Entradas

El aumento de llegadas a Canarias marca 2023: Accem atendió a más de 77.000 personas, superando la cifra de 2022

Si el año 2022 estuvo marcado por la llegada y acogida de ciudadanos/as de origen ucraniano, el pasado 2023 destacó en materia migratoria por el aumento de las llegadas por vía marítima a Canarias, que han dejado las cifras más elevadas en España, superando las de 2006. A raíz de ello, Accem atendió a 77.184 usuarios/as el pasado año, 2.641 más que en 2022, cuando se registraron las que hasta ahora eran cifras más altas de la historia de la entidad, con un total de 74.543 personas a las que se dio apoyo.

Esta circunstancia también se refleja en las principales nacionalidades que la entidad atendió a lo largo del pasado año, siendo la mayoritaria la senegalesa, con 13.483 usuarios/as, seguida de la marroquí, con 9.777, la ucraniana, con 9.498, la colombiana, con 8.273, y la venezolana, con 6.874. En 2022, sin embargo, fueron mayoría las personas provenientes de Ucrania (29.050), seguidas de las originarias de Marruecos (8.062), mientras que las senegalesas fueron alrededor de 2.500, muy lejos de la cifra de 2023.

 

En línea con lo anterior, el perfil mayoritario de usuarios de Accem fue el de un varón, de origen senegalés y de entre 18 y 34 años. En cuanto a la diferencia por sexos, la entidad atendió a un 65% de hombres (50.317) y a un 35% de mujeres (26.867). Sin embargo, es curioso destacar que, durante los seis primeros meses del año pasado, las mujeres fueron mayoría, siendo las principales nacionalidades la ucraniana, colombiana, marroquí y venezolana. La tendencia cambió en la segunda mitad del año, al aumentar las llegadas a Canarias, que finalmente han supuesto un aumento del 154% respecto a 2022, según datos del Ministerio del Interior. 

Por otro lado, respecto a la situación administrativa, se observa que la mayoría de personas atendidas por Accem en 2023 fueron personas migrantes (40.761), debido de nuevo a las cifras de llegadas a las costas canarias. Les siguen los solicitantes de Protección Internacional, con 18.337 usuarios/as, los beneficiarios de Protección Temporal, una figura legal puesta en marcha por la UE para dar respuesta a la crisis de refugiados provocada por la invasión de Rusia a Ucrania, con 18.337, y los/as españoles/es de origen, con 6.115. 

 

 

Asimismo, a lo largo del pasado año, la entidad proporcionó un total de 1.767.093 prestaciones, frente a las 1.169.196 de 2022. Entre las prestaciones están los servicios de atención e intervención social, ayudas económicas, asesoramiento legal y jurídico, atención psicológica, interpretación y traducción, orientación laboral y formación y aprendizaje del idioma, entre otras. 

Otro dato relevante del balance de la labor de Accem en 2023 es que también aumentó el número de personas a las que la entidad atendió en municipios rurales de menos de 30.000 habitantes, pasando de las 9.112 de 2022 a las 10.802 de 2023, lo que destaca la apuesta de la entidad por la reactivación de estas áreas.

 

 

En definitiva, las cifras de estos últimos años, en constante aumento, ponen en evidencia un panorama global convulso, con conflictos y contextos de persecución, inestabilidad social y política y/o vulneración de derechos de los que, cada vez más personas, se ven obligadas a huir. Asimismo, refleja la necesidad de que existan vías legales y seguras para que, quienes huyen de situaciones de este tipo, puedan llegar a territorio español y europeo sin jugarse la vida.

 

 

Desde las 13 comunidades autónomas en las que estamos presentes, desde las 53 sedes con las que contamos y en los 437 municipios a los que llegamos, atendimos, apoyamos y acompañamos a más de 77.000 personas en situación de vulnerabilidad y a las que ofrecimos cerca de 1.800.000 prestaciones, continuando con la ejecución de nuestra misión de defensa de los derechos fundamentales y atención a las personas en situación o riesgo de exclusión social.

7 de cada 10 personas migrantes que llegaron por vías inseguras a España en 2023 lo hicieron a través de la ruta atlántica

El Ministerio del Interior ha publicado los datos sobre la llegada de personas migrantes a España en 2023 a través de vías marítimas y terrestres, las consideradas rutas irregulares e inseguras, a las que se ven obligadas miles de personas por la falta de vías legales para la migración. El informe, que ofrece datos acumulados del 1 de enero al 31 de diciembre de 2023, revela un aumento del 82% respecto al año 2022, rompiendo así la tendencia a la baja registrada en 2021 y 2022. Resulta especialmente llamativo el incremento de llegadas a través de la ruta atlántica, que une las costas de África Occidental con las Islas Canarias. De hecho, 7 de cada 10 personas migrantes que llegaron por vías inseguras a territorio español en 2023 lo hicieron a través de Canarias. 

Según los datos publicados por el Gobierno de España, en 2023 llegaron 56.852 personas de forma irregular, dato que contabiliza las entradas por costas y a través de la frontera terrestre de Ceuta y Melilla. Son 25.633 personas más que el año anterior, un aumento del 82,1%. Este notable incremento corresponde principalmente a la llegada de personas migrantes a España a través de las vías marítimas, pues el 98% de la afluencia a España por vías inseguras en 2023 se produjo a través de las costas, mientras que un 2% de las personas accedieron de manera terrestre. 

Si atendemos exclusivamente a las llegadas a través de las costas, la comparativa respecto al año anterior arroja un aumento del 92,3%. Se contabilizan aquí las llegadas de embarcaciones a la península, a las islas Baleares, a las islas Canarias y a Ceuta y Melilla. El total de personas migrantes que alcanzaron territorio español por vía marítima en 2023 fue de 55.618, de los cuales un 72% llegaron a las costas de Canarias, mientras que un 28% lo hicieron a la península y Baleares. Si hablamos del número de embarcaciones, comparado con 2022, se produjo un crecimiento del 74,3% de las llegadas a Canarias, frente a un descenso del 10,2% en península y Baleares, y una bajada del 40% en Ceuta y del 9,4% en Melilla. 

Estos datos confirman la situación de emergencia que se produjo a partir del verano de 2023 en Canarias ante el incremento notable de llegadas de personas migrantes a través de la ruta atlántica, lo cual requirió a Accem el refuerzo de nuestro trabajo en los dispositivos de acogida de emergencia humanitaria, tanto en el archipiélago canario primero como en la Península después, a través de recursos dependientes del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

Por otro lado cabe destacar que las llegadas a través de vías terrestres, en Ceuta y Melilla, se redujeron un 46,1% en 2023. Por esta vía accedieron un total de 1.234 personas, la mayoría a través de Ceuta, donde se contabilizaron 1.068 entradas, dato ligeramente inferior a 2022. Sin embargo, en Melilla hubo una reducción del 85,9% respecto al año anterior, dato sobre el cual cabría preguntarse si guarda relación con un aumento del control y la presión policial en la frontera terrestre entre España y Marruecos. 

En cualquier caso, ante las cifras registradas en 2023, que evidencian el notable incremento del uso de vías inseguras por parte de las personas migrantes, en contraste con el descenso observado en los años anteriores, desde Accem seguimos exigiendo que se habiliten vías seguras, legales y reales para la migración y que los derechos humanos se coloquen en el centro de las políticas migratorias. En esta misma línea, recientemente hemos denunciado que el Pacto europeo sobre migración y asilo no haya contemplado el refuerzo de las vías legales y seguras para garantizar la seguridad de las personas migrantes. 

> Accede a los datos publicados por el Ministerio del Interior.

> Conoce el trabajo de Accem de apoyo a las personas migrantes en España.

> Conoce nuestro programa de atención humanitaria a personas migrantes.

Accem refuerza la respuesta a la emergencia humanitaria con la gestión de dos centros de personas migrantes en Alcalá de Henares y Cartagena

Como respuesta a la emergencia humanitaria provocada por el repunte de llegadas este año al archipiélago canario, que según el Ministerio del Interior asciende a 35.410 a fecha de 30 de noviembre del presente año, un incremento del 134% respecto al año anterior, Accem refuerza su respuesta ante esta situación con la gestión de dos centros de acogida para personas migrantes en la península, uno en Cartagena, de 600 plazas, y otro en Alcalá de Henares, de alrededor de 1.200, además de las plazas abiertas en el resto de territorios donde la entidad trabaja. En total, Accem gestiona más de 8.000 plazas de acogida de atención humanitaria en todo el territorio español.

El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones decretó el pasado mes de octubre la situación de emergencia por el importante aumento de llegadas que se ha producido a las Islas Canarias desde el mes de agosto, superándose la cifra registrada en 2006, año en el que se produjo la conocida como ‘crisis de los cayucos’. La actuación de Accem se enmarca en una respuesta coordinada y en red en la que lidera el propio Gobierno del país y trabajamos algunas de las principales organizaciones de referencia en el ámbito de las migraciones.

Nuestra dilatada experiencia en la gestión y atención en situaciones de emergencia hace que estemos preparados para afrontar desafíos de esta índole. En nuestros dispositivos de emergencia ofrecemos una atención integral y profesional gracias al trabajo especializado de un equipo interdisciplinar, que incluye personal sanitario, abogados/as, psicólogos/as, trabajadores/as sociales e integradores/as sociales, entre otros perfiles profesionales.

Nuestra labor comienza cuando las personas llegadas a las costas canarias son derivadas a nuestros dispositivos por las autoridades competentes, tanto en el archipiélago como en la península, como es el caso de los centros de Alcalá de Henares y de Cartagena. A partir de ese momento, se activan los servicios que hemos diseñado para garantizar la mejor atención a las personas alojadas en el contexto siempre de unas circunstancias de emergencia. Se da cobertura a las necesidades básicas (alojamiento, manutención, higiene), se proporciona un kit de ropa y se organizan reuniones de información y orientación con las personas atendidas sobre su situación. Ahí comienza también un trabajo de detección de las necesidades existentes de atención sanitaria y psicológica, así como de vulnerabilidades (presencia de menores, víctimas de trata, posibles solicitantes de protección internacional, etc.). 

En Accem, junto a todo nuestro trabajo y compromiso en la atención y acogida de emergencia, somos conscientes de que la situación en Canarias se enmarca en un contexto más grande que alcanza toda la frontera sur de la Unión Europea e incluso un contexto más global, donde existe un desplazamiento humano de dimensiones importantes originado tanto por la existencia de numerosos focos de conflicto en el mundo, como por una gran situación de desigualdad social y económica entre distintas regiones del planeta. Ante este contexto, desde Accem mantenemos nuestra línea de reclamar la habilitación de vías legales y seguras para las personas refugiadas y migrantes.

El trabajo de Accem con estas personas se realiza gracias a la cofinanciación del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones y el Fondo Europeo de Asilo, Migración e Integración (FAMI) de la Unión Europea.

Celebramos la Semana Intercultural en Ávila, un espacio de convivencia para toda la ciudadanía

En este mes de octubre hemos celebrado en Ávila nuestra Semana Intercultural, una iniciativa creada para favorecer la convivencia y sensibilizar al conjunto de la ciudadanía sobre la riqueza que aporta la diversidad a la sociedad.

En primer lugar, y en la semana previa a la Semana Intercultural, entre los días 26 y 28 de septiembre organizamos dos talleres bajo el lema “Hilvanando culturas, confeccionando el futuro”. En ellos, vecinos y vecinas de los barrios de la zona norte y sur de la ciudad, en los que Accem trabaja, compartieron tardes de encuentro y diálogo mientras elaboraban banderines de papel y tela para decorar el Jardín de San Antonio, espacio verde de la ciudad donde se celebrarían las actividades.

En la semana del 2 de octubre llegó el momento de salir a la calle, con la realización de actividades públicas en el Jardín de San Antonio, a través de dos talleres de henna y caligrafía árabe que permitieron a los vecinos/as desarrollar su creatividad e imaginación, así como aprender costumbres de otras culturas.

El martes, 3 de octubre comenzamos a elaborar de manera colectiva un mural reivindicativo en el que más de 20 vecinos y vecinas han dejado un mensaje contra el racismo y la xenofobia que sufren las personas migrantes y que será expuesto de forma rotativa en diferentes espacios públicos de la ciudad. Para la elaboración del mural hemos contado con la colaboración de los muralistas Lara Rubin de Célis y Diego Vallejo García. Un día más tarde, la Asociación Multicultural por la Integración (AMI) llevó a cabo un un cuentacuentos intercultural en el que niños y niñas del barrio pudieron conocer cuentos de diferentes partes del mundo.

Por último, y para cerrar la Semana Intercultural, se desarrolló una actividad de micro abierto en la que vecinos y vecinas mostraron sus saberes y talentos a través del baile (salsa, bachata, etc.), la magia o la poesía. También hubo lugar para un taller de trenzas africanas que permitió reflexionar sobre una tradición que fue estigmatizada por el racismo y que actualmente es valorada como muestra de estilo y personalidad.

Esta es la crónica de las actividades que celebramos en una iniciativa que se proponía la participación e implicación de los vecinos y vecinas, así como de las asociaciones presentes en el barrio, para favorecer la convivencia intercultural, la cohesión social y el encuentro entre la población migrante y autóctona de la ciudad de Ávila.

La Semana Intercultural de Accem en Ávila se ha celebrado en el marco del programa #CONviveSINprejuicios que desarrollamos con la financiación del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones y el Fondo Social Europeo.

 

Burgos: trabajando por la igualdad de oportunidades con las mujeres migrantes en el medio rural

Desde hace más de 20 años, Accem está presente en el medio rural de la provincia de Burgos, dando atención directa a las personas migrantes que están construyendo su hogar en los distintos municipios de la provincia.

Desde que nuestra entidad abriera su sede en Burgos en el año 2002, hace 21 años, detectamos la necesidad de llegar al medio rural de la provincia, desde una perspectiva de descentralización de servicios e igualdad de oportunidades. Desde entonces se comenzó a trabajar en coordinación con la Diputación de Burgos, para dar respuesta a las necesidades sociales de la población migrante en su proceso de inclusión en los pueblos de la provincia. De ese modo, comenzamos a intervenir proporcionando servicios de formación en el idioma, asesoría en materia de extranjería e inserción laboral.

Muy pronto firmamos un convenio con la Diputación de Burgos, que se ha mantenido desde entonces y a través del cual se viene desarrollando el programa de “Atención y apoyo a los CEAS rurales en el área de inmigración”. Los CEAS son los Centros de Acción Social, dependientes de las corporaciones locales competentes en materia de servicios sociales. En el caso de los municipios de menos de 20.000 habitantes, la entidad competente es la Diputación Provincial, con la que Accem mantiene el convenio de colaboración. A través de los CEAS se prestan los servicios sociales básicos. Este programa posibilita la descentralización de servicios, acercándolos al medio rural. De este modo se favorece la igualdad de oportunidades entre las personas que residen en zonas rurales con respecto a las que habitan entornos urbanos.

Con motivo de la conmemoración del Día Internacional de las Mujeres Rurales, este 15 de octubre, queremos hacer visible nuestro trabajo en las zonas rurales de Burgos, ofreciendo en este caso atención a las mujeres migrantes que habitan el territorio de la provincia. En el pasado año 2022, a través de este programa dimos atención a un total de 293 mujeres en un total de 32 localidades de la provincia castellana.

Acciones formativas, atención a niñas y adolescentes y asesoramiento social, jurídico y laboral

Las acciones que se desarrollan a través del convenio con la Diputación están fundamentalmente dirigidas a las mujeres migrantes y son múltiples y muy variadas. Existe una continua y fluida coordinación con los equipos técnicos de los CEAS rurales que posibilitan la detección de necesidades y la articulación de respuestas sociales. Entre ellas destacamos algunas, como las acciones formativas, con talleres de formación integral, formación en el idioma y en habilidades sociales. Con estas acciones se pretende ayudar a mejorar las competencias lingüísticas, el conocimiento del entorno y del funcionamiento de la sociedad de acogida. El objetivo, en definitiva, es favorecer la comunicación y la inclusión en la sociedad de acogida.

También es reseñable la intervención realizada con niñas y adolescentes, que va encaminada a reforzar los contenidos académicos fuera de un entorno escolar, así como a trabajar valores desde una perspectiva lúdica en períodos no lectivos. Asimismo, también se lleva a cabo un trabajo de apoyo a la inserción sociolaboral de las mujeres residentes en el medio rural y un servicio de información y asesoramiento sobre cuestiones jurídicas y sociales.

Las mujeres migrantes llevan vitalidad y dinamismo a los pueblos de Burgos

Las mujeres migrantes están aportando mucho a los entornos rurales de la provincia. Desde una perspectiva económica, ocupan a menudo puestos de trabajo que son de difícil cobertura por parte de la población local, como es el caso del trabajo de cuidados a personas en situación de dependencia. La presencia de población migrante en el medio rural también está suponiendo un positivo impacto demográfico, frenando el acusado decrecimiento vegetativo que sufren estos territorios. Pero la presencia de las mujeres migrantes está dando mucho más a los pueblos de Burgos: suman vitalidad y frescura, dinamizan el territorio, ayudan a construir una sociedad intercultural más rica y facilitan, a través del contacto directo interpersonal, el derribo de los prejuicios y estereotipos que puedan existir.

Aunque en el caso de Accem, nuestro rol en la provincia nos lleva a proporcionar servicios específicos dirigidos a facilitar los procesos de inclusión social de las personas migrantes en el territorio, parte de nuestros proyectos son dirigidos al conjunto de la población, como es el caso de las iniciativas dirigidas a la población infantil y juvenil, que se concretan en servicios de refuerzo escolar, actividades de ocio o nuestro proyecto de “Escuela de Valores”. También es el caso de nuestras actividades de sensibilización, que dinamizan las poblaciones, en las que convergen población migrante y autóctona y con las que contribuimos a favorecer un intercambio intercultural en el que todos/as ganamos.

En 2022, Accem trabajó en el medio rural de Burgos en las siguientes 32 localidades: Anguix, Arauzo de Miel, Arauzo de Torre, Barrios de Villadiego, Basconcillos del Tozo, Belorado, Caleruega, Covanera, Hontoria del Pinar, Huerta de Rey, Lerma, Medina de Pomar, Montorio, Oña, Quintanadueñas, Quintanamanvirgo, Quintanapalla, Quintanar de la Sierra, Quintanilla Pedro Abarca, Roa, Salas de Bureba, Salas de los Infantes, Salazar de Amaya, San Medel, Santa María del Campo, Sedano, Sotovellanos, Vadocondes, Villadiego, Villanasur Río de Oca, Villarcayo y Villasur de Herreros.

Aumentan en un 69 % las afiliaciones a la Seguridad Social entre las personas que se acogen a la vía del arraigo

Inmigración: análisis de los datos oficiales sobre la figura del arraigo en España (y III)

En el último año se ha registrado un incremento del 69 % en el número de personas afiliadas a la Seguridad Social con autorización de residencia en España por arraigo, que ya son un total de 130.654 personas a fecha de cierre del primer semestre de 2023.

Por sexos, el 73 % de los hombres con autorización inicial de residencia por arraigo están afiliados a la Seguridad Social, por un 64 % de las mujeres. Colombia, con un 21 % del total, y Marruecos, con un 15 %, concentran los mayores porcentajes sobre el total de afiliados, si bien el mayor crecimiento de afiliaciones a la Seguridad Social se ha registrado entre las personas originarias de Venezuela, con un 176 % más. Todos estos datos está contenidos en la “Estadística de personas con autorización de residencia por arraigo” que hizo pública este verano el Observatorio Permanente de la Inmigración del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

Incremento de personas afiliadas a la Seguridad Social con residencia por arraigo

El crecimiento del 69 % en el número de afiliaciones a la Seguridad Social entre las personas que se acogen a la vía del arraigo supone un avance positivo en términos de acceso a derechos y bienestar social, por las coberturas que lleva aparejada la pertenencia al sistema. Al mismo tiempo, este aumento de las personas afiliadas a la Seguridad Social supone un beneficio para la sostenibilidad del sistema de protección social en España, pues significa un incremento de los recursos económicos que se inyectan al sistema desde el que se asegura la asistencia médica o los ingresos en caso de jubilación, baja por enfermedad o desempleo para trabajadores y trabajadoras.

Si entramos en detalles, en este ámbito encontramos algunos datos de enorme interés. Por ejemplo, en el último año se ha incrementado, entre las personas que obtienen la residencia a través del arraigo, en un 119 % el número de contratos en régimen especial para trabajadores/as por cuenta propia o autónomos. Asimismo, se ha producido un incremento del 102 % de los contratos indefinidos y se han reducido en un 35 % los contratos eventuales.

La flexibilización de los requisitos y el aumento de los supuestos que ha supuesto la aprobación del Real Decreto 629/2022 y que ha permitido este aumento en las autorizaciones de residencia habría permitido facilitar el emprendimiento o la actividad económica por iniciativa propia de las personas beneficiadas por ello. El aumento del 119 % en el número de autónomos podría inscribirse, en un primer análisis, en esta línea. También podría estar facilitando que aflorara un trabajo y una actividad económica que en algún caso podría existir pero tenía que mantenerse oculta o fuera del sistema por las dificultades para poder acceder a una situación administrativa regular.

Entre las personas que han obtenido la residencia por arraigo y se han afiliado a la Seguridad Social, hay datos de muchos interés, como que el 44 % de las mujeres que acceden a esta situación trabajan como empleadas de hogar, o el 55 % de las afiliaciones de trabajadores hombres se producen en los sectores de agricultura y ganadería, hostelería y construcción. Este último sector sería el primero entre las afiliaciones masculinas, suponiendo el 22 % del total.

Estos datos sobre actividad laboral por sectores parecen indicar que la mayoría de las personas que consiguen la afiliación a la Seguridad Social después de acceder a la autorización de residencia por la vía del arraigo se encuentran empleadas en sectores de gran precariedad, como son el empleo doméstico, la construcción o la agricultura. La obtención del permiso de residencia y la afiliación a la Seguridad Social estarían de este modo beneficiando a sectores de la población que atraviesan, al menos potencialmente, situaciones sociolaborales de mayor vulnerabilidad.

Sigue leyendo nuestra serie sobre arraigo: Se duplican las autorizaciones de residencia por la vía del arraigo y te explicamos por qué 

> Baja el tiempo medio de permanencia en situación de irregularidad en España. 

Desciende el tiempo medio de permanencia en situación de irregularidad en España

Inmigración: análisis de los datos oficiales sobre la figura del arraigo en España (II)

El tiempo medio de permanencia en una situación de irregularidad en España hasta acceder al permiso de residencia por la vía del arraigo se ha reducido en el último año en ocho puntos, pasando de 3,6 años de media a 2,8, lo que supone un notable descenso en un solo año. Vivir en una situación e irregularidad administrativa significa vivir en condiciones de gran vulnerabilidad, e incluso, en muchos sentidos, de invisibilidad.

Esta reducción es en gran parte una consecuencia de los cambios introducidos en la figura jurídica del arraigo tras la aprobación del Real Decreto 629/2022, del 26 de julio del pasado año 2022, que ha supuesto una flexibilización de los requisitos y un aumento de los supuestos contemplados para poder acceder al permiso de residencia en España por razones de arraigo.

Si en nuestro anterior artículo exponíamos los datos que muestran el aumento del número total de personas que han accedido a la residencia legal por esta vía y explicábamos los diferentes tipos de arraigo que existen, esta vez queremos subrayar la consecuencia que este cambio legislativo ha significado en la reducción del tiempo en el que una persona se ve obligada a sobrevivir en situación de irregularidad. Disminuir esa cantidad de tiempo tiene un impacto positivo para la vida de las personas que se encuentran en esas condiciones de total precariedad.

Irregularidad profunda e irregularidad sobrevenida

Por otra parte, de las 190.414 personas que se encuentran actualmente con la autorización de residencia por la vía del arraigo, 176.328 personas, que constituyen el 93 %, se encontraban antes en una situación de irregularidad profunda; y 14.086 personas, el 7 %, se encontraban en una irregularidad sobrevenida.

Una situación de irregularidad profunda significa que la persona no había estado anteriormente en situación regular en España. Cuando consigue el arraigo, obtiene por primera vez una autorización de residencia.

En cambio, la irregularidad sobrevenida alude a la situación de una persona que estuvo anteriormente en situación regular. Entre estas últimas, predominan quienes habían residido de forma regular anteriormente por estudios o con una tarjeta de familiar de ciudadano comunitario. La situación de irregularidad sobrevenida también afecta a las personas solicitantes de protección internacional cuya resolución a su expediente resulta desfavorable.

Facilitar legalmente el acceso a la residencia por la vía del arraigo es una buena noticia porque supone un reconocimiento de una realidad evidente: la existencia de un número importante de personas que, como consecuencia de su situación administrativa irregular, se ven abocadas a la falta de derechos y, en consecuencia, a unas condiciones de vida de mayor vulnerabilidad con respecto al conjunto de la ciudadanía. Los datos muestran que el arraigo es una alternativa, sobre todo, para personas que no han conseguido acceder de otro modo al permiso de residencia: las personas que viven en situación de irregularidad profunda.

Todos estos datos proceden de la “Estadística de personas con autorización de residencia por arraigo”, que hizo pública el pasado verano el Observatorio Permanente de la Inmigración, dependiente del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

Personas procedentes de Colombia y Marruecos, las principales beneficiarias de la vía del arraigo

Vamos a detenernos a continuación en algunas claves demográficas que nos ofrecen estos datos y que consideramos de especial interés. Con las cifras actuales, nos encontramos que la distribución por sexos es bastante pareja, con 97.976 hombres, que suponen un 50,83 % del total, y 93.611 mujeres, que son el 49,16 % del  total.

Personas con autorización de residencia inicial por arraigo. Datos por sexos. Junio 2023

Por nacionalidades, observamos que predominan las personas originarias de Colombia (39.584 personas), Marruecos (32.418), Honduras (17.160), Perú (12.866) y Venezuela (8.372). Como se puede concluir tanto de estos datos como del siguiente gráfico, serían por una parte las personas migrantes procedentes de nuestro principal país vecino en el sur, Marruecos, y las procedentes del espacio latinoamericano las principales beneficiarias de la figura del arraigo. Tanto por razones históricas como de proximidad, estamos hablando de personas pertenecientes a comunidades sólidamente incorporadas a la sociedad española.

Personas con autorización de residencia inicial por arraigo. Datos por nacionalidades. Junio 2023

Finalmente, por provincias, Madrid concentra el mayor número de autorizaciones de residencia por la vía del arraigo, con un total de 36.310 autorizaciones; le sigue Barcelona, con 31.804. A mucha distancia aparecen a continuación Valencia (11.469), Alicante (7.826) y Málaga (6.389).

> Sigue leyendo nuestra serie sobre arraigo: Se duplican las autorizaciones de residencia por la vía del arraigo y te explicamos por qué

Aumentan en un 69 % las afiliaciones a la Seguridad Social entre las personas que se acogen a la vía del arraigo

Se duplican las autorizaciones de residencia por la vía del arraigo y te explicamos por qué

Inmigración: análisis de los datos oficiales sobre la figura del arraigo en España (I)

En el último año prácticamente se ha duplicado el número de personas que han recibido en España la autorización de residencia inicial por razones de arraigo. En este artículo vamos a analizar los datos hechos públicos por la Secretaría de Estado de Migraciones y vamos a explicar en qué consiste la figura jurídica del arraigo.

Los datos oficiales muestran que a fecha de junio de 2023 había en España un total de 190.414 personas en España con autorización de residencia concedida por razones de arraigo, que suponen un 98,5 % más que un año antes. Así, el 30 de junio de 2022 se contabilizaban 95.948 personas en esta situación. Por tanto, en un año se ha experimentado un crecimiento en términos absolutos de 94.466 personas en el último año.

Este dato principal ha sido hecho público este pasado verano por el Observatorio Permanente de la Inmigración (OPI), organismo dependiente de la Secretaría de Estado de Migraciones, en el marco de unas estadísticas más completas que arrojan información que creemos de mucho interés sobre esta vía para acceder a la residencia legal en España para las personas inmigrantes.

Personas con autorización de residencia inicial por arraigo

Para empezar hay que explicar que el arraigo es una figura jurídica reconocida por la Ley Orgánica 4/2000 sobre derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social (la conocida coloquialmente como Ley de Extranjería) como una de las vías excepcionales que permiten obtener el permiso de residencia en España. Lo siguiente que se debe hacer explícito es que esta vía para obtener la autorización de residencia se aplica únicamente a personas que ya se encuentran viviendo en el país.

A continuación vamos a exponer sintéticamente las cuatro modalidades de arraigo que existen actualmente en España:

> Arraigo social: requiere la acreditación de una estancia previa y continuada en España de al menos tres años, para lo que se deben presentar documentos que lo acrediten, tales como el empadronamiento. Para acceder al permiso de residencia por el arraigo social se ha de contar con un contrato o contratos de trabajo. Se debe aportar además un informe que acredite la integración social en España o tener vínculos familiares con una persona residente en España. El informe de integración puede recomendar eximir de la obligación de presentar un contrato de trabajo si se cuenta con medios de vida suficientes y acreditados.

> Arraigo laboral: se basa en la experiencia laboral previa en España. Se requiere una permanencia previa y continuada de dos años, encontrarse en situación de irregularidad en el momento de la solicitud y deben demostrarse 6 meses de trabajo a tiempo completo, o 12 meses a tiempo parcial, en situación legal de estancia o residencia.

> Arraigo familiar: pueden acogerse ciudadanos/as extranjeros/as con vínculos familiares directos con ciudadanos/as españoles/as. Tiene una duración de cinco años y permite trabajar. En el caso de hijos de padre o madre originalmente españoles (que emigraron a otro país, por ejemplo), el permiso de residencia es por un año.

> Arraigo por formación: ha sido la última forma de arraigo en introducirse. Se trata de una autorización de residencia concedida para la realización de una formación. Si posteriormente se supera dicha formación y se presenta un contrato de trabajo, se puede acceder a una autorización de residencia y trabajo de dos años.

Como sintetiza el informe del OPI, a través de la figura del arraigo, “el legislador atiende a la realidad de los ciudadanos extranjeros cuyo proyecto migratorio muestra su integración en la sociedad española, acreditando una permanencia previa y continuada, un vínculo familiar directo con un ciudadano español, una experiencia laboral previa o un proyecto de formación reglada”.

Personas con autorización de residencia inicial por arraigo según categorías. Junio 2023

Como se puede apreciar en el gráfico en términos cuantitativos, el arraigo social es el más extendido en España, seguido por el arraigo familiar. En el último año, el mayor crecimiento se ha registrado en el arraigo familiar, que ha aumentado en un 190 % en el número de autorizaciones de residencia por esta vía. El arraigo social registra un crecimiento interanual del 62 % y el arraigo laboral ha aumentado en un 17 %. La figura del arraigo por formación es nueva, por lo que el crecimiento es del 100 %.

¿Por qué se ha producido este incremento de las autorizaciones de residencia por la vía del arraigo?

Para explicar este sensible aumento registrado en el último año de las autorizaciones de residencia por la vía del arraigo hay que acudir a la reforma del Reglamento de la Ley Orgánica 4/2000 que supuso el Real Decreto 629/2022, del 26 de julio del pasado año 2022, que ha supuesto una flexibilización de los requisitos y un aumento de los supuestos contemplados para acogerse a esta vía.

Los cambios fundamentales en los distintos supuestos del arraigo que ha supuesto el Real Decreto 629/2022 han sido los siguientes:

> En el caso del arraigo social, el contrato de trabajo exigido debe garantizar al menos el salario mínimo interprofesional, pero puede ser de 30 horas a la semana, o incluso 20 horas si la persona que solicita la residencia por esta vía acredita tener menores o personas dependientes a su cargo.

> En el arraigo familiar, se concede, con el Real Decreto, esta posibilidad de acceder al permiso de residencia a cónyuges o parejas de hecho acreditadas, ascendientes mayores de 65 años, descendientes menores de 21 o personas a cargo de un ciudadano español o de su cónyuge o pareja de hecho. Además, no es necesario acreditar medios económicos suficientes para su sustento y la duración del permiso se otorga por cinco años.

> En cuanto al arraigo laboral, se amplía su alcance para poder ser una opción de acceso a residencia legal para personas que hayan trabajado anteriormente de forma regular, cuando antes se aplicaba a personas que habían trabajado de forma irregular. Esta vía se convierte en una vía de acceso al permiso de residencia para, por ejemplo, personas que solicitaron protección internacional, trabajaron durante un tiempo mientras se resolvía su solicitud, y después de ser rechazada se vieron en una situación de irregularidad.

> Finalmente, la vía del arraigo por formación es una figura jurídica nueva que se incorpora a las posibilidades de acceder al permiso de residencia.

Este aumento de supuestos y flexibilización de algunos requisitos ha tenido como consecuencia en su primer año de aplicación el aumento en el número de autorizaciones de residencia por la vía del arraigo que se exponía al comienzo de este artículo. Se trata de personas que ya vivían en España desde hacía un tiempo, pero que se encontraban en situación irregular, con las consecuencias desfavorables que esto implica en términos de igualdad e inclusión.

El incremento de personas que han tenido acceso a la residencia por esta vía es una buena noticia porque vivir en situación administrativa irregular es sinónimo de mayor precariedad, mayor vulnerabilidad, mayor sufrimiento y menor acceso a derechos. Revertir esa situación significa avanzar en cohesión social y en la reducción de brechas sociales y factores de vulnerabilidad.

> Sigue leyendo nuestra serie sobre arraigo: Desciende el tiempo medio de permanencia en situación de irregularidad en España

Aumentan en un 69 % las afiliaciones a la Seguridad Social entre las personas que se acogen a la vía del arraigo

> Accede a todos los datos e información que ha hecho públicos el Ministerio de Inclusión, Migraciones y Seguridad Social. 

Accem está trabajando en la acogida de emergencia en Canarias ante el aumento de llegadas de personas por vía marítima

Ante el repunte de llegadas de personas migrantes a las costas de Canarias, a través de vías y embarcaciones inseguras, Accem está trabajando en la acogida de emergencia desde los dispositivos que, dependientes del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, gestiona en el archipiélago en las islas de Tenerife y Lanzarote en todo lo relacionado con la atención social especializada.

Actualmente, estamos albergando a alrededor de 1.700 personas en el dispositivo de Las Raíces, en la isla de Tenerife; a cerca de 400 personas en el dispositivo de Las Canteras, también en Tenerife, y a 220 personas en el centro de acogida de Montaña Mina, en la isla de Lanzarote.

Según las cifras hechas públicas por el Ministerio del Interior, entre el 1 de enero y el 31 de agosto de 2023, han llegado a Canarias un total de 11.439 personas, que suponen un 7,5 % más que en el mismo período del año anterior. Este repunte en el número de llegadas se está produciendo desde el mes de agosto, pues hasta ese momento la tendencia del año era la inversa, con un descenso del 11 % observado hasta el 31 de julio en la ruta canaria. En este último fin de semana, han arribado a las Islas más de 1.300 personas a bordo de al menos 21 embarcaciones.

Accem trabaja en la acogida de emergencia en Canarias desde el año 2021, cuando se hizo necesario reforzar a través del Plan Canarias la respuesta estatal, en colaboración con las organizaciones sociales especializadas, a una situación de emergencia humanitaria, tras la llegada en 2020 de un total de 23.000 personas a costas por vías inseguras y en circunstancias muy precarias.

La acogida en estos dispositivos se hace siempre bajo el enfoque de estar dando respuesta a una situación de emergencia humanitaria: miles de personas están llegando cada año en situación límite a las costas canarias desde el continente africano, en situación desesperada por la falta de vías legales y seguras para la migración. Esta situación no se reduce al archipiélago canario, sino que se extiende al conjunto de la frontera sur de la UE, modificándose los flujos de las diferentes rutas en función de múltiples factores variables.

La ausencia de vías legales y seguras aumenta exponencialmente la peligrosidad del viaje. Según los datos de la Organización Internacional para las Migraciones, en el primer semestre de 2023 murieron en el camino a Europa al menos 1.997 personas, de las cuales 225 personas perdieron su vida en su travesía hacia España y 126 de ellas en la ruta canaria. Sin embargo, estas cifras de muertes y desapariciones confirmadas son con toda seguridad inferiores a la cifra real.

Este trabajo se realiza gracias a la cofinanciación del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones y el Fondo Europeo de Asilo, Migración e Integración (FAMI) de la Unión Europea.

Nuestra labor de asistencia humanitaria en Andalucía

19 de agosto, Día Mundial de la Asistencia Humanitaria

Desde que en 2008 la ONU decretara el 19 de agosto como el Día Mundial de la Asistencia Humanitaria, esta jornada ha servido como homenaje a todos y todas las trabajadoras humanitarias por su labor en el cuidado de las personas de todos el mundo.

El Día Mundial de la Asistencia Humanitaria es, asimismo, una ocasión para reflexionar sobre la situación de quienes más necesitan ayuda, como es el caso de la población víctima del desplazamiento forzado, o también las decenas de miles de personas que se ven obligadas a acudir a vías inseguras y muy peligrosas en su trayecto migratorio. Los y las trabajadoras humanitarios trabajan en cualquier rincón del planeta para ayudar a las personas en situación de mayor vulnerabilidad en el acceso a la cobertura de sus necesidades básicas y los servicios más elementales, como son alimentación, agua, atención médica o refugio.

Las situaciones de emergencia humanitaria no suceden únicamente en lugares lejanos, sino que están presentes también en nuestro contexto más inmediato. De manera particular se está produciendo una descomunal emergencia humanitaria en nuestra frontera sur, donde cada años cientos de personas se dejan la vida en el mar, intentando acceder a las costas peninsulares y de los archipiélagos balear y canario. La última gran tragedia la hemos conocido esta misma semana: la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) ha informado de que al menos 63 personas han muerto en el cayuco con el que intentaban alcanzar las Islas Canarias desde Cabo Verde.

Por otra parte, en un mundo atravesado por numerosas crisis humanitarias, queremos poner de manifiesto una constante: en todas estas situaciones, siempre son las mujeres y las niñas quienes pagan el precio más alto. En situación de emergencia humanitaria, la violencia de género aumenta.

En Accem contamos con mucha experiencia afrontando situaciones de emergencia humanitaria. De manera particular, en este 2023 ponemos el foco en nuestro trabajo en Andalucía, y compartimos a continuación algunos de los proyectos que estamos desarrollando en la región.

Programa de Atención Humanitaria a Personas Inmigrantes (PAHI)

Accem desarrolla el Programa de Atención Humanitaria a Inmigrantes (PAHI), de carácter estatal, financiado por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, y orientado, principalmente, a dar una respuesta humanitaria a las personas migrantes que acaban de llegar al país en condiciones de gran vulnerabilidad. Son personas que se han visto en la necesidad de gastar todos sus ahorros en el trayecto migratorio y se encuentran en una situación de imposibilidad de afrontar por sí mismas la cobertura de sus necesidades básicas de alimentación, vestido o alojamiento, por lo que se enfrentan a un riesgo verdadero de caer en la exclusión social. A estos factores se une con frecuencia la falta de una red social o familiar de apoyo, el desconocimiento del idioma y de las características y el funcionamiento básico de la sociedad española. El PAHI es una respuesta humanitaria a estas personas que encamina su intervención, desde el primer momento, a facilitar la inclusión social y la conquista de la autonomía.

La labor fundamental del equipo de Accem es facilitar esa primera toma de contacto con el país de acogida, ese acercamiento a su nueva realidad. En los primeros días de acogida nos centramos en la cobertura de las necesidades sanitarias, de higiene y alimentación, así como de facilitar un espacio seguro donde nuestras abogadas puedan explicarles con más tranquilidad, gracias a las traductoras, su situación legal y las posibles alternativas con las que cuentan.

La estancia en el programa normalmente es de tres meses de duración, aunque en muchos casos las personas acogidas deciden abandonar antes el recurso de acogida y continuar con su trayecto migratorio, normalmente hacia el norte, con un alto porcentaje de personas que tienen como prioridad alcanzar otros países europeos, condicionados por la presencia de familiares o por el conocimiento del idioma.

La situación geográfica de Andalucía, abarcando casi todo el litoral sur peninsular, destino de llegada para una parte importante de las embarcaciones precarias que tratan de alcanzar territorio español y europeo, convierten en un enclave estratégico a nuestros dispositivos del programa. Actualmente, Accem gestiona en Andalucía un total de 172 plazas de acogida del PAHI, distribuidas en pisos ubicados en Córdoba, Málaga, Huelva, Sevilla  y Jerez de la Frontera, así como el centro de acogida de Arcos de la Frontera (Cádiz), con capacidad para 50 personas. En este último centro, la estancia máxima dura 15 días, que sirven para orientar a la persona en su nuevo contexto.

Intervención integral con personas migrantes en asentamientos

Por otra parte, pero en el mismo marco de nuestros proyectos de asistencia humanitaria, Accem está presente en los precarios asentamientos habitados por personas migrantes en las provincias de Huelva (municipios de Palos de la Frontera, Lucena y Moguer), Almería (Níjar) y Sevilla. A través de este proyecto de intervención integral, nuestros/as técnicos acuden a los asentamientos, como también a infraviviendas o garajes habitados, a pesar de no contar con las mínimas condiciones de higiene y habitabilidad. Durante la intervención, se presta una especial atención a las mujeres que residen en estos espacios, al sufrir riesgos, vulnerabilidades y formas de violencia específicas. A través de este programa se da respuesta a las necesidades básicas de alimentación, higiene, salud, asesoramiento, apoyo y acompañamiento de las personas que viven en estas condiciones de emergencia, así como se promueve su participación e inclusión social.

Oficina jurídica itinerante en la provincia de Huelva

Finalmente, en la provincia de Huelva contamos con una oficina jurídica itinerante que trabaja en los asentamientos de la zona, ligados habitualmente al trabajo agrícola y habitados por personas migrantes en situación de gran vulnerabilidad. A través de este proyecto se lleva a cabo un trabajo de asesoramiento y atención jurídica y administrativa a las personas que viven en estos asentamientos. Al llevarse a cabo directamente en estos espacios, se facilita que los recursos recursos sociales y públicos que gestionamos lleguen realmente a sus destinatarios, trabajando siempre en coordinación con las administraciones implicadas.