Entradas

El Tercer Sector reclama una mayor visibilización de su labor en los discursos políticos

La Plataforma del Tercer Sector (PTS), de la que Accem forma parte junto con otras 28.000 ONG de Acción Social, considera preocupante la “falta de consideración e interlocución” del Gobierno con el Tercer Sector y ha alzado la voz ante la “invisibilización” de las entidades en los discursos políticos.

Accem lleva realizando esta demanda desde hace tiempo y, especialmente, en un momento “socialmente crítico” –como lo ha calificado el presidente de la Plataforma del Tercer Sector, Luciano Poyato– como el actual, donde la acción realizada desde las ONG de Acción Social se ha demostrado necesaria y esencial.

Durante la pandemia las ONG hemos sostenido las necesidades de los colectivos más vulnerables y hemos demostrado nuestra capacidad, movilizando nuestros propios recursos, incluso cuando los servicios sociales se han visto desbordados. Ahora estamos en una situación de absoluta penumbra y por eso reclamamos al Gobierno una actitud activa y comprometida con el sector”, ha añadido Poyato.

Durante la Junta Directiva que la Plataforma del Tercer Sector ha celebrado con el objetivo de diseñar una estrategia de acción conjunta que incida de manera directa en las políticas de reconstrucción del país, Poyato ha señalado que el primer paso para lograrlo es sacar adelante unos presupuestos generales “con mirada social” que tengan en cuenta a las principales víctimas de esta pandemia: los colectivos en mayor situación de vulnerabilidad.

Para lograrlo, es imperativo que las fuerzas políticas lleguen a un acuerdo de mínimos que permita a estos colectivos hacer frente a una realidad “muy dura”. Actualmente hay más de 12 millones de personas que viven en situación de pobreza o exclusión social, una cifra que ha ido en aumento debido a que la pandemia ha cronificado aún más esta problemática.

De esta manera, Accem se une a la reclamación realizada desde la PTS al Gobierno para establecer un diálogo real y efectivo que permita afrontar y gestionar de una manera conjunta, productiva y ágil las consecuencias provocadas por la covid-19 y avanzar hacia la verdadera reconstrucción.

Los rebrotes de la Covid-19 hacen visible la situación de pobreza y exclusión de los trabajadores temporeros migrantes

En este verano de 2020 distintos hechos han puesto en primer plano de la actualidad la situación de extrema precariedad vital que atraviesan miles de trabajadores/as migrantes en España empleados en las campañas agrícolas. Los rebrotes de la Covid-19 sufridos por los trabajadores temporeros en Huesca, Lleida o Albacete; los incendios en los asentamientos de jornaleros del campo en la provincia de Huelva o la dramática muerte del trabajador Eleazar Blandón a causa aparentemente de un golpe de calor en Murcia han hecho visible una realidad que para muchos permanecía oculta. Una realidad social de infraviviendas y hacinamiento; de falta de acceso a agua potable y saneamiento; de situaciones de calle y grave exclusión social; de explotación laboral, abuso e indefensión; en definitiva, de ausencia de los recursos y las condiciones más básicas para desarrollar una vida digna.

Sin embargo, y aunque se haya puesto este verano sobre la mesa, esta realidad de extrema pobreza y precariedad en España no es un fenómeno nuevo ni desconocido. En este mes de julio de 2020 se presentó el informe final de la visita del Relator Especial de Naciones Unidas sobre la extrema pobreza y los derechos humanos, Philip Alston.

El diagnóstico del Relator Especial de Naciones Unidas para la extrema pobreza

Alston, que visitó nuestro país entre el 27 de enero y el 7 de febrero de este año, declaró, en palabras recogidas por la red EAPN-ES, haber encontrado “niveles aterradores de pobreza y exclusión”, llamando la atención sobre varias de las realidades específicas con las que había tenido contacto, entre ellas la situación de los asentamientos de temporeros migrantes en el campo onubense, ligados a la campaña agrícola de la recogida de la fresa y los frutos rojos. En el informe final del Relator Especial se relata que Alston visitó un asentamiento de trabajadores y trabajadoras migrantes en Huelva “cuyas condiciones materiales se sitúan entre las peores que ha visto en cualquier parte del mundo”. Según recogió, solo en el campo de Huelva, vinculadas a la temporada de la fresa, viven en asentamientos de condiciones “inhumanas” de vida entre 2.300 y 2.500 personas.

(…) El Relator Especial visitó lugares que muchos españoles y españolas no reconocerían como una parte de su país: un poblado de chabolas en condiciones mucho peores que las de un campamento de refugiados, sin agua corriente, electricidad ni saneamiento, cuyos habitantes (trabajadores y trabajadoras migrantes) han vivido en él durante años sin que su situación haya mejorado un ápice (…).

(…) Viven a kilómetros de distancia del agua, sin un saneamiento adecuado ni acceso legal a la electricidad. Muchas de esas personas han vivido allí durante años y podrían pagar un alquiler, pero contaron al Relator Especial que nadie las aceptaría como inquilinas o inquilinos. Ganan apenas 30 euros al día y prácticamente no tienen acceso a ningún tipo de ayuda pública. En palabras de una de esas personas: ‘Cuando hay trabajo, España necesita migrantes, pero a nadie le interesa cómo vivimos’ (…).

Con la aparición de diferentes brotes de la Covid-19 ligados a espacios donde trabajan y viven trabajadores temporeros, se han hecho visibles las condiciones de vida que sufren estas personas, pero también se ha extendido ese otro virus del racismo y la xenofobia provocado por el miedo y fortalecido por la despersonalización que en ocasiones se ha realizado de este colectivo en situación especialmente vulnerable. El estado de tensión social, cuando no de pánico, sirve de caldo de cultivo muy peligroso que facilita la aparición de brotes de racismo y xenofobia. La búsqueda de un chivo expiatorio siempre es tentadora, como hemos visto en tantas ocasiones.

Es labor de las organizaciones sociales y del conjunto de la ciudadanía poner el foco en lo verdaderamente relevante: la facilidad para la aparición en estos contextos específicos de brotes de la enfermedad, las condiciones favorables al contagio y la dificultad para el confinamiento son resultado de situaciones vergonzosamente extremas de pobreza y exclusión social, de condiciones de vida y de trabajo que deberían ser impropias de este tiempo y este país.

Accem trabaja desde hace bastantes años en estos espacios de enorme vulnerabilidad que son los asentamientos informales y las infraviviendas, poblados a menudo por personas de origen migrante. En la provincias de Huelva y Albacete o en la Región de Murcia hemos desarrollado durante años y seguimos haciéndolo en estos días una acción humanitaria y de atención social, ayudando a paliar los efectos más graves de la exclusión y aportando todo nuestro esfuerzo a la mejora de las condiciones de vida de las personas afectadas.

La salud y la enfermedad, también en el caso de la Covid-19, sí entienden y guardan relación con la pobreza y la exclusión social.

Encuentro digital dedicado al “Refugio, racismo y discriminación ante la emergencia sanitaria”

En el marco de las actividades que Accem realizó por el Día Mundial de las Personas Refugiadas, se desarrollaron diversos Encuentros Digitales, siendo uno de estos el relativo a “Refugio, racismo y discriminación ante la emergencia sanitaria”, con la participación de Ángeles Solanes, presidenta del Consejo para la Eliminación de la Discriminación Racial o Étnica del Ministerio de Igualdad; Elena Arce, responsable del Área de Migraciones e Igualdad de Trato del Defensor del Pueblo; y Ana María Corral Juan, responsable del Departamento Confederal de Migraciones de UGT. La mesa fue moderada por Esther Peña, responsable del programa de Asistencia a Víctimas de Discriminación por origen racial o étnico de Accem.

Se plantearon de inicio cuestiones tales como:

1- ¿Incremento del racismo y la desigualdad de trato hacia la ciudadanía diversa?

2- ¿Retroceso e involución en derechos civiles y libertades fundamentales?

La constatación de actitudes vulneradoras de derechos y libertades fundamentales, aparentemente consolidadas y reconocidas a la ciudadanía de origen diverso, detectadas con ocasión de la vigencia del estado de alarma, por la rápida propagación a nivel global de la Covid-19.

La contención de la epidemia y la protección de la salud pública de la población afectada, si bien constituye un objetivo relevante, no puede menoscabar ni quebrar ni retroceder en las conquistas sociales y normativas alcanzadas.

Las actitudes y acciones xenófobas contra personas/minorías de origen racial diverso en nuestro país, cuyo aumento es una realidad, están siendo alentadas por discursos políticos excluyentes que no tienen cabida en un estado democrático de derecho, atentatorios contra la dignidad del ser humano y la justicia social.

A la luz de la concienciación mundial sobre la brutalidad del racismo, es imprescindible tratar de valorar el impacto que la epidemia, las medidas normativas excepcionales decretadas o la continuidad en la ‘nueva normalidad’ tienen y tendrán sobre minorías vulnerables, algunas de ellas de origen extranjero. Un reto irrenunciable para que antes, ahora y después de la emergencia sanitaria, avancemos en la construcción de una sociedad plural e inclusiva libre de racismo y discriminación.

Se analizó el impacto que la emergencia sanitaria va a tener en la construcción de la sociedad diversa y/o si supondrá un retroceso, en la ‘nueva normalidad’ para las personas de origen no nacional y diverso en nuestra sociedad de acogida.

Renta Mínima Sí. Pon tus prejuicios en cuarentena

Manifiesto de la red EAPN España, de la que Accem forma parte a nivel estatal y también a través de sus diferentes redes autonómicas, a favor de una renta mínima estatal.

La actual pandemia de la COVID-19 ha profundizado la situación de vulnerabilidad social y económica en la que viven millones de personas en España.

Las organizaciones abajo firmantes consideramos que disponer de una Renta Mínima debe ser un derecho de las personas que se encuentran en situación de mayor vulnerabilidad, para el desarrollo de la vida en condiciones básicas de dignidad y bienestar. Es un requisito indispensable para que personas y familias con mayores dificultades puedan cubrir sus necesidades, así como participar y contribuir a la sociedad en la que viven. Por tanto, resulta fundamental para hacer frente a la pobreza severa y poder salir de la exclusión social.

El Pilar Europeo de Derechos Sociales define la renta mínima como la prestación adecuada que garantiza una vida digna durante todas las etapas de la vida, así como el acceso a bienes y servicios de capacitación a los que tiene derecho cualquier persona que no disponga de suficientes recursos.

La Renta Mínima Estatal beneficiaría a millones de personas que antes de la pandemia ya se encontraban en situación de gran precariedad, a las que se sumarían quienes a consecuencia de la COVID-19 ahora se encuentran bajo el umbral de pobreza.

Actualmente, casi 600.000 familias carecen de ingresos y hay que recordar que antes de la pandemia un 26% de la población vivía en riesgo de pobreza y exclusión social en España, mientras la pobreza severa afectaba a más de 2,5 millones de personas.

Disponer de un ingreso estable y de fácil acceso y gestión permitiría reactivar el  proceso de inclusión social de las personas que viven esta realidad. Y en ese sentido, defendemos la Renta Mínima Estatal como un derecho subjetivo y compatible con los sistemas de ingreso mínimo de las Comunidades Autónomas, estableciendo una base mínima, que puede ser ampliada por los gobiernos autonómicos, según sus criterios.

Sin embargo, la defensa del derecho a salir de la pobreza a través de esta herramienta, que consideramos fundamental para mejorar la vida de las personas, se está utilizando también para fomentar, la polarización social, el discurso de odio y la aporofobia. Se han producido reacciones que refuerzan los prejuicios y discriminación sobre las personas que podrían beneficiarse de la misma, menoscabando su dignidad.

No podemos permitir un paso atrás en la defensa de derechos básicos de las personas en riesgo de pobreza y/o exclusión social, ni mucho menos en la defensa de su dignidad.

Por ese motivo, y frente a la falsa imagen que transmiten los prejuicios y el odio, queremos dejar claro que la renta mínima que proponemos no supone un gasto, sino una inversión para la inclusión social y fundamento de desarrollo económico sostenible. Es una medida de eficiencia económica, que contribuirá, en un primer momento, a paliar las necesidades de emergencia de las personas en situación de mayor vulnerabilidad y, a medio y largo plazo, a dar estabilidad económica y bienestar a las personas, para que puedan alcanzar el máximo potencial de su capital humano.

Organizaciones de acción social y cooperación al desarrollo de toda España reiteramos que disponer de un ingreso digno es un derecho que consideramos fundamental para el desarrollo individual y familiar. En este sentido, la Renta Mínima estatal debe:

  • Eliminar la pobreza severa y reducir la pobreza relativa, proporcionando a los hogares sin ingresos o con ingresos por debajo del umbral de la pobreza, una renta que les permita salir de tal situación.
  • Eliminar la pobreza infantil mediante un complemento por hijo/a a cargo, para todos los hogares que estén por debajo del umbral de pobreza.
  • Asegurar una vivienda digna para los hogares en pobreza, mediante un complemento por vivienda, en los casos en los que no se disponga de una vivienda adecuada.
  • Incrementar la inclusión social, estableciendo itinerarios sociolaborales personalizados, con perspectiva de género, para favorecer la reincorporación al mercado de trabajo de las personas beneficiarias que estén en condiciones de trabajar.
  • Debe ser un sistema ágil y accesible que permita que cualquier persona que lo necesite pueda acceder y desarrollar el proceso de solicitud sin trabas burocráticas, y asegurando que se dispone de los apoyos necesarios para atender cualquier dificultad de comprensión y conexión digital.

La exclusión social y la desigualdad en España constituyen problemas profundos y multidimensionales, que requieren de una acción política decidida para ser erradicadas. Ha llegado la hora de concretar acciones que cambien positiva y eficazmente el destino de millones de personas. Una Renta Mínima Estatal es más necesaria que nunca.

Pon tus prejuicios en cuarentena. Defendemos el derecho de las personas a la garantía de ingresos para una vida digna. Actívate contra la Pobreza.

#RentaMínimaSí

> Muestra tu apoyo y únete a este manifiesto.

 

 

Personas refugiadas trabajando en Cáceres en la gestión de los residuos sanitarios del Covid-19

El incremento exponencial de los desechos hospitalarios causados por la pandemia del Covid-19 ha incrementado la demanda de mano de obra para su adecuada gestión y tratamiento. En este marco, la colaboración entre la empresa Interlun S.L. y Accem en Cáceres, a través del programa AccemARIADNA para la integración sociolaboral de personas refugiadas, ha permitido hasta el momento la contratación de 18 personas a las que damos atención desde Accem.

El programa AccemARIADNA acompaña a personas refugiadas en el proceso de su búsqueda de empleo, fomentando el desarrollo de sus competencias técnicas y transversales, con itinerarios individualizados para mejorar el acceso al mercado de trabajo, facilitando su plena integración sociolaboral en su lugar de acogida.

En esta ocasión, la empresa Interlun S.L., responsable de la gestión, transporte y tratamiento de los residuos biológico-infecciosos en hospitales, ha incrementado en las últimas semanas notablemente su carga de trabajo, para dar respuesta al impacto en el ámbito hospitalario del Covid-19. Ante la necesidad de aumentar su plantilla, la empresa contactó con Accem, que ha puesto a disposición de la empresa un servicio gratuito de intermediación laboral, adaptado a las necesidades de la empresa, diseñado de acuerdo a unos requerimientos específicos y con un contacto permanente para prevenir y resolver cualquier tipo de incidencia.

Accem está presente en Cáceres desde el año 2015, donde cuenta actualmente con 124 plazas de acogida dentro del programa estatal de atención a personas solicitantes y beneficiarias de protección internacional y 12 más financiadas por la Junta de Extremadura. A todas las personas acogidas se les proporciona una atención integral, orientada desde el primer momento a la conquista de la autonomía y la integración sociolaboral.

Guía de audiocuentos para disfrutar en casa durante el confinamiento

Desde Accem hemos desarrollado una guía de audiocuentos que pretende ser una herramienta de utilidad para que niños y niñas que han visto limitado su espacio de interacción y aprendizaje debido a la crisis del Covid-19 puedan liberar su imaginación y reforzar su creatividad sin salir de casa.

Esta guía se ha realizado desde nuestra sede en A Coruña (Galicia), gracias al trabajo realizado conjuntamente desde el programa autonómico de “Formación y promoción del voluntariado” y el programa estatal de “Sensibilización intercultural y participación de las familias migrantes en la escuela”. Se realiza además en el marco de todas las acciones que desde Accem estamos poniendo en marcha para afrontar la situación provocada en España por la epidemia del coronavirus.

La guía está disponible en castellano e inglés con el objetivo de eliminar la barrera que puede suponer el uso de un único idioma. Junto a los audiocuentos hemos creado unas plantillas para colorear y una hoja en blanco donde se invita al niño/a a crear su propio cuento.

> Descarga aquí a la “Guía de audiocuentos para disfrutar en casa durante el confinamiento”.

> Download “Audio stories to enjoy at home during confinement”.

Asimismo, y de forma complementaria, también desde el programa de “Sensibilización intercultural y participación de familias migrantes en la escuela”, hemos elaborado dentro de la iniciativa “Escuela de familias” un material dedicado a divulgar la importancia de los libros y de la lectura para el desarrollo de los niños y niñas.

> Accede aquí al material “Beneficios de los libros en el desarrollo de nuestros hijos e hijas”. 

Todo este material se van a poner a disposición del profesorado de los centros educativos con los que trabajamos habitualmente, así como a las asociaciones de madres y padres. De igual modo, nuestro objetivo es que puedan llegar y ser de utilidad al mayor número posible de familias y de niños y niñas. Por ello, su descarga es libre y gratuita.

Desde Accem seguiremos buscando fórmulas y aportando herramientas a las familias y al conjunto de la población para ayudar a sobrellevar esta situación de confinamiento.

 

Covid-19: Expertos de Naciones Unidas instan a los gobiernos a adoptar medidas urgentes para proteger a migrantes y víctimas de trata

El Relator Especial de Naciones Unidas sobre los Derechos Humanos de los Migrantes y la Relatora Especial sobre la Trata de Personas lanzaron el pasado 6 de abril un comunicado conjunto pidiendo a todos los Estados del mundo a adoptar con urgencia medidas inclusivas para asegurar la protección de las personas migrantes y de las víctimas de trata en su respuesta nacional al COVID-19.

Los expertos de la ONU instan a los gobiernos a adoptar medidas de prevención, tests y tratamientos médicos, servicios de salud y de asistencia social. Asimismo, exhortan a que se regularice la situación administrativa de las personas migrantes en situación irregular, para favorecer su acceso al sistema sanitario durante la situación de pandemia.

Desde ambas relatorías se expresa además preocupación por la situación de especial vulnerabilidad en la que puedan encontrarse las migrantes en situación irregular, las personas solicitantes de asilo, las víctimas de trata y explotación, al estar más expuestas al contagio debido al contexto en que viven o trabajan. Y piden prestar particular atención a los centros de acogida para personas migrantes y solicitantes de protección internacional, que suelen estar en situación de sobrepoblación, y buscar soluciones alternativas de acogida cuando las medidas de prevención del contagio y el distanciamiento social no puedan ponerse en práctica.

Finalmente, los dos Relatores Especiales aplauden las medidas adoptadas por algunos Gobiernos de conceder permisos de residencia temporales y los derechos correspondientes, incluso el acceso a servicios y beneficios sociales y sanitarios. Y recuerdan que cualquier medida de lucha contra el COVID-19 tiene que estar enfocada en el respeto de los derechos humanos.

>> Accede aquí al comunicado conjunto.

Covid-19: información de interés para las personas solicitantes de protección internacional

Debido a la situación de emergencia sanitaria que estamos atravesando y a los efectos del estado de alarma en el que se encuentra el país, desde la Oficina de Asilo y Refugio, dependiente del Ministerio del Interior, se ha informado de las siguientes medidas de interés para todas las personas solicitantes de protección internacional en España:

  • En estos momentos no es posible solicitar protección internacional en España debido a la situación de emergencia sanitaria y al tratarse de un trámite presencial. Durante este periodo queda garantizado el principio de no devolución para las personas que manifiesten su deseo de solicitar protección internacional.
  • Quedan suspendidas las citas para formalizar la solicitud de protección internacional hasta la vuelta a la normalidad, cuando se reasignarán todas las citas que no hayan podido hacerse efectivas durante este tiempo.
  • Quedan igualmente suspendidas las entrevistas de instrucción. La Oficina de Asilo y Refugio se pondrá en contacto con cada persona afectada para reprogramar las citas cuando se retome la actividad normal.
  • Durante la vigencia del estado de alarma se prorroga la validez de la documentación acreditativa de haber manifestado la voluntad de solicitar protección internacional, de haber presentado la solicitud (resguardo blanco) y de ostentar la condición de solicitante de protección internacional (tarjeta roja), tanto si se dispone de cita para su renovación como si no se cuenta con ella.
  • Si durante el estado de alarma se cumplen seis meses desde la presentación de la solicitud de protección internacional, y por tanto desde la expedición del resguardo blanco acreditativo de ello, se concede la autorización para trabajar, siempre y cuando no se haya recibido en ese tiempo una resolución de carácter denegatorio.
  • Las personas que deseen acceder a los recursos de acogida previstos, y ante la imposibilidad de realizar en ese momento la manifestación de voluntad de protección internacional, deberán dirigirse directamente a las entidades de primera acogida de cada provincia, donde firmarán una declaración responsable de la intención de continuar con el procedimiento de solicitud cuando se reanude la actividad ordinaria.
  • Para cuestiones puntuales sobre los procedimientos en curso de solicitud de protección internacional o de reconocimiento del estatuto de apátrida, está disponible la siguiente dirección electrónica: oar@interior.es Se advierte de que a través de esta dirección no se resolverán dudas relativas a citas previas para trámites a realizar con la Policía Nacional, como la formalización de la solicitud o la renovación de la documentación.

> Para más información pincha aquí.

Covid-19: herramientas útiles para mitigar los efectos psicológicos del coronavirus

Recomendaciones del eje de atención psicológica de Accem

El Covid-19 nos ha puesto a todos y a todas en un ambiente de absoluta excepcionalidad. Para tratar de combatir mejor sus efectos, desde Accem ofrecemos algunas herramientas útiles para gestionar esta situación en el plano personal, en el profesional y con las y los más pequeños.

Son materiales recopilados y recomendados por el eje de atención psicológica de Accem, que puedes descargar más abajo. Están también, traducidos por nuestro equipo, disponibles en varios idiomas para que puedan ser útiles a un mayor número de personas, así como para ser una herramienta eficaz para los y las profesionales que trabajan en la atención directa a personas refugiadas e inmigrantes.

Desde Accem, incluso en estas circunstancias, seguimos trabajando en la atención a la población en situación más vulnerable en nuestra sociedad, para continuar realizando nuestra misión de atención y acompañamiento a aquellas personas y colectivos en riesgo de exclusión.

Materiales recomendados por Accem

  • Guía de apoyo para profesionales: preparada por el grupo de acción comunitaria Sira, da a los/as profesionales herramientas para comprender el contexto, estrategias para el acompañamiento y actividades que pueden hacerse tanto con personas adultas como con infancia.

> Descarga en castellano

  • Recomendaciones para toda la población: este documento realizado por el Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid proporciona claves para identificar síntomas o dificultades a nivel emocional que se puedan presentar durante estos días y cómo resolverlas.

> Descarga en castellano
> Descarga en inglés
> Descarga en francés
> Descarga en ruso
> Descarga en árabe

  • Relato infantil: elaborado por Mindheart, este relato permite explicar lo que está sucediendo a los más pequeños y pequeñas mediante un lenguaje sencillo y unas ilustraciones que facilitan la comprensión y envían un mensaje de tranquilidad.

> Descarga en castellano
> Descarga en inglés
> Descarga en francés
> Descarga en ruso
> Descarga en árabe