Entradas

Accem aborda en Valencia la necesidad de los espacios no mixtos para la intervención social con mujeres sin hogar

Las mujeres sin hogar están expuestas a sufrir múltiples violencias, tanto en la calle como en los recursos asistenciales, especialmente en aquellos de carácter mixto. Esta realidad ha llevado a los profesionales del ámbito del sinhogarismo a plantear la necesidad de introducir el enfoque de género en la intervención social con las personas sin hogar.

Este fue el tema principal del “II Encuentro sobre sinhogarismo femenino”, organizado por Accem en el Octubre Centre de Cultura Contemporània de Valencia el pasado 19 de diciembre, al que asistieron alrededor de treinta profesionales de distintas entidades sociales expertas en sinhogarismo, entre ellas la Asociación para la Inclusión Residencial y Social (AIRES), Médicos del Mundo, Sant Joan de Déu, Cepaim, Fundación Salud y Comunidad y Misión Evangélica Urbana. También participaron profesionales de la Universitat de València que llevan a cabo trabajos de investigación sobre esta materia.

En la jornada se puso de manifiesto la necesidad de que existan recursos de atención específicos para las mujeres sin hogar, que se constituyan como espacios seguros y libres de violencias, pero al mismo tiempo se señaló la importancia de trabajar sobre las masculinidades en los espacios mixtos, donde acuden los hombres en mayor proporción.

A lo largo de dos mesas de trabajo, compartieron experiencias y recomendaciones las profesionales Ania Pérez, cofundadora de la asociación AIRES, de Madrid; Elena Matamala, coordinadora del centro municipal de atención a personas sin hogar El Carme; y tres trabajadoras del equipo de Accem en Valencia: Alba Gutíerrez, del programa “Ni una nit més”, que ofrece alojamiento transitorio a mujeres en situación de sinhogarismo o en riesgo de estarlo; Marcela Alarcón, trabajadora social de un programa de atención social a personas en situación o riesgo de exclusión; y Marta Rodríguez, del programa “Medea”, un centro de día en fines de semana y festivos dirigido expresamente a mujeres en situación de sinhogarismo. Moderó el encuentro y las distintas intervenciones la técnica de Accem en Valencia Ana Santillana.

Jornada Valencia Sinhogarismo femenino 2

“Ser una mujer sin hogar es diferente a ser un hombre sin hogar”

La cofundadora de la asociación AIRES, de Madrid, Ania Pérez, explicó la trayectoria de su equipo en la introducción del enfoque de género en el abordaje del sinhogarismo. “Ser una mujer sin hogar es diferente a ser un hombre sin hogar. En el caso de las mujeres, se dan situaciones residenciales muy ocultas y picos de violencia en los recursos asistenciales, que hacen necesaria la introducción del enfoque de género en la intervención social. Además, es necesario que los profesionales aprendan herramientas para poder trabajar el trauma complejo que atraviesa a estas personas”. Al hilo, la técnica de AIRES añadió que la existencia de espacios exclusivos para las mujeres no es suficiente para acabar con las violencias en el contexto del sinhogarismo, y que “más que hablar de crear espacios seguros para las mujeres, habría que hablar de crear espacios seguros para todas las personas”.

El encuentro también abordó las especificidades que se producen cuando a la situación de sinhogarismo se añade el consumo activo de sustancias. Al respecto, la coordinadora del centro municipal de atención a personas sin hogar El Carme, Elena Matamala, señaló que “cuando las mujeres llegan a los recursos, están rotas, perdidas y atravesadas por el trauma. El estigma, el mayor deterioro físico y psíquico y la mayor vulnerabilidad a la violencia hace que lleguen completamente anuladas”.

Por su parte, profesionales del equipo de Accem en Valencia compartieron su experiencia de trabajo a través de diferentes programas que ofrecen atención y acompañamiento a mujeres sin hogar. Es el caso del programa “Ni una nit més”, que ofrece alojamiento transitorio a mujeres en situación de sinhogarismo o en riesgo de estarlo. Alba Gutíerrez, trabajadora social de este programa indicó “la necesidad de poner el foco no sólo en las mujeres, sino también en la parte masculina, para que los recursos mixtos puedan ser espacios seguros”.

“La resiliencia es un elemento en común en las mujeres sin hogar, especialmente en las mujeres migrantes”, señaló Marcela Alarcón, trabajadora social en Accem dentro de un programa de atención social a personas en situación o riesgo de exclusión en el que se reservan específicamente 10 de las 33 plazas disponibles para mujeres. La técnica de Accem destacó la necesidad de que existan equipos profesionales multidisciplinares en la intervención social y que los procesos de acompañamiento puedan ser más largos en el tiempo.

El encuentro se cerró con la intervención de Marta Rodríguez, trabajadora de Accem en el programa “Medea”, un centro de día en fines de semana y festivos dirigido expresamente a mujeres en situación de sinhogarismo que se puso en marcha en junio de 2023. En su experiencia de intervención, explicó que “las mujeres llegan con una mochila muy cargada, por lo cual buscar espacios como un taller de manualidades u organizar salidas a la ciudad es una oportunidad para hablar con ellas, que es lo más importante en la intervención que hacemos”.

> Conoce más sobre el trabajo de Accem en la atención a las personas sin hogar.

‘No Second Night’, el programa de apoyo a mujeres sin hogar en Madrid

Con motivo de las conmemoraciones del Día Europeo de las personas sin techo y del Día Internacional para la eliminación de la violencia contra la mujer, que tienen lugar el 23 y el 25 de noviembre, respectivamente, ponemos el foco en el programa ‘No Second Night’, que facilita alojamiento temporal de respuesta inmediata a mujeres que acaban de quedarse sin el cobijo de un techo y que desde Accem desarrollamos en Madrid desde 2021 tras un primer programa piloto llevado a cabo en 2020.

La ausencia de un hogar o la imposibilidad de mantenerlo no permiten el desarrollo de una vida digna. Todas las personas sin hogar representan la cara más severa de los procesos de exclusión social, pero, si a estos procesos se suma el hecho de ser mujer, aumenta, además, el riesgo de sufrir agresiones durante la pernocta. Por ello, a través de este programa, financiado por el Ayuntamiento de Madrid, proporcionamos un alojamiento temporal de respuesta inmediata que evita que estas mujeres permanezcan en calle “ni una segunda noche más”, estableciendo una red que las sostiene, garantiza su integridad física y previene procesos de mayor deterioro.

Además, ‘No Second Night’ también garantiza la protección social, previniendo la instauración de procesos de exclusión mediante prestaciones básicas y facilita la vinculación a otras redes de protección social para posibilitar el regreso de las mujeres a recursos habitacionales a los que puedan acceder de forma autónoma.

Desde su puesta en marcha y hasta noviembre de este año, el programa ha atendido a un total de 276 mujeres. De las 107 que han sido atendidas durante 2023, el 65 % son mujeres víctimas de violencia de género, un porcentaje que evidencia varios factores diferenciales en relación con el sinhogarismo masculino: el trauma, la violencia, los abusos y la desigualdad de género.

También durante 2023, el 51% de mujeres que pasan por el programa realizan una salida autónoma. En este sentido, cabe destacar que ‘No Second Night’ es más que un espacio físico para dar respuesta a mujeres que acaban de quedarse sin alojamiento; es también la combinación entre la fortaleza y la resiliencia individuales de mujeres diversas y el apoyo derivado de la convivencia y el acompañamiento grupal para garantizar un futuro con mayor autonomía para las mujeres.

En Accem llevamos una larga trayectoria de acompañamiento y atención integral a personas en riesgo o situación de exclusión social, entre las que se encuentran las personas sin hogar, en línea con nuestro compromiso y trabajo diario con estos colectivos, apoyándoles en lo necesario para lograr la oportunidad de un nuevo comienzo para su recuperación personal y social.

“Mujeres y Rurales”: talleres para reflexionar sobre el rol de la mujer en el medio rural de Guadalajara

En torno a la conmemoración del Día Internacional de las Mujeres Rurales, organizamos en las localidades de Cogolludo, Atienza y Sigüenza, todas en la provincia de Guadalajara, los talleres “Mujeres y Rurales”.

En esta actividad se crearon espacios de diálogo donde alrededor de treinta mujeres de diferentes edades, nacionalidades y culturas compartieron su propia visión del mundo rural. Las cuestiones que se abordaron en los talleres giraron alrededor de cómo es su día a día en el mundo rural o cómo se viven las diferentes ruralidades en sus países de origen. Las mujeres participantes también realizaron un ejercicio de comparación imaginando cómo sería su vida si vivieran en una ciudad o en un pueblo más pequeño.

Las jornadas han cumplido con algunos objetivos importantes porque no solo han servido para que las mujeres que han participado hayan compartido un rato agradable hablando de cómo es su vida en el ámbito rural, sino que también han servido para sacar a la luz necesidades y demandas que hay en el entorno rural en la actualidad. Para finalizar las jornadas, las participantes realizaron una actividad manual: la elaboración de un aro de espigas como símbolo del ámbito rural.

Estos talleres “Mujeres y Rurales” tuvieron lugar los pasados días 18, 19 y 20 de octubre en las citadas localidades arriacenses en el marco del programa estatal Ruralemplea, cofinanciado por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones y el Fondo Social Europeo (FSE).

Burgos: trabajando por la igualdad de oportunidades con las mujeres migrantes en el medio rural

Desde hace más de 20 años, Accem está presente en el medio rural de la provincia de Burgos, dando atención directa a las personas migrantes que están construyendo su hogar en los distintos municipios de la provincia.

Desde que nuestra entidad abriera su sede en Burgos en el año 2002, hace 21 años, detectamos la necesidad de llegar al medio rural de la provincia, desde una perspectiva de descentralización de servicios e igualdad de oportunidades. Desde entonces se comenzó a trabajar en coordinación con la Diputación de Burgos, para dar respuesta a las necesidades sociales de la población migrante en su proceso de inclusión en los pueblos de la provincia. De ese modo, comenzamos a intervenir proporcionando servicios de formación en el idioma, asesoría en materia de extranjería e inserción laboral.

Muy pronto firmamos un convenio con la Diputación de Burgos, que se ha mantenido desde entonces y a través del cual se viene desarrollando el programa de “Atención y apoyo a los CEAS rurales en el área de inmigración”. Los CEAS son los Centros de Acción Social, dependientes de las corporaciones locales competentes en materia de servicios sociales. En el caso de los municipios de menos de 20.000 habitantes, la entidad competente es la Diputación Provincial, con la que Accem mantiene el convenio de colaboración. A través de los CEAS se prestan los servicios sociales básicos. Este programa posibilita la descentralización de servicios, acercándolos al medio rural. De este modo se favorece la igualdad de oportunidades entre las personas que residen en zonas rurales con respecto a las que habitan entornos urbanos.

Con motivo de la conmemoración del Día Internacional de las Mujeres Rurales, este 15 de octubre, queremos hacer visible nuestro trabajo en las zonas rurales de Burgos, ofreciendo en este caso atención a las mujeres migrantes que habitan el territorio de la provincia. En el pasado año 2022, a través de este programa dimos atención a un total de 293 mujeres en un total de 32 localidades de la provincia castellana.

Acciones formativas, atención a niñas y adolescentes y asesoramiento social, jurídico y laboral

Las acciones que se desarrollan a través del convenio con la Diputación están fundamentalmente dirigidas a las mujeres migrantes y son múltiples y muy variadas. Existe una continua y fluida coordinación con los equipos técnicos de los CEAS rurales que posibilitan la detección de necesidades y la articulación de respuestas sociales. Entre ellas destacamos algunas, como las acciones formativas, con talleres de formación integral, formación en el idioma y en habilidades sociales. Con estas acciones se pretende ayudar a mejorar las competencias lingüísticas, el conocimiento del entorno y del funcionamiento de la sociedad de acogida. El objetivo, en definitiva, es favorecer la comunicación y la inclusión en la sociedad de acogida.

También es reseñable la intervención realizada con niñas y adolescentes, que va encaminada a reforzar los contenidos académicos fuera de un entorno escolar, así como a trabajar valores desde una perspectiva lúdica en períodos no lectivos. Asimismo, también se lleva a cabo un trabajo de apoyo a la inserción sociolaboral de las mujeres residentes en el medio rural y un servicio de información y asesoramiento sobre cuestiones jurídicas y sociales.

Las mujeres migrantes llevan vitalidad y dinamismo a los pueblos de Burgos

Las mujeres migrantes están aportando mucho a los entornos rurales de la provincia. Desde una perspectiva económica, ocupan a menudo puestos de trabajo que son de difícil cobertura por parte de la población local, como es el caso del trabajo de cuidados a personas en situación de dependencia. La presencia de población migrante en el medio rural también está suponiendo un positivo impacto demográfico, frenando el acusado decrecimiento vegetativo que sufren estos territorios. Pero la presencia de las mujeres migrantes está dando mucho más a los pueblos de Burgos: suman vitalidad y frescura, dinamizan el territorio, ayudan a construir una sociedad intercultural más rica y facilitan, a través del contacto directo interpersonal, el derribo de los prejuicios y estereotipos que puedan existir.

Aunque en el caso de Accem, nuestro rol en la provincia nos lleva a proporcionar servicios específicos dirigidos a facilitar los procesos de inclusión social de las personas migrantes en el territorio, parte de nuestros proyectos son dirigidos al conjunto de la población, como es el caso de las iniciativas dirigidas a la población infantil y juvenil, que se concretan en servicios de refuerzo escolar, actividades de ocio o nuestro proyecto de “Escuela de Valores”. También es el caso de nuestras actividades de sensibilización, que dinamizan las poblaciones, en las que convergen población migrante y autóctona y con las que contribuimos a favorecer un intercambio intercultural en el que todos/as ganamos.

En 2022, Accem trabajó en el medio rural de Burgos en las siguientes 32 localidades: Anguix, Arauzo de Miel, Arauzo de Torre, Barrios de Villadiego, Basconcillos del Tozo, Belorado, Caleruega, Covanera, Hontoria del Pinar, Huerta de Rey, Lerma, Medina de Pomar, Montorio, Oña, Quintanadueñas, Quintanamanvirgo, Quintanapalla, Quintanar de la Sierra, Quintanilla Pedro Abarca, Roa, Salas de Bureba, Salas de los Infantes, Salazar de Amaya, San Medel, Santa María del Campo, Sedano, Sotovellanos, Vadocondes, Villadiego, Villanasur Río de Oca, Villarcayo y Villasur de Herreros.

¿Dónde están las mujeres diversas en el ámbito STEM?

El pasado 29 de septiembre tuvo lugar el encuentro digital titulado ¿Dónde están las mujeres diversas en el ámbito STEM?, que se realizó dentro de la campaña Referentes M. Esta campaña, cuyo objetivo es abordar y sensibilizar sobre la falta de mujeres étnica y/o culturalmente diversas en profesiones relacionadas con la ciencia, la tecnología, las ingenierías o las matemáticas (conocidas como STEM), reunió para esta ocasión a tres mujeres referentes en estos ámbitos para visibilizar su presencia y poder, de esta manera, animar a niñas y jóvenes diversas de nuestra sociedad a poder cumplir sus sueños profesionales y de futuro.

En este espacio se generó un intercambio de experiencias protagonizadas por mujeres étnica y culturalmente diversas, las cuales compartieron sus vivencias personales y de crecimiento profesional en un momento en el que esa visibilidad de mujeres referentes en las que poder verse reflejadas era aún mucho menor o incluso, a veces, inexistente. Así, se dieron cita en ese encuentro la experta en psicología social, investigación de mercados, tecnología y negocio digital, Mariana Hernández; la física Eli Abad y la ingeniera de telecomunicaciones Alejandra Ntutumu, que fueron las protagonistas en este espacio y al que también asistieron, de manera online, alumnas y alumnos de distintos institutos de Almería, Lugo, Sevilla y Málaga.

El encuentro, moderado por la reconocida periodista Ebbaba Hameida, abordó distintos aspectos en el tema propuesto, permitiendo a las invitadas hablar de cómo esa falta de referentes no les impidió afrontar sus carreras, si bien expusieron que sigue siendo necesaria esa visibilidad. Eli Abad se refirió expresamente a que, aparte de Marie Curie, cuando ella cursaba sus estudios, no existían esos referentes en el ámbito científico. Del mismo modo, apuntó que esa misma visibilidad es necesaria para contrarrestar estereotipos de género que, aún hoy, se siguen reproduciendo. En ese sentido, remarcó que, mientras a los chicos se les anima a ser más ambiciosos en su futuro profesional, sigue habiendo una tendencia a dirigir a las chicas hacia carreras más orientadas a los cuidados, como es la medicina, o llegando, incluso, a desanimarlas o cuestionar su propia elección basándose en la dificultad de estas profesiones.

La ingeniera Alejandra Ntutumu quiso poner el foco en la infrarrepresentación de las mujeres afro y, por tanto, en la falta de referentes para chicas, que, como ella, se preguntaban: “¿Dónde están las mujeres negras que hacen cosas?”. Con el apoyo de su madre, que le contaba cuentos de tradición oral africanos en los que podía verse reflejada en referentes que no existían en otro tipo de libros ni materiales de uso diario, y debido a su curiosidad por cómo funcionaba la tecnología cotidiana que la rodeaba, como la televisión, se decantó por estudiar telecomunicaciones.

Por su parte, Mariana Hernández relató cómo su espíritu aventurero le llevó por el camino de la psicología hasta llegar a la aplicación de este ámbito de conocimiento a la tecnología a través de la digitalización o la inteligencia artificial. Ella quiso hacer hincapié en la necesidad de ver materializado ese deseo de poder llegar a realizarse profesionalmente según los propios deseos, gracias al apoyo de la gente de alrededor, a los ánimos y a la visibilidad de personas que ya lo hayan logrado, no centrándose “en las barreras ni en los obstáculos, sino en lo que es posible”. Para lograrlo, Mariana propone no buscar esas personas referentes solo en gente famosa o socialmente reconocida, invitando a investigar y buscar alrededor y en iniciativas y plataformas que promueven el pensamiento científico, “porque hay mucho más de lo que parece”.

> Si no pudiste asistir o quieres volver a verlo, puedes encontrarlo en nuestro canal de YouTube

> Conoce más sobre la campaña Referentes M

> Inscríbete al segundo encuentro digital ¿Qué le pasa al algoritmo? Mujer, diversidad, gaming e IA, el próximo 10 de octubre a las 17h.

Accem publica una guía de prevención de ciberviolencias sexuales

Accem ha publicado una guía para prevenir la violencia sexual digital. Bajo el título “Bloquea la violencia sexual digital. Guía de prevención de ciberviolencias sexuales”, ha sido realizada como fruto de la Investigación Acción Participativa (IAP) que se llevó a cabo a lo largo del año 2022 con mujeres jóvenes migradas sobre esta forma de violencia contra las mujeres.

Con ella queremos proporcionar una herramienta práctica para la prevención de las ciberviolencias sexuales, poniendo énfasis en su normalización social y en las principales causas que activan este proceso.

Mediante informaciones sencillas, ejemplos y preguntas clave, se pretende una reflexión crítica sobre los mitos y estereotipos asociados a las violencias sexuales digitales. Estas creencias e ideas preconcebidas influyen en la identificación de estas violencias, así como en su alta prevalencia en el entorno de las Tecnologías de la Relación, la Información y la Comunicación (TRIC). El fin último de esta reflexión es contribuir a la prevención y erradicación de estas violencias.

La guía ha sido elaborada por María Felisa Círez Tambo y Amalia Cuesta García, investigadoras de Accem. Esta herramienta complementa el informe elaborado por las mismas autoras sobre “Violencia sexual digital y mujeres jóvenes migradas”, que recoge los resultados de una investigación desarrollada por Accem y financiada por el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030.

> Descarga aquí el informe y la guía sobre violencia sexual digital.

Un Mundial sin contar con los derechos humanos

Este domingo 20 de noviembre dará comienzo la Copa Mundial de fútbol en Qatar y millones de aficionados de todo el mundo se sentarán delante de sus televisores para asistir a la cita más importante con su deporte favorito. Desde Accem queremos, antes de que dé comienzo el campeonato, unirnos al gran número de personas y organizaciones de todo el mundo que han alertado sobre la situación de los derechos humanos en este país del Golfo Pérsico.

Por una parte, desde que en 2010, la FIFA, institución que organiza el Mundial, concediera a Qatar la organización del campeonato, el país árabe tuvo que acometer un ingente plan de infraestructuras que le permitiera responder al reto organizativo. Este plan incluía la construcción de los estadios, pero también de muchas otras obras de envergadura, y ha requerido, además de una astronómica cifra económica, de la mano de obra de alrededor de dos millones de trabajadores, la mayoría de ellos migrantes, llegados especialmente desde países como India, Bangladesh, Filipinas, Nepal o Kenia. Las denuncias sobre las condiciones en las que han tenido que trabajar y vivir estos trabajadores han sido continuas. Miles de ellos han muerto y ha sido generalizado el trabajo en condiciones cercanas a la esclavitud, con realidades de trata de personas y explotación.

Por otra parte, y como han denunciado organizaciones como Human Rights Watch (HRW) o Amnistía Internacional (AI), la mitad de la población está legalmente discriminada en Qatar. Obviamente estamos hablando de las mujeres. Las mujeres sufren una situación de sometimiento legal a los hombres que se manifiesta en un amplio abanico de leyes y normas, que incluyen la imposibilidad de tomar decisiones sobre sus vidas sin el consentimiento de un tutor masculino y otras formas de violencia que llegan a la condena a latigazos o incluso la lapidación para castigar, por ejemplo, el sexo fuera del matrimonio. Del mismo modo, el colectivo LGTB+ es duramente maltratado por Qatar, que castiga con penas de prisión las relaciones consentidas entre hombres mayores de 16 años.

Finalmente, los derechos fundamentales y las libertades están amenazadas por el Estado, especialmente el acceso a la justicia, la libertad de expresión, de manifestación o de prensa, con delitos tipificados para quien ataca la religión, la bandera o las autoridades del emirato.

En definitiva, parece evidente que Qatar se encuentra lejos de los estándares mínimos de democracia y respeto a los derechos humanos que deberían ser exigibles como condición previa para la organización de un evento de estas características. El Mundial de fútbol no es únicamente un campeonato, sino un escaparate global que entre otras cosas supone una gran operación propagandística para el país organizador. En este caso, esta operación será al servicio de un país que no respeta los derechos humanos y será con el amén del conjunto de la comunidad internacional.

 

En defensa de los DD.HH. de las mujeres en Irán: “Mujeres, vida y libertad”

Las mujeres en Irán viven bajo la sombra de una ley que las discrimina y coarta sus libertades. Lamentablemente Mahsa Amini se ha convertido en ícono de protestas en la lucha por la libertad de elección de las mujeres de llevar o no el hiyab, impuesto en Irán desde la Revolución Islámica en 1979. Mahsa, una joven de tan solo 22 años fue detenida por la policía moral iraní este mes de septiembre por “llevar mal puesto” el hiyab y dejar ver su cabello. Al ser detenida sufrió fuertes golpes en la cabeza según han denunciado familiares y el abogado de la familia, lo que le provocó un infarto, posteriormente entró en coma y murió.

Bajo consignas como “Mujeres, vida y libertad”, mujeres y hombres se mantienen protestando enérgicamente en las calles para exigir justicia y cambio en la legislación, pese a las represalias de las que están siendo víctimas y que suman más de 40 muertes según cifras oficiales y más de mil detenciones.

Desde Accem, como defensores de los derechos humanos rechazamos, a la vez que lamentamos, que hechos como este se sigan produciendo a día de hoy en el mundo. Este tipo de persecuciones y discriminaciones hacia la mujer constituyen una grave violación a los derechos humanos, que en ocasiones las obligan a escapar de sus países de origen y convertirse en refugiadas.

Recordemos que, en la ley de asilo de España, norma reguladora del derecho de asilo y protección subsidiaria, se señala explícitamente que la persecución por motivos de género está reconocida como causa de asilo. La igualdad de género es un derecho humano fundamental, que debe garantizarse en cualquier lugar del mundo.

Investigación Acción Participativa de Accem sobre la violencia sexual digital contra las mujeres

Accem está desarrollando en este año 2022 una Investigación Acción Participativa (IAP) con mujeres migrantes sobre violencia sexual digital. Con este proyecto, pretendemos generar un conocimiento que sea riguroso y práctico sobre la problemática de la violencia sexual en entornos digitales.

Partimos de que existe una normalización de la violencia sexual, especialmente de aquella que no es ‘física’ y que se escapa a los espacios presenciales, del cara a cara. A través de esta investigación queremos contribuir a dar visibilidad a este tipo de violencias machistas que se producen en los citados entornos virtuales y que tan presentes están en la actualidad. Junto a esa visibilización, queremos sensibilizar al conjunto de la sociedad sobre la importancia de actuar frente a estas formas de violencia.

Como violencia sexual digital o violencia sexual online podemos definir, siguiendo a autoras como Estíbaliz Linares Bahillo, de la Universidad de Deusto, y con quien nos hemos entrevistado en el marco de nuestra investigación, todas aquellas actitudes, comentarios o comportamientos de naturaleza sexual que se producen a través de las Tecnologías de la Relación, la Información y Comunicación (TRIC); que tengan el efecto de atentar contra la dignidad de la mujer, creando un entorno intimidatorio, degradante u ofensivo.

El objetivo principal de la investigación que estamos llevando a cabo es contribuir al empoderamiento de las mujeres jóvenes migrantes ante la violencia sexual digital. Nuestro enfoque es interseccional, interdisciplinar y a través de una metodología participativa con la que estamos construyendo espacios de reflexión-acción en los que las mujeres son las protagonistas del proceso y las que elaboran sus propias propuestas.

Talleres participativos para mejorar la detección y prevención

Con este fin, estamos llevando a cabo una serie de talleres participativos con mujeres migrantes jóvenes en los que conocer y recoger de primera mano sus opiniones, mitos, creencias, preocupaciones y actitudes ante estas formas de violencia sexual. Con estos talleres estamos, además, construyendo colectivamente estrategias que ayuden a la detección y prevención de la violencia sexual online.

En el mes de junio realizamos en Madrid y en Barcelona los primeros talleres. Ahora, en septiembre volvemos con una nueva tanda de talleres que se celebrarán en Madrid (6 de septiembre, Espacio de Igualdad Dulce Chacón), Sigüenza (7 de septiembre, Centro de Migraciones de Accem) y Barcelona (9 de septiembre, Aulas de formación de Accem en Barcelona).

La participación es gratuita. Cada taller tendrá una duración de dos horas y media en las que aprenderemos a identificar las violencias sexuales online y trabajaremos juntas en las posibles alternativas de prevención.

Más información e inscripciones sobre los talleres de Madrid Barcelona >

Contacta con nosotros/as para participar en el taller de Sigüenza >

Al término de la IAP que estamos desarrollando, presentaremos además un informe ejecutivo con las conclusiones obtenidas durante todo este proceso de análisis e intervención. Asimismo, publicaremos una guía con información de utilidad para la detección y prevención. Con todo este trabajo queremos contribuir a garantizar un uso y disfrute de las prácticas digitales que esté libre de violencias machistas.

Este proyecto está siendo realizado por Accem con la financiación del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, a través de la convocatoria de IRPF del año 2021 para su ejecución en 2022.

Día Internacional de la Mujer – 30 años trabajando por la igualdad

30 años apoyando a mujeres en situación vulnerable, 30 años acompañando a mujeres resilientes

Mujeres refugiadas, mujeres migrantes, mujeres mayores, mujeres sin hogar. Mujeres atravesadas por factores como la experiencia de huida, el hecho migratorio, la edad, la discriminación, la pobreza, la exclusión social, la soledad. Mujeres que raramente aparecen en el foco informativo. Mujeres que crean redes y se apoyan entre ellas. Mujeres que consiguen desarrollar herramientas para superar los obstáculos y salir adelante. Son las mujeres de las que queremos hablar en este 8 de marzo. Son las mujeres con las que trabajamos cada día en Accem desde hace 30 años. En 2021, en Accem ofrecimos atención y acompañamiento a 12.577 mujeres en situación de vulnerabilidad

Cuando se cumplen 30 años de la apertura de nuestros primeros centros de acogida para personas refugiadas, queremos recordar que, además de exactamente las mismas causas por las que los hombres deben abandonar sus países de origen, muchas mujeres en el mundo se ven obligadas a escapar por el mero hecho de ser mujeres, huyendo del matrimonio forzado, la mutilación genital femenina o los crímenes de honor, entre otras causas. Sólo en el último año, atendimos desde Accem a 4.307 mujeres refugiadas

A mediados de la década de los 90, con el aumento de la inmigración en España, desde Accem comenzamos a apoyar a las personas migrantes en situación de vulnerabilidad. La distribución por sexos de la población extranjera ha estado muy repartida, constituyendo las mujeres el 50 % del total. Sin embargo, es un hecho que tanto el género como el origen son dos variables decisivas que inciden en términos de desigualdad en la situación de las mujeres migrantes, lo que tiene sus consecuencias directas en sus condiciones de vida. Conscientes de esta realidad, desde Accem desarrollamos programas, actuaciones y acciones específicas de apoyo a las mujeres migrantes en situación vulnerable. En el último año, apoyamos a un total de 5.146 mujeres migrantes. 

Progresivamente, y especialmente a raíz de la crisis económica desencadenada en España a partir de 2008 y el incremento de las necesidades de atención social, Accem amplió el alcance de su atención al conjunto de la población en situación o riesgo de exclusión social.  En este proceso se nos ha revelado que la pobreza tiene también rostro de mujer, que el género es de nuevo un factor relevante al hablar de vulnerabilidad social y que habitualmente permanece invisible. Esto se manifiesta muy claramente en realidades como el sinhogarismo, que en el caso de las mujeres adopta formas específicas ante la violencia de la vida en la calle. En 2021, proporcionamos atención y acompañamiento a 752 mujeres en situación de sinhogarismo.     

En los últimos años, nos hemos hecho conscientes de una nueva problemática que, en silencio, ha aumentado en relevancia e intensidad en nuestra sociedad. Estamos hablando de las personas mayores y estamos hablando de la soledad no elegida, que afecta a más de dos millones de personas en edad avanzada en España, de las que la mayoría, por razón de su mayor esperanza de vida, son mujeres. Un problema de salud pública sobre el que también actuamos, promoviendo su protagonismo social y un envejecimiento activo. En 2021, atendimos a un total de 1.370 mujeres mayores

Junto a todas ellas, Accem apoya a mujeres que pertenecen a otros colectivos en situación de especial vulnerabilidad, como son las jóvenes ex tuteladas, las mujeres privadas de libertad, las víctimas de trata de personas y/o explotación sexual, las menores migrantes no acompañadas o las mujeres víctimas y supervivientes a la violencia de género. De manera paulatina, desde Accem vamos incorporando nuevos programas y actuaciones específicas para atender sus necesidades. 

Como organización con más de 30 años de trabajo en la atención y acompañamiento a las personas más vulnerables y con más de 30 años de acción cotidiana en favor de la igualdad, desde Accem incorporamos en todos nuestros programas la perspectiva de género, desde su diseño hasta su ejecución, desde la recogida de datos al uso de un lenguaje no sexista, desde el abordaje de las necesidades existentes en los itinerarios individuales de intervención e inserción y con una atención especial a todos los factores de vulnerabilidad que detectamos. 

Todo este compromiso -también con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), de los que la igualdad de género es el Objetivo 5- se concreta en acciones concretas que tienen por objetivo principal mejorar las condiciones de vida de las mujeres a las que apoyamos, ofreciendo espacios seguros para compartir experiencias, favoreciendo la creación de redes de apoyo mutuo, fomentando su autonomía, detectando posibles situaciones de violencia y desigualdad, e impulsando la sororidad, desde la toma de conciencia del poder individual y colectivo de las mujeres.