Entradas

Accem y Filmin lanzan el Ciclo Refugiados en el Cine de cara al Día Mundial de las Personas Refugiadas

A Marco, el niño dispuesto a ir de los Apeninos a los Andes en busca de su mamá, quizás ahora le llamarían mena peligroso. El Gran Dictador hoy estaría difundiendo fake news desde su cuenta de twitter. En un Mundo Libre las personas migrantes y refugiadas ocuparían tareas esenciales durante la pandemia, doblando turnos y sin contratos fijos.

La serie de dibujos animados, la película de Chaplin y la cinta de Ken Loach son tres de las propuestas incluidas en el Ciclo Refugiados en el Cine que organizamos desde Accem. Un total de 20 propuestas de distintos géneros, desde el documental a la ciencia ficción pasando por el cine familiar, se reúnen en una colección para que este 20 de junio de 2020 conmemoremos el Día Mundial de las Personas Refugiadas.

La empatía es más fácil de practicar cuando ponemos nombres y caras a lo que a veces parecen solo cifras. Y por eso organizamos desde hace años un ciclo pensado para sensibilizar a través de la mirada cinematográfica. En su decimoctava edición Refugiados en el Cine se trastada al formato online de la mano de Filmin con una colección que estará disponible a partir del 19 de junio.

Los 20 títulos escogidos se articulan en torno a 4 ejes temáticos que contribuyen a entender la realidad de las personas refugiadas desde diferentes puntos de vista y tratando diversos aspectos.Las causas por las que más de 70 millones de personas tienen que desplazarse en busca de un lugar seguro son no sólo la guerra y la violencia generalizada. El eje de Persecución y Conflicto recuerda que quienes huyen a menudo lo hacen por sus ideas, su género, su orientación e identidad sexual, sus creencias religiosas, su nacionalidad, o por pertenecer a un grupo étnico o a cualquier grupo social determinado. Estos motivos hacen que más de 118.000 personas hayan tenido que solicitar protección internacional en España. Cada una de esas personas tiene detrás una historia que le obligó a huir y algunas de ellas se cuentan en películas como La Vida Secreta de las Palabras, de Isabel Coixet, Mustang, de Deniz Gamze Ergüven o Persépolis, de Marjane Satrapi y Vincent Paronnaud.

La decisión de huir es difícil, pero es solo la primera etapa de un largo e incierto viaje en el que muchas veces las personas refugiadas deben ponerlo todo en juego, abrir un paréntesis que no saben cuándo podrán cerrar. El eje de La Vida en Pausa habla de la ausencia de vías legales y seguras para llegar a un lugar seguro y recorre barreras físicas, naturales y políticas con cintas como Welcome, de Philippe Lioret o Adú, de Salvador Calvo.

Para las personas refugiadas el final de un viaje suele ser el inicio de otro destinado a construir una nueva vida. Se levantan entonces nuevos muros construidos a base de prejuicios, discriminación y discurso de odio. Son situaciones y procesos comunes para la mayoría de las personas que migran, ya sea de manera forzosa o por el legítimo deseo de mejorar sus condiciones de vida. En ¿Hogar dulce hogar? se abordan las dificultades de adaptación con películas y series como Amerika Square, de Yannis Sakaridis, y Edén, de Dominik Moll.

Aprender del pasado, revisar situaciones ya vividas y errores cometidos para intentar no repetirlos nos debería ayudar a crecer como sociedades. El eje Pasado Presente echa la vista atrás con propuestas como In The Crosswind, de Martti Helde, y Pelle El Conquistador, de Bille August.

Refugiados en el Cine se organiza desde el año 2002 para potenciar la empatía y la solidaridad hacia las personas refugiadas y migrantes. En ediciones anteriores se celebró en el Círculo de Bellas Artes de Madrid y la Cineteca y en 2017 la muestra recibió la Medalla Lumière.

Refugiados en el Cine está financiado por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones y el Fondo de Asilo, Migración e Integración (FAMI)

> Puedes consultar toda la información del ciclo en el blog de Refugiados en el Cine.

Alejandro Martínez entrega retrato a la ganadora del sorteo con motivo del 20J

Con motivo de los actos llevados a cabo por la conmemoración del Día Mundial de las Personas Refugiadas 2018 realizados en la Región de Murcia por Accem, se realizó el sorteo de un cuadro creado por el artista Don Alejandro Martínez García, y valorado en mil euros.

El pasado lunes 10 de diciembre 2018, se hizo entrega del cuadro realizado ex profeso por el artista de Elda, Don Alejandro Martínez García, a la ganadora del sorteo Dña. Marta Ana Maestre Rico.

Para participar en este sorteo solo hacía falta adquirir mediante donación una papeleta. Dicho sorteo tuvo lugar el pasado 30 de junio de 2018 durante la clausura de la exposición de artes plásticas “Las personas refugiadas” que estuvo expuesta en la Universidad Politécnica de Cartagena desde el 19 al 30 de junio de 2018.

La papeleta ganadora fue la n°264, y tras la identificación de la persona ganadora, el artista quedó con la ganadora en varias ocasiones para que posara como modelo para el cuadro del que ayer le hizo entrega.

Para Accem en la Región de Murcia es una gran satisfacción haber podido contar con el compromiso y cariño del reconocido artista plástico Don Alejandro Martínez García en esta iniciativa que ha contado con una gran participación e interés.

20 de Junio – Comunicado de Accem por el Día Mundial de las Personas Refugiadas

ACOGER: CUESTIÓN DE HUMANIDAD Y DE DERECHOS
UN PASO HACIA OTRA POLÍTICA EUROPEA

La habilitación de vías seguras y legales para las personas refugiadas y migrantes
es la única medida que evitará muertes y sufrimiento; acabará con el negocio
de las mafias y devolverá la dignidad perdida a la Unión Europea.

El 20 de junio se conmemora el Día Mundial de las Personas Refugiadas y de nuevo en estos días, después de meses en los que parecían haber desaparecido de la agenda política, social y mediática, se vuelve a hablar de las personas refugiadas. Hablamos de las personas salvadas por el buque Aquarius, 629 personas –por favor, no lo olvidemos–, que navegaban por el Mediterráneo en busca de un puerto en el que encontrar refugio, en el sentido más literal de la palabra.

En el Día Mundial de las Personas Refugiadas, desde Accem saludamos la buena actitud tomada por el Gobierno de España ofreciendo un puerto en el que desembarcar a estas personas que escapan de la miseria, la guerra, la violencia o la persecución. Consideramos que es una decisión en la buena dirección, la que debe poner en primer lugar a las personas y a la salvaguarda de los derechos humanos sobre cualquier tipo de interés político o económico. Creemos que debe ser un primer paso para empezar a revertir y a transformar una política europea insolidaria, restrictiva e indiferente hacia la situación desesperada de miles de personas atascadas a un paso de sus costas.

En este 20 de junio volvemos, una vez más, a reclamar que desde España y desde la Unión Europea se habiliten vías seguras y legales para las personas refugiadas y migrantes. Esa será la única forma de luchar contra las mafias que se enriquecen con el negocio del tráfico de seres humanos. Pero será, sobre todo, la única manera de recuperar la dignidad y ofrecer una respuesta desde la justicia, la solidaridad y la humanidad.

Desde Accem queremos recordar lo que significa habilitar vías seguras y legales, que es sencillamente aplicar los mecanismos legales que ya están contemplados y aprobados en los cuerpos legislativos de la UE y España.

Directiva de Protección Temporal en caso de afluencia masiva de personas: implementar la directiva europea prevista para gestionar situaciones como las llegadas a las costas de los países del sur de Europa. Esta directiva, dirigida a activarse para el caso de personas que ya se encuentran en territorio europeo, prevé la autorización de residencia de un año prorrogable a otro, la redistribución entre los estados miembros y la posibilidad de extensión o reagrupación familiar para las personas acogidas.

Solicitudes de Protección Internacional en embajadas: activar el mecanismo previsto en la ley para que las personas que no pueden llegar a España y han tenido que escapar por causa de la guerra, la violencia o la persecución al país más cercano o limítrofe con el suyo puedan acudir a la sede diplomática española y solicitar su traslado para formalizar una solicitud de protección.

Reagrupación familiar para las personas refugiadas y migrantes: agilizar el procedimiento de extensión familiar y flexibilizar los requisitos para poder llevarla a cabo.

Visados de tránsito: eliminar los visados de tránsito que impiden a aquellas personas que proceden de un país donde está probada la existencia de una situación grave de conflicto la permanencia en el territorio nacional.

Reasentamiento: aumento y cumplimiento de los cupos establecidos en España para las personas necesitadas de protección internacional que se encuentran atrapadas en campos de refugiados de países limítrofes a los que los generan.

Es a este conjunto de medidas a lo que llamamos genéricamente vías seguras y legales. Existen y están previstas en la ley. Únicamente es necesario activarlas, y eso requiere tomar una decisión política en una dirección que acabe con tanto sufrimiento, tantas muertes y tanta miseria moral en esta fortaleza indiferente en que se ha convertido la Unión Europea.

 

Accem, 18 de junio de 2018