Entradas

Día Mundial de la Salud Mental – Las heridas ocultas de migrantes y refugiados

En vísperas del Día de la Salud Mental, Accem recuerda que las personas que viven duras experiencias migratorias pueden necesitar apoyo psicológico.

Los niños y niñas están más expuestos a eventos traumáticos y violentos en la vida y tienen menos capacidades para afrontarlos debido a su corta edad.

Es frecuente que mujeres migrantes y refugiadas hayan sufrido abusos sexuales, lo que puede provocar secuelas psicológicas.

 

El Día de la Salud Mental se celebra el próximo jueves, 10 de octubre en todo el mundo, poniendo este año el foco en la prevención del suicidio. Desde Accem se recuerda que la asistencia psicológica a las personas migrantes y las solicitantes de protección internacional es necesaria para favorecer la superación de experiencias traumáticas y fomentar el desarrollo de vidas plenas y autónomas.

En el último año Accem atendió a 15.000 personas migrantes y más de 14.000 solicitantes y beneficiarios de protección internacional. La organización cuenta con programas de asistencia urgente, centros de acogida y también asistencia psicosocial.

En muchos casos pueden haber vivido experiencias traumáticas en sus países de origen o durante el trayecto hasta el país de acogida, no es raro que hayan experimentado violencia. Es necesario afrontar esas circunstancias y la ayuda externa muchas veces se hace imprescindible. Se trata de experiencias especialmente duras en el caso de muchas mujeres migrantes y refugiadas, que han sufrido tratos desiguales, violación de sus derechos fundamentales, maltrato, abusos. Han sufrido en muchos casos agresiones sexuales o han sido víctimas de redes de trata de seres humanos, antes, durante e incluso después del desplazamiento. Estas experiencias son, en la mayoría de los casos, especialmente impactantes a nivel psicológico.

Experiencias traumáticas y choque de expectativas, principales factores

Los niños y niñas que llegan a España solos también muy vulnerables. Además de las duras experiencias se une a menudo la pérdida de familiares y seres queridos de referencia. Están por lo general más expuestos a eventos traumáticos y violentos en la vida y tienen menos capacidades para afrontarlos debido a su corta edad. No se debe olvidar que tras el acrónimo de MENA (menores no acompañados) se encuentran niños, niñas o adolescentes que están solos en un contexto desconocido.

De lo más común que se encuentran los especialistas de Accem en la asistencia psicológica es el choque de expectativas entre lo que las personas migrantes o solicitantes de asilo esperaban encontrar durante un duro periplo y que les mantuvo con fuerza y lo que finalmente encuentran al llegar a territorio español.

Los equipos de Accem trabajan, cuando es necesario, en la superación del impacto de las experiencias del pasado, algunas de ellas traumáticas, que pasa por facilitar la asimilación de sus historias de vida y ayudarlas a identificar su capacidad de resiliencia, resistencia y crecimiento postraumático.

Hay dos factores que pueden influir especialmente: la experiencia pasada que ha llevado a la persona a huir de su país de origen y las dificultades propias del proceso de adaptación a un nuevo entorno y el ajuste de expectativas respecto a la situación presente y la proyección hacia el futuro.

Respuestas normales a circunstancias anormales

Entre las poblaciones de acogida la prevalencia de la depresión y la ansiedad es superior a la de la población general, según apunta el Informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de personas refugiadas y migrantes en la región de Europa. El estudio pone de manifiesto el papel fundamental que desempeña la discriminación como barrera para acceder a la atención.

Por tanto, y desde la experiencia de Accem, las personas solicitantes y beneficiarias de protección internacional no sufren, por defecto, más enfermedades mentales que la población general. Son las circunstancias por las que se ven obligados a pasar las que aumentan el riesgo de padecer problemas de salud mental.

Son respuestas normales y universales ante circunstancias que no lo son. Las investigaciones sobre el impacto de hechos traumáticos confirman una mayor prevalencia de enfermedades mentales en víctimas de catástrofes, guerras y masacres a lo largo de la historia. Cuánto más intensas sean esas experiencias, hay mayores síntomas psicológicos.

Es sumamente importante ofrecer a estas personas una atención y apoyo psicológico que sostenga y facilite su proceso de adaptación al nuevo entorno, así como la evaluación, intervención terapéutica y/o derivación en aquellos casos más graves que así lo precisen. Es muy importante que en el trabajo terapéutico se dedique tiempo y esfuerzo a:

• Crear y asentar un vínculo terapéutico de confianza y seguridad.

• Identificar los recursos personales de afrontamiento de las personas atendidas.

• Trabajar desde una perspectiva transcultural.

• Fomentar una comunicación, coordinación y asesoramiento constante y fluido con los profesionales de la Salud Pública.

Es por ello fundamental dedicar recursos para favorecer su buena salud mental y facilitar su integración social.

 

Encuentro intergeneracional entre personas migrantes de hoy y de ayer

Desde el programa +Barrio de Guadalajara se organizó el pasado 28 de agosto un bonito y muy interesante encuentro intergeneracional entre algunas de las personas que participan en el programa, procedentes de países como la República Dominicana, Ecuador, Nigeria, Guinea o Venezuela, y personas mayores que viven en la Residencia El Balconcillo.

El encuentro cosechó un intercambio de vivencias migratorias entre unas y otras, generándose sinergias que permitieron la expresión emocional de los recuerdos, que de alguna manera unían pasado y presente a través de las experiencias de sus procesos migratorios. Se consiguió crear un ambiente propicio para el intercambio de historias de vida que acercaban la realidad de las migraciones y permitían contemplarla desde distintos prismas, voces y en diferentes momentos de la historia.

Unos/as y otros/as hablaron sobre las expectativas que se plantean ante la visión de una nueva vida en el lugar de acogida, las dificultades del viaje y la importancia del apoyo que se recibe en el lugar de destino. Se reflexionó asimismo sobre los cambios en relación a las migraciones y a sus protagonistas que se han dado en España desde los años 60 hasta ahora.

Después de esta actividad grupal, las personas que forman parte del programa +Barrio conocieron el centro y el día a día de las personas que viven en la residencia.

+Barrio es un programa de Accem orientado a fomentar la cohesión y la integración social y a construir la convivencia intercultural en barrios de las ciudades de Ávila y Guadalajara. Está cofinanciado por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social y el Fondo de Asilo, Migración e Integración. Para más información pincha aquí.

Cartas de ida y vuelta entre jóvenes acogidos por Accem y los alumnos de una escuela de Barcelona

Desde el Programa de Atención Humanitaria a Inmigrantes (PAHI) llevamos a cabo en Barcelona durante el pasado curso escolar un proyecto de intercambio epistolar entre las personas acogidas y el alumnado de 3º de Primaria de la escuela La Llacuna del Poblenou. Aprovechando que los niños y niñas se encontraban en proceso de aprendizaje de la lectura y escritura, las profesoras de la escuela, junto con técnicas de nuestro equipo, han querido acercar a sus alumnos y alumnas las vidas y sueños de las personas migrantes, a través de la redacción y envío de cartas.

Cuatro jóvenes procedentes de Mali, Burkina Faso y Camerún, que habían llegado hacía poco tiempo y se encontraban en proceso de aprender la lengua castellana, han participado de este proyecto. Así podían, por una parte, poner en práctica sus conocimientos en una lengua nueva para ellos. Por otra, más importante aún, se sentían leídos y escuchados, hablando de sí mismos más allá de la etiqueta de ‘inmigrantes’.

Antes de que llegara el momento de las cartas, una técnica de Accem había acudido a la escuela para ofrecer una charla al grupo. Una ocasión que sirvió para explicarles los motivos que llevan a las personas a la emigración, la dureza del proceso migratorio, tanto durante el trayecto como también después de llegar a nuestro país. Este encuentro cosechó una gran acogida y un debate muy participativo entre los niños y niñas de la escuela, que ofrecieron sus puntos de vista, sus opiniones y sus propias soluciones.

Pero sobre todo, se interesaron por conocer más a los jóvenes migrantes de los que estaban hablando, por saber de sus vidas, sus inquietudes, sus aficiones, sus gustos… y compartir las suyas propias con ellos. Se conseguía así el primer objetivo de esta actividad de sensibilización: mirar más allá, ver a la persona antes que la etiqueta.

Recogido el guante, y a través del proyecto PAHI, los jóvenes acogidos por Accem redactaron sendas cartas de presentación a los niños y niñas que se habían interesado por ellos. En estas cartas hablaban de la música que más les gustaba, su deporte favorito, su equipo de fútbol, su comida preferida o de las cosas que les hacían reír o sentir miedo. Recibidas estas cartas por sus pequeños/as destinatarios/as, escribieron, divididos/as en pequeños grupos, las suyas propias. A partir de ese momento, se generó una dinámica en la que cada carta recibida suponía para todos/as un momento de alegría, y la posterior espera un tiempo de entusiasmo e ilusión. A lo largo de esta correspondencia unos/as y otros/as se fueron contando sus experiencias personales y se fueron creando al mismo tiempo una imagen de cómo serían las personas con las que se estaban escribiendo.

Finalmente, llegó el momento, con el final del curso, del colofón a este bonito proyecto, con un encuentro con ambos grupos en la escuela. Los alumnos y alumnas de la escuela prepararon un pica-pica y recibieron a los chicos que habían escrito las cartas. El encuentro fue algo mágico, maravilloso, lleno de nervios, alegría y emoción por ambas partes. Su recibimiento en la escuela fue apoteósico, ¡como si esperaran a grandes estrellas del deporte! Los niños y niñas tenían que poner nombre en cada cara y ¡acertaron! Como si ya los conocieran, porque de hecho así era, los conocían sin verlos porque eran cómplices de una parte de su vida.

Lo más importante y remarcable de este proyecto ha sido la conexión que se estableció entre unos/as y otros/as como iguales, alejada de estereotipos que lo único que provocan es enfatizar nuestras diferencias en vez de nuestras similitudes. Para los chicos, dar a conocer sus historias, sus sueños, sus deseos, tan iguales como los de cualquier otro chico de su edad, les permitió reparar un poco de su dignidad rota, porque podían sentir que sus historias eran importantes y los hacían únicos, algo que tal vez no habían sentido en mucho tiempo.

El día del encuentro fue algo fantástico para todos y todas, solo faltó tiempo para hablar más, para contarse más historias, para jugar y pasarlo bien. Los niños y niñas de la escuela de La Llacuna del Poblenou ya les han invitado a volver a su escuela después del verano y los chicos ya están pensando en volver.

 

Por Estíbaliz Benito Mateo, de Accem en Barcelona 

Se celebra en Ávila el Foro sobre Violencia de Género y Migraciones

Este miércoles 26 de junio se ha celebrado en Ávila el Foro sobre Violencia de Género y Migraciones, organizado por Accem a través del programa +Barrio.

Este encuentro ha servido para analizar las distintas manifestaciones de la violencia de género, los derechos de las mujeres migrantes víctimas de violencia, así como las diversas estrategias de prevención, concienciación y actuación, a fin de que entre todas y todos podamos contribuir a terminar con esta lacra de nuestra sociedad.

En el Foro participaron tres expertos en la materia: José Antonio Coedo Sánchez, subinspector de Participación Ciudadana de la Comisaría Provincial de Ávila; Sonsoles Gutierrez Herráez, policía de la Unidad de Atención a la Familia y Mujer; y Alma López Guerra, técnica de Igualdad de UGT.

La mujer migrante, agente clave en los procesos de integración

Accem lleva trabajando en los barrios de la zona norte y sur de Ávila desde 2014, con el objetivo de gestionar de forma positiva la diversidad cultural presente en estos barrios. Durante todo este tiempo hemos podido comprobar que el papel de la mujer, especialmente de la mujer migrante, como agente activo en los procesos de integración social, es clave.

La realidad también nos muestra cómo ser mujer y ser migrante supone, en ocasiones, un factor de vulnerabilidad. Queda aún mucho por recorrer para conseguir la plena igualdad y a día de hoy los obstáculos que deben afrontar las mujeres migrantes son mayores. La discriminación de las mujeres y la violencia de género, como una de las manifestaciones más brutales de las desigualdades entre hombres y mujeres, son problemas que traspasan fronteras y que están presentes en la mayor parte de los países del mundo, con la particularidad de que las vivencias del maltrato son enormemente parecidas en todos los lugares y culturas. Sigue siendo muy necesario trabajar en campañas de información, prevención y sensibilización.

+Barrio es un programa de integración cofinanciado por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social y el Fondo de Asilo, Migración e Integración.

Magia en el grupo de mujeres de Sevilla

Reflexión con motivo del 8 de marzo y después de un año de la puesta en marcha de un grupo de mujeres en nuestra sede de Sevilla.

A veces de una “obligación” surge la magia y justo eso, MAGIA, es lo que ha surgido en Sevilla con las mujeres y su grupo.

Todo empezó con una llamada de la sede central que informó de la necesidad de realizar talleres con las mujeres, para las mujeres, y dirigido, en la medida de lo posible, por mujeres. Los talleres eran algo que ya se hacía desde otros servicios, así que por qué no un grupo donde se mezclaran las actividades de ocio con un espacio de encuentro, reencuentro y crecimiento personal. Un lugar para conocerse, respetarse, reírse y compartir.

Y llegó la primera sesión. Dieciocho mujeres, mujeres migrantes, que buscan refugio, que han huido de diferentes tipos de violencias, nueve nacionalidades, cinco idiomas diferentes y muchas ganas de hacer y cooperar. Tras unos minutos titubeantes cogieron las riendas. Contaron sus expectativas sobre el grupo, qué querían hacer y cada cuánto reunirse. La conclusión final de esa primera sesión fue que el grupo era necesario y que había muchas ganas de divertirse, aprender y participar.

Y las sesiones continuaron, continúan y continuarán. Y en cada sesión se crea un espacio y una magia diferente. Hasta el momento se ha hablado de género y de sus dinámicas, se han llenado las barrigas con las meriendas interculturales, se ha bailado sevillanas para poder irnos al Real de la Feria y bailes africanos que han desenredado las entrañas. La autoestima se ha vestido de lunares con los talleres de autoestima flamenca y también se ha sudado la gota gorda con el fitness, también flamenco, que para eso es Andalucía.

Por delante mucho por hacer. Visitas al museo y a la ciudad, talleres de defensa personal, cine-fórum, yoga, relajación, jardinería, costura y baile… las mujeres quieren bailar en un espacio, en la que cada una a su ritmo, sin presiones, ni obligaciones, puedan compartir, reír, sentir… en definitiva dejarse fluir sin ser juzgada.

La experiencia está siendo extraordinariamente positiva, ilusionante y de un valor incuestionable para nuestro crecimiento individual y grupal. La experiencia está siendo MAGIA.

 

Por Silvia Pérez, de Accem en Sevilla.

 

En primera persona. Un espacio para la reflexión sobre nuestras prácticas, sobre las vivencias y experiencias de quienes formamos parte de Accem.

8-M – Comunicado de Accem: Por los derechos de las mujeres invisibilizadas

Este 8 de marzo queremos reafirmar nuestro compromiso con la lucha por la igualdad de derechos y oportunidades entre mujeres y hombres fijando nuestra mirada en aquellas mujeres con las que trabajamos y que, precisamente por estar en una situación de vulnerabilidad, quedan abocadas a la invisibilidad.

Son muchos los derechos que las mujeres han de alcanzar y defender, pero hoy queremos remarcar que para algunas el camino tiene muchos más obstáculos.

Hablamos de las mujeres refugiadas, que representan alrededor de la mitad de las personas refugiadas en el mundo, que son perseguidas además de por los mismos motivos que los hombres, por cuestión de género.

Hablamos de las mujeres mayores, porque alrededor de 800.000 mujeres mayores viven y se sienten solas en España, una realidad social cercana pero que permanece oculta y que va en aumento.

Hablamos de las mujeres migrantes, para las que la brecha de género en el ámbito laboral es aún mayor y que han de luchar cada día contra estereotipos y situaciones de doble y triple discriminación.

Hablamos de mujeres sin hogar, porque hay más de 4.500 mujeres en situación de sinhogarismo en nuestro país con un alto riesgo de sufrir todo tipo de abusos, malos tratos o violaciones.

Hacemos un llamamiento para reclamar igualdad. Una igualdad que incluya la protección y el acceso a los derechos y que acabe con la vulnerabilidad y exclusión que hacen invisibles a estas mujeres para una gran parte de la sociedad.

 

> Accede aquí a nuestro especial 8-M.

 

 

Acogida a migrantes en Melilla

Nombre: Acogida a migrantes.

Ámbito territorial: Ciudad Autónoma de Melilla.

Financiador: Consejería de Bienestar Social de la Ciudad Autónoma de Melilla. Convocatoria IRPF.

Contenido:

El objetivo general del programa es proporcionar información, orientación y asesoramiento de forma personalizada en la sede que Accem tiene como oficina de atención y gestión técnica.

El programa supone la continuidad de las acciones desarrolladas durante años anteriores.

Leer más

Servicio de Atención y Acogida a Migrantes en Madrid

Nombre: Servicio de Atención y Acogida a Migrantes.

Ámbito territorial: Comunidad de Madrid.

Financiadores: Dirección General de Servicios Sociales e Integración Social de la Consejería de Servicios Sociales y Familia (Comunidad de Madrid).

Contenido: Programa dirigido a personas migrantes. Cuenta con tres pisos en régimen de alquiler adaptado para prestar alojamiento a un total de quince personas, cinco en cada piso de acogida, en el distrito de Carabanchel. Desarrollamos una metodología de trabajo individual en la que tratamos de sentar las bases para la recuperación de la autonomía de las personas beneficiarias. Se trabaja la responsabilidad, la adquisición de habilidades sociales básicas para desenvolverse en la sociedad, se promueve la formación para el empleo y la inserción laboral.

Leer más

El proyecto artístico inclusivo “Mar de Hilos” visita Lugo en su recta final

Las personas participantes en el proyecto artístico inclusivo “Mar de Hilos” pondrán la guinda final de la formación gratuita recibida a lo largo del último año en el estreno de un montaje multidisciplinar, que tendrá lugar el viernes 11 de mayo a las 20:30 h. en el Teatro Colón de A Coruña. Las invitaciones gratuitas ya se pueden solicitar a través de internet o en la propia taquilla del teatro.

Pero antes de que llegue dicho estreno, las organizadoras de “Mar de Hilos” están recorriendo centros escolares e instituciones para completar el proyecto sensibilizando a la población local ante estas situaciones de desigualdad. Este viernes 20 de abril, visitarán Lugo para llevar a cabo una intensa jornada con alumnos del CEIP As Mercedes por la mañana y en el Centro de Convivencia Maruja Mallo de 17 h. a 19 h., al que acudirán personas usuarias de diferentes programas de Accem, así como alumnado de centros educativos.

Durante los últimos meses, “Mar de Hilos” también ha demostrado su carácter abierto y participativo con multitud de actividades de difusión y financiación que que se han realizado de forma paralela. Entre ellas destaca la adhesión a la iniciativa mundial “Make Smthng”, la “Noche de Arte” con música y pintura en directo (que agotó todas las entradas) o los mercadillos de ropa de segunda mano.

 

Sobre “Mar de Hilos”

“Mar de Hilos” es un proyecto artístico, multidisciplinar e inclusivo, llevado a cabo por un grupo de mujeres comprometidas socialmente y con el apoyo de Accem. Su objetivo es sensibilizar a la comunidad local mediante la representación de una obra de teatro con temática social en primavera de 2018.
Este proyecto está protagonizado por personas que integran colectivos sociales en situación de vulnerabilidad: personas refugiadas, migrantes y en situación o riesgo de exclusión social. Durante meses, han recibido formación gratuita en las siguientes áreas: fotografía, artes plásticas, atrezzo y vestuario, expresión corporal y percusión.
Para llevar a cabo estas actividades, se han llevado a cabo mercadillos, conciertos y otros eventos solidarios que nos permitan completar la financiación y terminar el proyecto con éxito.
Para más información puedes escribir a esta dirección de correo o visitar los sitios del proyecto en Facebook e Instagram.

#LiteraturaMigrante El ‘Pequeño país’ de Gaël Faye: De paraíso a guerra entre hutus y tutsis

Nos trasladamos al corazón de África, específicamente a Burundi. Ese Pequeño país en el que nació el rapero y escritor Gaël Faye en el año 1982. De madre ruandesa tutsi y padre francés radicado en Buyumbura, tuvo una infancia normal en su momento pero que se tornó difícil después, tanto por la separación de sus progenitores, la guerra en su país, el genocidio en Ruanda y su exilio en Francia a los 13 años.

El resquebrajamiento de su vida y los momentos duros que ningún niño debería vivir los narra en su más reciente publicación titulada “Pequeño país” y que en Francia ha vendido más de 700.000 copias, ha sido finalista a varios premios y ha sido traducida a una treintena de idiomas. Antes de convertirse en libro, “Pequeño país” fue una canción y uno de sus versos dice así: “Una hoja y un bolígrafo calman mis delirios insomnes / Lejos de mi pequeño país en el África de los grandes lagos”.

El libro es ambientado en un barrio de clase media en Burundi, alejado del típico exotismo que se cuenta en los libros sobre África y cuenta la vida de un adolescente llamado Gabriel y otros cinco jóvenes que van contando cómo es su vida en el barrio y luego se va entretejiendo la situación de la guerra, el genocidio ruandés, matanzas, racismo y crisis política, todo desde la mirada juvenil. Aunque Gaël Faye insiste que el personaje principal de la historia llamado Gabriel no es él, la narración tiene muchos tientes autobiográficos.

“Aquella tarde, por primera vez en mi vida, entre en la realidad profunda del país. Descubrí el antagonismo entre hutus y tutsis, la infranqueable línea de demarcación que obligaba a cada cual a estar en un bando u otro. Uno cargaba con ese bando desde que nacía, igual que se recibe un nombre, y eso lo perseguía para siempre. Hutu o tutsi. (…) Sin que se le pida, la guerra se encargaba siempre de procurarnos un enemigo. Yo, que quería permanecer neutral, no pude serlo. Había nacido con aquella historia. Me corría por dentro. Le pertenecía”.

La novela ha sido traducida al castellano por José Fajardo para la editorial Salamandra y al catalán por Mercè Ubach para la editorial Empúries.

 

#LiteraturaMigrante