Reino Unido aplica de forma estricta la reunificación familiar

Comparte:

Un informe realizado por el Director de la Inspección Independiente sobre Frontera y Migración destaca como la política de la Oficina de Asuntos Interiores (UK Home Office) de gran Bretaña es demasiado restrictiva en el tratamiento otorgado a las solicitudes de reunificación familiar.

En el año 2015, Reino Unido recibió 8403 solicitudes de reunificación, comparadas con las 5498 del 2014. El inspector eligió una muestra de 181 solicitudes de la Oficina de Asuntos Internos de Amman, Pretoria y Estambul. A pesar de que Reino Unido permite considerar las solicitudes de reunificación familiar que no cumplen los requisitos de la normativa migratoria en casos de “circunstancias especiales” o por “compasión”, no se vio ningún caso del estilo en la muestra seleccionada.

El inspector también expresó su preocupación respecto a la decisión de 2014 de la Oficina de Asuntos Internos por el cese de la financiación de pruebas de ADN que permitían a los solicitantes demostrar sus vínculos familiares, dado que la Oficina de Asuntos Internos ha permanecido en silencio acerca de la posibilidad de los solicitantes de obtener el ADN por sus propios medios.

Desde la retirada de las pruebas gratis de ADN, los índices de rechazo han aumentado considerablemente: en el caso de las personas con nacionalidad somalí de un 17% en 2013 a un 80% en 2015, para los eritreos de un 15% en 2013 a un 46% en 2015, y para los sirios de un 9% en 2013 a un 35% en 2015. El impacto de las pruebas de ADN en este asunto podría ser crucial, ya que los nacionales de países como Somalia o Eritrea se enfrentan a muchos problemas para acceder a los documentos que les permitan probar su identidad o relación con su pareja. La falta de documentación para demostrar estos aspectos ha sido el motivo de rechazo de 18 de cada 21 solicitudes hechas por somalís en Pretoria, según ha observado el Inspector.

En su renovada política de 29 de julio de 2016 sobre reunificación familiar, la Oficina de Asuntos Internos establece que “la responsabilidad de aportar la evidencia suficiente para probar la relación entre el solicitante y su pareja recae en ellos y debe ser suficiente para demostrar su vínculo ante el funcionario correspondiente. Como parte de esto, podrán someterse a una prueba de ADN por sus propios medios y por una organización acreditada por el Ministerio de Justicia”.

El tema de las dificultades de las reunificaciones familiares para migrantes y refugiados en Europa había recientemente sido objeto de un informe comparativo de la red europea ELENA. En particular, se ponía el foco sobre la posibilidad de obtener la reunificación familiar como canal seguro y legal para la llegada de refugiados, evitando la pérdida de vidas y limitando los movimientos secundarios de los solicitantes dentro del territorio europeo para reunirse con sus familiares. 

La evidencia recogida y analizada indicaba que las políticas adoptadas por los países sobre este tema, se están convirtiendo en un factor cada vez más importante para los solicitantes de asilo en la elección del país de destino. En respuesta a esto, distintos estados miembros han introducido disposiciones restrictivas con el objetivo de reducir el acceso a la reunificación familiar como método de gestión de la migración.

Accede aquí al informe del Inspector >> 

Comparte: