Entradas

Una década trabajando por la convivencia intercultural en los barrios de Ávila

Durante casi 10 años, desde enero de 2014 hasta diciembre de 2023, Accem en Ávila ha desarrollado en los barrios de la Zona Norte y Zona Sur de la ciudad un proyecto común de intervención integral en los barrios, puesta en valor de su diversidad y promoción de la convivencia intercultural. El objetivo, a lo largo de toda esta década, ha sido facilitar la inclusión y la cohesión social, así como la igualdad de oportunidades para todos los vecinos y vecinas que allí viven.

Este proyecto se ha desarrollado a través de una serie de programas diferentes y sucesivos: #HaciendoBarrio, #SomosBARRIO, +Barrio, #EnREDandoBARRIOS y #CONviveSINprejuicios han sido sus nombres. A través de todos ellos, desde Accem hemos puesto en marcha muchas y diversas estrategias en favor de la participación social y la convivencia.

El punto de partida comenzó con la realización de un estudio-diagnóstico, primero en el barrio de la Zona Norte, en el año 2014, y después, en 2018, en la Zona Sur de la ciudad. Ambos estudios nos permitieron detectar una serie de necesidades sobre las que comenzamos a intervenir.

Comprobamos que las relaciones entre los vecinos/as autóctonos y nacionales de terceros países eran de mera coexistencia, que la situación de crisis económica que se vivía en 2014 había convertido a la población migrante en chivos expiatorios de todos los problemas del barrio, que la participación de los vecinos/as en acciones comunitarias era muy escasa, llevando todo esto a la existencia de conflictos en diversas zonas del barrio y haciéndose visible la hostilidad hacia determinados colectivos, especialmente los de cultura musulmana. Con este diagnóstico comenzamos nuestra intervención en cuatro áreas que identificamos como prioritarias: participación social, sensibilización intercultural, intervención socioeducativa y acciones preformativas.

Participación social: creando espacios de encuentro

Las acciones que se han realizado en esta área han contribuido a la creación de espacios de encuentro, fomentado así la participación y el diálogo intercultural como herramientas necesarias para mejorar la convivencia intercultural.

En el año 2014, una vez detectadas las necesidades de los barrios, se crearon los Grupos de Trabajadores por la Integración, formados por vecinos y vecinas del barrio de diferentes nacionalidades dispuestos a cambiar la realidad intercultural que se estaba viviendo. Estos grupos dieron lugar a la creación de las Mesas de Trabajo que han permanecido activas durante todos estos años y que han permitido crear espacios de coordinación y trabajo común en los que compartir visiones y unir esfuerzos que facilitasen la convivencia entre los vecinos y vecinas del barrio de distintos orígenes y nacionalidades.

Comprobamos en nuestro día a día que el papel que desempeñaban las mujeres en el barrio era muy importante para lograr una mayor participación e implicación del vecindario. Creamos entonces espacios de intercambio en los que participaron mujeres de diferentes procedencias y culturas. Desde estos espacios se impulsó un proyecto para la decoración del barrio, fomentando así el sentimiento de grupo y con el objetivo puesto en la mejora de la vida del barrio. Así nació la iniciativa “Urban Knitting. Tejiendo la convivencia”.Durante casi tres meses, alrededor de 70 mujeres de diferentes nacionalidades se reunieron dos tardes a la semana para realizar distintas labores  (ganchillo, punto, patchwork…) con el fin de transformar espacios del barrio, propiciar el conocimiento mutuo y mejorar la convivencia intercultural. El resultado fue la espectacular decoración de uno de los parques emblemáticos del barrio: el Parque de San Francisco.

 

La siguiente iniciativa fue organizar salidas y visitas a otras ciudades con la finalidad de conocer experiencias ya existentes de participación vecinal. Hemos estado en Salamanca, donde pudimos visitar la Asociación de Vecinos ZOE del Barrio Oeste; en Toledo, ciudad de las tres culturas, donde comprobamos cómo durante siglos convivieron de forma pacífica cristianos, musulmanes y judíos, y donde visitamos la Asociación InterMediAcción y su iniciativa de huerto comunitario; en Segovia, conocimos a dos mujeres emprendedoras que habían montado una pequeña empresa de cosmética Natural; en Valladolid, la Red Pajarillos nos enseñó cómo el esfuerzo de todo el vecindario ha creado la red asociativa más grande de la ciudad y en Madrid visitamos la Casa Árabe, para reafirmarnos en la importancia de que existan espacios en los que se den a conocer las diferentes culturas, para ayudar a contrarrestar los mensajes de desinformación y los bulos sobre las diferentes culturas de origen de la población migrante.

Algo que durante toda esta década hemos tenido muy claro era que la implicación del vecindario y también del tejido asociativo sociocultural era esencial para impulsar la participación en la vida social de los barrios. En ellas nos apoyamos para lanzar iniciativas como #AbreTuBalcónAlaDiversidad, con el fin de recuperar espacios públicos deteriorados de la Zona Norte. Molinillos de viento, flores, grullas y pompones realizados con diferentes materiales fueron creados por 140 participantes y colocados posteriormente en los balcones en diferentes zonas del barrio. Más de 50 familias nos abrieron sus casas para engalanar sus balcones y contribuir a la mejora de la imagen del barrio, celebrando así la diversidad intercultural.

Sensibilización intercultural: promoviendo el respeto, la tolerancia y la cooperación

Las acciones de sensibilización y promoción de la convivencia intercultural han logrado un mayor acercamiento entre los vecinos/as autóctonos y extranjeros, siempre con el objetivo de identificar mensajes con contenido polarizador y discriminatorio hacia las personas migrantes, prevenir actitudes racistas y xenófobas, y promover valores de respeto, tolerancia y cooperación.

Hemos celebrado el Día Internacional de la Mujer, con el foco puesto en la realidad de las mujeres migrantes, derribando falsas creencias, reconociendo y haciendo visible la importancia de la mujer migrante en diferentes ámbitos de la vida. Hemos favorecido la creación de encuentros entre mujeres de diferentes nacionalidades y hemos impulsado su visibilidad en los medios de comunicación, para crear conciencia social sobre el papel de la clave de la mujer migrante en la sociedad de acogida. Un ejemplo de nuestras acciones por el 8-M fue la audio-biblioteca intercultural con las mujeres como protagonistas.

Se han elaborado en el marco de este proyecto diferentes publicaciones, gracias al compromiso de vecinos y vecinas, asociaciones, entidades e instituciones públicas y privadas comprometidas con la igualdad de trato y la no discriminación. Hemos publicado manuales de acción y recopilatorios de buenas prácticas en la gestión de la diversidad cultural. Es el caso del Manual de Estrategias “Barrios Comprometidos”; el Manual de Buenas Prácticas en la Gestión de la Diversidad Cultural y la Guía de Lucha contra el Discurso de Odio.

También nos lanzamos a la producción audiovisual con el cortometraje “Nada cambia si tú no cambias”, con el objetivo de sensibilizar sobre aquellas conductas y actitudes que generan discriminación hacia la población migrante. Conscientes del poder de la cultura y el arte para la sensibilización, organizamos el Ciclo de Teatro de Calle #DesPREJUÍCIATE, contando con la participación de las compañías de teatro “MOVE Arte para Todos” y “Andrelo Pipas de Coco”, implicando de forma activa a cerca de 300 vecinos y vecinas de diferentes nacionalidades y edades.

Otra de las fechas conmemorativas que nunca faltan en el calendario de la sensibilización por la convivencia es el Día Mundial de la Diversidad Cultural (21 de mayo). Recordamos especialmente la #AcciónTolerante mediante la cual llenamos las calles y plazas de Ávila de mensajes positivos que invitaban a respetar, convivir y fomentar la inclusión de todas las personas que viven en la ciudad. Y cómo no recordar en este resumen el exitoso taller de Cocinas del Mundo con el que nos proponíamos que los vecinos y vecinas del barrio de la Zona Norte, autóctonos e inmigrantes, compartiesen e intercambiasen experiencias a través de la riqueza gastronómica de su país de origen. Este taller tuvo una excelente acogida, participando personas de diversas nacionalidades, como la peruana, rumana, boliviana, colombiana, española, marroquí o argentina. Se llevó a cabo durante tres semanas en una gastro aula itinerante que se ubicó en diferentes partes del barrio. Los platos que degustamos en los talleres se convirtieron en un libro de recetas: “Lo que se cuece en el barrio”.

Con la participación y colaboración de las asociaciones socioculturales de los barrios de Ávila, a lo largo de los años se han llevado a cabo varias Semanas Interculturales en las Zonas Norte y Sur de la ciudad, con la finalidad de favorecer el conocimiento mutuo y el encuentro intercultural entre todos los vecinos y vecinas. Las Semanas Interculturales del programa Barrios han albergado multitud de actividades y talleres destinadas a conocer un poco más de la cultura de origen de las personas con las que compartimos espacio vital y de convivencia.

Intervención socioeducativa y formación: sembrar y dotar de herramientas para la inclusión

En el marco de este proyecto, también se planteó la relación y la intervención con la comunidad educativa como un elemento fundamental. Durante todos estos años hemos colaborado con diferentes centros educativos y hemos tratado de implicar a numerosos agentes sociales del barrio.

En este momento de echar la vista atrás recordamos algunas de las iniciativas que llevamos a cabo, como la creación de un mapamundi gigante que invitaba a conocer y poner en valor la diversidad cultural, con el llamado “¿Te vienes a conocer mi mundo?”. O el taller de microrrelatos interculturales que llevamos a las aulas con la guía de escritores abulenses pertenecientes a la Asociación de Novelistas “La sombra del ciprés”. Un taller en el que los niños y niñas de educación primaria construyeron historias que reflejaban su visión sobre la migración, la integración y la lucha contra el racismo y la xenofobia. Todos los relatos e ilustraciones fueron recogidos en el libro “Un barrio, mil historias”, que fue presentado en el Auditorio San Francisco de Ávila.  Entre otros centros educativos, hemos colaborado en nuestras actividades los CEIP San Pedro Bautista, Juan de Yepes, Cervantes, El Pradillo, Reina Fabiola de Bélgica o el IES Vasco de la Zarza.

Un área más de intervención ha sido la formación: dotar a las personas migrantes recién llegadas a la ciudad de competencias básicas, habilidades personales y sociales que faciliten su autonomía y proceso de integración, ha sido un objetivo fundamental a lo largo de todos los años. Por ello se han desarrollado diferentes talleres de castellano e intercambios lingüísticos, de tecnologías de la información y la comunicación (TIC), talleres de preparación para las pruebas de conocimientos constitucionales y socioculturales de España, etc.

En definitiva, ha sido una década apasionante en la que hemos intentado sembrar semillas de convivencia en los barrios de nuestra ciudad, que nos han permitido tener un impacto directo sobre la realidad y que nos han permitido disfrutar de cada acción y cada momento. Ahora que el programa ha finalizado, agradecemos la participación de todos/as los/as que lo hicieron posible y te agradecemos que nos hayas acompañado en tu lectura en este viaje por el recorrido del proyecto.

Celebramos la Semana Intercultural en Ávila, un espacio de convivencia para toda la ciudadanía

En este mes de octubre hemos celebrado en Ávila nuestra Semana Intercultural, una iniciativa creada para favorecer la convivencia y sensibilizar al conjunto de la ciudadanía sobre la riqueza que aporta la diversidad a la sociedad.

En primer lugar, y en la semana previa a la Semana Intercultural, entre los días 26 y 28 de septiembre organizamos dos talleres bajo el lema “Hilvanando culturas, confeccionando el futuro”. En ellos, vecinos y vecinas de los barrios de la zona norte y sur de la ciudad, en los que Accem trabaja, compartieron tardes de encuentro y diálogo mientras elaboraban banderines de papel y tela para decorar el Jardín de San Antonio, espacio verde de la ciudad donde se celebrarían las actividades.

En la semana del 2 de octubre llegó el momento de salir a la calle, con la realización de actividades públicas en el Jardín de San Antonio, a través de dos talleres de henna y caligrafía árabe que permitieron a los vecinos/as desarrollar su creatividad e imaginación, así como aprender costumbres de otras culturas.

El martes, 3 de octubre comenzamos a elaborar de manera colectiva un mural reivindicativo en el que más de 20 vecinos y vecinas han dejado un mensaje contra el racismo y la xenofobia que sufren las personas migrantes y que será expuesto de forma rotativa en diferentes espacios públicos de la ciudad. Para la elaboración del mural hemos contado con la colaboración de los muralistas Lara Rubin de Célis y Diego Vallejo García. Un día más tarde, la Asociación Multicultural por la Integración (AMI) llevó a cabo un un cuentacuentos intercultural en el que niños y niñas del barrio pudieron conocer cuentos de diferentes partes del mundo.

Por último, y para cerrar la Semana Intercultural, se desarrolló una actividad de micro abierto en la que vecinos y vecinas mostraron sus saberes y talentos a través del baile (salsa, bachata, etc.), la magia o la poesía. También hubo lugar para un taller de trenzas africanas que permitió reflexionar sobre una tradición que fue estigmatizada por el racismo y que actualmente es valorada como muestra de estilo y personalidad.

Esta es la crónica de las actividades que celebramos en una iniciativa que se proponía la participación e implicación de los vecinos y vecinas, así como de las asociaciones presentes en el barrio, para favorecer la convivencia intercultural, la cohesión social y el encuentro entre la población migrante y autóctona de la ciudad de Ávila.

La Semana Intercultural de Accem en Ávila se ha celebrado en el marco del programa #CONviveSINprejuicios que desarrollamos con la financiación del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones y el Fondo Social Europeo.

 

Nueva actividad de limpieza y cuidado del medio ambiente en el entorno de Las Raíces

El pasado sábado 11 de febrero realizamos una actividad de limpieza y cuidado del medio ambiente en el entorno del dispositivo de emergencia de Las Raíces, en el municipio de La Laguna, en la isla de Tenerife. Participaron voluntariamente tanto personas alojadas en el dispositivo como trabajadores/as de Accem. Fue una actividad muy gratificante en la que varios/as vecinos/as aprovecharon para agradecer una iniciativa que sirvió para recoger una gran cantidad de basura.

Previamente a la actividad se había realizado un taller de concienciación medioambiental destinado a las personas alojadas, en la que también estuvo presente un representante de la Unidad de Protección del Medio Ambiente del Ayuntamiento de La Laguna. No es la primera vez que llevamos a cabo una acción de estas características, que se realizan de forma periódica con el mismo formato de organizar primero un taller de sensibilización y después una acción, valorando, en cada ocasión, el lugar más adecuado para llevarla a cabo.

El objetivo es concienciar sobre el grave impacto que puede tener la basura en el entorno, tanto por el posible riesgo de incendio, como por contaminación o por el impacto negativo en el vecindario. La experiencia una vez más fue fantástica. Los chicos que participaron acabaron muy contentos, se recogió muchísima basura y los vecinos y vecinas de la zona con quienes nos cruzamos agradecieron mucho el gesto y la iniciativa. Al terminar la actividad, disfrutamos de un picnic-aperitivo que sirvió de broche final a una enriquecedora y útil jornada.

Accem trabaja en el archipiélago canario desde febrero de 2021. Nuestra llegada a las Islas Canarias se produjo ante la situación de emergencia humanitaria vivida especialmente desde el año 2020, con la llegada por vía marítima, a bordo de precarias embarcaciones, de un importante número de personas migrantes a través de la llamada ruta atlántica desde la costa occidental africana. Accem se hizo cargo en ese momento del dispositivo de acogida de emergencia Las Raíces, en Tenerife. Desde entonces, hemos desarrollado nuevas acciones y proyectos.

Para conocer nuestro trabajo en emergencia humanitaria en Canarias, pincha aquí.

“Huerteando”, la actividad intergeneracional que ha unido a pequeños y mayores en los pueblos de Guadalajara

1 de octubre, Día Internacional de las Personas de Edad

Durante este verano, que acabamos de dejar atrás, Accem ha llevado a cabo en la provincia de Guadalajara la actividad intergeneracional “Huerteando: aprendiendo de nuestros mayores en el huerto”.

Esta actividad, que ha unido a niños, niñas, jóvenes y mayores, se ha realizado en 14 localidades de la provincia y ha contado con la participación de alrededor de 300 personas. El objetivo era que todo el aprendizaje y los conocimientos recabados por nuestros mayores a lo largo de toda su vida se transmitieran y pusieran en valor, perdurando en la mente de los más pequeños, en un espacio de convivencia y aprendizaje entre generaciones. “Huerteando” ha sido también un momento para el aprendizaje de técnicas agrícolas tradicionales, tan importantes para el desarrollo sostenible y la alimentación saludable.

La iniciativa se ha puesto en marcha desde los programas “Promoción de la calidad de vida y el envejecimiento activo en el medio rural” y “Envejecimiento activo accesible en el medio rural en la provincia de Guadalajara”, financiados ambos por la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha y la Diputación Provincial de Guadalajara.

Las preguntas de los más pequeños y los saberes de los mayores

Para poner en marcha la actividad creamos un cuaderno de huerto, en el que mayores y niños/as podían dejar constancia de todo lo aprendido durante la actividad, ilustrado además con fotografías de frutas y hortalizas. De hecho, en la mayoría de los pueblos, eran los propios mayores los que traían las hortalizas de su huerto personal, brindándonos la oportunidad de identificar las plantas en persona, activando todos nuestros sentidos.

La jornada comenzaba con una introducción en la que se ponían en común las ventajas e inconvenientes de tener un huerto, lo que hace falta para mantenerlo y la función de cada herramienta. Todo enfocado desde las preguntas inocentes de los más jóvenes, para luego dar paso a la experiencia de los mayores. Después se mostraban frutas y hortalizas para hablar o debatir sobre su identificación. Como era de esperar, los niños/as tenían más dudas, pero los mayores en casi su totalidad daban la respuesta sin titubeos. Aunque hay que decir que para nuestra grata sorpresa nos encontramos con bastantes niños y niñas que poseían un alto conocimiento hortelano, dejándonos en el recuerdo muchas risas y anécdotas, como el día en el que fue un niño quien enseñó a los mayores cómo diferenciar los pimientos machos de los pimientos hembras, dejando atónitos a todos los allí presentes.

Una vez que identificábamos cada fruta u hortaliza en cuestión, aprendíamos sobre su parte comestible, cómo se planta, cuándo se planta, cuándo se recoge, si tiene flor, si hay distintas variedades, cómo se puede cocinar y por último información extra como trucos o consejos. Tras analizar y aprender de todas las frutas y hortalizas, comentábamos las distintas técnicas para conservar los alimentos después de una fructífera cosecha. Posteriormente, pasábamos a completar el recetario saludable en el que poníamos en común todas las recetas. La pincelada final de la actividad consistía en compartir refranes típicos hortelanos, uno por cada mes del año.

Luego en cada pueblo pasaban cosas diferentes. En Sigüenza, en el Centro de Migraciones de Accem, creamos semilleros, aprendimos sobre distintos tipos de sustratos y pudimos oler y tocar todas las plantas y hortalizas. En Yela, un mayor se ofreció a enseñarnos su propio huerto, permitiendo a niños y niñas disfrutar de identificar las plantas en un huerto de verdad. En unas cuantas ocasiones, acabamos todos/as comiendo y saboreando las distintas hortalizas.

Una experiencia intergeneracional de transmisión de conocimiento hortelano

Con todos estos ingredientes, conseguimos crear una experiencia muy enriquecedora, tanto de conocimiento hortelano, como estrechando lazos intergeneracionales, como también desde el punto de vista intercultural, pues los niños y niñas procedían de países tan lejanos y distintos entre sí como Ucrania, Venezuela o Afganistán, que aprendían de los mayores las tradiciones hortelanas de España. Todo esto fue posible gracias a la coordinación con otros programas que Accem desarrolla en la región, como el de “Atención socioeducativa a menores en el medio rural” de Accem en Sigüenza, así como el programa de “Acogida temporal” de Accem en Brihuega y Sigüenza.

En cuanto a los mayores, expresaron después que la actividad les había gustado mucho, pues se sintieron protagonistas, como si por un día cogieran prestado el empleo de maestros, y fue muy bonito ver cómo explicaban todo con sumo cariño y orgullo. Además, nos encontramos que acudieron a la actividad muchos abuelos con sus respectivos nietos y nietas, fortaleciendo aún más los lazos intergeneracionales. Como curiosidad, algo que nos sorprendió mucho fueron las enormes diferencias entre los pueblos, como por ejemplo en las fechas de siembra y recolección, o el tipo de alimentos, a pesar de estar situados a pocos kilómetros entre sí.

La actividad fue también un éxito de participación, con 90 mayores compartiendo su conocimiento hortelano y alrededor de 200 jóvenes, creando un espacio de relación e intercambio, fortaleciendo la solidaridad mediante la equidad y la reciprocidad entre generaciones. El fruto material de esta cosecha se manifestó en 300 cuadernos de huerto.

Esta actividad tan enriquecedora y en la que todos hemos aprendido mucho, ha sido realizada, como decíamos, en un total de 14 pueblos, participantes en los programas anteriormente mencionados: Brihuega, Jadraque, Sigüenza, Atanzón, Archilla, Balconete, Romancos, Malacuera, Tomellosa, Torija, Caspueñas, Valdegrudas, Hontanares y Yela.

 

Accem celebra en Ávila un Ciclo de Teatro de Calle para luchar contra los prejuicios y la intolerancia

El pasado sábado, ha tenido lugar en Ávila, organizado por Accem, el Ciclo de Teatro de Calle #Desprejuíciate, una iniciativa dirigida a público de todas las edades con el objetivo de contribuir a la lucha contra la intolerancia y el desmontaje de prejuicios.

Utilizando el teatro de calle como herramienta de sensibilización, se trataba de ofrecer un discurso inclusivo que fomentara entre el público existente la comprensión y el respeto hacia las distintas culturas presentes en los barrios de Ávila a través de su población migrante, así como la cohesión social y el diálogo intercultural.

Las actuaciones de teatro se desarrollaron en la Plaza de Adolfo Suárez y estuvieron a cargo de las compañías teatrales “MOVE, Arte para todos” y “Andrelo PipasdeCoco”, que en sesiones de mañana y tarde, y a través de una puesta en escena que combinaba humor, música, danza e improvisación, acercaron al público asistente un mensaje en favor de la convivencia y de la reflexión crítica para la eliminación de los prejuicios y estereotipos existentes hacia la población migrante.

Desde “MOVE arte para todos” se presentó “Jugando a ser”, un espectáculo participativo, donde a través de la música, la danza y el teatro se invitó al público a reflexionar sobre las emociones y vivencias que experimenta una persona migrante cuando llega a un nuevo país. La obra cuenta la historia de Lena, una joven migrante que intenta superar las barreras de la edad, el origen y el género para encontrarse y relacionarse con la sociedad de acogida desde la comprensión y la no discriminación.

Por su parte, “Andrelo PipasdeCoco” presentó su propuesta “Poesía Automágica”, un show de improvisación en el que el actor implicó al público a realizar un poema colectivo utilizando el humor y la ironía y propiciando el pensamiento crítico acerca de cualquier forma de discriminación y de la existencia de creencias y rumores erróneos y negativos sobre la migración.

El Ciclo de Teatro de Calle #Desprejuíciate se enmarca dentro del programa #EnREDandoBARRIOS, que Accem desarrolla en las Zonas Norte y Sur de Ávila y que está cofinanciado por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones y el Fondo de Asilo, Migración e Integración.

Estrechando lazos en el Vivero de Estufas del Retiro

El pasado día 29 de junio, organizamos en Madrid una visita al Vivero de Estufas del Retiro, con un grupo de personas procedentes de culturas diversas que participan en el proyecto “Hacia un nuevo camino” de Accem y la Comunidad de Madrid.

Se trataba, con esta visita, de conocer una parte de la historia de Madrid, tratándose en este caso, con el Vivero de Estufas del Retiro, de un lugar histórico protegido, el más antiguo de Madrid, construido en 1889.

Con esta actividad queríamos dar continuidad a una serie de acciones dedicadas a la protección y mejora del medio ambiente. En esta visita guiada, los y las participantes han podido escuchar la historia de este lugar, y conocer de cerca el trabajo que allí se desarrolla, desde la investigación hasta la creación de huertos urbanos, pasando por las distintas etapas de la producción de las 800.000 plantas de temporada para todas las zonas verdes municipales.

Fue un día especial, lleno de color y aprendizaje, que acabó con un pequeño obsequio, una planta decorativa, en maceta, para cada participante. Estos momentos de intercambio y conexión entre diferentes personas que no se conocían previamente, ayudan a crear vínculos afectivos, un mayor conocimiento mutuo, y también propician la oportunidad de intercambiar información sobre problemáticas de interés común.

En una situación tan complicada como se vive actualmente, consideramos que es muy importante estrechar estos lazos de confianza con las personas participantes en el proyecto, escuchar sus inquietudes e intentar aportar las herramientas y los medios, para que puedan organizarse y mejorar su realidad.

La acción se enmarca dentro del proyecto “Hacia un nuevo camino”, financiado por la Consejería de Familia, Juventud y Política Social de la Comunidad de Madrid.

Visita a la Casa Árabe de Madrid de los vecinos de la zona norte y sur de Ávila

Medio centenar de vecinos y vecinas de la zona norte y zona sur de la ciudad de Ávila, que participan en el programa #EnREDandoBARRIOS de Accem, visitaron este martes 29 de junio la Casa Árabe en Madrid.

La Casa Árabe es un espacio cultural con sedes en Córdoba y en Madrid, que está apoyado por diversas instituciones públicas como el Ministerio de Asuntos Exteriores y la Agencia Española de Cooperación Internacional. Los 48 vecinos de distintas nacionalidades que participaron de la visita pudieron conocer de la mano de la coordinadora de Cultura de la Casa Árabe en Madrid, Nuria Medina García, las realidades actuales de los países árabes y musulmanes.

Los asistentes tuvieron también la oportunidad de visitar la exposición “Luces o sombras de lo que fue o sigue siendo”, una muestra que forma parte de PhotoEspaña 2022 en la que, a través de la obra fotográfica de doce prestigiosos artistas libaneses, se muestran los acontecimientos que han marcado la historia reciente del Líbano. Y es que en pocos años la sociedad libanesa vio cómo se alzaba una revolución esperanzadora que terminó con el desmoronamiento del entramado político y económico vigente, para después llegar la pandemia de la covid-19 y la enorme explosión en el puerto de Beirut, que destruyó parte de la ciudad y mató a cientos de personas. Acontecimientos que se retratan en las capturas presentes en la exposición, con las que reflexionan acerca de la actualidad y el devenir de su nación.

La actividad y la participación ciudadana son determinantes como herramientas para promover la mejora en las actitudes sociales, individuales y colectivas, así como para ayudar a evitar los mensajes de desinformación y los bulos relacionados con la población migrante. Como consecuencia de la crisis socio-sanitaria vivida en los dos últimos años, el tejido asociativo de la ciudad de Ávila se ha venido debilitando, y, como consecuencia, también la participación ciudadana ha disminuido notablemente.

En esa línea y con ese objetivo, el programa #EnREDandoBARRIOS que Accem desarrolla en las zonas norte y sur de la ciudad de Ávila, sigue promoviendo acciones y actividades dirigidas a favorecer la convivencia e integración de sus vecinas y vecinos, como ha sido esta reciente visita a la Casa Árabe en Madrid.

Esta iniciativa está cofinanciada por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones y el Fondo de Asilo, Migración e Integración.

Declaración del Foro para la Integración Social de los Inmigrantes contra los delitos de odio

Declaración del Foro para la Integración Social de los Inmigrantes, del que Accem forma parte, aprobada en el Pleno del 23 de junio de 2021 contra los delitos de odio.

El Foro para la Integración Social de los Inmigrantes quiere expresar ante la sociedad española y ante sus representantes políticos su más absoluta condena y repulsa ante los delitos de odio y episodios racistas acaecidos en los últimos días en la Región de Murcia y su solidaridad con las víctimas y sus familiares.

Asistimos con enorme preocupación, a un crecimiento de mensajes racistas y xenófobos contra las personas inmigrantes, incentivados desde determinadas posiciones políticas y sociales, que buscan generar miedo en la ciudadanía, rechazo y odio hacia los vecinos y vecinas de origen inmigrante, a la vez que enfrentamiento entre personas en situación de vulnerabilidad por el acceso a los recursos.  Mensajes racistas y de odio que, de no atajarlos, se convierten en comportamientos racistas y en delitos de odio, como el asesinato de un vecino de origen marroquí en el municipio murciano de Mazarrón, por el mero hecho de ser inmigrante, así como la agresión a una vecina de origen ecuatoriano residente en Cartagena cuando acudía a un punto de recogida de alimentos.

Las palabras que han acompañado estos delitos: “no quiero moros aquí”, “qué haces sentada con estos moros de mierda” o “nos estáis quitando la comida”, ponen de relieve que algunos mensajes falsos basados en generalizaciones, prejuicios y estereotipos están calando en la sociedad. Es necesario que nos activemos desde todos los ámbitos y a todos los niveles para condenarlos, cuestionarlos y rebatirlos. Frente a estos hechos no vale el silencio, ni mirar hacia otro lado. No se trata de coexistir, sino de convivir y la convivencia no se improvisa, se planifica y se impulsa con comportamientos, estrategias y políticas de integración decididas y avaladas por todo el espectro político y social.

Nos equivocamos si consideramos estos actos como hechos puntuales y aislados o fruto de comportamientos de personas enfermas, sin darnos cuenta de que son un claro reflejo de esa tendencia al incremento del racismo, la xenofobia, la discriminación y los delitos de odio que se está produciendo en toda Europa y en España. Así lo refleja el informe 2020 de la Agencia para los Derechos Fundamentales de la Unión Europea, mostrando preocupación por el incremento del discurso de odio en países como España; la investigación sobre la percepción de la discriminación por origen racial o étnico por parte de sus potenciales víctimas, impulsada por el  Consejo para la Eliminación de la Discriminación Racial o Étnica; o el  último Informe sobre la evolución de los delitos de odio en España, del Ministerio del Interior,  que muestra un claro incremento de los delitos ocasionados por el racismo y la xenofobia.

Ante estos hechos el Foro quiere poner de manifiesto que combatir el racismo, la xenofobia y la discriminación por origen racial o étnico exige cumplir y hacer cumplir la legislación internacional y nacional antidiscriminatoria existente y ampliarla.

El Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, así como el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales condenan sin paliativos toda discriminación en el ejercicio de los derechos humanos en ellos consagrados. La Convención Internacional sobre la eliminación de todas las formas de discriminación racial, estipula que todo acto de violencia motivado por el odio racial debe ser considerado como delito sancionable, y afirma que los Estados tienen el deber de respetar, proteger y desarrollar el derecho a la seguridad personal y a la protección contra todo delito de odio.

La Agencia para los Derechos Fundamentales de la Unión Europea defiende que este tipo de delitos no deben tratarse como cualquier otro, sino que deben catalogarse como una categoría específica que requieren una respuesta penal concreta.

El Foro recuerda que la Comisión Europea contra el Racismo y la Intolerancia ha insistido a las autoridades españolas sobre la urgencia de adoptar a la mayor brevedad una ley general contra la discriminación y atender a su Recomendación de Política General, que insta a penalizar el apoyo a grupos que promueven el racismo y la xenofobia o inciten con sus mensajes a los delitos de odio, sancionando toda discriminación racial en el ejercicio de un cargo o de una ocupación de carácter público.

Los delitos de odio no solo afectan a la víctima, sino que impactan sobre el colectivo con el que dicha víctima se identifica. No se ejerce violencia sobre la víctima bajo una motivación individual, sino por lo que esta simboliza o representa. Se trata de hechos delictivos que atentan contra la cohesión social y la convivencia pacífica y, por ese motivo, ponen en situación de peligro a la sociedad en su conjunto.

Los delitos de odio atacan a la persona, a un colectivo y a la sociedad, erosionan normas fundamentales del derecho internacional y exigen una respuesta contundente, rápida y eficaz por parte del Estado, que está obligado a ofrecer recursos eficaces a las víctimas y sus familiares para lograr una reparación adecuada, así como prevenir estos hechos delictivos en el futuro.

Ante estos hechos, debemos apostar por respuestas políticas y sociales claras, concretas y precisas como recuperar la prioridad de las políticas de integración, con la inmediata aprobación de una estrategia nacional de ciudadanía e integración que apueste por la convivencia intercultural en nuestras ciudades y barrios, a la vez que por la gestión positiva de la diversidad.

El Foro considera necesario crear un organismo independiente responsable de la promoción de la igualdad de trato entre todas las personas, sin discriminación por motivo de su origen racial o étnico, como establece el artículo 13 de la Directiva 2000/43/CE que, de acuerdo con lo recomendado por La ECRI del Consejo de Europa, en su informe sobre España de 2018, se rija por las Recomendaciones núms. 2 y 7 de política general de la ECRI, fundamentalmente en lo tocante a su independencia, señalando que el gobierno no debería tener una influencia decisiva en la selección de las personas que ocupan puestos de liderazgo en el organismo, y que el organismo debería tener su propio presupuesto e instalaciones separadas.

Urge la aprobación de la Ley integral de igualdad de trato y no discriminación que se encuentra en tramitación. Una ley integral contra la discriminación que debe enumerar todos los motivos de discriminación prohibidos que se recogen en el art. 2.2 del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales; que defina la discriminación múltiple; que prohíba la discriminación tanto en el ámbito público, como en el privado y que prevea mecanismos de reparación administrativos y judiciales.

La Estrategia Integral contra el racismo, la discriminación racial, la xenofobia y otras formas conexas de intolerancia fue aprobada en 2011 y se mantiene en vigor, pero es preciso abordar una actualización que la adecúe al contexto social, político y económico actual.

Debemos situar como reto fundamental de país la lucha contra la pobreza y la exclusión social en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia y en la Agenda 2030, siendo necesaria una estrategia nacional de sensibilización social que ponga en valor la convivencia intercultural, que incluya un compromiso de las autoridades educativas por introducir y promover contenidos antirracistas en las aulas que fomenten el respeto a la diversidad y la convivencia, contrarrestando el auge de ideologías discriminatorias entre la juventud, a la vez que se impulsa el OBERAXE y el Consejo para la eliminación de la discriminación racial o étnica.

Es inaplazable que la sociedad española en su conjunto denuncie con todas las herramientas que nos facilita nuestro marco normativo y el estado de derecho, a quienes, desde posicionamientos políticos y sociales de corte racista y xenófobo, están alimentando el odio y generando contextos propicios para que se den hechos tan lamentables como los que estamos denunciando.

Foro para la Integración Social de los Inmigrantes

Declaración del Foro de la Inmigración de Murcia ante las últimas agresiones racistas

Declaración del Foro de la Inmigración de la Región de Murcia, del que Accem forma parte, en relación a las agresiones racistas de las que han sido víctimas ciudadanos/as de origen extranjero.

El Foro de la Inmigración de la Región de Murcia quiere expresar ante la sociedad murciana su rotunda condena de los episodios racistas acaecidos en los últimos días en la Región.

Estamos asistiendo con gran preocupación, a un crecimiento de los discursos racistas y xenófobos contra los vecinos y vecinas de origen inmigrante en diferentes municipios de la Región de Murcia, que lamentablemente se han traducido en episodios de delitos de odio que han ocasionado el asesinato de un vecino de origen marroquí del municipio de Mazarrón, y la agresión de una vecina de origen ecuatoriano residente en Cartagena cuando acudía a un punto de recogida de alimentos. Con exclamaciones del tipo de “¡Qué mierda hacéis aquí todos los moros!”, “¡Muerte a los moros!”, o “¡…los inmigrantes nos quitan la comida!”, el odio hacia las personas inmigrantes, ha mostrado su rostro más despiadado. Se ha pasado del discurso del odio, del rechazo del diferente, al asesinato y a la agresión.

Ha pasado más de un año desde el inicio de la pandemia y hemos podido ver cómo las manifestaciones de racismo y xenofobia, han acompañado a la pandemia, asociando el origen de la enfermedad, con una determinada nacionalidad y culpabilizando de su propagación, a trabajadores y trabajadoras extranjeros/as, que han sido fundamentales para el mantenimiento de sectores productivos esenciales para el sustento y bienestar del conjunto de la ciudadanía.

Hemos podido observar cómo la crisis social y económica asociada a la sanitaria, está propiciando un contexto de “competencia” por los recursos entre los colectivos más vulnerables de la sociedad, enfrentando a personas contra personas. Una confrontación provocada e impulsada desde determinados discursos que defienden la idea de que los derechos de las personas autóctonas, han de prevalecer frente a los de los otros vecinos/as, olvidando que la convivencia democrática es la que ha propiciado el periodo de mayor estabilidad política, económica y social de este país y de esta región. Las desigualdades y las situaciones de pobreza y exclusión, están en la base de los contextos que dan lugar a estos delitos de odio que hoy denunciamos públicamente. Pero también determinadas posiciones políticas y sociales que provocan el miedo hacia las personas inmigrantes y refugiadas, con discursos estereotipados basados en generalizaciones y falsedades.

Ante estos hechos, no vale el silencio o la indiferencia. Mientras sigamos banalizando las palabras y actos que deshumanizan a la población migrante o refugiada o que la discriminan por su origen cultural o étnico, estos hechos podrán volver a ocurrir en cualquier municipio de esta región. Recordemos que el racismo, la discriminación, las desigualdades y la injusticia, destruyen la convivencia, la cohesión social, la integración y el desarrollo regional. Y en ocasiones límites como la vivida en Mazarrón o en Cartagena, pueden llegar terminar con la vida, los anhelos y los sueños de un ser humano de forma irracional.

Ante estos hechos desde el Foro de la Inmigración de la Región de Murcia planteamos la urgente necesidad de poner en marcha una serie de medidas:

Recuperar el protagonismo de las políticas de integración de la población inmigrante y refugiada en la agenda política y social, apostando por la gestión positiva de la diversidad en los centros educativos, en los barrios, en las empresas y en las organizaciones.

Que el Gobierno Regional y los Ayuntamientos lideren procesos orientados a la corrección de las desigualdades sociales, con una estrategia regional que aborde las situaciones de pobreza y exclusión social que tanto daño están haciendo a esta Región.

Se hace inaplazable el diseño y desarrollo de una estrategia de inclusión, convivencia e integración de las personas inmigrantes en la Región de Murcia, en la que el Foro Regional, como espacio de participación y consulta, tenga un papel activo.

Es necesaria una inversión sostenida en políticas de convivencia intercultural en nuestros barrios y municipios, el lugar donde se materializan las relaciones, la vida de los vecinos y las vecinas.

Es necesario, que se acometa la elaboración de una estrategia regional contra el racismo y la xenofobia, que integre medidas de sensibilización social, en la cual el Foro Regional de la Inmigración de la Región de Murcia, debe tener una participación activa.

Es inaplazable que la sociedad murciana en su conjunto, denuncie con todas las herramientas que nos facilita nuestro marco normativo y el estado de derecho, a quienes, desde posicionamientos políticos y sociales de corte racista y xenófobo, están alimentando el odio y generando contextos propicios para que se den hechos tan lamentables como los que estamos denunciando.

Apostamos por poner en valor el respeto a los derechos humanos; porque creemos firmemente en el valor positivo de la diversidad cultural, generando espacios que nos permitan convivir, espacios donde poder acercarnos los unos a los otros. Solo así, podremos conseguir una sociedad que no permita que el racismo, la xenofobia y la discriminación paseen a sus anchas por nuestras calles.

Foro de la Inmigración de la Región de Murcia

Accem participa en el XXX Maratón de los Cuentos de Guadalajara

Este mes de junio en Guadalajara hemos vuelto a impulsar la celebración del Maratón de las Mil y Una Culturas en la plaza del barrio Los Manantiales, una iniciativa enmarcada en el Maratón de los Cuentos de Guadalajara, que cumplía este año su trigésima edición.

En la iniciativa de Accem, a través del programa #EnREDandoBARRIOS han participado alrededor de 130 personas, entre el alumnado del CEIP Isidro Almazán, residentes del Centro Ocupacional Virgen de la Salud y vecinos y vecinas del barrio, junto a la narradora uruguaya Soledad Felloza, compartiendo relatos que desmontan los estereotipos y prejuicios racistas y favorecen la convivencia intercultural.

Por otro lado, el 12 de junio, en el Palacio del Infantado, un grupo de mujeres que participan en el citado programa, procedentes de Marruecos, Perú y Brasil, narraron en el escenario principal del maratón el popular cuento “¿A que sabe la luna?”, relato que ensalza la generosidad y la convivencia.

Tanto con la acción en Los Manantiales, que formaba parte del llamado Maratón Viajero, como con la narración en el Palacio del Infantado, Accem se ha unido al 30 Maratón de los Cuentos, una de las citas culturales más importantes de la ciudad, que desde el Seminario de Literatura Infantil y Juvenil y la Biblioteca Pública de Dávalos se hace posible cada año.

El programa #EnREDandoBARRIOS de Accem está cofinanciado por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones y el Fondo de Asilo, Migración e Integración.