“Happy end” en el XVII Ciclo Refugiados en el Cine de Accem (21-VI)

Comparte:

«Happy end» se proyectará el viernes 21 de junio a las 18:00 h. en Cineteca Madrid (Matadero), dentro del XVII Ciclo Refugiados en el Cine de Accem. Se proyectará en V.O.S.E. La entrada es gratuita.

El director austriaco Michael Haneke pone el foco en “Happy end” en una familia que posee una empresa de construcción en la región francesa de Calais, un punto estratégico donde se concentran miles de refugiados de diferentes nacionalidades que intentan alcanzar por todos los medios Gran Bretaña. La película retrata a una familia de la alta burguesía que asiste al final de la vida del abuelo y patriarca del clan, inmerso en el laberinto de sus secretos, sus miserias y sus contradicciones, ensimismada y ajena a cualquier otra realidad.

Este largometraje de título irónico y recalcitrantemente ácido fotografía la perturbadora realidad de esta familia acomodada en la cima un mundo insensible y cruel plagado de muros que conforman el paisaje a lo lejos. Barreras físicas y emocionales que aíslan y sofocan sentimientos de empatía que pudieran, tal vez, reconciliarlos con su extraviada humanidad.

"Happy end", de Michael HanekeEntre estos dos mundos se interpone una frontera infranqueable que impide el paso de estas personas recién llegadas, muchas de ellas en busca de protección internacional. La relación directa entre estos dos mundos se hará prácticamente imposible, sin embargo, existen grietas por donde alcanzan a filtrarse determinados destellos de interacción, consiguiendo traspasar fugazmente esta pared, demostrándonos, así, la crueldad y la injusticia de estas mismas barreras.

Pero estos muros no solo sirven para “proteger” a nuestros personajes ante la hostil realidad que los asedia. Este clan de privilegiados/as, incapaz de generar sentimientos de amor o compasión entre ellos y ellas, se ven asfixiados/as por la incontenible frialdad de un entorno familiar despiadado, dando como resultado personajes desesperadamente aislados/as a merced de sus respectivas soledades. Todos ellos/as se conocen y conviven, pero también todos ellos se resultan ajenos y ajenas. El aislamiento y la indiferencia aumentan invariable y proporcionalmente a la riqueza y la posición social. Individuos incapaces de hacer nada por su situación, mucho menos cuando hablamos de todas aquellas personas que merodean por las inmediaciones de su amurallada existencia, las cuales son miradas en todo momento con incomprensión y desprecio.

Barreras de esta naturaleza no nos resultan ajenas en un país como el nuestro, donde la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) registró la muerte en 2018 de al menos 1.064 personas al intentar cruzar la frontera sur, cifra cuatro veces superior a la registrada el año anterior. Convivimos de manera estrecha y cotidiana con personas que han tenido que atravesar situaciones de persecución, trayectos peligrosos, duelos y perdidas desgarradoras e injustas, sin embargo, muchas de estas historias y personas a menudo quedan silenciadas, olvidadas y confundidas entre el ruido ensordecido de una mayoría social que clama por problemáticas más vinculadas con los contextos de acogida.

Junto a la proyección de esta cinta, os invitamos a realizar un breve ejercicio de reflexión personal. A modo de pasatiempo, traten de identificar cada muro o valla que les vaya saliendo al paso durante el transcurso de la película. ¿Acaso nos resulta familiar esta realidad? ¿Estaremos, tal vez, llamando “vida” a aquello que hacemos mientras adornamos con flores nuestra pequeña porción de mundo alambrado?

La historia que ‘Happy End’ nos aproxima: ‘la jungla’ de Calais

Calais, esta ciudad costera del norte de Francia, convive en el momento en el que se desarrolla la película con uno de los campos de refugiados y migrantes más grandes de Europa. Este espacio antiguamente empleado como vertedero es comúnmente conocido como ‘la jungla’, y representa la ignominia y la vergüenza de un país que acepta la llegada de refugiados mientras endurece sus leyes migratorias. Un lugar triste que mantiene su dolorosa función (antes acumulando basura, ahora como escombrera de la humanidad alojando miles de almas en tránsito hacia un lugar incierto).

Distribuidos espacialmente en función cada procedencia, este gran lodazal logra (mal) organizarse a través de barrios (el sirio, el afgano, el eritreo, el etíope o el paquistaní) albergando en condiciones de extrema precariedad a un total de entre 3.000 y 4.000 personas de características y procedencias diversas. De esta manera “la jungla” en toda su extensión sirve para perfilar la amarga cartografía de los grandes conflictos de nuestro mundo. Un panorama desolador a tan solo 7 km de esta ciudad francesa.

 

 

FICHA TÉCNICA

Título original: Happy end

Año: 2017.

Duración: 110 min.

Nacionalidad: Austria, Francia, Alemania.

Dirección: Michael Haneke.

Guion: Michael Haneke.

Fotografía: Christian Berger

Reparto: Isabelle Huppert, Jean-Louis Trintignant, Mathieu Kassovitz, Fantine Harduin, Toby Jones, Franz Rogowski, Laura Verlinden, Aurélia Petit, Hassam Ghancy, Nabiha Akkari, Dominique Besnehard, Jack Claudany, Waël Sersoub, David El Hakim, Timothé ‘Tim’ Buquen, Nabiha Akkari.

Producción: Les Films du Losange / X Filme Creative Pool / Wega-Film / Arte France Cinéma / France 3 Cinema  

Comparte: