Árbol de los Deseos

Triunfa la solidaridad: el Árbol de los Deseos de Accem logra transformar los sueños en oportunidades reales

Comparte:

Pasadas las fechas festivas, queremos compartir contigo los resultados logrados en nuestra iniciativa del Árbol de los Deseos, con la que queríamos construir un árbol lleno de deseos y oportunidades para quienes más lo necesitan.

La premisa era sencilla: convertir en oportunidades reales los deseos de estas personas a través de las donaciones realizadas. Cada aportación que hemos recibido se traducirá este año en acciones concretas que den soporte a las personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad.

Con cada donación hecha, se daba la posibilidad de pedir un deseo dirigido a las personas en riesgo de exclusión social: “Que todos los niños tengan un regalo que abrir en Navidad” o “Que no les falte una sonrisa diaria” fueron algunos de los deseos que nos enviaron. Incluso hubo personas que dieron un paso más allá, apoyando el trabajo diario de Accem y haciéndose socios/as de nuestra organización. Del mismo modo, hubo varios donantes que se interesaron por formar parte de nuestro equipo de voluntariado.

Toda esta idea del Árbol de los Deseos también quedó plasmada a través de un total de siete eventos en diferentes ciudades de España. La gente pudo vivir una experiencia inmersiva con gafas 360º para ponerse en la piel de las personas que se ven obligadas a huir de su país. Además, los niños y niñas pidieron deseos para aquellos que más lo necesitan y pudieron ponerlos en nuestro árbol.

Nuestros eventos tuvieron una gran acogida, con una alta participación de personas que, además de probar la experiencia inmersiva, adquirieron nuestros recortables navideños para colgar de sus árboles en casa. Una forma simbólica de tener presentes los deseos de las personas en riesgo de exclusión social.

Además de la respuesta de donantes individuales, queremos destacar el apoyo de empresas que se unieron a nuestra iniciativa organizando un evento privado sobre el Árbol de los Deseos. Muchos trabajadores/as quisieron contribuir con la idea comprando nuestros recortables navideños o informándose de los proyectos que desarrolla Accem.

Con todo ello, comenzamos el año con gran alegría por la enorme acogida que hemos tenido y poniendo el foco en las próximas acciones que pondremos en marcha para mejorar el bienestar de todas las personas que lo necesiten. Este Árbol de los Deseos no es un símbolo temporal, sino un recordatorio constante de nuestro compromiso a lo largo del año.

A todos/as los/as que habéis hecho posible que crezca este Árbol de los Deseos, GRACIAS.

Comparte: