Entradas

No seas cómplice de la trata con fines de explotación sexual

Según el Informe Mundial sobre la Trata de Personas 2020, publicado por la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), un 50 % de las víctimas de trata de personas en el mundo son sometidas a explotación sexual. El 65 % de las víctimas de la trata en el mundo son mujeres y niñas. Este porcentaje se eleva considerablemente para la trata con fines de explotación sexual. En España, en 2019, el 96 % de las víctimas identificadas de trata con fines de explotación sexual eran mujeres y niñas. Esto significa que la trata de personas, además de una grave violación de los derechos humanos, es también una forma de violencia de género.

El 23 de septiembre se celebra el Día Internacional contra la Explotación Sexual y la Trata de Personas, una conmemoración que fue promovida por la Conferencia Mundial de la Coalición contra el Tráfico de Personas en 1999, en coordinación con la Conferencia de Mujeres que se celebró en Bangladesh ese mismo año.

Accem cuenta con una amplia experiencia en la lucha contra la trata de personas, desde la atención directa, desde la formación, desde la detección e identificación de víctimas y también desde la sensibilización social. En este último capítulo hemos lanzado nuestra última acción, el spot que hoy te presentamos y que es el principal elemento comunicativo de una campaña de sensibilización que se dirige especialmente a los jóvenes, con la finalidad de que amplíen su mirada y cuestionen situaciones intolerables de explotación de personas. El lema de la campaña y principal llamamiento es este: “No seas cómplice de la trata con fines de explotación sexual”.

Dyana, la protagonista de este vídeo, no es una sola mujer, representa a muchas más, que seguro que has podido ver alguna vez en la calle. Hace un año pusimos en marcha en Cartagena el programa de “Atención y acompañamiento a mujeres víctimas de trata con fines de explotación sexual y otras formas de violencia contra la mujer”. Hasta la fecha hemos atendido un total de 126 personas en el municipio, pudiendo trabajar con mayor profundidad en 82 casos. Después de un año de atención, queremos hoy compartir algunos datos que nos indican muchas cosas:

  • 56 mujeres se encuentran en situación de explotación sexual.
  • Cinco de ellas afirman haber sido víctimas de trata.
  • Cuatro mujeres consiguieron escapar de la red de trata y cambiaron de comunidad autónoma de residencia.
  • Trece mujeres manifiestan ejercer libremente la prostitución.
  • Nueve mujeres sufren violencias por parte de sus parejas y/o amigos.
  • Ocho mujeres solicitaron protección internacional porque la trata puede ser causa de asilo.

El perfil mayoritario de las personas atendidas es de mujer de origen migrante en situación administrativa irregular. También existen casos, sin embargo, de mujeres de origen autóctono y con cargas familiares.

Este proyecto de atención directa de Accem a mujeres en situación de gran vulnerabilidad comprende las siguientes acciones: detección y acompañamiento en calle; atención psicológica; atención social integral y atención jurídica básica. Asimismo, está contemplada la elaboración de un estudio junto al Observatorio de la Exclusión Social de la Universidad de Murcia, así como acciones de sensibilización como este vídeo que te mostramos.

Por otra parte, y con motivo de la conmemoración del Día Internacional contra la Explotación Sexual y la Trata de Personas, hemos organizado en Cartagena este concierto al que te animamos a acudir si tienes la oportunidad.

El proyecto de “Atención y acompañamiento a mujeres víctimas de trata y otras formas de violencia contra la mujer” de Accem en Cartagena está financiado por la Consejería de Mujer, Igualdad, LGTBI, Familias y Política Social de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia.

 

Accem lanza una nueva campaña de sensibilización contra la trata con fines de explotación sexual

Los jóvenes son los principales destinatarios de la nueva campaña de sensibilización social contra la trata de personas con fines de explotación sexual que hemos lanzado en Cartagena con el objetivo de que amplíen su mirada y tengan la capacidad de cuestionar situaciones intolerables de explotación de las personas.

Dyana, protagonista de la campaña, no es una única mujer, sino que representa a muchas más, que seguro has visto alguna vez en la calle. Hace un año pusimos en marcha en Cartagena el programa de “Atención y acompañamiento a mujeres víctimas de trata con fines de explotación sexual y otras formas de violencia contra la mujer”.

Hasta la fecha hemos atendido un total de 126 personas en el municipio, pudiendo trabajar con mayor profundidad en 82 casos: 56 mujeres se encuentran en situación de explotación sexual. Cinco de estas mujeres cuentan haber sido víctimas de trata. Una interpuso denuncia. Cuatro escaparon de la red y cambiaron de CCAA. 13 mujeres manifiestan ejercer libremente la prostitución. 9 mujeres sufren violencias por parte de parejas y/o amigos. 4 mujeres víctimas de trata con fines de explotación sexual. 2 interpusieron denuncia y se encuentran actualmente en un piso de protección. El perfil de las mujeres mayoritariamente es el de mujer inmigrante en situación administrativa irregular, pero también hay nacionales, con familiares a su cargo.

De las mujeres con las que estamos trabajando en Cartagena es importante destacar que ocho de ellas han solicitado protección internacional, porque la trata de seres humanos puede ser causa de asilo y se encuentran actualmente en situación administrativa regular.

No seas cómplice de la trata con fines de explotación sexual.

Este vídeo forma parte del programa de “Atención y acompañamiento a mujeres víctimas de trata y otras formas de violencia contra la mujer”, que Accem desarrolla en Cartagena, financiado por la Dirección General de la Mujer y Diversidad de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia con Fondos del Pacto de Estado contra la Violencia. 

> Conoce todo el trabajo de Accem en la lucha contra la trata de personas. 

¿Por qué tenemos que abandonar para siempre la expresión ‘trata de blancas’?

Todavía hoy, y a pesar del esfuerzo e insistencia de numerosas organizaciones de la sociedad civil, como Accem, cada poco escuchamos en una noticia, en la radio, en la televisión, pero también en una charla o en una conversación, una expresión que deberíamos abandonar de una vez por todas: ‘trata de blancas’.

Cuando oímos hablar de la ‘trata de blancas’ normalmente es en un contexto informativo que suele estar cargado de buenas intenciones, de hacer visible la explotación salvaje que sufren muchísimas mujeres en el mundo.

Es, sin embargo, profundamente desafortunado y desaconsejable mantener esta expresión, por las razones que vamos a exponer a continuación.

La razón fundamental es que cuando hablamos de ‘trata de blancas’ estamos haciendo uso de un concepto cargado de connotaciones racistas, que valoraba únicamente como relevante la explotación de mujeres blancas procedentes sobre todo de Europa y Norteamérica.

Es en los últimos años del siglo XIX y primeros del siglo XX cuando se identifica la violencia que sufren mujeres, fundamentalmente europeas, que, en un contexto de pobreza y vulnerabilidad, comienzan a ser víctimas de tratantes que comercian con ellas y las explotan sexualmente, trasladándolas como concubinas o prostitutas a diferentes países de Asia, África o Europa del Este. Naciones Unidas interviene y comienza a articular instrumentos para actuar frente a esta lacra. Así, surge en 1904 el Acuerdo Internacional sobre Represión de Trata de Blancas, que tendría continuidad en 1910 con la celebración de la Convención Internacional para la Represión de la Trata de Blancas.

Esta expresión de la ‘trata de blancas’ era heredera de una larga historia colonial y de esclavitud, que toleró y permitió durante siglos la extracción forzosa de mujeres de sus lugares de origen, así como su comercio como si de mercancía se tratara, y la explotación de sus cuerpos y sus vidas, como mano de obra esclava, como servidumbre y como objeto sexual. Dado que este trato violento, denigrante e inmemorial hacia las mujeres ‘no blancas’ estaba profundamente normalizado y arraigado, no es extraño que quedaran fuera del problema identificado de la ‘trata de blancas’.

Este carácter racista, colonialista y eurocéntrico es el motivo principal por el que tenemos que desterrar de una vez por todas del lenguaje el término de la ‘trata de blancas’. Es importante sustituir esta expresión por la más correcta de trata de personas, la forma moderna que ha tomado el viejo fenómeno de la esclavitud en nuestro tiempo.

Trata de personas: todas las víctimas, todas las formas de explotación

La trata de personas es, por otra parte, un fenómeno muy amplio y complejo, que afecta a mujeres, hombres, niñas, niños y personas transgénero, realidades que quedan invisibilizadas cuando se habla de ‘trata de blancas’. No hay que dejar de señalar, al mismo tiempo, que el 72 % de las víctimas de trata son mujeres y niñas, como revelan los datos de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, informe anual 2018) y que la trata constituye por tanto también una forma específica y muy grave de violencia de género.

Por otra parte, la ‘trata de blancas’ remite directamente en el imaginario colectivo a la explotación sexual, y siendo esta una de las caras más habituales y más terribles de este fenómeno, la realidad indica que las finalidades de explotación son, de nuevo, muchas más: trabajo forzado, servidumbre por deudas, obligación de comisión de delitos, matrimonio forzoso, tráfico de órganos, mendicidad forzada, etc.

Así pues, dejar de utilizar eso de la ‘trata de blancas’ no es un capricho ni una cuestión puramente formal o de corrección política. Se trata de una expresión anacrónica que no nombra ni define adecuadamente la realidad a la que se refiere; que invisibiliza a muchas de sus víctimas y muchas de las formas de explotación que sufren millones de personas en el mundo; que es heredera de una visión racista y discriminatoria hacia las personas ‘no blancas’ y que es necesario hacer evolucionar en el lenguaje para referirnos de manera precisa a la esclavitud del siglo XXI: la trata de personas.

> Conoce el trabajo de Accem en la lucha contra la trata de personas. 

> ¿Sabes cuáles son las otras caras de la trata?

Presentación del informe de Accem “La otra cara de la trata”

La trata de personas es un fenómeno con muchas formas que afectan a las mujeres y que va más allá de la prostitución forzada. En España existe la realidad de la trata con fines de explotación sexual, pero también la esclavitud laboral, los matrimonios forzosos, la trata para la comisión de actividades delictivas o para la mendicidad. Además, se da la trata combinada, cuando una misma mujer es explotada con diferentes finalidades.

Accem ha presentado este martes el informe “La Otra Cara de la Trata”, que explora la realidad de la trata con otros fines de explotación que afecta a las mujeres. La investigación se ha realizado en base a datos y entrevistas a informantes clave del ámbito de la trata de seres humanos en instituciones y organizaciones. Recoge también el relato de vida de una superviviente.

La trata de seres humanos se encuentra en constante cambio, las redes se adaptan a las nuevas rutas y flujos migratorios, a los cambios legislativos y políticos, a las nuevas tecnologías, a la economía y el mercado laboral, a la vez que modifican sus métodos de captación y perfeccionan sus técnicas de manipulación y coacción.

A día de hoy la atención está centrada en la trata con fines de explotación sexual, y en concreto en la trata con fines de prostitución forzada, aunque puede darse en otras formas y otros contextos como la pornografía, los centros de masajes o los chats y web eróticas.

En el caso de España, las Naciones Unidas apuntan a que figura entre los principales países de origen, tránsito y destino de la trata, sobre todo de mujeres y niñas con fines de explotación sexual.
Sin negar la gravedad e importancia de este tipo de trata, la Comisión Europea señala que la actual perspectiva subestima a las otras finalidades de la trata y el Grupo de Expertos del Consejo de Europa (GRETA) advierte en su informe sobre España acerca de las consecuencias de centrar la lucha contra la trata exclusivamente en los fines de explotación sexual de mujeres y niñas e insta a adoptar un plan de acción.

El informe de Accem recoge datos más allá de la explotación sexual. Se aborda la trata laboral, que, en el caso de las mujeres, está concentrada en el servicio doméstico, la industria textil, el calzado y las conservas. Se da un cambio constante en los países de origen de las víctimas.

En 2017 la mayoría de víctimas de trata laboral identificadas en España procedían de Rumanía, España y China. En 2018, se produjo una mutación en los perfiles detectados, ya que la mayoría de víctimas identificadas procedían de Vietnam, Moldavia, Rumanía y Portugal. A principios del año 2019, algunas organizaciones especializadas detectaron mujeres víctimas de trata laboral procedentes de Taiwán.

En el caso de la trata para matrimonios forzados, también se registran casos en España. Los datos oficiales confirman los retos que aún existen en la identificación de estos casos de trata, ya que en tres años (2016-2018) sólo han sido ocho las víctimas identificadas, de Rumanía, Bulgaria y Marruecos, todas ellas menores de edad.

En las formas mixtas de trata, la mayoría de las víctimas son mujeres, algunas de ellas pertenecientes al colectivo LGTBI+. Existen casos de víctimas de trata con fines de explotación sexual que también son forzadas a cometer actividades delictivas (hurtos, venta de drogas). También hay víctimas de trata sexual y laboral (mujeres que trabajan en locales de masajes o camareras de noche a las que se obliga a mantener relaciones sexuales). Hay víctimas de trata con fines de matrimonio forzoso que son obligadas a ejercer la mendicidad. Las redes buscan obtener el máximo beneficio y la explotación doble o triple asegura rentabilidad máxima.

Lo cierto es que hay bajo nivel de comprensión de la conducta hermética y defensiva de las mujeres víctimas de trata, fruto de la situación traumática que han atravesado y de las amenazas. La identificación ha de ser un proceso especializado que respete los tiempos y necesidades de cada persona y la única responsabilidad no debe recaer sobre las víctimas, sino también en la detección de otros indicios razonables.

El informe realizado por Accem constata retos formativos para los profesionales en la detección, derivación y atención en situaciones de trata. La identificación incorrecta de las víctimas de trata puede conducir a su detención o deportación.

Accem y la Red Española contra la Trata de Personas (RECTP) abogan por una ley integral de lucha contra la trata que abarque todos los tipos y todas las personas que pueden ser víctimas de trata.

Para más información sobre trata y sobre la labor de Accem pincha aquí.

Para descargar el informe de Accem “La otra cara de la trata” pincha aquí.

Información básica sobre enfermedades de transmisión sexual y su prevención

Recurso: Información básica sobre enfermedades de transmisión sexual y su prevención.

Autor: Accem

Lugar y año: A Coruña, 2015.

Programa: Atención y protección integral de víctimas de trata.

Financiador: Ministerio de Empleo y Seguridad Social y Fondo de Asilo, Migración e Integración de la Unión Europea.

Explicación: Herramienta informativa para víctimas o posibles víctimas de trata con fines de explotación sexual y/o personas prostituidas en Galicia, como apoyo para realizar la intervención directa en las zonas de especial riesgo y favorecer el acercamiento a las mujeres afectadas.

Se trata de un material que ofrece información sobre las principales Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS), de cara a que sea una herramienta de utilidad para la protección, el autocuidado y la salud sexual de sus destinatarias. Este material ofrece también una forma de contacto con nuestra entidad.

 

Nace el proyecto IRIS en Castilla-La Mancha para prevenir la trata de mujeres y niñas

Desde el pasado mes de agosto Accem en Castilla-La Mancha ha empezado a implementar el proyecto IRIS para la prevención de la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual, financiado por el Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha.

El proyecto tiene la finalidad de desarrollar acciones de prevención y sensibilización sobre la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual. Para ello, se prevé la realización de sesiones formativas y talleres de concienciación sobre la trata y la explotación sexual en centros educativos de la región. Asimismo, el proyecto contempla la puesta en marcha de acciones formativas dirigidas a profesionales del ámbito socio-sanitario, con el objetivo de dotarles de las herramientas necesarias para detectar posibles indicios de que una persona pueda ser víctima de esta lacra.

También en el marco de este proyecto se prevé la organización de un encuentro con profesionales y asociaciones relacionados con la trata y explotación sexual, así como la realización de campañas de sensibilización que aborden la realidad de esta gravísima violación de los derechos humanos y esta forma de violencia contra las mujeres que es la trata.

Finalmente, en el marco de este proyecto se prevé la visita a lugares en los que se pueden dar posibles situaciones de trata y/o explotación sexual o laboral, en coordinación con las instituciones competentes, con la finalidad de detectar posibles casos e informar a las presuntas víctimas sobre sus derechos y los recursos de la entidad.

> Si quieres saber más sobre el fenómeno de la trata de seres humanos, pincha aquí. 

>Si quieres conocer más noticias sobre la trata, pincha aquí. 

> Conoce la campaña “¡Abre los ojos!” de Accem contra la trata de seres humanos. 

El Gobierno de EE.UU. publica su informe anual sobre trata de seres humanos

Como cada año, el pasado mes de junio el Departamento de Estado de Estados Unidos publicó el “Informe sobre Trata de Personas 2018” (Trafficking in Persons Report 2018). Se trata del informe más completo sobre la situación de la trata en el mundo, que contiene una fotografía de los esfuerzos y las acciones que cada país pone en marcha para luchar contra la trata de seres humanos.

En relación a España, el informe reconoce los esfuerzos y el compromiso del país en la lucha contra esta lacra. Sin embargo, proporciona una serie de recomendaciones para avanzar en la investigación y persecución del delito, así como en la protección y asistencia de las víctimas. En concreto, entre otras cosas, se recomienda al gobierno de España incrementar las investigaciones, las acusaciones y condenas del delito, en particular para los casos de trata con fines de explotación laboral.

Asimismo, desde el informe del gobierno estadounidense se exhorta a incrementar la capacitación de los y las profesiones para la identificación proactiva de las víctimas, especialmente entre las mujeres en contextos de prostitución, las personas migrantes en situación irregular, los menores no acompañados y los trabajadores/as de los sectores de la industria y la agricultura en aquellas zonas con elevada incidencia de situaciones de explotación laboral.

Finalmente, la publicación resalta la importancia de incrementar los recursos para la asistencia y protección de las víctimas de trata y de ampliar los esfuerzos para reducir la demanda de productos que son fruto de trabajo forzoso.

> Se puede obtener más información sobre el informe y descargarlo pinchando aquí.

> Visita nuestra sección de noticias sobre trata de seres humanos. 

> Conoce el trabajo de Accem en la lucha contra la trata. 

Informe del CITCO sobre la trata de personas en España en 2017

El pasado mes de julio, el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO) del Ministerio del Interior publicó los datos relativos al fenómeno de la trata de seres humanos en España durante el año 2017.

Los datos publicados evidencian cómo un total de 10.111 personas fueron detectadas en una situación de riesgo en el ámbito de la prostitución, así como 12.807 personas en centros de actividad laboral. De ellas fueron identificadas 155 víctimas de trata con fines de explotación sexual; 58 víctimas de trata laboral; tres víctimas de trata para matrimonio forzado; tres víctimas de trata orientada a la explotación de la mendicidad y una víctima de trata para la comisión de actividades delictivas.

Entre las víctimas de trata identificadas, nueve eran menores de edad en casos de explotación sexual y cuatro en casos de trata con fines de explotación laboral.

En relación al perfil de las víctimas, el informe destaca que la mayoría de las víctimas de trata sexual procedían de Nigeria, Rumanía y China. Las víctimas de trata laboral eran mayoritariamente de nacionalidad rumana, española y china. En relación a las demás formas de trata, el informe indica que las tres víctimas de trata por mendicidad procedían de Bulgaria; las tres víctimas de matrimonio forzado eran de Rumanía y de este mismo país procedía la víctima de trata para la comisión de delitos.

El informe del CITCO contiene asimismo datos relevantes sobre los casos de explotación detectados tanto en el contexto de la prostitución como en el ámbito laboral; sobre las inspecciones administrativas realizadas para detectar casos de trata, así como sobre los atestados policiales iniciados y las personas detenidas.

> Accede aquí al informe del CITCO sobre trata de seres humanos en España. 

> Accede aquí a todas las noticias sobre trata de seres humanos. 

 

 

El GRETA examina la lucha contra la trata en España

El pasado 20 de junio, el Grupo de Expertos sobre la Lucha contra la Trata de Seres Humanos (GRETA, por sus siglas en inglés) publicó el segundo informe de evaluación sobre la implementación del Convenio del Consejo de Europa sobre la lucha contra la trata de seres humanos por parte de España.

Este informe reconoce los progresos realizados por España en los últimos años en implementar un marco legislativo, político e institucional para luchar contra la trata. Sin embargo, recalca la necesidad de poner en marcha más esfuerzos en distintas áreas, en particular para luchar contra la trata con fines de explotación laboral, al haberse hasta la fecha centrado el foco solo sobre la trata con fines de explotación sexual.

En este sentido, el GRETA urge a las autoridades españolas adoptar con prioridad un plan integral que incluya medidas para combatir la trata con fines de explotación laboral, así como otras finalidades de la trata, y priorizar la identificación de las víctimas de trata entre los solicitantes de protección internacional y los migrantes en situación irregular. Con la finalidad de prevenir la trata con fines de explotación laboral, el GRETA recomienda reforzar las inspecciones de trabajo, especialmente en el sector agrícola y en el servicio doméstico.

Por otro lado, el GRETA expresa preocupación por el proceso de identificación de las víctimas de trata y urge a las autoridades españolas de asegurar que la identificación formal de las víctimas no dependa de la obtención de pruebas suficientes para iniciar el procedimiento judicial.  En este sentido, reconoce la importancia del papel de las organizaciones especializadas en el proceso de identificación. Finalmente, subraya la necesidad de mejorar la identificación de los menores víctimas de trata y su asistencia, con especial atención a los menores no acompañados y a los menores de etnia gitana.

 > Se puede descargar aquí el informe de evaluación sobre España elaborado por el GRETA. 

 > ¿Quieres saber más sobre la trata de seres humanos? Pincha aquí. 

 

Se aprueba un protocolo para la atención a la trata en el sistema de salud

El pasado mes de abril, el Pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS) aprobó el anexo “Actuación sanitaria frente a la trata con fines de explotación sexual”, que complementa el “Protocolo común para la actuación sanitaria ante la violencia de género en el sistema nacional de salud (SNS)”.

La finalidad del documento consiste en dar a conocer las características específicas de la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual en el contexto de los servicios sanitarios. Asimismo, pretende establecer unas pautas para la detección temprana de posibles víctimas de trata o de explotación sexual, así como la actuación ante los casos detectados, con el objetivo de garantizar una actuación homogénea en todo el territorio del estado.

En concreto, el anexo aprobado contiene una serie de orientaciones para que las mujeres y niñas que hayan sufrido estas situaciones y que acudan a cualquier servicio sanitario puedan ser derivadas a los recursos adecuados para su atención y protección integral, asegurando así el ejercicio de sus derechos y su recuperación física, psicológica, emocional y social.

Este documento representa además una herramienta para contribuir a la sensibilización y formación del personal sanitario acerca de las distintas formas de violencia contra las mujeres, como la trata con fines de explotación sexual y su grave impacto en la salud de las mismas. Además, pretende fomentar la colaboración y coordinación entre los profesionales y los recursos dentro y fuera del sistema sanitario, así como promover el empoderamiento de las mujeres con la finalidad de que tomen conciencia de su situación, favoreciendo su autoidentificación como víctimas y la toma de decisiones sobre su recuperación.

> Se puede consultar el Protocolo pinchando aquí.