Entradas

#PuentesDeMúsica Camila Cabello y los dreamers

Camila Cabello se define como una “orgullosa inmigrante cubana-estadounidense” y es que su historia es como la de miles de jóvenes que viven en los Estados Unidos llamados ‘dreamers‘ que llegaron a ese país siendo niños con sus padres sin papeles y que ahora se enfrentan a la imposibilidad de regular su situación debido a que el presidente Donald Trump rescindiera el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia o DACA por sus siglas en inglés, que había sido aprobado por el gobierno de Barak Obama y que les daría la oportunidad de obtener permiso legal de trabajo y evitaría la deportación.

La cantante de “Havana” recientemente ofreció un emotivo discurso en la gala de los premios Grammy en la ciudad de Nueva York. “Todo lo que sé es que, al igual que los sueños, estos niños no pueden ser olvidados y vale la pena luchar por ellos. Hoy, en esta sala llena de soñadores de música, recordamos que este país fue construido por soñadores, para soñadores, persiguiendo el sueño americano… Estoy aquí en este escenario esta noche porque, al igual que los ‘dreamers’, mis padres me trajeron a este país sin nada en el bolsillo, pero con esperanza. Me mostraron lo que significa trabajar el doble y nunca rendirse. Y, sinceramente ninguna parte de mi viaje es diferente al de ellos”.

No es la primera vez que Camila Cabello alza su voz a favor de los ‘dreamers’, lo hizo también en un programa de televisión de Estados Unidos al presentar su canción “Havana” y se la dedicó a ellos: “Esta es América, la América que amamos, donde no importa tu raza, tu color, tus creencias o de dónde hayas venido; si tienes un sueño tú puedes hacerlo posible” dijo al finalizar la actuación en la que estuvo acompañada por un grupo de bailarines de diferentes nacionalidades que a su vez ondeaban banderas.

La medida que pretende el gobierno de Donald Trump afectará directamente a unos 700.000 jóvenes indocumentados que se acogieron al programa DACA y que podrían ser deportados a sus países de nacimiento, con plazo hasta el mes de marzo para que el Congreso resuelva el futuro de estos “soñadores”.