Entradas

Se traslada a lo virtual el intercambio de buenas prácticas en la atención a menores del proyecto EPIC

El proyecto europeo EPIC, en el que Accem participa, también experimentó en 2020 los efectos de la Covid-19. La pandemia ha impuesto el distanciamiento físico, el aislamiento y una importante limitación de movimiento de todos/as, lo que ha repercutido en el desarrollo del proyecto. Así, en otoño se hubiesen tenido que implementar una serie de visitas con la finalidad de conocer las buenas prácticas implementadas por los socios del proyecto en la protección y atención a niños/as y adolescentes migrantes no acompañados. Al no poderse llevar a cabo de forma presencial, la actividad se realizó de forma virtual, con un intenso calendario de mesas redondas organizadas entre el 22 de septiembre y el 2 de diciembre de 2020 por cada socio del proyecto, con la finalidad de que cada uno presentase su trabajo con la infancia y adolescencia migrante no acompañada.

A pesar de que los encuentros en formato virtual puedan ser más fríos y menos directos, eso no ha impedido un intercambio fructífero y una elevada participación, puesto que el formato virtual permite una organización más ágil y una mayor participación. Un total de 279 personas y 60 organizaciones han participado en las siete mesas redondas llevadas a cabo, en un total de 16 horas de presentaciones y debates, y 45 ponencias realizadas por distintos profesionales de instituciones y organizaciones.

En cuanto sea posible, se integrará esta actividad con las visitas sobre el terreno en formato presencial, que sin duda enriquecerán el intercambio que ha empezado en estos meses con las mesas redondas online. En la web del proyecto, se pueden encontrar las buenas prácticas recopiladas durante las mesas redondas, incluidas las que se presentaron en la mesa organizada desde España.

El proyecto EPIC está dedicado a las Prácticas Europeas para la Integración y la Atención, con el objetivo de fomentar formas alternativas de atención a niños, niñas y adolescentes migrados no acompañados. Es un proyecto en el que Accem participa y que está financiado por la Unión Europea, a través del Fondo de Asilo, Migración e Integración (FAMI).