Hungría quita las ayudas económicas para refugiados

Comparte:

Desde el próximo 1 de junio de 2016, Hungría retirará todo soporte de integración para los refugiados reconocidos será abolida. El Comité Húngaro de Helsinki ha reportado cómo las medidas propuestas implicarán que después de una decisión positiva, los refugiados sólo podrán permanecer en los centros de acogida financiados por el estado por un plazo máximo de 30 días, aumentando el riesgo de falta de acceso a la vivienda, y a fenómenos de criminalización y estigmatización social.

Además, la asignación mensual de dinero en efectivo para los beneficiarios de protección internacional será retirada y los contratos de integración dejarán de existir. Al mismo tiempo, la elegibilidad para acceder a la asistencia sanitaria básica gratuita se reducirá de 12 a 6 meses, y también serán reducidos los beneficios para la matriculación en la educación y ya no habrá acceso a cursos de idioma gratuitos. La organización húngara denuncia cómo es probable que dichas medidas causen dificultades insuperables para quienes buscan encontrar vivienda, empleo y una nueva vida en Hungría.

Además, el gobierno propone revisar automáticamente el estatus de refugiado después de 3 años, o en caso de solicitudes de extradición.

Finalmente, también cabe mencionar cómo este mismo mes de mayo, la Oficina Húngara de Inmigración y Nacionalidad ha emitido la decisión de restablecer los traslado de solicitantes de asilo a Grecia bajo la regulación de Dublín III. Los traslados a Grecia habían sido suspendidos en 2011 tras las sentencias del Tribunal Europeo de Derechos Humanos y la Corte de Justicia de la Unión Europea, por el alto riesgo de trato inhumano y degradante que corrían los solicitantes de asilo en el país.

Accede aquí el resumen de MIGSZOL>>

Comparte: