Prioridades Belgas en materia de migración y asilo

Comparte:

El pasado 30 de noviembre de 2016, la Secretaria de estado de asilo y migración belga presentó una nota política ante el Parlamento sobre el futuro de los refugiados de Bélgica política de protección y migración.

Durante  el año 2016, ya se habían implementado varias iniciativas para responder al aumento de la llegada de solicitantes de asilo en el país. Una de las principales medidas fue el aplazamiento del examen de las solicitudes presentadas por ciudadanos iraquíes, con miras a reevaluar las condiciones del país, junto al desarrollo de una campaña de disuasión dirigida a los interesados que buscan protección.

El resultado fue una disminución del 80% en el número de solicitantes de asilo iraquíes y un aumento en los retornos voluntarios a Irak. Otra iniciativa fue la reforma legislativa dirigida a limitar la duración de la estadía otorgada a los refugiados, que paso de ser una residencia permanente a un permiso de cinco años.

La nueva prioridad de la Secretaría de Estado para el 2017  será de acelerar el examen de las solicitudes de asilo con el fin de aliviar la presión de las autoridades belgas de asilo y acogida. Algunas de las acciones prioritarias contenidas en la nota han preocupado a las organizaciones que trabajan con migrantes y refugiados, y en particular:

– Sistema de Dublín: Bélgica ya aumentó su uso del Reglamento de Dublín durante el año 2016, aplicándolo rigurosamente a todas las nacionalidades. El Secretario de estado se compromete a aumentar el número de traslados de Dublín en 2017 y a reintroducir los que retornan a los solicitantes a Grecia. En el contexto de la reforma del sistema de Dublín, el Secretario de estado ha declarado la necesidad de seguir con el Reglamento de manera de evitar el desproporcionado número de llegadas en el norte y occidente de Europa.

– Cesación: La nota se compromete a una aplicación más estricta de las cláusulas de cesación, que requieren al Comisionado General para los refugiados y personas apátridas (CGRS) volver a evaluar las circunstancias que prevalecen en los países de origen para evaluar la posibilidad de retirar el estatus de protección internacional.

– Determinación de la edad: actualmente, las pruebas de determinación de la edad las lleva a cabo el tutor del menor, responsable de solicitar los exámenes médicos para ese fin. La nueva política tiene la intención de transferir dicha competencia a la Oficina de Extranjería Belga.

– Listado de países de origen seguros: en 2016, la lista belga de países de origen seguros se amplió para incluir a Georgia y Albania, a pesar de un fallo del Consejo de estado que había declarado ilegal la designación de Albania. La nota política indica que el Secretario de estado tendrá en cuenta las designaciones de otros Estados miembros con miras a la ampliación del listado. No obstante, los países designados de origen seguros varían sustancialmente en toda Europa. Cabe señalar por ejemplo como países como Marruecos, Túnez y Argelia recientemente han sido designados como países de origen seguros por los Estados miembros como Croacia.

– Asistencia jurídica: la reforma del sistema de asistencia legal, que introdujo la asistencia a los solicitantes de asilo a través de abogados Pro bono, ha intentado reducir el número de recursos sin perspectivas de éxito.

– Detención de familias y niños: la Ley belga actualmente prohíbe la detención de familias con niños, así como de menores no acompañados, en línea con relacionados con jurisprudencia del Tribunal Europeo de derechos humanos. Sin embargo, la nota política anuncia la creación de centros cerrados para familias cerca del centro de repatriación cerca del aeropuerto nacional de Bruselas, con miras a llevar a cabo las devoluciones. En general, se busca mejorar la capacidad de detención antes de las devoluciones durante 2017.

Accede al documento de la Secretaría de estado >> 

Comparte: