La OIM investiga las nuevas formas de esclavitud sobre refugiados

Comparte:

Este mes la Organización Internacional para la Migración (OIM) ha publicado un informe sobre los flujos de migrantes y refugiados en el Mediterráneo.

El estudio ha llegado a la conclusión que 3 de cada 4 personas que intentan cruzar el Mediterráneo han sido víctimas de redes de trata de seres humanos. Estas alarmantes prácticas ocurren cada vez con más frecuencia, incluyen trabajos forzados, encarcelamiento, secuestro y abuso físico y sexual.

La investigación muestra que aquellos que realizan su viaje por Libia tienen entre 7 y 10 veces más posibilidades de ser abusados que aquellos que llegan a Europa a través de Turquía, pues las probabilidades de explotación aumentan cuanto mayor sea el tiempo que pasan en el tránsito a la merced de la criminalidad organizada.

Con frecuencia los traficantes y tratantes retienen a los migrantes en condiciones miserables, demandando un pago para su rescate y obligando a quienes no pueden pagar a realizar trabajos forzados, golpeándolos y torturándolos. Las mujeres son a menudo abusadas sexualmente/ violadas y forzadas a ejercer la prostitución, muchas de ellas llegan a las cosas europeas embarazadas de sus captores.

La recompensa para quienes logran pagar su libertad es ser conducidos en un bote por el Mediterráneo. Quienes logran sobrevivir a la experiencia llegan a las costas europeas heridos o con graves secuelas psicológicas debido a la traumatizante experiencia.

Pincha aquí para leer los resultados del estudio >>

Comparte: