Entradas

Nuevos reconocimientos a nuestra labor de atención y acompañamiento a las personas en situación de vulnerabilidad

En el tramo final de 2023 y en este arranque de año, nuestra entidad ha sido distinguida con nuevos reconocimientos que nos llenan de orgullo y nos refuerzan en el desarrollo de nuestra misión de defensa de los derechos fundamentales de las personas y atención y acompañamiento a las personas que se encuentran en riesgo de exclusión social.

Por una parte, tuvimos el honor de recibir el reconocimiento Meninas 2023 en Castilla y León, con el que se premia a las personas, entidades e instituciones que trabajan para erradicar o prevenir la violencia de género, así como para proteger a sus víctimas. Nuestro equipo de Accem en Burgos recibió uno de los doce reconocimientos que se hicieron públicos el pasado 23 de noviembre en el Teatro Apolo de Miranda de Ebro. En particular, recibimos el premio Meninas correspondiente a la provincia de Burgos.

El reconocimiento Meninas fue creado en el año 2012 por la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género. Se concede anualmente a nivel estatal, a través de la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género, y a nivel autonómico, a través de las Delegaciones del Gobierno en cada comunidad autónoma.

Por otra parte, en el primer mes de 2024 se nos concedía en Valladolid uno de los Premios Vecinales de la Federación de Asociaciones Vecinales de Valladolid “Antonio Machado”, que celebraban su novena edición. Concretamente nos fue entregado el premio “a la entidad más solidaria”. La gala de entrega se celebró el viernes 26 de enero en el Centro Cívico Bailarín Vicente Escudero.

También en Castilla y León hemos sido honrados con la concesión del Premio Solidarios del Grupo Social ONCE en Castilla y León, la máxima distinción de esta organización a nivel autonómico. En este caso, Accem recibió el galardón en la categoría de “Institución, Organización, Entidad, ONG”, y se nos fue otorgado “por ser una entidad de referencia” en Castilla y León, “vinculada al derecho de asilo, a la protección internacional y a la atención a las personas inmigrantes”. Asimismo, se reconocía nuestra “contribución permanente a la mejora de las condiciones de vida de las personas en situación más vulnerable”.

Finalmente, esta vez en la región de Murcia, la Sociedad de Pediatría del Sureste de España concedió el reconocimiento “Vivir y ser verde” a Accem en Murcia “por su labor para crear ambientes y estilos de vida más saludables para la infancia y adolescencia en la Región de Murcia, predicar con el ejemplo y motivar los cambios hacia una sociedad más sana, empoderada y solidaria”. El acto de entrega de las distinciones “Vivir y ser verde” tuvo lugar el pasado 18 de noviembre en la localidad de Caravaca de la Cruz.

Desde Accem sólo nos queda agradecer profundamente a todas las personas, entidades e instituciones que han considerado oportuno concedernos tales reconocimientos y premios que suponen una motivación extra para perseverar en nuestros esfuerzos cotidianos en favor de la igualdad y la mejora de las condiciones de vida de las personas en situación de mayor vulnerabilidad.

Una década trabajando por la convivencia intercultural en los barrios de Ávila

Durante casi 10 años, desde enero de 2014 hasta diciembre de 2023, Accem en Ávila ha desarrollado en los barrios de la Zona Norte y Zona Sur de la ciudad un proyecto común de intervención integral en los barrios, puesta en valor de su diversidad y promoción de la convivencia intercultural. El objetivo, a lo largo de toda esta década, ha sido facilitar la inclusión y la cohesión social, así como la igualdad de oportunidades para todos los vecinos y vecinas que allí viven.

Este proyecto se ha desarrollado a través de una serie de programas diferentes y sucesivos: #HaciendoBarrio, #SomosBARRIO, +Barrio, #EnREDandoBARRIOS y #CONviveSINprejuicios han sido sus nombres. A través de todos ellos, desde Accem hemos puesto en marcha muchas y diversas estrategias en favor de la participación social y la convivencia.

El punto de partida comenzó con la realización de un estudio-diagnóstico, primero en el barrio de la Zona Norte, en el año 2014, y después, en 2018, en la Zona Sur de la ciudad. Ambos estudios nos permitieron detectar una serie de necesidades sobre las que comenzamos a intervenir.

Comprobamos que las relaciones entre los vecinos/as autóctonos y nacionales de terceros países eran de mera coexistencia, que la situación de crisis económica que se vivía en 2014 había convertido a la población migrante en chivos expiatorios de todos los problemas del barrio, que la participación de los vecinos/as en acciones comunitarias era muy escasa, llevando todo esto a la existencia de conflictos en diversas zonas del barrio y haciéndose visible la hostilidad hacia determinados colectivos, especialmente los de cultura musulmana. Con este diagnóstico comenzamos nuestra intervención en cuatro áreas que identificamos como prioritarias: participación social, sensibilización intercultural, intervención socioeducativa y acciones preformativas.

Participación social: creando espacios de encuentro

Las acciones que se han realizado en esta área han contribuido a la creación de espacios de encuentro, fomentado así la participación y el diálogo intercultural como herramientas necesarias para mejorar la convivencia intercultural.

En el año 2014, una vez detectadas las necesidades de los barrios, se crearon los Grupos de Trabajadores por la Integración, formados por vecinos y vecinas del barrio de diferentes nacionalidades dispuestos a cambiar la realidad intercultural que se estaba viviendo. Estos grupos dieron lugar a la creación de las Mesas de Trabajo que han permanecido activas durante todos estos años y que han permitido crear espacios de coordinación y trabajo común en los que compartir visiones y unir esfuerzos que facilitasen la convivencia entre los vecinos y vecinas del barrio de distintos orígenes y nacionalidades.

Comprobamos en nuestro día a día que el papel que desempeñaban las mujeres en el barrio era muy importante para lograr una mayor participación e implicación del vecindario. Creamos entonces espacios de intercambio en los que participaron mujeres de diferentes procedencias y culturas. Desde estos espacios se impulsó un proyecto para la decoración del barrio, fomentando así el sentimiento de grupo y con el objetivo puesto en la mejora de la vida del barrio. Así nació la iniciativa “Urban Knitting. Tejiendo la convivencia”.Durante casi tres meses, alrededor de 70 mujeres de diferentes nacionalidades se reunieron dos tardes a la semana para realizar distintas labores  (ganchillo, punto, patchwork…) con el fin de transformar espacios del barrio, propiciar el conocimiento mutuo y mejorar la convivencia intercultural. El resultado fue la espectacular decoración de uno de los parques emblemáticos del barrio: el Parque de San Francisco.

 

La siguiente iniciativa fue organizar salidas y visitas a otras ciudades con la finalidad de conocer experiencias ya existentes de participación vecinal. Hemos estado en Salamanca, donde pudimos visitar la Asociación de Vecinos ZOE del Barrio Oeste; en Toledo, ciudad de las tres culturas, donde comprobamos cómo durante siglos convivieron de forma pacífica cristianos, musulmanes y judíos, y donde visitamos la Asociación InterMediAcción y su iniciativa de huerto comunitario; en Segovia, conocimos a dos mujeres emprendedoras que habían montado una pequeña empresa de cosmética Natural; en Valladolid, la Red Pajarillos nos enseñó cómo el esfuerzo de todo el vecindario ha creado la red asociativa más grande de la ciudad y en Madrid visitamos la Casa Árabe, para reafirmarnos en la importancia de que existan espacios en los que se den a conocer las diferentes culturas, para ayudar a contrarrestar los mensajes de desinformación y los bulos sobre las diferentes culturas de origen de la población migrante.

Algo que durante toda esta década hemos tenido muy claro era que la implicación del vecindario y también del tejido asociativo sociocultural era esencial para impulsar la participación en la vida social de los barrios. En ellas nos apoyamos para lanzar iniciativas como #AbreTuBalcónAlaDiversidad, con el fin de recuperar espacios públicos deteriorados de la Zona Norte. Molinillos de viento, flores, grullas y pompones realizados con diferentes materiales fueron creados por 140 participantes y colocados posteriormente en los balcones en diferentes zonas del barrio. Más de 50 familias nos abrieron sus casas para engalanar sus balcones y contribuir a la mejora de la imagen del barrio, celebrando así la diversidad intercultural.

Sensibilización intercultural: promoviendo el respeto, la tolerancia y la cooperación

Las acciones de sensibilización y promoción de la convivencia intercultural han logrado un mayor acercamiento entre los vecinos/as autóctonos y extranjeros, siempre con el objetivo de identificar mensajes con contenido polarizador y discriminatorio hacia las personas migrantes, prevenir actitudes racistas y xenófobas, y promover valores de respeto, tolerancia y cooperación.

Hemos celebrado el Día Internacional de la Mujer, con el foco puesto en la realidad de las mujeres migrantes, derribando falsas creencias, reconociendo y haciendo visible la importancia de la mujer migrante en diferentes ámbitos de la vida. Hemos favorecido la creación de encuentros entre mujeres de diferentes nacionalidades y hemos impulsado su visibilidad en los medios de comunicación, para crear conciencia social sobre el papel de la clave de la mujer migrante en la sociedad de acogida. Un ejemplo de nuestras acciones por el 8-M fue la audio-biblioteca intercultural con las mujeres como protagonistas.

Se han elaborado en el marco de este proyecto diferentes publicaciones, gracias al compromiso de vecinos y vecinas, asociaciones, entidades e instituciones públicas y privadas comprometidas con la igualdad de trato y la no discriminación. Hemos publicado manuales de acción y recopilatorios de buenas prácticas en la gestión de la diversidad cultural. Es el caso del Manual de Estrategias “Barrios Comprometidos”; el Manual de Buenas Prácticas en la Gestión de la Diversidad Cultural y la Guía de Lucha contra el Discurso de Odio.

También nos lanzamos a la producción audiovisual con el cortometraje “Nada cambia si tú no cambias”, con el objetivo de sensibilizar sobre aquellas conductas y actitudes que generan discriminación hacia la población migrante. Conscientes del poder de la cultura y el arte para la sensibilización, organizamos el Ciclo de Teatro de Calle #DesPREJUÍCIATE, contando con la participación de las compañías de teatro “MOVE Arte para Todos” y “Andrelo Pipas de Coco”, implicando de forma activa a cerca de 300 vecinos y vecinas de diferentes nacionalidades y edades.

Otra de las fechas conmemorativas que nunca faltan en el calendario de la sensibilización por la convivencia es el Día Mundial de la Diversidad Cultural (21 de mayo). Recordamos especialmente la #AcciónTolerante mediante la cual llenamos las calles y plazas de Ávila de mensajes positivos que invitaban a respetar, convivir y fomentar la inclusión de todas las personas que viven en la ciudad. Y cómo no recordar en este resumen el exitoso taller de Cocinas del Mundo con el que nos proponíamos que los vecinos y vecinas del barrio de la Zona Norte, autóctonos e inmigrantes, compartiesen e intercambiasen experiencias a través de la riqueza gastronómica de su país de origen. Este taller tuvo una excelente acogida, participando personas de diversas nacionalidades, como la peruana, rumana, boliviana, colombiana, española, marroquí o argentina. Se llevó a cabo durante tres semanas en una gastro aula itinerante que se ubicó en diferentes partes del barrio. Los platos que degustamos en los talleres se convirtieron en un libro de recetas: “Lo que se cuece en el barrio”.

Con la participación y colaboración de las asociaciones socioculturales de los barrios de Ávila, a lo largo de los años se han llevado a cabo varias Semanas Interculturales en las Zonas Norte y Sur de la ciudad, con la finalidad de favorecer el conocimiento mutuo y el encuentro intercultural entre todos los vecinos y vecinas. Las Semanas Interculturales del programa Barrios han albergado multitud de actividades y talleres destinadas a conocer un poco más de la cultura de origen de las personas con las que compartimos espacio vital y de convivencia.

Intervención socioeducativa y formación: sembrar y dotar de herramientas para la inclusión

En el marco de este proyecto, también se planteó la relación y la intervención con la comunidad educativa como un elemento fundamental. Durante todos estos años hemos colaborado con diferentes centros educativos y hemos tratado de implicar a numerosos agentes sociales del barrio.

En este momento de echar la vista atrás recordamos algunas de las iniciativas que llevamos a cabo, como la creación de un mapamundi gigante que invitaba a conocer y poner en valor la diversidad cultural, con el llamado “¿Te vienes a conocer mi mundo?”. O el taller de microrrelatos interculturales que llevamos a las aulas con la guía de escritores abulenses pertenecientes a la Asociación de Novelistas “La sombra del ciprés”. Un taller en el que los niños y niñas de educación primaria construyeron historias que reflejaban su visión sobre la migración, la integración y la lucha contra el racismo y la xenofobia. Todos los relatos e ilustraciones fueron recogidos en el libro “Un barrio, mil historias”, que fue presentado en el Auditorio San Francisco de Ávila.  Entre otros centros educativos, hemos colaborado en nuestras actividades los CEIP San Pedro Bautista, Juan de Yepes, Cervantes, El Pradillo, Reina Fabiola de Bélgica o el IES Vasco de la Zarza.

Un área más de intervención ha sido la formación: dotar a las personas migrantes recién llegadas a la ciudad de competencias básicas, habilidades personales y sociales que faciliten su autonomía y proceso de integración, ha sido un objetivo fundamental a lo largo de todos los años. Por ello se han desarrollado diferentes talleres de castellano e intercambios lingüísticos, de tecnologías de la información y la comunicación (TIC), talleres de preparación para las pruebas de conocimientos constitucionales y socioculturales de España, etc.

En definitiva, ha sido una década apasionante en la que hemos intentado sembrar semillas de convivencia en los barrios de nuestra ciudad, que nos han permitido tener un impacto directo sobre la realidad y que nos han permitido disfrutar de cada acción y cada momento. Ahora que el programa ha finalizado, agradecemos la participación de todos/as los/as que lo hicieron posible y te agradecemos que nos hayas acompañado en tu lectura en este viaje por el recorrido del proyecto.

Vuelve a Salamanca la Biblioteca Humana de Accem

La Biblioteca Humana de Accem ha vuelto a Salamanca. El pasado 17 de octubre se celebró una nueva edición de esta iniciativa de sensibilización social en la Biblioteca Municipal Torrente Ballester, ubicada en el barrio salmantino de Garrido. Se trata de un proyecto conjunto entre la asociación ASPRODES y Accem en Salamanca.

La actividad fue muy participativa y tuvo gran éxito en la acogida por parte de las personas que asistieron. Fueron siete las historias personales que se compartieron, de las que dos las aportamos desde nuestra entidad. Danna, procedente de El Salvador, y Sarith, de Venezuela, tuvieron la generosidad de participar ofreciendo su testimonio como una forma de ayudar a la tarea de la sensibilización sobre la realidad de las personas refugiadas y migrantes.

Danna nos habló de su experiencia migratoria, unida a su proceso como persona transgénero y sobre las dificultades que ha tenido que atravesar en su vida. Sarith nos habló de su vida cómo enfermera en Venezuela y de las circunstancias que le obligaron a huir de su país. Los relatos personales de ambas suscitaron un gran interés y fueron bien acogidos.

Esta sesión de la Biblioteca Humana es la primera de las tres que hemos programado para este otoño en colaboración con la Biblioteca Municipal Torrente Ballester. Las siguientes se celebrarán el 14 de noviembre y el 19 de diciembre. Todas las sesiones se celebrarán entre las 11:30 h. y las 12:30 h. La entrada es libre y gratuita. En esta primera sesión, junto a los ‘lectores’ que llegaron por su cuenta, contamos con la clase completa del Ciclo de Animación Sociocultural del IES Fernando de Rojas.

Las bibliotecas humanas nacieron en Dinamarca a comienzos de la década de los 2000 con el objetivo de compartir historias a través del contacto humano. En las bibliotecas humanas la idea no es prestar libros, sino compartir historias personales para romper estereotipos y acercar realidades con las que no tenemos un contacto cotidiano. En las bibliotecas humanas cada persona que decide participar como ‘libro humano’ ofrece la historia personal que lleva a sus espaldas. Al compartir sus vivencias, otras personas aprenden nuevas realidades y empatizan con su situación, rompiendo prejuicios y fomentando el diálogo, la tolerancia y la comprensión entre hombres y mujeres de diferentes procedencias, culturas o religiones.

Escuchar a los demás con atención, con una mirada limpia y abierta, sin prejuicios, se ha convertido en una necesidad social. Los otros, los que viven a nuestro lado y de los que no conocemos muchas veces ni su nombre, nunca deben ser extraños, son nuestros vecinos. Y sus historias pueden ser lecciones muy útiles para los demás. Las bibliotecas humanas nos enseñan que las apariencias suelen engañar y que las personas somos como portadas de libros que aún no hemos leído y que deberíamos leer.

Jornadas en Cebreros (Ávila) para impulsar el empleo en zonas rurales con amplia diversidad cultural

Este martes 23 de mayo, Accem ha organizado en Cebreros (Ávila) las I Jornadas de Ruralempleo con el objetivo de impulsar el empleo en las zonas rurales con amplia diversidad cultural entre su población.

¿Es posible encontrar un buen trabajo en un ámbito rural? Esta es la pregunta que se hacía Blanca A.P, originaria en Honduras y licenciada en Derecho, cuando en 2018 decidió instalarse en El Hoyo de Pinares en búsqueda de nuevas oportunidades. La respuesta de Blanca es rotundamente sí. Blanca ha encontrado un trabajo en la Comarca del Alberche, como cocinera, y está muy feliz.

Con este testimonio daban comienzo unas jornadas en las que se presentó Ruralemplea, un programa que desarrolla acciones tendentes a la integración en el mercado de trabajo de personas migrantes residentes o susceptibles de emplearse y/o residir en zonas rurales a través del desarrollo de itinerarios integrales de inserción laboral individualizados.

En estas jornadas se han dado cita una veintena de empresas, todas ellas ubicadas en la Comarca del Alberche (Procubitos, Cervezas Raíz Cuadrada, Quesos Elvira Garcia, Fundación KERBEST, Autoesculas El Tiemblo, etc.), ayuntamientos de la Comarca del Alberche (Cebreros, donde está ubicada la sede del programa, El Hoyo de Pinares, San Bartolomé de Pinares, Burgohondo, El Herradón-La Cañada, Villanueva de Ávila, etc.) así como organizaciones empresariales y asociaciones de la zona (Federación Abulense de Hostelería, Asociación Cebrereña de Empresarios de CEOE Avila, Pronisa Plena Inclusión, Randstad, Faema y Cruz Roja, entre otras).

Las jornadas han servido para poner de manifiesto las dificultades a las que se enfrentan muchas empresas situadas en el medio rural para cubrir diferentes puestos de trabajo, ya que que gran parte de los jóvenes que se marchan a las ciudades a estudiar no regresan por la dificultad para encontrar puestos que encajen con su formación. Revertir esta tendencia es uno de los objetivos de Ruralemplea. Se pretende facilitar a las personas migrantes que deseen instalarse en la Comarca del Alberche un espacio de encuentro y de relación entre los diferentes actores implicados en el ámbito del empleo rural -empresariado, formadores/as y el propio colectivo inmigrante- para poder analizar y proponer actuaciones conjuntas según sus intereses: acceso a la formación, al empleo por cuenta ajena, fomentando iniciativas de empleo por cuenta propia o autoempleo, ofreciendo además asesoramiento a las empresas en materia de extranjería, así como realizando labores de intermediación laboral y procesos de selección a través del programa.

El programa Ruralemplea, cofinanciado por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones y el Fondo Social Europeo, ha atendido desde enero de 2022 a un total de 91 personas de diferentes nacionalidades, de las cuales 36 ya están trabajando en diferentes empresas de la comarca vinculadas a la hostelería, la agricultura y el sector servicios.

Accem en Burgos recibe el Premio “Valores por encima del valor”

Accem en Burgos ha sido galardonada con uno de los Premios “Valores por encima del valor” en su edición 2023, otorgados por Cajaviva y la Fundación Caja Rural de Burgos este miércoles 15 de marzo en el Hotel NH Collection de la ciudad castellana.

Nuestra entidad recibe el premio en la categoría de Solidaridad, “entendida como la adhesión o apoyo incondicional a intereses ajenos, o causas especialmente difíciles o comprometidas”, y se nos ha elegido en virtud de nuestro papel como “representante y responsable de articular las actividades de la Plataforma Burgos con Ucrania”. En la exposición de motivos, se reconoce nuestra experiencia en la atención, acogida e inclusión de las personas refugiadas en España y se subraya nuestra labor “esencial” en la “acogida realizada con las personas refugiadas procedentes de la guerra en Ucrania”.

La responsable de Accem en Burgos, Olga Aguilar, fue la encargada de recoger el premio en representación de la organización, y quiso hacer extensivo este reconocimiento al conjunto de iniciativas que desde la sociedad civil burgalesa se han puesto en marcha a lo largo de todo el último año para afrontar la situación de emergencia que se ha derivado del conflicto armado en Ucrania.

La entidad financiera y su fundación reconocen con sus Premios “Valores por encima del valor” el papel de personas, iniciativas y organizaciones en el desarrollo social y cultural de la provincia de Burgos. En esta edición, junto a Accem han sido galardonadas entidades como Párkinson Burgos, el Museo de los Dinosaurios de Salas de los Infantes o la Fundación VIII Centenario, así como personas concretas como la bodeguera Pilar Pérez de Albéniz, de Bodegas Peñalba.

Desde Accem agradecemos a todas las personas y entidades que han sido responsables de la elección de nuestra entidad para ser condecorada con uno de los Premios “Valores por encima del valor”, que no hacen sino suponer un impulso más para continuar con el desarrollo de nuestra misión de apoyo y acompañamiento a las personas en situación de mayor vulnerabilidad.

Nuevas actividades de sensibilización en Ávila para promover la tolerancia

Accem ha lanzado en estos días en Ávila, conmemorando el Día Internacional para la Tolerancia (16-N), la campaña de sensibilización “¿A qué sabe un café? Sabe a 100 % TOLERANCIA”, con el fin de trasladar al mayor número de vecinos y vecinas abulenses la importancia de respetar las creencias, culturas y opiniones de todas las personas que conviven en nuestra ciudad, en nuestros barrios, pues solamente en el marco de la tolerancia podremos convivir los unos con los otros.

Con la colaboración del alumnado del ciclo formativo de grado superior de Artes Plásticas y Diseño de la Escuela de Arte de Ávila, hemos personalizado vasos de café para llevar con mensajes a favor del diálogo intercultural y el respeto hacia la diversidad cultural. Estos vasos se han distribuido en un total de 49 establecimientos hosteleros que, durante el pasado fin de semana 19 y 20 de noviembre, han servido en ellos todos sus cafés, invitando a reflexionar a los vecinos y vecinas de lo importante que es construir entre todos ciudades tolerantes y respetuosas.

En Accem somos conscientes de la dimensión social de la hostelería y del impacto positivo de los establecimientos hosteleros de proximidad en la vida personal y comunitaria. Los bares y restaurantes son espacios de convivencia y de disfrute y aportan a la integración y cohesión social. Por este motivo hemos orientado esta acción de sensibilización a estos espacios de la ciudad. Es una iniciativa que se ha llevado a cabo en el marco del programa #EnREDandoBARRIOS para la sensibilización y mejora de la convivencia intercultural, que Accem desarrolla en los barrios de Zona Norte y Zona Sur de la ciudad de Ávila, con financiación del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones y el Fondo de Asilo, Migración e Integración.

 

Reconociendo la riqueza de la diversidad cultural en las huellas del arte islámico en Ávila

Por otra parte, con ocasión de la celebración del Día Internacional del Arte Islámico, y en el marco también del programa #EnREDandoBARRIOS, se ha llevado a cabo la actividad “Ávila Islámico: Siguiendo sus huellas”, con la que hemos rastreado y reconocido los vestigios de arte islámico en la ciudad.

Ávila ha sido, es y será una ciudad intercultural, como lo atestiguan son las diferentes huellas que han dejado las culturas que han poblado nuestra ciudad a lo largo de su historia y que hoy en día conforman un rico y variado patrimonio, en el que tiene un especial protagonismo la aportación del arte islámico. El pasado viernes 18 de noviembre, organizamos un encuentro intercultural, con una ruta que comenzó en el Museo Provincial de Ávila y continuó por distintos puntos de la ciudad.

Ante los prejuicios y estereotipos negativos que existen desde ciertos sectores de la sociedad hacia el mundo árabe, con iniciativas como esta trabajamos para el desmontaje de estos tópicos negativos y para poner en valor, desde el conocimiento, su rico legado histórico y cultural. En Accem tenemos claro que la cultura es uno de los mejores caminos hacia el conocimiento, entendimiento y puesta en valor de la diversidad que nos define como sociedad.

Durante el recorrido se visitaron los restos del sepulcro de Abdallah ‘El Rico’, estelas funerarias con inscripciones coránicas encontradas en la Maqbara de San Nicolás, el Yamur presente en el arco del antiguo Convento de Carmen Calzado, así como los diferentes vestigios presentes en el Monasterio de Santo Tomás. Para esta iniciativa hemos contado con la colaboración de tres vecinos de Ávila:  Javier Jiménez Gadea y Serafín de Tapia, director del Museo de Ávila y catedrático de Historia, respectivamente, y miembros ambos del grupo de Investigación “Estudios de las Morerías del Valle del Duero”, del Ministerio de Ciencia e Innovación 2021-2024, acreditados conocedores del arte islámico y de sus vestigios en Avila, y Mariam Cuenca, secretaria de la Comunidad Islámica de Ávila y delegada de la Comisión Islámica de España en Castilla y León, colaboradora e impulsora de numerosas iniciativas relacionadas con la cultura islámica en nuestra ciudad. La actividad finalizó con la visita a una de las mezquitas de la ciudad. Una visita que ha estado guiada por Mariam Cuenca, tras la cual los asistentes pudieron degustar té y postres árabes.

 

 

Accem recibe el Premio Haz Huella por ayudar a hacer de León tierra de acogida

Hemos tenido el honor de ser galardonados en León con uno de los Premios Haz Huella que otorga el diario digital León Noticias. Nuestro reconocimiento ha sido en la categoría social y ha querido poner en valor nuestra aportación para que León sea una tierra de acogida.

Nuestro presidente de honor, Pedro Puente Fernández, vecino de León, fue el encargado de recoger el premio el pasado 11 de noviembre en el Auditorio Ciudad de León, donde tuvo lugar la ceremonia de entrega en esta novena edición de los Premios Haz Huella. Junto a la categoría social, en la que ha sido premiado nuestro trabajo por la inclusión social, se han entregado premios en otras categorías vinculadas a la empresa, la innovación tecnológica, la cultura o el deporte.

El galardón ha querido poner de relieve este año el trabajo de acogida realizado con las personas refugiadas procedentes de la guerra en Ucrania. Accem cuenta en León con seis pisos de acogida para personas solicitantes o beneficiarias de protección internacional. Pedro Puente recordó que Accem lleva décadas trabajando en la atención, acogida e inclusión social de las personas refugiadas en España.

Como declaró Pedro Puente a León Noticias, recibir este premio supone “un impulso para seguir haciendo nuestro trabajo con los refugiados y una motivación para continuar en un situación tan complicada a nivel internacional”.

Desde Accem, nuestro agradecimiento a León Noticias y a todas las personas que hayan contribuido a concedernos este reconocimiento.

> Accede aquí al vídeo con la entrega del Premio Haz Huella a Accem, por medio de Pedro Puente.

Proyecto Camina de intervención sociolaboral en Castilla y León

Nombre del programa: Proyecto Camina – Programa de intervención sociolaboral para fomentar la inclusión de las personas refugiadas, desplazadas y/o solicitantes de asilo.

Ámbito territorial: Autonómico. León.

Financiador: Fundación Alimerka.

Contenido: El objetivo general del programa es favorecer el acompañamiento para la integración y autonomía de las personas solicitantes y beneficiarias de protección internacional a través del diseño de itinerarios individualizados de inserción.

Leer más

Centros integrales para personas inmigrantes en Castilla y León

Nombre del programa: Centros integrales de inmigrantes.

Ámbito territorial: Autonómico. Castilla y León.

Financiador: Junta de Castilla y León – Gerencia de Servicios Sociales.

Contenido: Reconocimiento de seis centros integrales para personas inmigrantes, en cada una de las provincias en las que Accem está presente en Castilla y León.

Leer más

Hogares de acogida para menores tutelados/as por la Junta de Castilla y León

Nombre: Hogares de acogida para menores tutelados/as por la Junta de Castilla y León

Ámbito territorial: Castilla y León (Ávila I, Ávila II, León, Segovia y Valladolid)

Financiadores: Gerencia de Servicios Sociales (Junta de Castilla y León)

Contenido: Cinco hogares vivienda en León, Segovia, Ávila (2) y Valladolid para la atención de niños y jóvenes dependientes de los servicios de protección a la infancia de las distintas gerencias territoriales de servicios sociales, con especial atención a los menores inmigrantes no acompañados.

El objetivo del programa es crear un espacio familiar de acogida para el pleno desarrollo de los menores y su adecuada integración en el entorno, aprovechando el período de estancia en los hogares para trabajar los aspectos necesarios a todos los niveles, prestando especial atención a los factores psicosociales, a la formación y en su caso, al aprendizaje del idioma y al acompañamiento a la inserción social y laboral.