Entradas

España, lejos de cumplir con su compromiso para la reducción de la pobreza

17 de octubre, Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza

La Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en el Estado Español (EAPN-ES), de la que Accem forma parte, ha presentado la décima edición de su informe El Estado de la Pobreza. Seguimiento del indicador de pobreza y exclusión social en España 2008 – 2019. Esta presentación se produce en el marco de la conmemoración Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, el 17 de octubre.

En el año 2019, un total de 11.870.000 personas –algo más de la cuarta parte de la población en España–, vivía en riesgo de pobreza y/o exclusión social. A tenor de estos datos, España está muy lejos de cumplir con su parte del compromiso de reducción de la pobreza asumido en la Estrategia Europa 2020, que especificaba una reducción de 1,5 millones de personas en riesgo de pobreza y/o exclusión social (tasa AROPE) sobre los datos de 2008, y que debía alcanzarse como muy tarde en 2020.

El estudio demuestra que la recuperación macroeconómica proclamada a partir de 2014 ha quedado lejos de alcanzar de forma efectiva a las personas en peor situación, dejando en evidencia las graves dificultades de casi 12 millones de personas para afrontar la actual crisis de la pandemia de la covid-19. Además, El 49,3 % de la población española tiene alguna clase de dificultad para llegar a fin de mes.

Para este año, la tasa de pobreza infantil se ha incrementado en seis décimas con respecto al año anterior y alcanza al 27,4 % de niños, niñas y adolescentes menores de 18 años. Esta cifra es un 33 % más elevada que la tasa del resto de población.

Respecto al sexo, la tendencia al deterioro de la situación de las mujeres aparece en muchos indicadores, llegando a superar en más de medio millón el número de mujeres en riesgo de pobreza y/o exclusión social respecto al de hombres.

A pesar del crecimiento del PIB y en un contexto caracterizado por seis años de crecimiento del empleo, la tasa de pobreza entre las personas con trabajo se mantiene estática desde 2014 (en torno al 14 %).

De entre la población desempleada, el 43,3 % vive en situación de pobreza y se mantiene como la más alta de todos los grupos de actividad, lo que demuestra las limitaciones de la protección al desempleo y las restricciones del Estado de bienestar actual.

Algunos datos extraídos del informe:

  • Unos 9,7 millones de personas están en riesgo de pobreza en España.
  • En 2019 hay 6,2 millones de mujeres y 5,6 millones de hombres en riesgo de pobreza y/o exclusión social. Lo mismo ocurre con el 46,8 % de las personas que conforman familias monoparentales.
  • Entre 2008 y 2019, el total de la población ha perdido una capacidad real de consumo equivalente a 646 €.
  • El 10 % más rico de la población obtiene una cuarta parte (24,1 %) de los ingresos de toda la población, que es la misma renta total de casi la mitad más pobre de la población española, que obtiene el 27,4 %
  • Una de cada tres personas con discapacidad se encuentra en riesgo de pobreza y/o exclusión.
  • Para el año 2019, la tasa AROPE es un 29 % más elevada (6,5 puntos más), el riesgo de pobreza es un 62 % más alta (9,8 puntos más) y de pobreza severa, un 75 % mayor (3 puntos más).

>Accede al informe de la EAPN-ES.

>Conoce el trabajo de Accem contra la pobreza y la exclusión social.

Los rebrotes de la Covid-19 hacen visible la situación de pobreza y exclusión de los trabajadores temporeros migrantes

En este verano de 2020 distintos hechos han puesto en primer plano de la actualidad la situación de extrema precariedad vital que atraviesan miles de trabajadores/as migrantes en España empleados en las campañas agrícolas. Los rebrotes de la Covid-19 sufridos por los trabajadores temporeros en Huesca, Lleida o Albacete; los incendios en los asentamientos de jornaleros del campo en la provincia de Huelva o la dramática muerte del trabajador Eleazar Blandón a causa aparentemente de un golpe de calor en Murcia han hecho visible una realidad que para muchos permanecía oculta. Una realidad social de infraviviendas y hacinamiento; de falta de acceso a agua potable y saneamiento; de situaciones de calle y grave exclusión social; de explotación laboral, abuso e indefensión; en definitiva, de ausencia de los recursos y las condiciones más básicas para desarrollar una vida digna.

Sin embargo, y aunque se haya puesto este verano sobre la mesa, esta realidad de extrema pobreza y precariedad en España no es un fenómeno nuevo ni desconocido. En este mes de julio de 2020 se presentó el informe final de la visita del Relator Especial de Naciones Unidas sobre la extrema pobreza y los derechos humanos, Philip Alston.

El diagnóstico del Relator Especial de Naciones Unidas para la extrema pobreza

Alston, que visitó nuestro país entre el 27 de enero y el 7 de febrero de este año, declaró, en palabras recogidas por la red EAPN-ES, haber encontrado “niveles aterradores de pobreza y exclusión”, llamando la atención sobre varias de las realidades específicas con las que había tenido contacto, entre ellas la situación de los asentamientos de temporeros migrantes en el campo onubense, ligados a la campaña agrícola de la recogida de la fresa y los frutos rojos. En el informe final del Relator Especial se relata que Alston visitó un asentamiento de trabajadores y trabajadoras migrantes en Huelva “cuyas condiciones materiales se sitúan entre las peores que ha visto en cualquier parte del mundo”. Según recogió, solo en el campo de Huelva, vinculadas a la temporada de la fresa, viven en asentamientos de condiciones “inhumanas” de vida entre 2.300 y 2.500 personas.

(…) El Relator Especial visitó lugares que muchos españoles y españolas no reconocerían como una parte de su país: un poblado de chabolas en condiciones mucho peores que las de un campamento de refugiados, sin agua corriente, electricidad ni saneamiento, cuyos habitantes (trabajadores y trabajadoras migrantes) han vivido en él durante años sin que su situación haya mejorado un ápice (…).

(…) Viven a kilómetros de distancia del agua, sin un saneamiento adecuado ni acceso legal a la electricidad. Muchas de esas personas han vivido allí durante años y podrían pagar un alquiler, pero contaron al Relator Especial que nadie las aceptaría como inquilinas o inquilinos. Ganan apenas 30 euros al día y prácticamente no tienen acceso a ningún tipo de ayuda pública. En palabras de una de esas personas: ‘Cuando hay trabajo, España necesita migrantes, pero a nadie le interesa cómo vivimos’ (…).

Con la aparición de diferentes brotes de la Covid-19 ligados a espacios donde trabajan y viven trabajadores temporeros, se han hecho visibles las condiciones de vida que sufren estas personas, pero también se ha extendido ese otro virus del racismo y la xenofobia provocado por el miedo y fortalecido por la despersonalización que en ocasiones se ha realizado de este colectivo en situación especialmente vulnerable. El estado de tensión social, cuando no de pánico, sirve de caldo de cultivo muy peligroso que facilita la aparición de brotes de racismo y xenofobia. La búsqueda de un chivo expiatorio siempre es tentadora, como hemos visto en tantas ocasiones.

Es labor de las organizaciones sociales y del conjunto de la ciudadanía poner el foco en lo verdaderamente relevante: la facilidad para la aparición en estos contextos específicos de brotes de la enfermedad, las condiciones favorables al contagio y la dificultad para el confinamiento son resultado de situaciones vergonzosamente extremas de pobreza y exclusión social, de condiciones de vida y de trabajo que deberían ser impropias de este tiempo y este país.

Accem trabaja desde hace bastantes años en estos espacios de enorme vulnerabilidad que son los asentamientos informales y las infraviviendas, poblados a menudo por personas de origen migrante. En la provincias de Huelva y Albacete o en la Región de Murcia hemos desarrollado durante años y seguimos haciéndolo en estos días una acción humanitaria y de atención social, ayudando a paliar los efectos más graves de la exclusión y aportando todo nuestro esfuerzo a la mejora de las condiciones de vida de las personas afectadas.

La salud y la enfermedad, también en el caso de la Covid-19, sí entienden y guardan relación con la pobreza y la exclusión social.

Dispositivos de alojamiento temporal para temporeros y mejora de las condiciones de vida de la población inmigrante en Albacete

Nombre del programa: Mejora de las condiciones de vida de la población inmigrante en Albacete. Dispositivo temporal para temporeros.

Ámbito territorial: Albacete (Castilla-La Mancha).

Financiador: Ayuntamiento de Albacete.

Contenido: A través de este proyecto se ponen en marcha acciones destinadas a las personas inmigrantes que viven en la ciudad de Albacete. Se divulgan los programas y servicios que Accem ofrece a toda la población inmigrante de la ciudad. Se llevan a cabo actividades que fomentan la interculturalidad y que tienen como fin la mejora de las condiciones de vida de las personas inmigrantes en todos los aspectos: económico, social, psicológico y laboral.

Leer más

Apoyo integral para personas sin alojamiento digno y en riesgo de exclusión social en Albacete

Nombre del programa: Proyecto de apoyo integral para personas sin alojamiento digno y en riesgo de exclusión social en Albacete.

Ámbito territorial: Albacete (Castilla-La Mancha).

Financiador: Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. IRPF.

Contenido: Este proyecto pretende, desde la perspectiva del trabajo de calle y del seguimiento continuo e individualizado de los diferentes procesos de inserción, dar cobertura a las necesidades básicas más urgentes de las personas que se encuentren en situación de grave dificultad social y especialmente a aquellas cuyas situaciones se vean particularmente afectadas por problemas relacionados con la vivienda.

Leer más

Itinerarios personalizados de inserción laboral en Ciudad Real

Nombre del programa: Itinerarios personalizados de inserción laboral para jóvenes en riesgo de exclusión social en el barrio de Pío XII/Santa María de Ciudad Real.

Ámbito territorial: Ciudad Real (Castilla-La Mancha).

Financiador: Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

Contenido: Este proyecto tiene como objetivo principal mejorar la cualificación profesional de los jóvenes en dificultad social del barrio de La Granja de Ciudad Real, a través de una formación personalizada e integral sobre el medio laboral, que les permita aumentar sus oportunidades de acceso al empleo y mejorar sus condiciones de vida.

castilla-la-mancha

Caixa Proinfancia en Ciudad Real

Nombre del programa: Caixa Proinfancia en Ciudad Real.

Ámbito geográfico: Ciudad Real (Castilla-La Mancha).

Financiadores: Fundación “la Caixa”.

Contenido: Se realiza una intervención integral con niños/as y familias en situación de exclusión, con la metodología CaixaProinfancia, en uno de los barrios más desfavorecidos de la capital.

Leer más

Red de tiendas solidarias en Azuqueca

Nombre del programa: Proyecto de red de tiendas solidarias.

Ámbito geográfico: Azuqueca de Henares (Guadalajara, Castilla-La Mancha).

Financiadores: Ayuntamiento de Azuqueca de Henares.

Contenido: El proyecto Red Local de Tiendas Solidarias de Azuqueca de Henares surge ante la necesidad de dar respuesta a aquellas familias con escasos recursos económicos del municipio que tienen dificultad para acceder a una cesta de la compra básica.

Leer más

Comienza un nuevo curso con CaixaProinfancia en Málaga y Sevilla

Un total de 883 familias participaron en el programa en el curso 2018-2019

Este mes de octubre ha arrancado un nuevo curso en el programa CaixaProinfancia, el decimotercero consecutivo desde que comenzáramos con este programa en 2007 en Sevilla y Málaga con el respaldo de la Obra Social “la Caixa” con el objetivo de romper el círculo de transmisión de pobreza de padres a hijos, garantizando el acceso a oportunidades educativas de calidad.

Durante el curso anterior, entre octubre de 2018 y septiembre de 2019, un total de 883 familias, 332 en Sevilla y 551 en Málaga, con hijos con edades hasta los 18 años de edad y en situación de pobreza económica relativa o extrema, se beneficiaron de los recursos de este programa, desarrollándose con todas ellas un itinerario social para la mejora de su situación.

A través del programa CaixaProinfancia realizamos una intervención integral proporcionando a los/as niños/as y sus familias diferentes servicios, de refuerzo educativo, atención psicológica, educación no formal y tiempo libre –en centros abiertos y colonias urbanas–, además de ayudas para la alimentación e higiene infantil, equipamiento escolar, gafas y audífonos.

Para más información pincha aquí.

 

Atención a necesidades básicas y urgentes en la C.Valenciana

Nombre del programa: Atención a necesidades básicas y urgentes en la C. Valenciana.

Ámbito territorial: Autonómico. Castellón.

Financiadores: Generalitat Valenciana – Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas. Año de ejecución: 2021.

Contenido: Este programa atiende la necesidad de dar cobertura a necesidades básicas y urgentes, de forma puntual, a personas empadronadas en la ciudad de Castellón. Se trabaja con personas que se encuentren en situación de grave dificultad social, o en riesgo de perder los niveles alcanzados de estabilidad, inserción y autonomía.

Leer más

Atención a personas en situación de pobreza y exclusión social en Ceuta

Nombre del programa: Atención a personas en situación de pobreza y exclusión social y/o que se encuentran en situación de especial vulnerabilidad en Ceuta.

Ámbito geográfico: Ceuta.

Financiadores: Gobierno de Ceuta – Consejería de Asuntos Sociales, Servicios Sociales e Igualdad. Año de ejecución: 2019.

Contenido: Este programa aporta una mejora en la inserción social de las personas en situación de vulnerabilidad, facilitando su relación con los diferentes agentes sociales, con la ciudad y la ciudadanía. Se fomentan las relaciones sociales y se facilita información y orientación, así como se promueven procesos positivos de integración social y recuperación personal.

Leer más