque empoderado y transformador.

En la categoría de la experiencia más innovadora se premiaron iniciativas de impacto y con carácter transformador que, con un enfoque novedoso, están consiguiendo favorecer una buena gestión de la diversidad cultural. Coca-Cola obtuvo este reconocimiento por ser una de las pocas empresas que tratan la gestión de la diversidad cultural al mismo nivel que otras diversidades, desarrollando planes específicos de capacitación para sus empleados. En la sección de pymes, la consultora madrileña Huete&Co fue premiada por sensibilizar a sus socios y equipo sobre la realidad de las personas migrantes y refugiadas a través del estudio “El viaje a la esperanza”, elaborado con sus propios recursos y con la colaboración de diferentes entidades sociales.

Finalmente, el Premio Mujeres Diversas recayó en Endesa, empresa que ha apostado por la igualdad en el acceso a la educación de niños y niñas, fomentando en estas últimas su interés por carreras de ciencia y tecnología y desmontando, a su vez, estereotipos de género. El jurado destacó el trabajo real desarrollado en favor de la igualdad de oportunidades, incidiendo directamente en la educación más temprana.

La clausura del evento contó con la intervención de Natalia González, concejala de Bienestar Social y Derechos del Ayuntamiento de Gijón, quien recalcó que “es fundamental poner ejemplos reales de empresas que lo están haciendo bien”. Por su parte, Javier Mahía, responsable de Accem en Asturias, reivindicó al cierre que “la gestión de la diferencia desde un modelo inclusivo hacen una sociedad digna”.