Entradas

Accem atendió 255 incidentes de discriminación y delitos de odio en 2023

La lucha contra la discriminación y la exclusión social de personas vulnerables y la atención multidisciplinar de éstas es uno de los objetivos principales que Accem persigue como entidad. La discriminación racial o étnica consiste en el trato diferente, menos favorable o abusivo hacia una persona o un grupo de personas o colectivos en función de su origen racial o étnico, lo cual les impide el pleno disfrute de sus derechos y libertades. Para facilitar la detección de estas situaciones discriminatorias y ofrecer apoyo a las personas que las sufren en el proceso de denuncia, Accem lleva a cabo diferentes programas de ámbito estatal que abordan de manera específica la igualdad de trato y no discriminación. 

Según el balance de programas de 2023, Accem atendió un total de 255 incidentes discriminatorios y/o delitos de odio.

Accem forma parte de este servicio dependiente del Consejo para la Eliminación de la Discriminación Racial o Étnica (CEDRE), órgano adscrito al Ministerio de Igualdad. El servicio, estatal y gratuito, presta asistencia y orientación directa a personas que sufran, hayan sufrido o conozcan situaciones de discriminación basadas en el origen racial o étnico. También ofrece asesoramiento jurídico y se focaliza en combatir la infradenuncia, que alcanza el 82% de los casos de discriminación racial o étnica (CEDRE, 2020). Dentro de este programa, Accem atendió a lo largo de 2023 un total de 189 casos. Este servicio cuenta con un teléfono gratuito, el 021, y Accem ofrece atención presencial en cuatro oficinas territoriales, en Aragón, Asturias, Andalucía Occidental y País Vasco.

El objetivo del programa es la detección, apoyo y asesoramiento para las víctimas de incidentes con motivación racista y discriminatoria y/o delitos de odio, facilitando su denuncia/judicialización mediante el adecuado acompañamiento, apoyo psicosocial y jurídico a la víctima. El programa, que cuenta con la financiación del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones y Fondo Social Europeo, se presta por parte de Accem en los territorios de Almería, Madrid, Murcia y Valencia. El balance de este servicio en 2023 recoge 66 casos atendidos. Además, Accem ha participado en la realización de sesiones grupales dirigidas a potenciales víctimas de discriminación con el fin de detectar posibles casos. Se trata de sesiones informativas que permiten la autoidentificación por parte de las personas que hayan podido ser víctimas de incidentes discriminatorios, racistas, xenófobos o intolerantes y/o delitos de odio. Entre estas personas se incluyen las migrantes, solicitantes de protección internacional y/o refugiadas. A lo largo del año pasado, en estas sesiones participaron un total de 255 personas, el 67% de ellas, mujeres

En el conjunto de ambos programas, Accem ha atendido a lo largo de 2023 a 311 personas: 206 mujeres, 104 hombres y una persona no binaria. 

Por otro lado, este 2024 se pone en marcha un nuevo programa con presencia en 7 oficinas de Accem. Se trata del proyecto Detección, prevención y empoderamiento en la lucha contra la discriminación y delitos de odio por motivos de raza o etnia, financiado por el Ministerio de Derechos Sociales, Consumo y Agenda 2030, que tiene como objetivo la detección y seguimiento de incidentes discriminatorios/delitos de odio relacionados con actitudes racistas, xenófobas e intolerantes. Así mismo, fomenta que las víctimas conozcan mejor sus derechos y se empoderen para ejercerlos. El servicio ofrece apoyo jurídico y psicosocial a las víctimas con la finalidad de facilitar el proceso de denuncia. Accem ofrece este programa en las oficinas de Albacete, Almería, León, Madrid, Murcia, Pontevedra/Vigo y Valencia.

En Alicante se pone en marcha el proyecto Desactiva-ho, financiado por la Generalitat Valenciana, un servicio enfocado a la erradicación de las conductas xenófobas y discriminatorias a través de la sensibilización a la población general, la detección de situaciones discriminatorias y el asesoramiento a las víctimas para reducir la infradenuncia.

Por su parte, en Asturias, el programa Parando la discriminación busca concienciar a las familias, niños, niñas y jóvenes, y a la sociedad sobre las distintas formas de racismo, xenofobia e intolerancia que se siguen produciendo en los eventos deportivos.

 

Otros ejes de trabajo en la lucha contra la discriminación

Además de estos proyectos de atención directa a personas que hayan sufrido un incidente discriminatorio o delito de odio, Accem lleva a cabo otras iniciativas relacionadas con la sensibilización contra el racismo, la xenofobia y otras formas de intolerancia, como La Brecha de los Sueños o el Proyecto Sinracxen, y la investigación como el estudio cualitativo INFRA-D II: Más allá de la denuncia, que analiza las causas de la infradenuncia entre la población de origen magrebí víctima de estos incidentes, y la investigación-acción participativa Cartografías del racismo, que busca profundizar y mejorar el conocimiento sobre las experiencias de racismo cotidiano entre los niños y jóvenes migrantes no acompañados.

Con todo el conjunto de estas acciones, Accem muestra el compromiso con la aplicación transversal del principio de igualdad de trato y no discriminación, un principio esencial para garantizar la inclusión plena de todas las personas, para fomentar la cohesión social y para asegurar la construcción de una sociedad inclusiva y equitativa.

> Conoce más sobre la labor de Accem en materia de igualdad de derechos y oportunidades

Diagnóstico de necesidades de las asociaciones de personas migrantes y gitanas en Asturias

Recientemente ha sido presentado en Asturias un diagnóstico de identificación de necesidades de las asociaciones de personas inmigrantes y gitanas del Principado, realizado a lo largo de 2017 por las entidades sociales, entre ellas Accem, que prestan el servicio de asistencia y orientación a víctimas de discriminación racial o étnica del Consejo para la Eliminación de la Discriminación.

Este diagnóstico ha sido realizado con el doble objetivo de conocer las necesidades reales de estas asociaciones así como de crear redes para la planificación de acciones conjuntas. La recogida de datos se llevó a cabo a partir de encuestas realizadas a un total de 28 asociaciones, de las cuales el 71% eran asociaciones de personas inmigrantes y el 29% asociaciones de personas gitanas. El análisis se ha centrado en tres dimensiones diferentes: casos de discriminación, formación y metodología y legislación y recursos.

El 79% de las asociaciones encuestadas declaró haber detectado casos de discriminación. Por ámbitos de estudio, hasta el 71% de las asociaciones preguntadas detectó casos de discriminación en el acceso a una vivienda; el 68% lo detectó en el ámbito del empleo y el 61% registró casos de discriminación en el ámbito de la seguridad ciudadana.

Cuando analizamos los datos de manera desglosada entre las asociaciones de personas inmigrantes y las asociaciones de personas gitanas, nos encontramos con algunos datos relevantes, como los picos en la detección de casos de discriminación constatados por las asociaciones de inmigrantes en el ámbito del empleo (75% de las asociaciones así lo señalaron) o en la discriminación en el acceso a una vivienda para las personas gitanas (hasta un 87,5%).

 

Gráfico: ¿Han detectado casos de discriminación en los siguientes ámbitos?

 

Las asociaciones respondieron que las principales dificultades detectadas para recoger casos de discriminación son la normalización de conductas, la negativa a seguir con el proceso por parte de la víctima, los problemas para la identificación del incidente discriminatorio y el tiempo transcurrido entre el hecho y su denuncia en la asociación.

En los casos de negativa a seguir con el proceso de denuncia de una situación de discriminación, se aludió especialmente al miedo a las represalias (43%), normalización de la discriminación (39%) y falta de confianza en la eficacia de la denuncia (21%).

En otros datos de interés, las asociaciones encuestadas respondieron que en un 75% de los casos de discriminación la información la recibieron de las propias víctimas. La actuación de las asociaciones al recibir esta información se centra en la derivación (46,4%), mediación (25%), denuncia (17,9%),  y queja (14,3%).

Por otra parte, en lo referente a formación y metodología, el 68% de las asociaciones indicaron que no realizan acciones formativas en su entidad, pero hasta un 89% de ellas se mostraron interesadas en recibir formación sobre discriminación.

En el capítulo legislativo, el estudio indica que las asociaciones se dirigirían, en caso de denuncia de un caso de discriminación, al juzgado, los servicios sociales, la fiscalía o el propio agente discriminador, por este orden.

La elaboración de este diagnóstico nos ha dejado un balance muy satisfactorio, al habernos permitido conocer de primera mano las necesidades de las asociaciones de personas inmigrantes y gitanas, para poder ofrecerles una respuesta ajustada a estas necesidades. El estudio nos ha permitido establecer asímismo un vínculo con todas ellas que nos permitirá profundizar en el trabajo en red.

¿Has sido víctima de discriminación? Conoce tus derechos.