Entradas

Encuentro “Compartiendo experiencias e iniciativas sobre personas LGTBI solicitantes de asilo y refugiadas”

En Accem celebramos el encuentro “Sharing experiences and initiatives with LGTBI Asylum Seekers and Refugees in Europe” (Compartiendo experiencias e iniciativas sobre personas LGTBI solicitantes de asilo y refugiadas en Europa), en el que participaron diferentes representantes de organizaciones nacionales e internacionales que trabajan con personas LGTBI solicitantes de asilo y refugiadas.

El evento realizado el pasado viernes 7 de septiembre en nuestra sede en Madrid, se enmarca en el estudio e investigación que estamos realizando sobre la situación de las personas LGTBI solicitantes de asilo y refugiadas en España. Blanca Hernández, coordinadora del estudio, presentó algunos aspectos sobre la metodología y el campo de trabajo que se está abarcando.

La asociación valenciana Lambda también tuvo representación en este encuentro de intercambio de experiencias y su técnico responsable del Servicio de Apoyo a Personas Refugiadas LGTBI, Rafael Ruiz, ha compartido que su manera de actuar en las citas con las personas refugiadas no va de fijarse en hechos o en fechas como en las entrevistas para solicitar asilo, sino en las percepciones o sentimientos que estos hechos han despertado en las personas.

Respecto a la derivación de los solicitantes de asilo LGTBI, Lambda eleva la importancia de tener en cuenta que se haga a ciudades que tengan entidades especializadas en LGTBI y que además estén libres de lgtbifobia, para tratar de proteger de posibles ataques físicos y verbales a estas personas.

La realidad en otros países de Europa

“Es cierto que no significa lo mismo ser gay en Suecia que en otra parte del mundo, pero a veces las expectativas de los solicitantes sobre la tolerancia en nuestro país son demasiado altas”. Esta realidad la ha afirmado Cihan Aikan, miembro de la Federación Sueca para Lesbianas, Gais y Bisexuales (RFSL), organización que recibe principalmente personas LGTBI solicitantes de asilo y refugiadas de Oriente Medio y el Norte de África y recientemente con mayor afluencia de países ex soviéticos.

Como profesional en esta área ha destacado la necesidad de ofrecer una formación de calidad a quienes trabajan con asilo, así como contar con intérpretes de lenguas minoritarias para poder desarrollar un mejor trabajo.

Nuno Ferreira, co-director de Sussex Centre for Human Rights Research en Reino Unido y participante del proyecto de Experiencias Legales y Sociales sobre Orientación Sexual e Identidad de Género en Solicitantes de Asilo (SOGICA por sus siglas en inglés), estuvo presente en el encuentro y ha señalado las discrepancias que existen en Europa a la hora de evaluar las solicitudes de asilo de personas LGTBI. “Mientras que para Italia criminalización es igual a persecución, en Reino Unido y Alemania no basta que la homosexualidad sea un delito en sus países de origen, sino que se ha de probar la persecución”.

Desde su experiencia en este campo, dice que a la hora de evaluar las peticiones de protección internacional de solicitantes LGTBI, la mayoría de veces los instructores de asilo llevan a cabo juicios subjetivos. “A la hora de valorar una petición LGTBI, la auto-identificación de la persona no es suficiente, se exigen pruebas, pero: ¿cómo demostrar que alguien es homosexual?”.

En países como Italia las organizaciones y principalmente este colectivo presenta un doble reto: “el gobierno italiano no quiere ni a las personas LGTBI ni a las migrantes” ha afirmado Jonathan Mastellari, representante de la organización Migrabo LGTBQI.

En ciudades pequeñas del sur de Italia no es fácil vivir abiertamente como persona del colectivo LGTBI, pero Mastellari ha comentado que las personas solicitantes de asilo reciben muchas veces información errónea sobre estas ciudades y por eso acuden allí. Es por ello que señala la importancia de la privacidad y crear un lugar seguro para las personas que huyen por motivos de orientación sexual o/y identidad de género.

Accem estuvo presente en la VI Asamblea de la RIOOD

Del 15 al 18 de mayo de 2018 tuvo lugar la VI Asamblea Ordinaria de la Red Iberoamericana de Organismos y Organizaciones contra la Discriminación (RIOOD) en Cartagena de Indias (Colombia), de la que Accem forma parte desde el año 2016.

En las distintas sesiones de sexta reunión anual, se adoptaron diversos acuerdos tanto de carácter orgánico como declarativo. En este sentido, la RIOOD abogó por la necesidad de:

  1. Redoblar los esfuerzos por reconocer a la población afrodescendiente y su contribución histórica al desarrollo, así como a implementar condiciones equitativas para su acceso efectivo a derechos humanos.
  2. Fortalecer el reconocimiento y promoción del derecho a los pueblos indígenas en sus aportes en la vida económica, social, cultural y política de los países que conforman la RIOOD. Es necesario destacar sus formas de ver y entender el cosmos, culturales, así como su mística de relacionamiento con la madre naturaleza, lo que motiva a que luchen por la defensa del territorio, sus propias formas de organización y aplicación de la justicia en las comunidades.
  3. Remover los obstáculos y barreras que dificultan e incluso impiden el pleno ejercicio de derechos de las personas migrantes.
  4. Reconocer las dificultades que enfrentan las personas pertenecientes a comunidades roma para reconocerles como sujetos de derechos en los países en que transitan y residen.
  5. Instamos a condenar los discursos de odio, fundamentalismos y violencias hacia personas LGBTI, a generar e impulsar políticas y legislaciones que combaten toda discriminación, a reconocer el ejercicio igualitario de todos los derechos y a asegurar la urgente protección de la orientación sexual, identidad de género, expresión de género y diversidad corporal de las personas en consonancia con los principios de igualdad y no discriminación.
  6. Promover procesos que incidan en el mejoramiento de la calidad de vida de las personas con discapacidad y sus familias, sumando voluntades para erradicar todas las formas de discriminación y promover la inclusión social plena en la vida comunitaria con dignidad, autonomía e independencia.
  7. Considerar las diferentes etapas de vida de las personas en las estrategias focalizadas de lucha contra la discriminación, poniendo especial atención en la niñez, adolescencia, etapa reproductiva y aquella de las personas adultas mayores.
  8. Continuar impulsando actuaciones para promover y consolidar la igualdad de derechos de las mujeres y las niñas en condiciones de dignidad y libertad, libres de violencia de género.

 

La RIOOD pretende consolidarse como un referente en la lucha e instrumentación de estrategias para la reducción de la desigualdad y el combate a la discriminación estructural en la región.

A nivel orgánico, en la VI Asamblea Ordinaria se renovaron los cargos ejecutivos de la red, por el periodo desde el 18 de mayo de 2018 al 31 de mayo de 2019. La presidencia en este periodo la ostentará Guatemala, a través del organismo gubernamental de la Comisión Presidencial contra la Discriminación y el Racismo contra los Pueblos Indígenas (CODISRA), con el apoyo en la secretaría técnica de México, por medio del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED) y el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación en México (COPRED).

Se creó una Comisión de Transición de naturaleza jurídica de la que Accem es integrante, con fecha límite de actuación hasta el 31 de marzo de 2019, en orden a poder resolver, optimizar y ordenar el marco normativo y económico interno de referencia. Accem también tiene presencia en la Comisión Estatutaria, en suspenso hasta la finalización de los trabajos de la Comisión de Transición, así como en la Comisión de Casos Emblemáticos.

 

Sobre la RIOOD

La RIOOD está integrada por organismos públicos, organizaciones regionales, internacionales, multilaterales; organizaciones de la sociedad civil e instituciones académicas, que comparten los mismos objetivos en la búsqueda del respeto al derecho a la igualdad y la no-discriminación en Iberoamérica.

Fue creada el 24 de septiembre de 2007 en el marco del “Encuentro Iberoamericano: Desarrollo Social, Democracia y No Discriminación”, y tiene como misión coadyuvar en la lucha contra todas las formas de discriminación mediante la articulación de sus integrantes, el intercambio y producción de información, así como la coordinación de acciones individuales y conjuntas que busquen erradicar este fenómeno en todos los ámbitos, públicos y privados.

Sus objetivos nucleares son los siguientes:

  • Propiciar procesos de reflexión, acercamiento y cooperación entre sus integrantes a fin de impulsar acciones conjuntas para combatir la discriminación en toda la región iberoamericana.
  • Promover e incidir en la inclusión de la problemática de la discriminación como prioritaria en las agendas de acción de los Estados.
  • Impulsar el seguimiento de las recomendaciones internacionales emitidas por los diferentes organismos internacionales relativas a la no-discriminación y ratificación de instrumentos internacionales que defiendan los derechos humanos.
  • Promover la generación de información y estudios relacionados con la discriminación como insumos para incidir en las políticas de la región.

 

Comunicado ante los ataques xenófobos de Pedrera (Sevilla)

Desde las entidades Accem, Fundación CEPAIM, Movimiento por la Paz – MPDL, Red Acoge y Fundación Secretariado Gitano, implicadas en la defensa del Derecho a la Igualdad mostramos nuestro malestar ante los comentarios y ataques xenófobos en Pedrera (Sevilla).

Las entidades sociales implicadas en la defensa del Derecho a la Igualdad Accem, Fundación CEPAIM, Movimiento por la Paz – MPDL, Red Acoge y Fundación Secretariado Gitano, manifestamos lo siguiente:

El pasado 6 de enero tuvieron lugar una serie de actos violentos en contra de la comunidad rumana del municipio de Pedrera (Sevilla), que se saldó con daños materiales y varias personas detenidas. A esos hechos le siguieron una concentración espontánea de personas frente a las dependencias de la Policía Local en la que se encontraban detenidos los responsables de una agresión; tras ello los manifestantes se dirigieron a diferentes calles de la localidad y volcaron tres vehículos de ciudadanos rumanos residentes en Pedrera. Además se convocó a través de redes sociales y sin la pertinente autorización de la Subdelegación de Gobierno en Sevilla, una concentración de más de 200 personas a las puertas del Ayuntamiento de Pedrera en contra de la presencia de los ciudadanos rumanos en Pedrera.

Las entidades firmantes somos conscientes y nos consta la correcta intervención realizada tanto por la Guardia Civil como por la Policía local de Pedrera en la gestión del incidente; no obstante tenemos que manifestar nuestro profundo malestar y preocupación ante lo ocurrido ya que nos encontramos ante un ataque xenófobo hacia toda la comunidad rumana por parte de numerosos vecinos, que podría constituir un delito de odio.

Ante estos hechos pedimos que sigan siendo las autoridades públicas las que actúen y que se evite que los vecinos y vecinas se tomen la justicia por su mano y puedan agredir o amedrentar a las familias rumanas con el objetivo de expulsarlas del pueblo. Este tipo de actuaciones no están justificadas y no cumplen con la legalidad. En un Estado de Derecho, corresponde a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad y a la Justicia actuar con contundencia ante cualquier hecho delictivo.

Igualmente, mostramos nuestra preocupación por las diferentes concentraciones vecinales que se han producido pidiendo la expulsión del pueblo de la comunidad rumana en su conjunto, asociando y responsabilizando injustamente a toda la comunidad rumana de lo ocurrido, sin tener en cuenta que hay muchas familias rumanas que llevan viviendo en el pueblo muchos años, que nada tienen que ver con los hechos acontecidos y que se están viendo afectadas por esta situación.

En un Estado de Derecho la responsabilidad es individual y deben ser la justicia y las fuerzas de seguridad las que actúen contra individuos concretos ante hechos que puedan constituir un delito.

Hacemos también un llamamiento a la responsabilidad de los medios de comunicación para que informen con objetividad y rigor, evitando estigmatizar y criminalizar a determinados colectivos. Así como a los responsables públicos para que asuman la responsabilidad de la defensa de los derechos de todos los ciudadanos y promuevan la cohesión social y una buena convivencia.