Entradas

Las personas refugiadas LGTBI, una causa para visibilizar durante el Orgullo

En el mundo hay 70,8 millones de personas que se han visto obligadas a abandonar forzosamente sus hogares, la cifra más alta de toda la historia. Con motivo de la celebración del Orgullo LGTBI y de la conmemoración del 50 aniversario de su nacimiento, no queremos olvidar a los miles de personas que son perseguidas cada año a causa de su orientación sexual o su identidad de género, viéndose obligadas a huir en busca de la protección que sus países no pueden o no quieren brindarles. De hecho, actualmente 70 países criminalizan y persiguen a las personas LGTBI y 11 de ellos contemplan la pena de muerte.

España es uno de los pocos países que reconocen expresamente la persecución por orientación sexual o identidad de género como motivo para solicitar asilo. La mayoría de estas personas que piden protección internacional que atendemos en Accem provienen sobre todo de países como Venezuela, Marruecos, Colombia, Rusia o Senegal; aumentando considerablemente en número de solicitudes por este motivo con respecto al año anterior.

A todo el proceso traumático vivido, muchas de ellas suman un gran sentimiento de desarraigo debido a la ruptura familiar y social que se han visto obligadas a asumir debido a su condición sexual.

> Valeria y Camila, exiliadas por amor.

> El éxodo de Achraf.

 Analizamos la situación en España de las personas refugiadas LGTBI

A través de nuestro informe “La situación de las personas solicitantes de protección internacional y refugiadas LGTBI” queremos destacar la importancia de mejorar algunos aspectos en la atención en nuestro país a las personas que han sufrido persecución a causa de su orientación sexual o identidad de género y solicitan protección internacional.

Entre las medidas que proponemos se encuentran crear entornos seguros que faciliten la libre expresión de la identidad de los solicitantes, además de atajar otros tipos de discriminación que sufren en otros ámbitos como en los espacios sanitarios o en la búsqueda de vivienda.