Entradas

Una jornada de aprendizaje excepcional con el cocinero Ferran Adrià en Córdoba

Recibir formación y consejos del mismísimo Ferran Adrià. Es lo que han podido disfrutar un grupo de personas, solicitantes de protección internacional, a las que atendemos en Córdoba a través de nuestro programa de empleo Accem Ariadna.

Gracias a la relación con Fundación Red XXI, una entidad sin ánimo de lucro de ámbito andaluz que trabaja el desarrollo personal, educativo y sociolaboral de menores, jóvenes y mayores en riesgo de exclusión social, las personas que participan en nuestro programa de empleo para personas refugiadas están participando en el curso “Inicio a la restauración”, impartido por hosteleros/as de HOSTECOR en el restaurante La Casa de Manolete Bistró. Se trata de una formación especializada que se dirige a personas en riesgo de exclusión, financiada por el Ayuntamiento de Córdoba y dirigida a emplear a personas de colectivos en situación vulnerable en uno de los sectores más importantes de la ciudad. Esta formación dio comienzo el pasado 5 de febrero y se extenderá hasta el 16 de mayo, con un total de 220 horas de formación teórico-prácticas.

En este curso se cuenta con la colaboración de diferentes profesionales. Recientemente, los/as alumnos/as tuvieron la oportunidad de recibir la visita el reputado chef Ferran Adriá, que compartió con ellos/as una jornada de aprendizaje excepcional en la que se abordaron numerosos aspectos relacionados con el sector. Además, se aprovechó la presencia del cocinero catalán, creador del desaparecido restaurante El Bulli y con tres estrellas Michelín en su delantal, para inaugurar la cocina comunitaria La Foggara, que nace con la vocación de convertirse en un recurso social para el vecindario y alimentar diariamente a 30 familias en situación vulnerable. La Foggara será gestionada por la Fundación Don Bosco y los alimentos serán financiados por Caixabank, de quien Ferran Adriá es embajador, durante el primer año.

Accem Ariadna, una experiencia de éxito en la inserción laboral en Andalucía

Accem Ariadna es el nombre de la actuación en el ámbito del empleo que se desarrolla dentro del programa integral de Protección Internacional de Accem. Esta línea de actuación se orienta a la integración sociolaboral de las personas refugiadas. En Andalucía, se desarrolla por Accem en seis de las ocho provincias de la comunidad autónoma, atendiendo el año pasado a un total de 592 personas (304 hombres y 288 mujeres). Siendo Andalucía una comunidad en la que la tasa de paro supera el 17 % (dato del cuarto trimestre de 2023, según la Encuesta de Población Activa), el acompañamiento individualizado a personas solicitantes y beneficiarias de protección internacional se hace esencial.

A través del programa se diseñan y desarrollan itinerarios integrales e individualizados de inserción laboral, que fomentan el desarrollo de sus competencias técnicas y transversales para de esta forma mejorar la empleabilidad y facilitar el acceso al mercado laboral. Este trabajo ha dado como fruto la inserción laboral de un 25,5 % (151 personas) de las personas que han participado en el programa en 2023. Son datos realmente motivadores teniendo en cuenta la realidad del territorio en relación a la alta tasa de desempleo y a la situación administrativa del colectivo.

El éxito de Accem Ariadna en Andalucía parte del trabajo en red con empresas, organismos públicos y entidades públicas y privadas, un eslabón imprescindible que une el tejido empresarial y al resto de agentes socioeconómicos del territorio, con las personas participantes en el programa, generando verdaderas sinergias de apoyo y confianza que mejoran sustancialmente la posibilidad de inserción presente y futura de las personas. Esta relación tan estrecha con empresas y centros de formación del territorio facilita la elección de formaciones ocupacionales que se ajustan al desarrollo de las competencias técnicas que solicitan los departamentos de recursos humanos para cubrir puestos vacantes presentes y futuros. De esta forma en Andalucía se realizaron el pasado año 254 formaciones en diversos sectores profesionales, siendo un factor clave en el fomento de la empleabilidad y la contratación de las personas solicitantes y beneficiarias de protección internacional.

Todo este trabajo se hace de manera personalizada, atendiendo tanto a las necesidades, particularidades y circunstancias de cada una de las participantes, como de las empresas a las que asesoramos, antes, durante y después de la acción de inserción laboral.

Aumentan en un 69 % las afiliaciones a la Seguridad Social entre las personas que se acogen a la vía del arraigo

Inmigración: análisis de los datos oficiales sobre la figura del arraigo en España (y III)

En el último año se ha registrado un incremento del 69 % en el número de personas afiliadas a la Seguridad Social con autorización de residencia en España por arraigo, que ya son un total de 130.654 personas a fecha de cierre del primer semestre de 2023.

Por sexos, el 73 % de los hombres con autorización inicial de residencia por arraigo están afiliados a la Seguridad Social, por un 64 % de las mujeres. Colombia, con un 21 % del total, y Marruecos, con un 15 %, concentran los mayores porcentajes sobre el total de afiliados, si bien el mayor crecimiento de afiliaciones a la Seguridad Social se ha registrado entre las personas originarias de Venezuela, con un 176 % más. Todos estos datos está contenidos en la “Estadística de personas con autorización de residencia por arraigo” que hizo pública este verano el Observatorio Permanente de la Inmigración del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

Incremento de personas afiliadas a la Seguridad Social con residencia por arraigo

El crecimiento del 69 % en el número de afiliaciones a la Seguridad Social entre las personas que se acogen a la vía del arraigo supone un avance positivo en términos de acceso a derechos y bienestar social, por las coberturas que lleva aparejada la pertenencia al sistema. Al mismo tiempo, este aumento de las personas afiliadas a la Seguridad Social supone un beneficio para la sostenibilidad del sistema de protección social en España, pues significa un incremento de los recursos económicos que se inyectan al sistema desde el que se asegura la asistencia médica o los ingresos en caso de jubilación, baja por enfermedad o desempleo para trabajadores y trabajadoras.

Si entramos en detalles, en este ámbito encontramos algunos datos de enorme interés. Por ejemplo, en el último año se ha incrementado, entre las personas que obtienen la residencia a través del arraigo, en un 119 % el número de contratos en régimen especial para trabajadores/as por cuenta propia o autónomos. Asimismo, se ha producido un incremento del 102 % de los contratos indefinidos y se han reducido en un 35 % los contratos eventuales.

La flexibilización de los requisitos y el aumento de los supuestos que ha supuesto la aprobación del Real Decreto 629/2022 y que ha permitido este aumento en las autorizaciones de residencia habría permitido facilitar el emprendimiento o la actividad económica por iniciativa propia de las personas beneficiadas por ello. El aumento del 119 % en el número de autónomos podría inscribirse, en un primer análisis, en esta línea. También podría estar facilitando que aflorara un trabajo y una actividad económica que en algún caso podría existir pero tenía que mantenerse oculta o fuera del sistema por las dificultades para poder acceder a una situación administrativa regular.

Entre las personas que han obtenido la residencia por arraigo y se han afiliado a la Seguridad Social, hay datos de muchos interés, como que el 44 % de las mujeres que acceden a esta situación trabajan como empleadas de hogar, o el 55 % de las afiliaciones de trabajadores hombres se producen en los sectores de agricultura y ganadería, hostelería y construcción. Este último sector sería el primero entre las afiliaciones masculinas, suponiendo el 22 % del total.

Estos datos sobre actividad laboral por sectores parecen indicar que la mayoría de las personas que consiguen la afiliación a la Seguridad Social después de acceder a la autorización de residencia por la vía del arraigo se encuentran empleadas en sectores de gran precariedad, como son el empleo doméstico, la construcción o la agricultura. La obtención del permiso de residencia y la afiliación a la Seguridad Social estarían de este modo beneficiando a sectores de la población que atraviesan, al menos potencialmente, situaciones sociolaborales de mayor vulnerabilidad.

Sigue leyendo nuestra serie sobre arraigo: Se duplican las autorizaciones de residencia por la vía del arraigo y te explicamos por qué 

> Baja el tiempo medio de permanencia en situación de irregularidad en España. 

Se duplican las autorizaciones de residencia por la vía del arraigo y te explicamos por qué

Inmigración: análisis de los datos oficiales sobre la figura del arraigo en España (I)

En el último año prácticamente se ha duplicado el número de personas que han recibido en España la autorización de residencia inicial por razones de arraigo. En este artículo vamos a analizar los datos hechos públicos por la Secretaría de Estado de Migraciones y vamos a explicar en qué consiste la figura jurídica del arraigo.

Los datos oficiales muestran que a fecha de junio de 2023 había en España un total de 190.414 personas en España con autorización de residencia concedida por razones de arraigo, que suponen un 98,5 % más que un año antes. Así, el 30 de junio de 2022 se contabilizaban 95.948 personas en esta situación. Por tanto, en un año se ha experimentado un crecimiento en términos absolutos de 94.466 personas en el último año.

Este dato principal ha sido hecho público este pasado verano por el Observatorio Permanente de la Inmigración (OPI), organismo dependiente de la Secretaría de Estado de Migraciones, en el marco de unas estadísticas más completas que arrojan información que creemos de mucho interés sobre esta vía para acceder a la residencia legal en España para las personas inmigrantes.

Personas con autorización de residencia inicial por arraigo

Para empezar hay que explicar que el arraigo es una figura jurídica reconocida por la Ley Orgánica 4/2000 sobre derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social (la conocida coloquialmente como Ley de Extranjería) como una de las vías excepcionales que permiten obtener el permiso de residencia en España. Lo siguiente que se debe hacer explícito es que esta vía para obtener la autorización de residencia se aplica únicamente a personas que ya se encuentran viviendo en el país.

A continuación vamos a exponer sintéticamente las cuatro modalidades de arraigo que existen actualmente en España:

> Arraigo social: requiere la acreditación de una estancia previa y continuada en España de al menos tres años, para lo que se deben presentar documentos que lo acrediten, tales como el empadronamiento. Para acceder al permiso de residencia por el arraigo social se ha de contar con un contrato o contratos de trabajo. Se debe aportar además un informe que acredite la integración social en España o tener vínculos familiares con una persona residente en España. El informe de integración puede recomendar eximir de la obligación de presentar un contrato de trabajo si se cuenta con medios de vida suficientes y acreditados.

> Arraigo laboral: se basa en la experiencia laboral previa en España. Se requiere una permanencia previa y continuada de dos años, encontrarse en situación de irregularidad en el momento de la solicitud y deben demostrarse 6 meses de trabajo a tiempo completo, o 12 meses a tiempo parcial, en situación legal de estancia o residencia.

> Arraigo familiar: pueden acogerse ciudadanos/as extranjeros/as con vínculos familiares directos con ciudadanos/as españoles/as. Tiene una duración de cinco años y permite trabajar. En el caso de hijos de padre o madre originalmente españoles (que emigraron a otro país, por ejemplo), el permiso de residencia es por un año.

> Arraigo por formación: ha sido la última forma de arraigo en introducirse. Se trata de una autorización de residencia concedida para la realización de una formación. Si posteriormente se supera dicha formación y se presenta un contrato de trabajo, se puede acceder a una autorización de residencia y trabajo de dos años.

Como sintetiza el informe del OPI, a través de la figura del arraigo, “el legislador atiende a la realidad de los ciudadanos extranjeros cuyo proyecto migratorio muestra su integración en la sociedad española, acreditando una permanencia previa y continuada, un vínculo familiar directo con un ciudadano español, una experiencia laboral previa o un proyecto de formación reglada”.

Personas con autorización de residencia inicial por arraigo según categorías. Junio 2023

Como se puede apreciar en el gráfico en términos cuantitativos, el arraigo social es el más extendido en España, seguido por el arraigo familiar. En el último año, el mayor crecimiento se ha registrado en el arraigo familiar, que ha aumentado en un 190 % en el número de autorizaciones de residencia por esta vía. El arraigo social registra un crecimiento interanual del 62 % y el arraigo laboral ha aumentado en un 17 %. La figura del arraigo por formación es nueva, por lo que el crecimiento es del 100 %.

¿Por qué se ha producido este incremento de las autorizaciones de residencia por la vía del arraigo?

Para explicar este sensible aumento registrado en el último año de las autorizaciones de residencia por la vía del arraigo hay que acudir a la reforma del Reglamento de la Ley Orgánica 4/2000 que supuso el Real Decreto 629/2022, del 26 de julio del pasado año 2022, que ha supuesto una flexibilización de los requisitos y un aumento de los supuestos contemplados para acogerse a esta vía.

Los cambios fundamentales en los distintos supuestos del arraigo que ha supuesto el Real Decreto 629/2022 han sido los siguientes:

> En el caso del arraigo social, el contrato de trabajo exigido debe garantizar al menos el salario mínimo interprofesional, pero puede ser de 30 horas a la semana, o incluso 20 horas si la persona que solicita la residencia por esta vía acredita tener menores o personas dependientes a su cargo.

> En el arraigo familiar, se concede, con el Real Decreto, esta posibilidad de acceder al permiso de residencia a cónyuges o parejas de hecho acreditadas, ascendientes mayores de 65 años, descendientes menores de 21 o personas a cargo de un ciudadano español o de su cónyuge o pareja de hecho. Además, no es necesario acreditar medios económicos suficientes para su sustento y la duración del permiso se otorga por cinco años.

> En cuanto al arraigo laboral, se amplía su alcance para poder ser una opción de acceso a residencia legal para personas que hayan trabajado anteriormente de forma regular, cuando antes se aplicaba a personas que habían trabajado de forma irregular. Esta vía se convierte en una vía de acceso al permiso de residencia para, por ejemplo, personas que solicitaron protección internacional, trabajaron durante un tiempo mientras se resolvía su solicitud, y después de ser rechazada se vieron en una situación de irregularidad.

> Finalmente, la vía del arraigo por formación es una figura jurídica nueva que se incorpora a las posibilidades de acceder al permiso de residencia.

Este aumento de supuestos y flexibilización de algunos requisitos ha tenido como consecuencia en su primer año de aplicación el aumento en el número de autorizaciones de residencia por la vía del arraigo que se exponía al comienzo de este artículo. Se trata de personas que ya vivían en España desde hacía un tiempo, pero que se encontraban en situación irregular, con las consecuencias desfavorables que esto implica en términos de igualdad e inclusión.

El incremento de personas que han tenido acceso a la residencia por esta vía es una buena noticia porque vivir en situación administrativa irregular es sinónimo de mayor precariedad, mayor vulnerabilidad, mayor sufrimiento y menor acceso a derechos. Revertir esa situación significa avanzar en cohesión social y en la reducción de brechas sociales y factores de vulnerabilidad.

> Sigue leyendo nuestra serie sobre arraigo: Desciende el tiempo medio de permanencia en situación de irregularidad en España

Aumentan en un 69 % las afiliaciones a la Seguridad Social entre las personas que se acogen a la vía del arraigo

> Accede a todos los datos e información que ha hecho públicos el Ministerio de Inclusión, Migraciones y Seguridad Social. 

Se presenta en Ávila la iniciativa “Espacios tolerantes” para hacer frente al racismo y la xenofobia

Muchas de las personas migrantes que llegan a España para tratar de encontrar el futuro que no podían tener en sus países, sufren discriminación en el acceso y disfrute de derechos tan básicos como la educación, el empleo o la vivienda.

En los últimos años estamos comprobando el auge de los discursos racistas, xenófobos y de odio hacia personas migrantes en situación de vulnerabilidad. Desde Accem hemos puesto en marcha en Ávila el programa #CONviveSINprejuicios, cofinanciado por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones y el Fondo Social Europeo Plus, en el marco del cual hemos lanzado esta semana en la ciudad la iniciativa “Espacios tolerantes”.

El objetivo que persigue esta iniciativa es sensibilizar sobre los efectos de las conductas xenófobas y/o racistas, promover relaciones igualitarias y generar un canal para denunciar actitudes discriminatorias.

A la presentación de “Espacios tolerantes” acudieron numerosos representantes institucionales, así como de diferentes organizaciones sociales, educativas y empresariales. Entre ellas, estuvo presente el subdelegado del Gobierno en Ávila, Fernando Galeano. Tuvimos, asimismo, la oportunidad de escuchar testimonios como el de Ismael Salgueiro González, director de Sofraga Palacio, que puso en valor las ventajas que tiene la contratación en su empresa de trabajadores/as de origen extranjero; o el de Said Elba, de Alfa Inmobiliaria, que reflexionó sobre las dificultades a las que se enfrentan las personas extranjeras a la ora de alquilar una vivienda. Miguel Ángel Jiménez García, presidente de la Asociación La Toledana, compartió su experiencia, con el rejuvenecimiento que ha traído a su asociación la llegada de nuevos vecinos y vecinas aportando nuevas costumbres y tradiciones. Por su parte, Mariam Cuenca, de la Comunidad Islámica de Ávila, habló sobre cómo afrontan los problemas de xenofobia que padece la población de origen magrebí residente en Ávila.

La jornada, en la que se utilizó el lema #YoTOLERO para su difusión en redes sociales, finalizó con la entrega de materiales a todos los participantes como apoyo en la lucha contra el racismo y la xenofobia, y de un distintivo que se colocará visiblemente en todos los espacios que se comprometan con hacer de Ávila una ciudad tolerante e inclusiva con la diversidad cultural presente en sus barrios. Porque no basta con no ser racista, Ávila debe ser activamente antirracista.

Una biblioteca humana en Salamanca para crear comunidad y poner en valor la diversidad

En Salamanca, el pasado jueves 25 de mayo, pusimos en marcha nuestra primera “Biblioteca Humana”, en la Biblioteca Municipal Torrente Ballester y dentro de un proyecto más amplio que llevamos a cabo desde el pasado noviembre en colaboración con la Fundación Asprodes.

Para nuestra biblioteca humana contamos con la imprescindible participación de una decena de personas dispuestas a hablar sobre sus vivencias, sus intereses, sus inquietudes, abiertas a compartirlas con todas las asistentes.

La biblioteca humana es una dinámica de alcance internacional que nos enseña que, como los libros, todas las personas tenemos conocimientos y experiencias valiosas que transmitir y que compartir. En la biblioteca humana no hay por tanto libros, sino personas, con las que conversar y aprender.

Quien se acerca a la biblioteca humana, puede elegir, no qué libro hojear, sino con qué persona sentarse a conversar. A partir de ahí, se dan cinco minutos para conocerse, intercambiar y charlar, para después pasar a otra persona a la que conocer al menos un poco.

El objetivo de este proyecto es mostrar el potencial que tienen todas las personas para comunicar y también para ser escuchadas. Además de crear un punto de encuentro e intercambio intercultural.

Proyecto de Historias de Vida

Este proyecto surge de la colaboración entre Accem y Asprodes, de la necesidad que detectamos de sensibilizar y dar a conocer cómo es la sociedad actual y en concreto en el barrio salmantino de Garrido, un barrio intercultural y diverso. Queremos mostrar al conjunto de la ciudadanía la multiculturalidad del barrio y ponerla en valor.

Para ello, empezamos a desarrollar un primer proyecto de “Historias de Vida”, inspirado en experiencias similares que conocimos de países como Estados Unidos, Argentina o México desde el año 2009, y que se centra en recopilar historias de vida de diferentes personas a través de intervenciones de calle. Personas que voluntariamente deciden escribir y compartir alguna de las historias que hayan vivido.

En estos meses hemos conseguido más de 250 historias de vida a lo largo de cinco intervenciones de calle. Para ello, montamos una instalación utilizando cuerdas y colgando en ellas las diferentes historias de vida, invitando a la gente a escribir y habilitando asimismo un espacio para recogerlas. Las historias que hemos recogido cuentan todo tipo de vivencias: sentimientos, historias de superación, opiniones y pensamientos, etc. En todas ellas han participado personas a las que apoyamos tanto en la fase de acogida como en la de autonomía, en una iniciativa que se ha dinamizado especialmente a través de nuestras clases de aprendizaje del idioma.

La génesis de todo este proyecto reside en crear comunidad y dar a conocer la interculturalidad y diversidad del barrio de Garrido (Salamanca), contando tanto con las entidades y vecinas/os del barrio como con instituciones que creemos relevantes.

Tras poner en marcha las “Historias de Vida” y las “Bibliotecas Humanas”, este proyecto que estamos desarrollando en Salamanca tendrá como colofón final la acción e intervención artística “Inside Out”, a través de la cual las historias y mensajes recogidos se convertirán en obras de arte y los rostros de los/as protagonistas de la biblioteca quedarán retratados en una pared del municipio.

Éxito del Festival Gastronómico Multicultural en Sigüenza

El parque de La Alameda de Sigüenza (Guadalajara) acogió el pasado fin de semana la celebración de un Festival Gastronómico Multicultural en el que los chefs no han sido cocineros profesionales, sino residentes o colaboradores del centro de acogida para refugiados/as de Accem en Sigüenza, que el año pasado cumplió treinta años en la ciudad.

En este tiempo, por el centro de acogida de Accem en Sigüenza han pasado más de 7.000 personas que llegaron a España escapando de su lugar de origen o residencia a causa de la guerra, la violencia o la persecución. Quienes decidieron quedarse, son seguntinos/as de adopción, aportando a la sociedad diversidad y riqueza cultural en una localidad de 4.500 habitantes que cuenta con 52 nacionalidades distintas.

Organizado por la propia ONG y por el Plan de Sostenibilidad Turística de Sigüenza, el Festival ha puesto en valor esta gran riqueza cultural, a través de la gastronomía. Cerca de 300 personas, el aforo completo previsto para el festival y su posterior degustación, se dieron cita en un evento que comenzó con las intervenciones de María Jesús Merino, alcaldesa de Sigüenza; Arantxa Pérez, gerente del Plan de Sostenibilidad; y Braulio Carlés, responsable de Accem en Castilla-La Mancha.

Durante el festival se cocinaron ocho recetas distintas, ejemplos culinarios de otros tantos países: baklava de Armenia, blinchik de Ucrania, yassa senegalesa, briwat de Marruecos, injera con huet de Etiopía, empanadillas colombianas y tequeños de Venezuela. El festival se realizó en formato showcooking. Para ello, la organización había ubicado previamente en La Alameda un gran escenario sobre el que las cocineras de ocho países daban a conocer los platos típicos de sus lugares de origen, acompañadas en todo momento por los dos presentadores del evento.

Un viaje por el mundo a través de la gastronomía

La armenia Armine, que lleva 20 años viviendo en Sigüenza, preparó un postre: el baklava, un dulce típico, que se cocina en todo el país. Sus ingredientes son masa de hojaldre, huevos, azúcar, harina, mantequilla, nueces y miel, a los que hay que añadir los necesarios para hacer el almíbar que lo acompaña: agua, azúcar, una rama de canela y limón.

Una mujer ucraniana, Natalia, ayudada por su hija, cocinó el blinchik, o crepe, típico de su país. Procedentes de Odesa, llevan en Sigüenza prácticamente desde que comenzó la guerra de Ucrania. El plato se cocina con cebolla, leche, agua con gas, azúcar, pimiento, huevo, mantequilla, carne de ternera y pollo, y salsa de yogur.

Sandra mostró en el festival sus empanadas colombianas. Procedente del departamento del Atlántico, lleva tres años viviendo en Sigüenza. Durante la puesta en escena del plato, contó cómo mucha gente, en Colombia, sobrevive comiendo sólo un trozo de esta empanada en todo el día, y cómo la cocinaba y vendía antes de amanecer para salir adelante. Los ingredientes son harina de maíz, pimiento, cebolla, zanahoria y carne picada.

Zully, de Venezuela, preparó unos deliciosos tequeños. Nacida en el estado Apure, en la región llanera de Venezuela, lleva cinco años viviendo en Sigüenza. El plato se degusta en familia y se comparte en todas las fiestas de Venezuela. Sus ingredientes son harina de trigo, mantequilla, leche, sal azúcar, “polvo de hornear” y queso.

La etíope Nani preparó el inyera con huet. Nacida en Addis Abeba, vive en Sigüenza desde hace 18 años. El inyera es un plato muy extendido en toda Etiopía, pero con particularidades en cada región. Para cocinarlo se utiliza la harina de teff, carne de ternera en salsa, cebolla, ajo, tomate, pimiento, sal y un poco de achicoria.

Amina y Mame Awa, de Senegal, prepararon el yassa, arroz con pollo. Mame lleva 13 años viviendo en Sigüenza, mientras que Amina sólo lleva seis meses. El plato se puede cocinar con pollo o con pescado, y lleva arroz, aceite, vinagre, pimiento, cebolla, zanahoria, ajo, limón, pollo y un poco de laurel, tomate, pepino y aceitunas.

Ameera, afincada en Sigüenza desde 2016 procedente de Bagdad, en Irak, mostró su biryani. Siendo, como el resto de propuestas, un plato típico de su país, “en el norte y en el sur lo cocinan diferente; yo he traído la receta de mi ciudad”, señalaba. Sus ingredientes son verduras, zanahoria, patatas, pasas, almendras, arroz, cebolla, fideos y guisantes, y siete especias, con el cardamomo como principal protagonista.

Sabah, de Marruecos, y concretamente de una ciudad fronteriza con Argelia, preparó otro postre, el briwat. La marroquí, que lleva 16 años en España, en su mayoría en Sigüenza, explicó que se trata de un postre que se come en ramadán, el mes de ayuno de los musulmanes. Sus ingredientes son hojas de masa brick, almendra molida para decorar, azúcar, goma arábica, mermelada, mantequilla, miel, mantequilla derretida, agua de azahar y clara de huevo.

Después de terminar las presentaciones, el público pudo, en el entorno de los quioscos y fuente de La Alameda, degustar cada uno de los platos, de los que se habían cocinando 300 raciones por cada uno, trasladando a ese entorno la fiesta de la multiculturalidad en la que se convirtió el Festival. Y, mientras tanto, sonaba en la pista de baile la música de El Tino & La Tina.

 

El Gobierno de España reconoce la labor de Accem en la emergencia humanitaria en Canarias

El Gobierno de España, a través del ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha reconocido la labor de un total de 27 personas y organizaciones a través de la entrega de las Distinciones de la Inclusión y las Migraciones en Canarias en un acto celebrado este lunes en Las Palmas de Gran Canaria. Entre las personas condecoradas, dos profesionales de Accem, como son Maite Bueno Rodríguez, responsable del dispositivo de acogida de emergencia de Las Raíces durante la emergencia humanitaria de 2020, y Jairo Arcesio Pérez Restrepo, responsable del centro de Las Canteras, ambos ubicados en el municipio tinerfeño de La Laguna.

Estas distinciones, que se entregan por primera vez, surgen a través de una orden gubernamental para agradecer a la sociedad civil canaria el esfuerzo realizado entre 2020 y 2021, en una situación de emergencia humanitaria por el elevado número de personas migrantes que en ese período accedieron al archipiélago a través de sus costas procedentes de África Occidental. Esta situación de alta exigencia en la logística, la atención y la acogida de miles de personas coincidió además con la pandemia de la covid-19.

El reconocimiento otorgado ha consistido en la entrega de un diploma y una lámina del colectivo artístico Boa Mistura. Junto a nuestros compañeros Maite y Jairo, han sido premiadas instituciones, recursos públicos, entidades sociales, empresas privadas y también personas individuales que, en ese momento de amplia necesidad, aportaron su grano de arena para facilitar la acogida digna y humana a las personas supervivientes del peligroso viaje migratorio desde las costas africanas. Puedes conocer aquí a todos los premiados en las Distinciones de la Inclusión y las Migraciones.

Desde Accem felicitamos a nuestros/as compañeros/as Maite Bueno y Jairo Arcesio Pérez por este reconocimiento y agradecemos al Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones esta distinción que reconoce la labor desplegada por nuestra entidad en la respuesta a esa situación de emergencia y en la atención a personas en situación de gran vulnerabilidad.

> Conoce el trabajo de atención humanitaria en la emergencia de Accem en Canarias.

> Al menos 2.925 personas murieron en 2022 cuando intentaban atravesar la frontera sur de Europa.

 

 

 

Iniciativa en torno al arte, la expresión y la identidad con el Museo de Bellas Artes de A Coruña

Durante los últimos meses, en A Coruña, un grupo de personas refugiadas y migrantes a las que apoyamos a través de los dispositivos de Protección Internacional y de Atención Humanitaria a Inmigrantes han participado en el proyecto “Identidades”, que utiliza el arte para reflexionar sobre la identidad, las raíces culturales y la identificación con el entorno.

El proyecto “Identidades” es una experiencia sociocultural iniciada en 2018 y promovida por la Asociación de Amigos do Museo de Belas Artes da Coruña bajo la coordinación y supervisión del equipo técnico del museo. Está destinado a colectivos en situación de vulnerabilidad, como es el caso de las personas que se han visto desplazadas de sus lugares de origen, ya sea por razones políticas o económicas, por ser víctimas de violencia de género o por verse en situación de dificultad o aislamiento social. El proyecto pretende hacer una reflexión y tomar conciencia de las raíces y de la identidad propia en todas sus variantes: cultural, geográfica, emocional y personal, tanto individual como colectivamente.

El medio para lograr el objetivo de la iniciativa es la puesta en marcha de una serie de talleres de artes plásticas impartidos por una selección de artistas de la ciudad, en los que se trabaja con técnicas diferentes, para representar, a través de distintos géneros artísticos (dibujo, escultura, collage, pintura, etc.), las diversas formas de asumir la identidad de cada uno/a.

En el caso de las personas que desde Accem han participado en el proyecto, todo comenzó con una visita inicial al Museo de Bellas Artes de A Coruña. A continuación, comenzaron los talleres, en nuestro caso de la mano de la artista Isabel Pintado y utilizando como técnica la pintura sobre seda en talleres en los que se trabajó especialmente sobre el paisaje y la abstracción. Las personas que han participado en el proyecto, de orígenes varios como Mali, Ucrania, Marruecos, Guinea Conakry y Senegal, han podido realizar sus propias obras de arte, que posteriormente han sido expuestas en el propio Museo de Bellas Artes y que podrán visitarse hasta finales de este mes de enero de 2023.

Desde Accem en A Coruña esperamos poder volver a participar en la siguiente edición de este bonito proyecto en el que las personas a las que apoyamos han disfrutado tanto.

 

“Palabras e imágenes que son refugio”: palabras puente con letras de paz para vivir no solo en un idioma

En este último trimestre de 2022, hemos organizado desde nuestro servicio de aprendizaje del idioma la segunda edición del concurso “Palabras e imágenes que son refugio”. Con esta iniciativa queremos al tiempo favorecer el uso de la lengua de la sociedad de acogida, en este caso la lengua española, de forma creativa y enriquecedora, y dar voz a la experiencia en España de las personas solicitantes de protección internacional.

Tsevtán Todorov, lingüista, filósofo e historiador búlgaro que abandonó su país y se refugió en Francia dijo una vez que “cuando las culturas se acercan una a la otra, éstas encuentran muchos puntos en común y no libran guerras. Del encuentro de las culturas nacen niños cuya cultura es más rica y en esto está basada toda la historia humana.”  Con esta inspiración, nuestro concurso “Palabras e imágenes que son refugio” intenta crear un espacio de encuentro entre la cultura de la sociedad de acogida y la cultura del lugar de origen de las personas participantes.

Aprender un nuevo idioma no es solo estudiar gramática y vocabulario, hablar un nuevo idioma puede ser mucho más, puede significar encontrar palabras que se unen a la lengua de origen, se hacen fuertes y echan a andar. Puede ser encontrar palabras puente con letras de paz para vivir no solo en un idioma.

151 personas se presentaron este año al concurso con una fotografía y un texto, ambos originales, en los que contaban algo significativo de su experiencia en España y lo comparaban con su lugar de origen. La participación respecto al año anterior creció un 48%, especialmente entre las mujeres, que este año fueron mayoría con un 65% de participantes. Se crearon varias categorías según el nivel de idioma en el que se inscribieron: 7 personas en alfabetización y español básico; 63 participantes en el nivel A1 (inicial); 59 estudiantes en el nivel A2 (preintermedio) y 22 personas en el nivel B1 (intermedio). Hay que mencionar que participaron personas de 20 nacionalidades diferentes, las más numerosas fueron de Ucrania y Mali, pero también hubo participantes de Afganistán, Marruecos, Siria y Rusia.

Finalmente, el 23 de noviembre anunciamos en un acto por videoconferencia a las personas ganadoras y mostramos los textos y fotografías más significativos de cada categoría. Hubo un primer premio, un segundo premio y menciones especiales en cada nivel. Fue un acto emocionante en el que disfrutamos y compartimos la alegría de los/as estudiantes y también de los/as docentes que asistieron.

Pudimos ver cómo el Acueducto de Segovia para Saebou o el río Ebro para Oussame son lugares que les hacen sentir bien en España. Descubrimos la foto en blanco y negro que eligió Dieguery porque la vida no siempre tiene colores, y a veces puede ir bien y a veces mal.  Nos emocionamos con la foto de Liubov en la que había una nube en forma de corazón y él sentía que España entendía la desgracia de su país. Disfrutamos con el girasol que Moussa fotografió y que le recordaba a su infancia. Vimos un parque de Madrid que a Farida le hacía pensar en el futuro de los niños de Afganistán, y una grúa de León que despertó los sueños de Segub. Sonreímos al ver a Oksana junto a una mujer prehistórica en un museo de Asturias y nos dimos cuenta de cuánto las unía a pesar del tiempo. Vimos como una bandera del orgullo gay colgada en un balcón animaba a una persona refugiada a visibilizar su identidad con orgullo y sin miedo. Descubrimos más relatos y fotografías que nos mostraban no solo su experiencia de refugio en España, sino una historia sin fronteras que merece ser escuchada.

Os dejamos a continuación con el vídeo de los ganadores del concurso de Accem “Palabras e imágenes que son refugio”.

Esperamos que en 2023 se sumen más estudiantes a la próxima edición del concurso para seguir conociendo nuevos testimonios. Hasta entonces, os descubriremos, próximamente, algunas de estas palabras e imágenes que son refugio.

 

‘Tents of Hope’: una campaña para descubrir el valor que aportan las personas refugiadas al mercado laboral y a la sociedad

Se estima que, actualmente, alrededor de 100 millones de personas se han visto obligadas al desplazamiento forzoso. De entre ellas, más de 60.000 llegaron a España el año pasado solicitando refugio, buscando una nueva oportunidad.

Con el objetivo de sensibilizar a empresas e instituciones, así como a la sociedad en general, sobre la necesidad que las personas refugiadas puedan acceder al mercado laboral, Accem ha lanzado, en colaboración con la agencia creativa Havas, la campaña ‘Tents of Hope’ en el marco de nuestro programa AccemAriadna para la integración sociolaboral de personas refugiadas, financiado por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

Esta campaña pretende dar luz a todo el valor escondido tras las lonas de las tiendas en los campos de refugiados. Tomando esta premisa como punto de partida, se han impreso y distribuido a diferentes empresas a lo largo de todo el territorio nacional currículums de personas migrantes impresos en lona, el material característico de las tiendas de los campos de refugiados, con el objetivo de tratar de cambiar la realidad de miles de personas.

Según el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, solo el 7 % de las personas refugiadas consigue un puesto de trabajo en España antes de iniciar un programa de empleo. Se estima que el 80 % del total de personas refugiadas en nuestro país tiene una edad comprendida entre los 18 y los 64 años, por lo que se encontrarían en disposición de trabajar, según los datos de solicitudes de protección internacional de este 2022.  En este sentido, durante el acto de presentación de la campaña, Germán Hurtado, coordinador de los programas de empleo de Accem, aseguró que “se necesitan más recursos y el compromiso de las instituciones públicas para facilitar la entrada de personas refugiadas en el mercado laboral, por ejemplo, reduciendo los largos plazos para las homologaciones de títulos académicos”.

La procedencia de las personas refugiadas en España es muy diversa. Según datos ofrecidos por el Ministerio del Interior a finales de este mes de octubre, actualmente los principales países de origen de las personas que solicitan protección internacional en España son Venezuela, con 38.073 personas solicitantes en 2022; Colombia, con 29.060; y Perú, con un total 7.258 solicitantes de protección. “Contamos con casos muy diversos y cada uno tiene que ser tratado de forma individual. La mayoría proceden de países de habla hispana, e incluso sin haber limitaciones con el idioma, encontrar un trabajo cualificado resulta muy complejo”, aseguró Hurtado.

La iniciativa “Tents of Hope’ no solo lucha por la inclusión laboral de las personas refugiadas, sino que también busca poner de manifiesto cómo las mismas contribuyen a mejorar el futuro de nuestro país. Por ejemplo, ayudando a sostener el estado de bienestar, dinamizando sectores esenciales como la agricultura, la hostelería o la sanidad, y generando nuevos empleos mediante la apertura de nuevos negocios. Asimismo, las personas refugiadas aportan talento e innovación a través de la diversidad cultural que representan y pueden ser un actor importante en retos sociales en nuestro país como el despoblamiento de algunas regiones.

“Nuestra labor no solo pasa por ayudar a personas refugiadas a encontrar un trabajo, sino que también consideramos fundamental educar y mostrar la enorme contribución que recibimos como sociedad, no solo a nivel económico, sino también a nivel cultural, de los refugiados. Hacer pedagogía es fundamental para avanzar hacia una sociedad más justa y comprometida”, concluyó Alberto García, coordinador de campañas de Accem.

En Accem trabajamos desde hace 30 años ofreciendo atención, acogida y acompañamiento a las personas refugiadas que llegan a España: hombres, mujeres, niños y niñas que han tenido que abandonar sus hogares a causa de una guerra, la violencia o la persecución.

“Tents of Hope” es una iniciativa impulsada por Accem y desarrollada por la agencia creativa Havas en colaboración con Planta 7, el proyecto de responsabilidad social corporativa de la agencia, para poner en valor el talento escondido tras las lonas de las tiendas en los campos de refugiados. Se trata de una declaración a favor de la inclusión de las personas
refugiadas en el mercado laboral.

> Visita nuestra campaña ‘Tents of Hope’

> Pincha este enlace para ver el vídeo de la campaña