Entradas

Éxito legal de Accem en la defensa de los derechos sanitarios bajo la Protección Subsidiaria

Recientemente, el equipo de Accem del Servicio de Asistencia y Orientación a Víctimas de Discriminación por Origen Racial o Étnico logró una victoria significativa al anular una factura médica de 7.620 euros. Esta factura había sido emitida incorrectamente a una familia recién llegada a España, beneficiaria de la protección subsidiaria por extensión familiar.

El caso comenzó cuando un beneficiario de protección subsidiaria en España solicitó extender este estatus a su familia, compuesta por sus padres y un hermano que residían fuera de España. Tras la aprobación de esta solicitud el 15 de junio de 2023, la familia tenía derecho no solo a reunirse en España sino también a recibir asistencia sanitaria gratuita desde el momento de la concesión.

Sin embargo, tras su llegada a Vitoria, en Euskadi, el padre, cuyo estado de salud ya era frágil, sufrió un grave deterioro que requirió hospitalización. Desafortunadamente, falleció tres días después de su ingreso. A pesar de su estatus protegido, se emitió una factura por los servicios médicos durante su hospitalización.

El equipo jurídico de Vitoria-Gasteiz de Accem, a través del Servicio de Asistencia y Orientación a Víctimas de Discriminación por Origen Racial o Étnico intervino de manera efectiva, proporcionando asesoramiento jurídico y redactando un alegato que demostraba que, bajo la resolución de protección subsidiaria, la familia tenía derecho a la asistencia sanitaria gratuita desde el inicio de su reconocimiento legal. Este argumento fue presentado ante Osakidetza, el Servicio Vasco de Salud, que reconoció el error y procedió a anular la factura de 7.620 euros.

Este caso no solo resalta la importancia de la asesoría legal en la protección de los derechos de las personas inmigrantes y refugiadas, sino que también pone de manifiesto la labor crucial de Accem y el Servicio de Asistencia y Orientación a Víctimas de Discriminación por Origen Racial o Étnico en la promoción de la justicia y el apoyo a las comunidades vulnerables en España. La resolución de este caso refuerza el derecho de acceso a servicios básicos como la salud, subrayando el compromiso de las instituciones y organizaciones involucradas en respetar y aplicar la ley de manera justa y equitativa.

¿Qué es la Protección Subsidiaria?

La protección subsidiaria es una forma de asilo otorgada a personas solicitantes de protección internacional que no cumplen con todos los criterios para ser reconocidos como refugiados según la Convención de Ginebra de 1951, pero que aún así necesitan protección porque enfrentan riesgos reales de sufrir daños graves si regresan a su país de origen. Estos riesgos pueden incluir enfrentarse a la pena de muerte, ser víctimas de tortura o tratos inhumanos o degradantes, o sufrir amenazas graves contra su vida o integridad debido a violencia indiscriminada en situaciones de conflicto armado internacional o interno. Al otorgar la protección subsidiaria, los Estados proporcionan un refugio seguro y garantizan derechos fundamentales, incluyendo el acceso a servicios médicos y educación, y la posibilidad de vivir y trabajar legalmente en el país de asilo. Este estatus es crucial para asegurar que las personas en riesgo puedan llevar una vida digna y segura mientras no puedan regresar a sus hogares de manera segura.

Si quieres saber más sobre asilo en España puedes cliquear aquí

¿Qué es el Servicio de Asistencia y Orientación a Víctimas de Discriminación por Origen Racial o Étnico?

Este servicio se centra en combatir la discriminación racial o étnica proporcionando apoyo integral a las víctimas. Esto incluye orientación legal y psicosocial a personas que enfrentan, conocen o han sufrido discriminación. En él se trabaja activamente para reducir la infradenuncia mediante programas que permiten la auto-identificación y el conocimiento de derechos. Además, se dispone de un número de teléfono gratuito, el 021, que permite a las víctimas reportar casos de discriminación en ámbitos como la vivienda, el trabajo y los servicios sanitarios.

Si quieres saber más sobre este servicio y el trabajo que Accem desarrolla, puedes cliquear aquí 

Una jornada de aprendizaje excepcional con el cocinero Ferran Adrià en Córdoba

Recibir formación y consejos del mismísimo Ferran Adrià. Es lo que han podido disfrutar un grupo de personas, solicitantes de protección internacional, a las que atendemos en Córdoba a través de nuestro programa de empleo Accem Ariadna.

Gracias a la relación con Fundación Red XXI, una entidad sin ánimo de lucro de ámbito andaluz que trabaja el desarrollo personal, educativo y sociolaboral de menores, jóvenes y mayores en riesgo de exclusión social, las personas que participan en nuestro programa de empleo para personas refugiadas están participando en el curso “Inicio a la restauración”, impartido por hosteleros/as de HOSTECOR en el restaurante La Casa de Manolete Bistró. Se trata de una formación especializada que se dirige a personas en riesgo de exclusión, financiada por el Ayuntamiento de Córdoba y dirigida a emplear a personas de colectivos en situación vulnerable en uno de los sectores más importantes de la ciudad. Esta formación dio comienzo el pasado 5 de febrero y se extenderá hasta el 16 de mayo, con un total de 220 horas de formación teórico-prácticas.

En este curso se cuenta con la colaboración de diferentes profesionales. Recientemente, los/as alumnos/as tuvieron la oportunidad de recibir la visita el reputado chef Ferran Adriá, que compartió con ellos/as una jornada de aprendizaje excepcional en la que se abordaron numerosos aspectos relacionados con el sector. Además, se aprovechó la presencia del cocinero catalán, creador del desaparecido restaurante El Bulli y con tres estrellas Michelín en su delantal, para inaugurar la cocina comunitaria La Foggara, que nace con la vocación de convertirse en un recurso social para el vecindario y alimentar diariamente a 30 familias en situación vulnerable. La Foggara será gestionada por la Fundación Don Bosco y los alimentos serán financiados por Caixabank, de quien Ferran Adriá es embajador, durante el primer año.

Accem Ariadna, una experiencia de éxito en la inserción laboral en Andalucía

Accem Ariadna es el nombre de la actuación en el ámbito del empleo que se desarrolla dentro del programa integral de Protección Internacional de Accem. Esta línea de actuación se orienta a la integración sociolaboral de las personas refugiadas. En Andalucía, se desarrolla por Accem en seis de las ocho provincias de la comunidad autónoma, atendiendo el año pasado a un total de 592 personas (304 hombres y 288 mujeres). Siendo Andalucía una comunidad en la que la tasa de paro supera el 17 % (dato del cuarto trimestre de 2023, según la Encuesta de Población Activa), el acompañamiento individualizado a personas solicitantes y beneficiarias de protección internacional se hace esencial.

A través del programa se diseñan y desarrollan itinerarios integrales e individualizados de inserción laboral, que fomentan el desarrollo de sus competencias técnicas y transversales para de esta forma mejorar la empleabilidad y facilitar el acceso al mercado laboral. Este trabajo ha dado como fruto la inserción laboral de un 25,5 % (151 personas) de las personas que han participado en el programa en 2023. Son datos realmente motivadores teniendo en cuenta la realidad del territorio en relación a la alta tasa de desempleo y a la situación administrativa del colectivo.

El éxito de Accem Ariadna en Andalucía parte del trabajo en red con empresas, organismos públicos y entidades públicas y privadas, un eslabón imprescindible que une el tejido empresarial y al resto de agentes socioeconómicos del territorio, con las personas participantes en el programa, generando verdaderas sinergias de apoyo y confianza que mejoran sustancialmente la posibilidad de inserción presente y futura de las personas. Esta relación tan estrecha con empresas y centros de formación del territorio facilita la elección de formaciones ocupacionales que se ajustan al desarrollo de las competencias técnicas que solicitan los departamentos de recursos humanos para cubrir puestos vacantes presentes y futuros. De esta forma en Andalucía se realizaron el pasado año 254 formaciones en diversos sectores profesionales, siendo un factor clave en el fomento de la empleabilidad y la contratación de las personas solicitantes y beneficiarias de protección internacional.

Todo este trabajo se hace de manera personalizada, atendiendo tanto a las necesidades, particularidades y circunstancias de cada una de las participantes, como de las empresas a las que asesoramos, antes, durante y después de la acción de inserción laboral.

La poesía como refugio y lugar de encuentro en Guadalajara

La poesía como refugio y como lugar de encuentro. Guiados/as por esa idea celebramos este año el Día Mundial de la Poesía (21 de marzo) en la provincia de Guadalajara. Lo hemos hecho con especial ilusión, en las localidades de Guadalajara, Sigüenza y Molina de Aragón, como un espacio de convivencia e intercambio. Esta ilusión nos ha guiado en los preparativos, eligiendo nuestros poemas, aprendiendo los unos de las otras, leyendo, escribiendo, en nuestras aulas y también recitando, con empeño y esmero, en momentos muy especiales de apertura al conjunto de la comunidad.

En el Parque de la Concordia de la ciudad de Guadalajara nos dimos cita para celebrar un encuentro poético. Acudimos invitados/as por el Seminario de Literatura Infantil y Juvenil. Fue un momento y un espacio para expresar y para compartir, en el que participaron tanto las personas que forman parte del equipo de Accem en la provincia como las personas a las que atendemos y acompañamos en su proceso de inclusión, en el marco de los programas de protección internacional, atención humanitaria o autonomía personal (jóvenes). Algunos de los poemas se escucharon en las lenguas maternas de las/os lectores; otros en lengua castellana; hubo espacio, además, para una lectura conjunta de los poemas “Mi carita redondita”, de Gloria Fuertes, y “La, Tierra, es, Redonda”, de autor desconocido.

El Día de la Poesía también se celebró en el Centro de Refugiados de Sigüenza, donde inauguramos nuestro particular Refugio de los Versos, un espacio poético en el que se realizaron distintas actividades en torno a este género literario, completando poemas entre todos o elaborando rimas. Por supuesto también hubo espacio para la lectura de poesía en los distintos idiomas de los participantes. Junto a las personas acogidas en el centro, usuarias de los programas de protección internacional o atención humanitaria, fue también especial que se unieran algunas de las personas que participan en el programa de “Promoción de la calidad de vida y envejecimiento activo”, recurso dirigido a personas mayores. El Refugio de los Versos consiguió emocionar a todos los asistentes y tenemos la certeza que el próximo año volverá abrir sus puertas.

Finalmente, en Molina de Aragón también tuvimos nuestra celebración en torno a la poesía. En este caso, estuvimos presentes en la tercera edición de la ronda poética “Caminando entre poemas”, organizada por la Sociedad de Cultura Molinesa (SOCUMO). La ruta tuvo su parada en el Jardín de la Poesía de Accem, donde personas en situación de dependencia, atendidas a través del programa SEPAP Mejora-T de Accem, leyeron poemas y presentaron el mural que habían realizado para la ocasión. Todas los/as que participaron pudieron quedarse como recuerdo con una flor con los poemas escritos.

El 21 de marzo se celebra el Día Mundial de la Poesía, desde que en 1999 la UNESCO lo designara con el objetivo de dar voz a la diversidad lingüística a través de la poesía y visualizar aquellas lenguas que se encuentran en peligro de ser olvidadas. A este propósito que compartimos unimos otros como su valor como lenguaje y forma de expresión universal de sentimientos, emociones e ideas, así como su capacidad para encontrarnos e intercambiar. Y aún más, como señaló una de las personas que participaron en los encuentros poéticos: “La poesía fertiliza todas las tierras, hasta las vaciadas”. Estamos de acuerdo.

 

El aumento de llegadas a Canarias marca 2023: Accem atendió a más de 77.000 personas, superando la cifra de 2022

Si el año 2022 estuvo marcado por la llegada y acogida de ciudadanos/as de origen ucraniano, el pasado 2023 destacó en materia migratoria por el aumento de las llegadas por vía marítima a Canarias, que han dejado las cifras más elevadas en España, superando las de 2006. A raíz de ello, Accem atendió a 77.184 usuarios/as el pasado año, 2.641 más que en 2022, cuando se registraron las que hasta ahora eran cifras más altas de la historia de la entidad, con un total de 74.543 personas a las que se dio apoyo.

Esta circunstancia también se refleja en las principales nacionalidades que la entidad atendió a lo largo del pasado año, siendo la mayoritaria la senegalesa, con 13.483 usuarios/as, seguida de la marroquí, con 9.777, la ucraniana, con 9.498, la colombiana, con 8.273, y la venezolana, con 6.874. En 2022, sin embargo, fueron mayoría las personas provenientes de Ucrania (29.050), seguidas de las originarias de Marruecos (8.062), mientras que las senegalesas fueron alrededor de 2.500, muy lejos de la cifra de 2023.

 

En línea con lo anterior, el perfil mayoritario de usuarios de Accem fue el de un varón, de origen senegalés y de entre 18 y 34 años. En cuanto a la diferencia por sexos, la entidad atendió a un 65% de hombres (50.317) y a un 35% de mujeres (26.867). Sin embargo, es curioso destacar que, durante los seis primeros meses del año pasado, las mujeres fueron mayoría, siendo las principales nacionalidades la ucraniana, colombiana, marroquí y venezolana. La tendencia cambió en la segunda mitad del año, al aumentar las llegadas a Canarias, que finalmente han supuesto un aumento del 154% respecto a 2022, según datos del Ministerio del Interior. 

Por otro lado, respecto a la situación administrativa, se observa que la mayoría de personas atendidas por Accem en 2023 fueron personas migrantes (40.761), debido de nuevo a las cifras de llegadas a las costas canarias. Les siguen los solicitantes de Protección Internacional, con 18.337 usuarios/as, los beneficiarios de Protección Temporal, una figura legal puesta en marcha por la UE para dar respuesta a la crisis de refugiados provocada por la invasión de Rusia a Ucrania, con 18.337, y los/as españoles/es de origen, con 6.115. 

 

 

Asimismo, a lo largo del pasado año, la entidad proporcionó un total de 1.767.093 prestaciones, frente a las 1.169.196 de 2022. Entre las prestaciones están los servicios de atención e intervención social, ayudas económicas, asesoramiento legal y jurídico, atención psicológica, interpretación y traducción, orientación laboral y formación y aprendizaje del idioma, entre otras. 

Otro dato relevante del balance de la labor de Accem en 2023 es que también aumentó el número de personas a las que la entidad atendió en municipios rurales de menos de 30.000 habitantes, pasando de las 9.112 de 2022 a las 10.802 de 2023, lo que destaca la apuesta de la entidad por la reactivación de estas áreas.

 

 

En definitiva, las cifras de estos últimos años, en constante aumento, ponen en evidencia un panorama global convulso, con conflictos y contextos de persecución, inestabilidad social y política y/o vulneración de derechos de los que, cada vez más personas, se ven obligadas a huir. Asimismo, refleja la necesidad de que existan vías legales y seguras para que, quienes huyen de situaciones de este tipo, puedan llegar a territorio español y europeo sin jugarse la vida.

 

 

Desde las 13 comunidades autónomas en las que estamos presentes, desde las 53 sedes con las que contamos y en los 437 municipios a los que llegamos, atendimos, apoyamos y acompañamos a más de 77.000 personas en situación de vulnerabilidad y a las que ofrecimos cerca de 1.800.000 prestaciones, continuando con la ejecución de nuestra misión de defensa de los derechos fundamentales y atención a las personas en situación o riesgo de exclusión social.

Reflejo del año 2023: la atención a mujeres en cifras por Accem

En el transcurso del 2023, Accem ha atendido a 26.867 mujeres, continuando su labor de asistencia a mujeres en situación de vulnerabilidad y proporcionando un soporte vital frente a los múltiples desafíos que enfrentan. Este artículo desglosa los datos esenciales sobre las atenciones realizadas, ofreciendo una fotografía clara de la diversidad de situaciones de las mujeres atendidas por la entidad. Las cifras que se presentan reflejan la labor que se realiza desde la organización brindando apoyo, protección y recursos a mujeres que buscan un refugio seguro y una vida libre de violencia y discriminación.

Las mujeres atendidas por Accem en 2023 presentan una amplia diversidad en cuanto a su situación administrativa lo cual habla de la variedad de contextos desde los cuales se solicita apoyo:

El 20 % de las mujeres atendidas por Accem son beneficiarias de protección internacional: un total de 5.256 mujeres que incluye tanto a refugiadas, como a aquellas bajo la figura de protección subsidiaria o protección temporal.

El 33 % son solicitantes de protección internacional: 8.815 del total de las más de 25.000 están en proceso de solicitar asilo.

Un 31 % del total son inmigrantes: 8.328 mujeres inmigrantes han sido atendidas por Accem el pasado año.

4.367 mujeres de nacionalidad española fueron atendidas por Accem, alcanzando el 16 % de las atenciones a mujeres realizadas en el 2023.

 

Las principales nacionalidades entre las mujeres atendidas durante el pasado año fueron las siguientes: el 21 % de las atenciones fueron a mujeres de nacionalidad ucraniana, el 16,3 % colombiana, el 16 % española, el 13,4 % venezolana, el 8,6 % marroquí y el 6 % peruana.

Gráfico de mujeres atendidas según nacionalidad

Vulnerabilidad y edad

En cuanto a factores de vulnerabilidad relacionados con el género se han identificado principalmente los siguientes: familias monomarentales con hijos menores, víctimas de violencia de género y mujeres embarazadas. 

En cuanto al rango de edades entre las mujeres atendidas se presentan los siguientes datos: menores de edad (16,9 %), 18-34 años (30,6 %), 35-64 años (40,4 %) y mayores de 64 años (12,12 %). 

 

Solicitantes de asilo

Los principales motivos por los cuales las mujeres solicitan protección internacional incluyen conflicto generalizado en su país de origen, opiniones políticas, y cuestiones de género. Además de los motivos generalizados, este último aspecto resalta la particular vulnerabilidad que sufren las mujeres ante situaciones de violencia y discriminación basadas en el hecho de ser mujer.

Un compromiso con el cambio

La labor de Accem en 2023 es un testimonio del compromiso con la defensa de los derechos y el bienestar de las mujeres. A través de una atención personalizada, equipos de profesionales multidisciplinares y programas específicos, nos esforzamos por empoderar a las mujeres y acompañarlas en su camino hacia una vida libre de violencias y segura.

Invitamos a la comunidad a conocer más sobre nuestros esfuerzos y a unirse a nosotros en esta causa fundamental. La solidaridad y el apoyo son esenciales para construir un futuro en el que todas las mujeres puedan vivir libres de violencia y discriminación.

> Conoce nuestro Atlas de Refugio 8M 2024

 

Refugiadas ucranianas retornan al país para ponerse al frente de los cuidados familiares

Ahora que se han cumplido dos años del inicio de la guerra en Ucrania y nos acercamos a la celebración del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, desde Accem ponemos nuestra atención en algunas historias de retorno voluntario de mujeres ucranianas, beneficiarias de protección temporal en España, que en los últimos meses han regresado a su país para atender distintas situaciones y necesidades familiares. Sin perder de vista el hecho de que retornar al país es un derecho fundamental, desde Accem ponemos el foco en algunas historias de mujeres refugiadas que, a pesar del peligro que supone, han decidido volver a Ucrania por motivos familiares y de cuidados. 

Se trata de historias marcadas por la necesidad de atender a familiares en situación de dependencia, que también narran el estrés emocional que supone sostener los vínculos afectivos en la distancia. Se observa en estas historias el deseo y la necesidad de poner los cuidados familiares en el centro, a pesar de que eso suponga renunciar a la protección temporal y regresar a un país donde la guerra inicia su tercer año en curso. 

Iryna Tyvanyuk, de 53 años, regresó a su ciudad de origen, Rivne, para atender a su padre, de 88 años. Huyó de Ucrania con dos hijos menores a cargo al poco tiempo de comenzar la guerra y la familia acabó instalándose en Valencia. En Rivne quedaron, entre otros familiares, sus padres, con distintas necesidades de atención y cuidados. La madre de Iryna falleció en junio de 2023 y fue entonces cuando Iryna decidió regresar a Ucrania para asumir los cuidados de su padre. Volver a casa ha sido una decisión no exenta de riesgo, según comenta, pues casi todos los días suenan las sirenas y la población acude a los refugios. “Si estamos en casa, salimos al pasillo y nos sentamos en sillas. Da miedo cuando vuelan cohetes y drones. Es peligroso en todas partes de Ucrania”, cuenta Iryna.

Desde que comenzó la guerra, en febrero de 2022, en Accem hemos atendido a un total de 35.050 personas procedentes de Ucrania, el 63% de ellas mujeres y la mayoría con menores a cargo. Muchas de estas familias han expresado en muchas ocasiones su deseo de regresar a Ucrania en cuanto la situación del conflicto bélico lo permitiese. Este sentimiento ha quedado reflejado en una encuesta realizada por ACNUR sobre intenciones y perspectivas de las personas refugiadas de Ucrania, donde un 65% han manifestado su deseo de volver a casa tan pronto como sea posible. 

En el caso de muchas mujeres, el deseo de volver a casa también nace de la necesidad de superar el elevado estrés que supone la separación familiar prolongada. Es el caso de Natalia, de 48 años, que ha regresado a Odessa, una ciudad donde los bombardeos continúan a diario y donde los proyectiles caen sobre edificios residenciales mientras la población busca seguridad en los refugios antiaéreos cuando suenan las alarmas. “En 2022, cuando comenzó la guerra, mi hija y yo decidimos abandonar el país. Mi marido se quedó para trabajar y defender Ucrania”. Inicialmente alquilaron un piso, pero el dinero ahorrado comenzó a escasear para cubrir las necesidades básicas y entonces recurrieron a Accem. “Cada día leíamos las noticias y llamaba a mi marido. Fue muy difícil para nuestra familia estar separados. España es un gran país para pasar unas vacaciones, pero todos los días estábamos en Ucrania con el alma y contábamos los días para regresar. La situación actual da miedo, pero estamos en casa”, concluye. 

Historias como las de Natalia e Iryna presentan muchas cosas en común con los más de cien casos identificados por los equipos profesionales de Accem en las fases de Acogida y de Valoración Inicial y Derivación que se pueden describir como retornos voluntarios por motivos de cuidados familiares. Entre las historias recogidas por el personal de Accem destacan casos como el de una mujer que ha retornado para atender a un sobrino con autismo; otra mujer mayor que ha regresado para el cuidado de sus nietos; una mujer y su hijo menor de edad que han vuelto para atender a una tía mayor que carece de otras redes de apoyo; y otra mujer, con cuatro menores a cargo, que ha regresado para cuidar a su hermana en coma tras sufrir un accidente de tráfico. Así, hasta 106 casos que se han podido identificar como retornos voluntarios por razones relacionadas con los cuidados y los vínculos familiares. 

Con todo, estos retornos forman parte del cómputo global de más de 4,5 millones de personas que según la Organización Internacional para las Migraciones han regresado a sus hogares pese a la situación general de incertidumbre e inseguridad que supone la continuidad de la guerra en Ucrania. En este escenario, la vida y los cuidados se sostienen, con las mujeres al frente.

> Para saber más sobre la respuesta de Accem a las personas refugiadas por la guerra en Ucrania, pincha aquí. 

> Dos años de guerra en Ucrania: Accem atendió a más de 9.500 personas refugiadas en 2023

> Mujer con estudios superiores e hijos a cargo: así es el perfil mayoritario de las personas de Ucrania que llegan huyendo de la guerra

Datos de Protección Internacional 2023: 11.163 personas consiguieron protección en España en el último año

A lo largo de 2023, el Estado español ha otorgado el estatuto de refugiado a 7.330 personas. También ha reconocido el derecho a la protección subsidiaria a 3.833 personas, lo que resulta en un total de 11.163 beneficiarios que han alcanzado las dos principales figuras de protección internacional que existen. Esta cifra representa un descenso en los datos en comparación con las 14.235 personas que se beneficiaron de estas dos figuras en 2022.

 

TOTAL DE DE PERSONAS BENEFICIARIAS DE LAS FIGURAS DE PROTECCIÓN INTERNACIONAL

 

Las nacionalidades que encabezaron este 2023 la lista de solicitudes, según los datos que ha hecho públicos el Ministerio del Interior, han sido Venezuela, Colombia y Perú, con 37,09 %, 32,82 % y 8,77 % respectivamente, del total de 163.220 solicitudes. Por tanto siguen predominando las nacionalidades latinoamericanas como solicitantes de protección internacional, siendo el 78,68 % del total las correspondientes a estos tres países de América Latina.

 

NACIONALIDADES QUE ENCABEZAN LA LISTA DE SOLICITUDES DE PROTECCIÓN INTERNACIONAL

 

Por otro lado, al igual que en el primer semestre de 2023, Mali sigue siendo el país que más resoluciones favorables obtiene, con 2.362 personas que han tenido acceso a protección internacional, un 21,16 % del total de las personas a las que se le ha reconocido esta figura. Tras Mali se sitúa Afganistán, con un 10,03 %, y Siria, con un 9,42 %. En estos datos no se incluye a las personas beneficiarias de la figura de protección temporal, que se aplica a las personas refugiadas procedentes de Ucrania, debido a la guerra que lleva produciéndose dos años en el país eslavo. 

 

PAISES QUE MÁS RESOLUCIONES FAVORABLES OBTIENEN

 

En cuanto a la tasa de reconocimiento del estatuto de Protección Internacional, los ciudadanos ucranianos y de la República Centroafricana tuvieron las tasas más altas de reconocimiento, con un 98,87 % y un 96,55 % respectivamente.

También hay 41.487 personas que, aun no habiendo obtenido el reconocimiento del estatuto de protección internacional, se les ha concedido la autorización de residencia por razones humanitarias, siendo 40.674 procedentes de Venezuela, el 98,04 % del total de los permisos otorgados por esta razón.

 

AUTORIZACIÓN DE RESIDENCIA POR RAZONES HUMANITARIAS

 

Cabe destacar también, según los datos del informe del Ministerio del Interior, que se denegaron 35.392 solicitudes de protección durante este pasado 2023, siendo la nacionalidad colombiana la más afectada, seguida de la de Marruecos y Perú.

Dividiendo los datos que se han hecho públicos por género y edad encontramos que un 52.50 % de los solicitantes fueron hombres y un 47,50 % mujeres. La mayoría de personas que solicitan protección internacional son jóvenes entre 18 y 34 años, en concreto son un 48.65 % de todas las solicitudes. El porcentaje de personas solicitantes de protección internacional que son menores de edad ascienden al 18,30 %.

 

SOLICITUDES DE PROTECCIÓN INTERNACIONAL POR GÉNERO Y EDAD

 

Dos años de guerra en Ucrania: Accem atendió a más de 9.500 personas refugiadas en 2023

A dos años del inicio de la guerra a gran escala en Ucrania, Accem continúa atendiendo a las personas desplazadas forzosamente, superando los desafíos que conlleva atender un conflicto que se prolonga en el tiempo y que, según datos de ACNUR, ocasiona a día de hoy más de 6,4 millones de personas refugiadas que han tenido que abandonar el país y más de 3,5 millones de desplazados internos. 

En el año 2023 hemos atendido a más de 9.500 personas, reflejando el compromiso constante con las necesidades emergentes de los afectados por la guerra. Esta cifra, que contrasta con las 29,056 personas atendidas en el primer año del conflicto, se debe a las cambiantes dinámicas de la guerra y necesidades de los desplazados. 

De las 9.500 personas desplazadas por el conflicto atendidas durante este último año, 3.871 son hombres y 5.629 mujeres. Continúa, por tanto, la prevalencia de mujeres desplazadas debido, en parte, a mayores dificultades para salir del país de los hombres en edad militar. El grupo de edad de desplazados más significativo en 2023 ha sido el de 35 a 64 años, con 3.818 personas atendidas, seguido de cerca por los jóvenes entre 18 y 34 años, con 2.554 individuos. 

La organización ha asistido el pasado 2023 a 2,253 personas en la fase de valoración inicial y derivación, y a 2.086 en la fase de acogida. Actualmente, 256 personas están siendo asistidas en la fase de valoración inicial y derivación y 405 en fase de acogida, en la que se proporciona una atención integral enfocada desde el primer momento a favorecer el proceso de inserción social y en la conquista de la autonomía. 

En el contexto de estos dos años de atención a los desplazados por la guerra, es importante reconocer el alcance del trabajo acumulado. Desde el comienzo del conflicto hasta ahora, Accem ha brindado apoyo a 35.050 personas desplazadas, de las más de 190.000 que se han refugiado en España desde que escaló la guerra, un esfuerzo que abarca tanto la atención inmediata como la asistencia sostenida. Este total refleja la dedicación y capacidad de esta organización para responder a una emergencia humanitaria compleja y en constante evolución.

Tras dos años de conflicto a gran escala que no muestra señales de resolución inmediata, Accem no solo se ha enfrentado a los retos apremiantes, sino que también ha puesto la mirada en el futuro. El esfuerzo realizado por ofrecer un apoyo que vaya más allá de atender a las necesidades básicas de los refugiados busca la necesaria integración efectiva de las personas desplazadas en la sociedad. Esto resalta la importancia de una respuesta ante los conflictos que sea tanto oportuna como sostenida en el tiempo. Por ello, Accem continúa y continuará trabajando en su misión de apoyar a aquellos cuyas vidas han sido alteradas, asegurando que cada persona refugiada reciba la ayuda necesaria para reconstruir su vida en un entorno seguro y acogedor.

> Para saber más sobre la respuesta de Accem a las personas refugiadas por la guerra en Ucrania, pincha aquí. 

Accem acogió en 2023 a 89 personas refugiadas a través del Programa Nacional de Reasentamiento

A lo largo de 2023, Accem recibió y acogió a un total de 89 personas refugiadas a través del Programa Nacional de Reasentamiento (PNR). Las personas que fueron acogidas por Accem a través de esta vía llegaron a España en un total de once grupos diferentes. Hasta un total de 83 personas procedían de Siria y llegaron desde Turquía y Líbano. Las otras seis personas acogidas por nuestra entidad eran oriundas de Nicaragua, aunque estaban refugiadas en Costa Rica.

El reasentamiento consiste en el traslado de personas desde un país de asilo a otro que se compromete a reconocer su condición de refugiadas y a proporcionarlas una acogida con las adecuadas garantías. La vía del reasentamiento se toma cuando el primer país de asilo no puede garantizar la seguridad de la persona refugiada; cuando ese país no puede afrontar por sí solo la acogida de un número elevado de personas como consecuencia de una gran crisis humanitaria o cuando en el segundo país de asilo existen mayores y mejores posibilidades para su proceso de integración social.

Con el reasentamiento estamos hablando de una vía que permite al tiempo apoyar a las personas refugiadas, proporcionando una oportunidad de vida en un lugar seguro y, al tiempo, aliviar el esfuerzo que deben afrontar los países limítrofes. El reasentamiento es una de las vías legales y seguras que Accem, al igual que muchas otras organizaciones, defiende para dar respuesta a la necesidad de protección y seguridad de las personas refugiadas.

El año pasado, este programa se proponía el reasentamiento en nuestro país de 1.200 personas. Según informa el propio Ministerio, este objetivo se ha cumplido en un 90 %. Las personas que fueron reasentadas en España a lo largo del año procedían fundamentalmente de Turquía, Líbano y Costa Rica, y su origen estaba en Siria y Nicaragua.

Siria y Nicaragua, los países de origen de las personas reasentadas en España

En el caso de las personas que fueron reasentadas en España desde Líbano y Turquía, se trataba, según los datos de los que disponemos, de personas refugiadas originarias de Siria, país inmerso desde 2011 en un grave conflicto. Sobre las causas que han llevado a más de seis millones de sirios a convertirse en refugiados, te recomendamos consultar nuestro Atlas de Refugio. Líbano y Turquía, como países limítrofes de Siria, son dos de los Estados que desde el inicio del conflicto han tenido que asumir la recepción y acogida de gran parte de las personas que huían de la guerra. Actualmente, con los datos de ACNUR de 2023, Turquía continúa acogiendo a más de 3.330.000 refugiados de origen sirio y Líbano a más de 795.000 refugiados.

También es de reseñar en el recorrido del programa durante 2023 que la llegada de los dos grupos de personas refugiadas procedentes de Turquía en cuya acogida participó Accem, que tuvo lugar, respectivamente, en los meses de marzo y mayo, se produjo en el contexto de las consecuencias sobre la población refugiada radicada del grave terremoto acaecido el 6 de febrero en el país euroasiático. En estos dos grupos viajaron un total de 250 personas, de las que Accem asumió la acogida de 34 de ellas.

Por otra parte, y como novedad el pasado año, se habilitó esta vía segura de acceso a la protección internacional en España para personas originarias de Nicaragua refugiadas en Costa Rica. Actualmente, Costa Rica acoge a más de 180.000 personas entre refugiadas y solicitantes de asilo procedentes de su país vecino, Nicaragua, inmerso desde hace años en una situación de gran inestabilidad política y persecución gubernamental a los grupos opositores.

La acogida en España de estas personas que llegan a través de la vía del reasentamiento se realiza en el marco del Sistema de Acogida de Protección Internacional, del que Accem forma parte. Nuestra entidad participa en el PNR proporcionando acogida a las personas reasentadas y acompañándolas en su proceso de inclusión social.

El perfil de las personas acogidas por Accem a través del reasentamiento corresponde a familias formadas por uno o los dos progenitores junto a varios hijos e hijas. Esto explica el elevado número de menores de edad, que fue de 46 sobre el total de 89 personas acogidas por Accem, es decir, el 52 % del total. Esto significa que esta vía supone también una protección para la infancia refugiada.

El Gobierno aprueba la acogida en 2024 de hasta 1.200 refugiados a través del reasentamiento

El Consejo de Ministros aprobó el 9 de enero el Programa Nacional de Reasentamiento para el año 2024. El objetivo del Ejecutivo se mantiene en el reasentamiento en España de un máximo de 1.200 personas refugiadas a lo largo del año a través de esta vía.

El programa de reasentamiento se aprueba a instancias del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. En la ejecución del PNR participan diferentes instancias del Estado: el Ministerio del Interior, el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación y el citado Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. Participan, asimismo, en el proceso de selección de las personas que serán reasentadas, agencias internacionales de Naciones Unidas, como ACNUR (Alto Comisionado para las personas refugiadas) y la OIM (Organización Internacional para las Migraciones).

La ministra de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, Elma Saiz, ha expresado asimismo la intención del Gobierno de abrir “vías complementarias al reasentamiento” con el objetivo de “ampliar las cifras globales de personas que son reasentadas en España”. En este contexto de vías complementarias se enmarca el proyecto piloto en el que Accem participó también en 2023 para la “migración regular, ordenada y segura por vías complementarias de movilidad laboral”. Este proyecto, fruto de una colaboración con el Gobierno de los Estados Unidos, se aprobó el pasado año como una ampliación del Programa Nacional de Reasentamiento y está orientado a la acogida de personas refugiadas procedentes de América Central y del Sur. En el mes de diciembre, un total de 74 personas refugiadas de Nicaragua, procedentes de Costa Rica y pertenecientes a 25 unidades familiares, llegaron a España y fueron recibidas por Accem con un proyecto de inserción laboral en el parque fotovoltaico en Villalba de los Alcores (Valladolid).

> Conoce el trabajo de Accem con personas refugiadas.

Accem recibe a 74 personas refugiadas de Nicaragua en el marco de un proyecto piloto para trabajar en el sector de las renovables

Un total de 74 personas refugiadas de Nicaragua, pertenecientes a 25 unidades familiares, han llegado a España desde Costa Rica, seleccionadas en origen para trabajar en la puesta en marcha de un parque fotovoltaico en Villalba de los Alcores (Valladolid) de la mano de la empresa Cobra. Esta iniciativa se enmarca en un proyecto piloto que nace de un acuerdo entre España, Estados Unidos y Costa Rica para acoger a personas refugiadas, en este caso, de origen nicaragüense. 

Para la ejecución de esta iniciativa, el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones ha llegado a un acuerdo con Accem y la Diputación de Valladolid para gestionar la acogida de estas personas. La ONG se encargará de la primera acogida y de la integración social de estas personas, es decir, de acompañar a estas familias en procesos como la escolarización de los menores, la obtención de la tarjeta sanitaria y otra documentación, así como de proporcionar atención jurídica y psicológica, si fuera necesario. Asimismo, la entidad garantizará formación de cara a la integración social y laboral, de dos meses de duración, previa a la incorporación a los puestos de trabajo. 

Este proyecto piloto de reasentamiento de personas refugiadas añade, además, el componente laboral, haciendo que la integración en el mercado de trabajo español, uno de los puntos que más difíciles se hacen para las personas solicitantes de protección internacional, sea inmediata, garantizando así la integración social de estas personas y familias. Accem defiende vías legales y seguras de este tipo, que garanticen los derechos de estas personas y que fomenten rutas seguras para que estas personas puedan solicitar protección internacional y comenzar una nueva vida en España.

Este proyecto piloto de vías complementarias tiene su origen en el acuerdo del Consejo de Ministros de mayo de 2023, que aprobó la ampliación del Programa Nacional de Reasentamiento de Refugiados en España y abrió la posibilidad de reasentar a personas que tuvieran una oferta de empleo realizada por una empresa española. Estas personas han sido preseleccionadas en colaboración con el Alto Comisionado de Naciones Unidas para Refugiados (ACNUR) y con la Organización Internacional de las Migraciones (OIM), a través de las oficinas de dichos organismos en Costa Rica.