Entradas

Accem refuerza la respuesta a la emergencia humanitaria con la gestión de dos centros de personas migrantes en Alcalá de Henares y Cartagena

Como respuesta a la emergencia humanitaria provocada por el repunte de llegadas este año al archipiélago canario, que según el Ministerio del Interior asciende a 35.410 a fecha de 30 de noviembre del presente año, un incremento del 134% respecto al año anterior, Accem refuerza su respuesta ante esta situación con la gestión de dos centros de acogida para personas migrantes en la península, uno en Cartagena, de 600 plazas, y otro en Alcalá de Henares, de alrededor de 1.200, además de las plazas abiertas en el resto de territorios donde la entidad trabaja. En total, Accem gestiona más de 8.000 plazas de acogida de atención humanitaria en todo el territorio español.

El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones decretó el pasado mes de octubre la situación de emergencia por el importante aumento de llegadas que se ha producido a las Islas Canarias desde el mes de agosto, superándose la cifra registrada en 2006, año en el que se produjo la conocida como ‘crisis de los cayucos’. La actuación de Accem se enmarca en una respuesta coordinada y en red en la que lidera el propio Gobierno del país y trabajamos algunas de las principales organizaciones de referencia en el ámbito de las migraciones.

Nuestra dilatada experiencia en la gestión y atención en situaciones de emergencia hace que estemos preparados para afrontar desafíos de esta índole. En nuestros dispositivos de emergencia ofrecemos una atención integral y profesional gracias al trabajo especializado de un equipo interdisciplinar, que incluye personal sanitario, abogados/as, psicólogos/as, trabajadores/as sociales e integradores/as sociales, entre otros perfiles profesionales.

Nuestra labor comienza cuando las personas llegadas a las costas canarias son derivadas a nuestros dispositivos por las autoridades competentes, tanto en el archipiélago como en la península, como es el caso de los centros de Alcalá de Henares y de Cartagena. A partir de ese momento, se activan los servicios que hemos diseñado para garantizar la mejor atención a las personas alojadas en el contexto siempre de unas circunstancias de emergencia. Se da cobertura a las necesidades básicas (alojamiento, manutención, higiene), se proporciona un kit de ropa y se organizan reuniones de información y orientación con las personas atendidas sobre su situación. Ahí comienza también un trabajo de detección de las necesidades existentes de atención sanitaria y psicológica, así como de vulnerabilidades (presencia de menores, víctimas de trata, posibles solicitantes de protección internacional, etc.). 

En Accem, junto a todo nuestro trabajo y compromiso en la atención y acogida de emergencia, somos conscientes de que la situación en Canarias se enmarca en un contexto más grande que alcanza toda la frontera sur de la Unión Europea e incluso un contexto más global, donde existe un desplazamiento humano de dimensiones importantes originado tanto por la existencia de numerosos focos de conflicto en el mundo, como por una gran situación de desigualdad social y económica entre distintas regiones del planeta. Ante este contexto, desde Accem mantenemos nuestra línea de reclamar la habilitación de vías legales y seguras para las personas refugiadas y migrantes.

El trabajo de Accem con estas personas se realiza gracias a la cofinanciación del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones y el Fondo Europeo de Asilo, Migración e Integración (FAMI) de la Unión Europea.

Accem refuerza su trabajo para atender la situación de emergencia en Canarias por el aumento de las llegadas por vía marítima

Ante la emergencia humanitaria que estamos viviendo en los últimos meses y especialmente en Canarias por la situación migratoria, Accem continúa trabajando tanto en el archipiélago como en la península, con gran intensidad y movilizando recursos día a día, para poder ofrecer la mejor respuesta a las personas y al conjunto de la sociedad desde el bagaje acumulado tras 18 años presentes en la atención humanitaria a migrantes en España.

El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones decretó hace unos días la situación de emergencia en Canarias por el importante aumento de llegadas que se ha producido a las Islas Canarias desde el mes de agosto, un repunte que se está viendo agudizado durante este mes de octubre. De hecho, según datos del Ministerio del Interior, entre el 1 de enero y el 15 de octubre han llegado a las islas 23.537 personas por vía marítima, unas 10.000 más que en el mismo periodo de 2022, que suponen un aumento del 80 %.

Nuestra dilatada experiencia en la gestión y atención en situaciones de emergencia hace que estemos preparados para afrontar desafíos de esta índole. En nuestros dispositivos de emergencia ofrecemos una atención integral y profesional gracias al trabajo especializado de un equipo interdisciplinar, que incluye personal sanitario, abogados/as, psicólogos/as, trabajadores/as sociales e integradores/as sociales, entre otros perfiles profesionales.

En estos momentos, estamos gestionando dos dispositivos de acogida de emergencia de gran capacidad, Las Raíces y Las Canteras, ambos en la isla de Tenerife, así como el centro de Montaña Mina, en Lanzarote. En todos los dispositivos de emergencia de Canarias estamos alojando actualmente a más de 4.000 personas. Sin embargo, estas cifras van modificándose día a día en una coyuntura que se va actualizando continuamente y que exige una gran capacidad de adaptación y respuesta al cambio por parte de la organización. 

Nuestra actuación se enmarca en una respuesta coordinada y en red en la que lidera el propio Gobierno del país y trabajamos algunas de las principales organizaciones de referencia en el ámbito de las migraciones, como es el caso de Accem. Nuestra labor comienza cuando las personas llegadas a las costas canarias son derivadas a nuestros dispositivos por las autoridades competentes. A partir de ese momento, se activan los servicios que hemos diseñado para garantizar la mejor atención a las personas alojadas en el contexto siempre de unas circunstancias de emergencia. Se da cobertura a las necesidades básicas (alojamiento, manutención, higiene), se proporciona un kit de ropa y se organizan reuniones de información y orientación con las personas atendidas sobre su situación. Ahí comienza también un trabajo de detección de las necesidades existentes de atención sanitaria y psicológica, así como de vulnerabilidades (presencia de menores, víctimas de trata, posibles solicitantes de protección internacional, etc.). 

En Accem, junto a todo nuestro trabajo y compromiso en la atención y acogida de emergencia, somos conscientes de que la situación en Canarias se enmarca en un contexto más grande que alcanza toda la frontera sur de la Unión Europea e incluso un contexto más global, donde existe un desplazamiento humano de dimensiones importantes originado tanto por la existencia de numerosos focos de conflicto en el mundo, como por una gran situación de desigualdad social y económica entre distintas regiones del planeta. Ante este contexto, desde Accem mantenemos nuestra línea de reclamar la habilitación de vías legales y seguras para las personas refugiadas y migrantes.

La ausencia de vías legales y seguras aumenta exponencialmente la peligrosidad del viaje. Según los datos de la Organización Internacional para las Migraciones, en el primer semestre de 2023 murieron en el camino a Europa al menos 1.997 personas, de las cuales 225 personas perdieron su vida en su travesía hacia España y 126 de ellas en la ruta canaria. Sin embargo, estas cifras de muertes y desapariciones confirmadas son con toda seguridad inferiores a la cifra real.

El trabajo de Accem con estas personas se realiza gracias a la cofinanciación del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones y el Fondo Europeo de Asilo, Migración e Integración (FAMI) de la Unión Europea.

Accem está trabajando en la acogida de emergencia en Canarias ante el aumento de llegadas de personas por vía marítima

Ante el repunte de llegadas de personas migrantes a las costas de Canarias, a través de vías y embarcaciones inseguras, Accem está trabajando en la acogida de emergencia desde los dispositivos que, dependientes del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, gestiona en el archipiélago en las islas de Tenerife y Lanzarote en todo lo relacionado con la atención social especializada.

Actualmente, estamos albergando a alrededor de 1.700 personas en el dispositivo de Las Raíces, en la isla de Tenerife; a cerca de 400 personas en el dispositivo de Las Canteras, también en Tenerife, y a 220 personas en el centro de acogida de Montaña Mina, en la isla de Lanzarote.

Según las cifras hechas públicas por el Ministerio del Interior, entre el 1 de enero y el 31 de agosto de 2023, han llegado a Canarias un total de 11.439 personas, que suponen un 7,5 % más que en el mismo período del año anterior. Este repunte en el número de llegadas se está produciendo desde el mes de agosto, pues hasta ese momento la tendencia del año era la inversa, con un descenso del 11 % observado hasta el 31 de julio en la ruta canaria. En este último fin de semana, han arribado a las Islas más de 1.300 personas a bordo de al menos 21 embarcaciones.

Accem trabaja en la acogida de emergencia en Canarias desde el año 2021, cuando se hizo necesario reforzar a través del Plan Canarias la respuesta estatal, en colaboración con las organizaciones sociales especializadas, a una situación de emergencia humanitaria, tras la llegada en 2020 de un total de 23.000 personas a costas por vías inseguras y en circunstancias muy precarias.

La acogida en estos dispositivos se hace siempre bajo el enfoque de estar dando respuesta a una situación de emergencia humanitaria: miles de personas están llegando cada año en situación límite a las costas canarias desde el continente africano, en situación desesperada por la falta de vías legales y seguras para la migración. Esta situación no se reduce al archipiélago canario, sino que se extiende al conjunto de la frontera sur de la UE, modificándose los flujos de las diferentes rutas en función de múltiples factores variables.

La ausencia de vías legales y seguras aumenta exponencialmente la peligrosidad del viaje. Según los datos de la Organización Internacional para las Migraciones, en el primer semestre de 2023 murieron en el camino a Europa al menos 1.997 personas, de las cuales 225 personas perdieron su vida en su travesía hacia España y 126 de ellas en la ruta canaria. Sin embargo, estas cifras de muertes y desapariciones confirmadas son con toda seguridad inferiores a la cifra real.

Este trabajo se realiza gracias a la cofinanciación del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones y el Fondo Europeo de Asilo, Migración e Integración (FAMI) de la Unión Europea.

Permanece estable el número de llegadas a España por vías irregulares respecto al año pasado

Entre el 1 de enero y el 31 de juIio de este 2023, el Ministerio del Interior del Gobierno de España ha contabilizado la llegada al país por vías irregulares marítimas y terrestres de un total de 16.174 personas, que suponen un 3,3 % menos que en el mismo período del año anterior. Es decir, aunque a la baja, el número de llegadas permanece estable con respecto al año pasado, cuando en el conjunto del año se produjo un sensible descenso del 26 % en relación a 2021.

Número de personas migrantes llegadas a España por vías irregulares. Comparativa Enero-Julio 2022-2023

 

Sobre ese total de llegadas por vías irregulares e inseguras, más del 96 % se produjeron por vías marítimas, tanto a la Península y Baleares, como a las Islas Canarias. El 4 % restante de estos datos se refiere a las llegadas irregulares por vía terrestre a través de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

En total, por vías marítimas llegaron a España un total de 15.603 personas, de las que 6.962, que equivalen al 45 %, llegaron a la Península y Baleares, y 8.508, el 55 %, lo hicieron al archipiélago canario. El número de personas que alcanzaron a nado o por otros medios acuáticos las ciudades de Ceuta y Melilla es testimonial.

Llegadas por vías irregulares de personas migrantes a España. Enero-Julio 2023

 

En términos relativos, lo más destacable es un aumento del 32 % en el número de personas que llegaron por vía marítima a la Península y Baleares, con respecto al año anterior, y, en sentido inverso, un descenso del 11 % de los migrantes llegados por vía marítima a Canarias.

En cuanto a las llegadas irregulares por vía terrestre registradas en Ceuta y Melilla, y partiendo de la base de que se trata de números muy inferiores, se produjo en este período de tiempo un descenso del 67 % con respecto a 2022, especialmente acusado en el caso de Melilla (95 % menos).

Desde Accem entendemos que estos datos revelan, sobre todo, cómo más de 16.000 personas se vieron en la necesidad imperiosa de acudir a rutas inseguras y, casi siempre, muy arriesgadas para intentar acceder a territorio español y europeo. Esto se produce ante una situación de desesperación que empuja a la migración y ante la falta de vías legales y seguras para poder migrar. Valorar y proteger la vida es establecer estas vías y hacerlas reales y accesibles.

Recordamos, tal y como contábamos aquí, que en los seis primeros meses del año, y según los datos de la Organización Española para las Migraciones (OIM), al menos 225 personas han muerto en el mar cuando intentaban alcanzar territorio español. De ellas, 126 habrían muerto en la ruta atlántica hacia las Islas Canarias y 99 personas habrían muerto o desaparecido en la ruta mediterránea hacia la Península y Baleares. La ONG Caminando Fronteras eleva para el mismo período considerablemente las cifras de muertos y desaparecidos, registrando un total de 951 personas muertas y desaparecidas. De ellas 778, habrían perecido en la ruta canaria.

> Accede aquí al último informe del Ministerio del Interior, del que se extraen los datos de este artículo.

 

 

Proyecto Agua: una forma de integración y reconciliación con el mar para personas migrantes

Por segundo año consecutivo, Accem participa en la iniciativa Proyecto Agua, de la ONG de bomberos voluntarios ProemAID. Se trata de una actividad que se desarrolla en Canarias, más concretamente en la isla de Tenerife, con el objetivo de que, las personas que, en su tránsito migratorio, se hayan enfrentado a una experiencia traumática en el mar, consigan perder el miedo al agua. Además, a través de esta experiencia, se pretende fomentar la actividad física, el ocio y la integración social.

ProemAID es una ONG integrada por profesionales de la emergencia, que comenzaron a actuar de manera voluntaria en el año 2015 en la isla griega de Lesbos con las personas refugiadas y migrantes que llegaban a sus costas desde Turquía. Por otra parte, Accem gestiona el dispositivo de emergencia Las Raíces, en el que se proporciona atención humanitaria a las personas migrantes que llegan por vía marítima a las Islas Canarias.

La actividad comienza el 18 de julio y se prolongará durante seis semanas, llevándose a cabo cuatro días a la semana. En total, 228 usuarios del dispositivo de Las Raíces, administrado por Accem, participarán en esta iniciativa, que este año se realizará en la playa de Las Teresitas, en Santa Cruz de Tenerife.

Primera toma de contacto con el mar

“Muchas de estas personas nunca habían visto el mar antes y su primer contacto con él fue de noche, en una barca atestada de personas, sin saber nadar, mojados y con frío, viendo las caras de pánico de sus compañeros de viaje”. Así explica la ONG ProemAID el nacimiento de este proyecto, que surgió en 2016, tras percatarse de que, en los dibujos de los niños/as refugiados/as del campo de Lesbos, dibujaban el mar como algo oscuro, con cadáveres, un lugar donde se sentía el miedo.

En Canarias, Accem gestiona el centro de Las Raíces, en el municipio tinerfeño de La Laguna. Se trata de un dispositivo de atención humanitaria, donde se cubren las necesidades básicas de las personas alojadas y se les proporciona atención social, médica, jurídica y psicológica, mientras se les acompaña en un proceso que, con todo el camino atravesado y la necesidad de poder continuar con su vida, presenta dificultades y también desafíos.

Muertes y desapariciones en la ruta canaria

Hay que recordar que, según la Organización Mundial de las Migraciones (OIM), en los seis primeros meses de 2023 la cifra de personas desaparecidas o fallecidas en el intento de llegada a Canarias, por la denominada ruta atlántica, fue de 126, muy por debajo de las cifras del mismo periodo de 2022, cuando la OIM contabilizó 310 fallecimientos entre enero y junio. En total, en 2022 fallecieron 560 personas en su intento de llegar a Canarias.

Además, desde enero hasta junio, según datos del Ministerio del Interior, han llegado a Canarias 7.213 migrantes por mar, una cifra que está claramente por debajo de la de 2022, cuando se registraron 8.853 llegadas, 1.640 menos (-18,52 %).

El primer semestre del año cierra con 1.997 personas muertas en la frontera sur, un incremento del 32% respecto a 2022

Al menos 1.997 personas han perdido la vida o han desaparecido en la frontera sur de la Unión Europea en lo que llevamos de 2023. Son los datos que se extraen del proyecto Missing Migrants Project, de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM). La cifra es, sin duda, preocupante, ya que, comparada con el primer semestre de 2022, supone un aumento del 32 %, dado que en los seis primeros meses del pasado año se registraron 1.418 fallecimientos o desapariciones en estas rutas. La cifra total de 2022 se situó en 2.925 personas.

Siempre teniendo en cuenta que, cuando hablamos de muertes en las peligrosas travesías de la frontera sur de la UE, se trata de datos estimados, normalmente a la baja, cabe especificar que, en la ruta mediterránea, han muerto o desaparecido 1.871 personas en lo que llevamos de año (de los cuales, 78 niños y niñas), un incremento del 69 % comparando con el primer semestre de 2022, cuando la cifra se situó en 1.108 personas. En el conjunto del año pasado, fallecieron 2.406 personas en estas travesías, por lo que el dato de los seis primeros meses de 2023 ya se acerca preocupantemente al del conjunto de 2022.

 

PERSONAS FALLECIDAS Y DESAPARECIDAS EN LA FRONTERA SUR DE LA UE
ENERO – JUNIO 2023

 

La ruta del Mediterráneo central, la más mortífera

Especificando por rutas mediterráneas, la occidental (la que se dirige a España) acumula 99 fallecimientos en 2023, mientras que la oriental (que se dirige principalmente hacia la costa sur y este de Grecia) suma 48 fallecimientos y la del Mediterráneo central (enfocada a Italia y la costa oeste de Grecia), acumula 1.724 fallecimientos o desapariciones, entre los que destaca el naufragio de una embarcación el pasado 14 de junio que dejaba a alrededor 596 personas muertas o desaparecidas en el mar.

 

PERSONAS FALLECIDAS Y DESAPARECIDAS EN LA RUTA MEDITERRÁNEA
EVOLUCIÓN HISTÓRICA

 

Por ello, como en años anteriores, podemos concluir que la ruta mediterránea continúa siendo, en lo que llevamos de 2023, la más mortífera para las personas migrantes y refugiadas que intentan llegar a países de la UE. De hecho, la cifra de 1.871 personas fallecidas o desaparecidas es superior a la de todo 2020 (1.449) y se acerca a la del conjunto de 2019 (1.885).

Más concretamente, al igual que en años anteriores, la ruta mediterránea central, la que conecta países del norte de África como Túnez, Libia y Argelia con otros del sur de la UE, como Italia, Malta e incluso Grecia, se mantiene como la más peligrosa en cuanto a número de personas fallecidas o desaparecidas. En lo que llevamos de 2023, han muerto 1.724 personas, situándose como la cifra más elevada desde 2017, pese a haber transcurrido solamente seis meses del presente año.

 

PERSONAS FALLECIDAS Y DESAPARECIDAS EN LA RUTA MEDITERRÁNEA CENTRAL
EVOLUCIÓN HISTÓRICA (2023, datos hasta junio)

 

La frontera sur española

Por otra parte, en la conocida como ruta canaria o ruta atlántica, han perdido la vida al menos 126 personas en lo que llevamos de año (de las cuales, seis niños y niñas), frente a las 310 de los seis primeros meses del año pasado, lo cual supone un descenso de alrededor del 60 %.

 

PERSONAS FALLECIDAS Y DESAPARECIDAS EN LAS RUTAS MARÍTIMA HACIA LA UE
ENERO – JUNIO 2023

 

Esta cifra sigue la tendencia de descenso del año anterior, 2022, cuando se registraron en todo el año 560 muertes en esta ruta. Hay que tener en cuenta que los años anteriores a este (2021 y 2020), las cifras fueron mucho más elevadas, situándose en 1.126 y 877 personas muertas o desaparecidas, respectivamente.

 

PERSONAS FALLECIDAS Y DESAPARECIDAS EN LA RUTA ATLÁNTICA – ISLAS CANARIAS
EVOLUCIÓN HISTÓRICA (2023, datos hasta junio)

 

Si aglutinamos las cifras de las rutas que se dirigen a nuestro país (la atlántica y la mediterránea occidental), la cifra total se sitúa en 225 personas fallecidas o desaparecidas en su travesía hacia España durante 2023. En comparación, los seis primeros meses de 2022 dejaron 560 fallecimientos en estas rutas, por lo que se ha producido un decremento de alrededor del 60%.

 

PERSONAS FALLECIDAS Y DESAPARECIDAS EN LA FRONTERA SUR DE ESPAÑA
ENERO – JUNIO 2023

 

Caminando Fronteras

Existen diferentes cifras y estimaciones sobre las muertes y desapariciones de personas en la frontera sur de la UE. La organización Caminando Fronteras también ha publicado datos propios de fallecimientos de personas que intentaban llegar a España. En su Informe monitoreo del derecho a la vida, relativo al primer semestre de 2023, la entidad cifra en 951 las víctimas en las rutas de acceso a nuestro país entre enero y junio del presente año, un dato inferior al de 2022, cuando la organización estimó en 2.390 los decesos en la frontera sur española.

Según Caminando Fronteras, la ruta más mortífera de acceso a España durante el primer semestre de 2023 ha sido la ruta canaria, en la que habrían desaparecido o perdido la vida 778 personas. En la ruta argelina, que tiene como destino la costa oriental de la península, habrían perdido la vida 102 personas, mientras que el la ruta de Alborán lo hicieron 21 personas y en la ruta del Estrecho, 50 personas. Otro dato destacable del informe de esta entidad pasa por los meses en los que se acumulan más tragedias. Según estos datos, junio ha sido el peor mes en lo que llevamos de año, con 332 víctimas, seguido de febrero, con 237.

Vías legales y seguras

Ante estas cifras, que muestran que las tragedias en las rutas que se dirigen hacia la UE se siguen produciendo e incluso incrementándose, desde Accem insistimos en la necesidad de que se establezcan vías legales y seguras para que las personas refugiadas y migrantes puedan acceder de forma segura a territorio europeo sin tener que poner su vida en riesgo.

 

El Gobierno de España reconoce la labor de Accem en la emergencia humanitaria en Canarias

El Gobierno de España, a través del ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha reconocido la labor de un total de 27 personas y organizaciones a través de la entrega de las Distinciones de la Inclusión y las Migraciones en Canarias en un acto celebrado este lunes en Las Palmas de Gran Canaria. Entre las personas condecoradas, dos profesionales de Accem, como son Maite Bueno Rodríguez, responsable del dispositivo de acogida de emergencia de Las Raíces durante la emergencia humanitaria de 2020, y Jairo Arcesio Pérez Restrepo, responsable del centro de Las Canteras, ambos ubicados en el municipio tinerfeño de La Laguna.

Estas distinciones, que se entregan por primera vez, surgen a través de una orden gubernamental para agradecer a la sociedad civil canaria el esfuerzo realizado entre 2020 y 2021, en una situación de emergencia humanitaria por el elevado número de personas migrantes que en ese período accedieron al archipiélago a través de sus costas procedentes de África Occidental. Esta situación de alta exigencia en la logística, la atención y la acogida de miles de personas coincidió además con la pandemia de la covid-19.

El reconocimiento otorgado ha consistido en la entrega de un diploma y una lámina del colectivo artístico Boa Mistura. Junto a nuestros compañeros Maite y Jairo, han sido premiadas instituciones, recursos públicos, entidades sociales, empresas privadas y también personas individuales que, en ese momento de amplia necesidad, aportaron su grano de arena para facilitar la acogida digna y humana a las personas supervivientes del peligroso viaje migratorio desde las costas africanas. Puedes conocer aquí a todos los premiados en las Distinciones de la Inclusión y las Migraciones.

Desde Accem felicitamos a nuestros/as compañeros/as Maite Bueno y Jairo Arcesio Pérez por este reconocimiento y agradecemos al Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones esta distinción que reconoce la labor desplegada por nuestra entidad en la respuesta a esa situación de emergencia y en la atención a personas en situación de gran vulnerabilidad.

> Conoce el trabajo de atención humanitaria en la emergencia de Accem en Canarias.

> Al menos 2.925 personas murieron en 2022 cuando intentaban atravesar la frontera sur de Europa.

 

 

 

Accem aumenta su capacidad de respuesta a la emergencia humanitaria en Canarias

Accem ha abierto este 1 de octubre un nuevo dispositivo de emergencia en Canarias, asumiendo la gestión del centro de Las Canteras, en el municipio tinerfeño de San Cristóbal de La Laguna. Este dispositivo se une al centro de emergencia de Las Raíces, ubicado también en La Laguna y que nuestra entidad gestiona desde comienzos de 2021, y al de Montaña Mina, en la isla de Lanzarote.

Los tres centros forman parte del conocido como Plan Canarias, puesto en marcha por el Gobierno de España, a través del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, para dar respuesta a la situación de emergencia humanitaria suscitada en las Islas por el sensible aumento de llegadas de personas migrantes por vía marítima registrado en 2020 y que ha tenido continuidad en 2021 y 2022.

 

El centro de Las Canteras se reabre en este mes de octubre, esta vez bajo la gestión directa de Accem, después de que cerrara en el pasado mes de mayo. El dispositivo, en el que en las últimas semanas se han realizado labores de reacondicionamiento a cargo de la empresa TRAGSA, se pone en funcionamiento ahora en previsión de un posible aumento de la llegada de personas migrantes a las costas canarias durante el último trimestre del año, como ha ocurrido en años anteriores como consecuencia de las condiciones del mar y el clima en esta época. Ante esta posibilidad, el objetivo es dar una respuesta organizada y digna a las personas que lleguen con el propósito de que se pueda proporcionar una atención adecuada sin que se produzca en ningún momento una saturación de los recursos.

El centro de acogida de emergencia de Las Canteras está ubicado también en el municipio tinerfeño de La Laguna. En su nueva etapa tendrá una capacidad de 500 plazas dirigidas a hombres migrantes mayores de edad. Se activa con la previsión inicial de que permanezca abierto hasta el mes de marzo de 2023. Como en el caso de los dispositivos de Las Raíces y Montaña Mina, en el centro de Las Canteras trabajará un equipo interdisciplinar de Accem en el que participarán profesionales de la abogacía, el trabajo social, la logística, la psicología, la atención sanitaria o la mediación social e intercultural.

Más de 10.000 personas pasaron por los centros de emergencia de Accem en Canarias

Accem comenzó a trabajar en el archipiélago canario en febrero de 2021, convirtiéndose en la comunidad autónoma número 13 en la que nuestra entidad está presente. Ante una situación de evidente emergencia humanitaria, con la llegada de 23.000 personas en 2020, especialmente concentradas en el segundo semestre del año, Accem se puso a disposición de las autoridades competentes para ofrecer su conocimiento especializado y su experiencia en la gestión de las migraciones y de la emergencia. Accem se hizo cargo del dispositivo de Las Raíces, que llegó a albergar a alrededor de 1.500 personas en el momento más intenso de estos 20 meses de andadura. En total, han pasado por Las Raíces un total de 8.440 personas en este tiempo. Las Raíces es un dispositivo de emergencia de gran capacidad, en el que es posible alojar hasta un máximo de 1.500 personas en caso de necesidad. Se trata de una acogida de carácter humanitario dirigida a hombres migrantes mayores de edad.

Posteriormente, en verano de 2021 se abren en Santa Cruz de Tenerife tres pisos de acogida y 18 plazas de capacidad en total destinados a mujeres migrantes, solas o con hijos/as a cargo. Son mujeres recién llegadas a costas que son derivadas a estos pisos de acogida desde el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. Estos centros de acogida se enmarcan en el Programa de Atención Humanitaria a Inmigrantes (PAHI), de carácter estatal, que Accem desarrolla junto a otras organizaciones y en coordinación con el Ministerio desde hace 17 años. Un total de 69 personas han pasado hasta el momento por estos pisos desde su apertura.

También 2021, pero en el mes de noviembre, Accem se hizo cargo del dispositivo de Montaña Mina, en la isla de Lanzarote. Montaña Mina es también un centro de acogida humanitaria, pero es un centro más pequeño, de 120 plazas de capacidad y por las que en menos de un año han pasado ya 1.667 personas. El centro de Montaña Mina es un centro mixto, en el que son acogidos tanto hombres como mujeres, con o sin hijos a cargo. Es un centro de acogida para las personas migrantes que llegan hasta las costas de la isla de Lanzarote y está funcionando con estancias muy cortas, para la atención a la emergencia y la derivación a otros recursos tanto en otras islas del archipiélago como en la península.

Ahora, en este mes de octubre de 2022, iniciamos la gestión del dispositivo de Las Canteras, también en Tenerife, como una forma de complementar los distintos recursos con los que contamos en las islas, y especialmente el centro de Las Raíces, en previsión de un posible incremento de la llegada a costas de personas migrantes durante los últimos meses del año. Ambos centros, Las Raíces y Las Canteras, están dirigidos a hombres migrantes mayores de edad. El objetivo es poder atender la emergencia proporcionando una acogida digna, sin que se produzca una saturación de los recursos disponibles, para mantener una atención de calidad para las personas.

En el conjunto de nuestros centros de acogida en Canarias se parte de la cobertura de las necesidades básicas de las personas. Sin embargo, la acogida es integral, a cargo de un equipo interdisciplinar y profesional preparado para atender las diferentes necesidades de las personas: atención sanitaria, social, jurídica, psicológica, etc. Junto a esta atención, se pone el acento en la detección de vulnerabilidades para poder proporcionar la respuesta más adecuada: la posible presencia de menores de edad, de problemas de salud mental, de víctimas de trata de personas (hombres y mujeres), así como el inicio de procedimientos de solicitud de protección internacional o de reagrupación familiar en el continente.

La acogida en estos dispositivos se hace siempre bajo el enfoque de estar dando respuesta a una situación de emergencia humanitaria: miles de personas están llegando cada año en situación límite a las costas canarias desde el continente africano, en situación desesperada por la falta de vías legales y seguras para la migración.

Desde el convencimiento de que es imprescindible la habilitación eficaz de esas vías legales y seguras, trabajamos en la emergencia desde nuestro conocimiento especializado y nuestra experiencia: ofrecemos una atención integral, desde la especial mirada a la detección de vulnerabilidades. Ofrecemos una acogida que es temporal, corta de duración en lo posible (actualmente el tiempo de estancia en nuestros dispositivos rara vez supera los tres meses), como una etapa más en el camino de las personas migrantes, antes de continuar con su proyecto migratorio, trabajando para facilitar un tránsito ordenado y fluido hacia la península, como es el deseo de la gran mayoría de las personas que arriban a las costas canarias buscando un acceso para llegar a España y, sobre todo, a Europa, para seguir adelante con su proyecto migratorio y de vida.

Más de 10.000 personas han pasado por nuestros centros en Canarias en alrededor de 20 meses. Personas que llegan en situación de gran vulnerabilidad a las que atendemos y acompañamos en cumplimiento y coherencia con nuestra misión como organización.

 

Una iniciativa promueve la reconciliación con el mar para las personas migrantes que se enfrentaron a su cara más hostil

En la isla de Tenerife, en la que Accem gestiona el dispositivo de emergencia Las Raíces, en el que se proporciona atención humanitaria a las personas migrantes que llegan por vía marítima a las Islas Canarias, nos hemos sumado este verano al Proyecto Agua de la ONG ProemAID.

Este proyecto tiene como objetivo fundamental que las personas que, en su tránsito migratorio, se hayan enfrentado a una experiencia traumática en el mar, consigan perder el miedo al agua. ProemAID es una ONG integrada por profesionales de la emergencia, que comenzaron a actuar de manera voluntaria en el año 2015 en la isla griega de Lesbos con las personas refugiadas y migrantes que llegaban a sus costas desde Turquía.

Como ellos mismos exponen, “muchas de estas personas nunca habían visto el mar” antes de subirse a aquella precaria embarcación y su primer contacto fue así, “de noche, en una barca atestada de personas, sin saber nadar, mojados y con frío, viendo las caras de pánico de sus compañeros de viaje cuando la travesía se complicaba o cuando el mar se tragaba a alguno de sus familiares”.

Accem, por su parte, está gestionando en el municipio tinerfeño de La Laguna el centro de emergencia Las Raíces, donde se alojan actualmente más de 500 personas que esperan el momento de poder proseguir con su proyecto migratorio. Las Raíces es un dispositivo de atención humanitaria, donde se cubren las necesidades básicas de las personas alojadas y se les proporciona atención social, médica, jurídica y psicológica, mientras se les acompaña en un proceso que, con todo el camino atravesado y la necesidad de poder continuar con su vida, presenta dificultades y también desafíos.

reconciliación con el mar

Mientras las personas alojadas esperan su oportunidad de poder ser trasladadas a la Península, que es su más urgente ambición, desde Accem hacemos lo posible para que durante su estancia en el dispositivo se lleven experiencias positivas que puedan apoyar su proceso personal. En este marco, decidimos participar en este Proyecto Agua durante este verano y así lo estamos haciendo, con una excelente acogida por parte de las personas que están participando.

Entre el 12 de julio, cuando se inició nuestra participación en el Proyecto Agua, y hasta el próximo 26 de agosto, cuando esté previsto que termine, entre 80 y 90 personas habrán participado en este proyecto de reconciliación con el mar. Cada dos semanas, participan dos grupos, en días alternos, integrados por 15 personas cada uno. La actividad se realiza en las piscinas naturales de Bajamar, en el norte de la isla.

Durante su experiencia, personal especializado de ProemAID, así como personal voluntario, propician ese reencuentro amable con el agua, les enseñan a desenvolverse en el medio acuático y técnicas básicas de nado. Quienes participan de la actividad, entran con precaución, a veces con temor, pero salen encantados. Son personas que en su mayoría proceden de países del Sahel o el África Subsahariana, como Senegal, Gambia, Guinea Conakry, Mali, Costa de Marfil o Guinea Bissau. Hasta el momento, todos son hombres, porque el dispositivo Las Raíces está destinado a población masculina.

reconciliación con el mar

Hay que apuntar que la relación con el agua no es uniforme, si bien todos comparten la experiencia llena de justificados temores de haber atravesado las aguas del Atlántico. Pero hay que recordar que incluso en los casos en los que la travesía fue relativamente tranquila, son personas que, por su contexto social y cultural, muy a menudo no habían tenido previamente una relación con el mar. Muchas de ellas no sabían nadar, ni siquiera se habían bañado antes en el mar. 

Esta actividad está cosechando una acogida muy buena por parte de las personas a las que atendemos, pero también entre la población local de Bajamar, que se ha mostrado interesada por la realización de este proyecto en las piscinas naturales de su localidad, así como por la importancia de este proceso de reconciliación con el mar para quienes han tenido que enfrentarse a su cara más hostil y amenazante.

reconciliación con el mar

Sin vías seguras y legales, el contador de muertes evitables en el mar continuará activo

  • La ruta canaria está siendo una de las más mortíferas: en 2020, un total de 1.417 personas perdieron la vida y 2021 apunta a superar esa cifra.
  • Aumenta el número de mujeres, niñas y niños que arriesgan su vida para alcanzar Europa a través de esta vía.

Durante la época estival es común el aumento del número de llegadas de personas migrantes por la vía marítima. Lo que resulta alarmante es ver cómo miles de personas continúan arriesgando sus vidas en una de las rutas de migración más mortíferas: la ruta canaria. Según los últimos datos publicados por el Ministerio del Interior hasta el 15 de agosto, han llegado a Canarias por mar 8.222 personas migrantes, un 144 % más que en el mismo período en 2020.

Lo que preocupa aún más es la cantidad de personas que desaparecen o mueren en el camino. En el primer semestre de 2021 ya la OIM, a través de su proyecto Missing Migrants, alertaba de un incremento y cifraba en 250 las vidas perdidas en esta ruta. Sin embargo, con el aumento de viajes en los últimos meses ya son casi 500 las muertes de personas en la ruta canaria, aunque no deja de ser una estimación mínima, puesto que resulta imposible tener datos exactos de las muertes de personas migrantes en el mar.

Este mes está siendo realmente trágico y doloroso para las personas que se juegan la vida con el deseo de alcanzar Europa en busca de sueños alejados de la pobreza, de las persecuciones o de la violencia. Se ha conocido que solo en esta ruta, durante agosto, habrían muerto al menos 91 personas y otras tantas están desaparecidas.

Más mujeres, niños y niñas se arriesgan en la ruta canaria

También destacan el aumento del número de mujeres, niñas y niños en estos viajes. Entre las personas fallecidas este año en esta ruta se han contabilizado 65 mujeres y 27 niños y niñas, unos perfiles en situaciones de mayor vulnerabilidad y para quienes estos trayectos entrañan mayores riesgos y peligros.

La falta de vías legales, seguras y reales deja estas terribles consecuencias a través de las diferentes rutas tomadas por las personas migrantes como única alternativa para intentar llegar a Europa. Mientras que en todo 2020 la cantidad de vidas perdidas fue de 1.417, en lo que llevamos de este 2021 se han contabilizado 1.311 muertes, un dato con el que ya se puede prever que este año será aún más trágico.

Urge una colaboración internacional para prevenir que se sigan dando estas situaciones tan dramáticas, en las que cada vez hay un mayor número de mujeres, niñas y niños. Sin vías legales para que las personas migrantes puedan emprender viajes seguros, el contador de fallecimientos evitables continuará activo. La movilidad humana siempre ha existido y sabemos que el cierre o control de rutas no son soluciones duraderas. Del mismo modo, así como es necesario salvar vidas y evitar la peligrosidad del viaje, también es necesaria la atención de las personas que llegan, identificar las situaciones de vulnerabilidad y ofrecer protección internacional a las personas que lo requieran.