Accem publica el libro de fotografías “En un lugar cualquiera…” para sensibilizar sobre la trata de personas

Accem ha publicado, en el marco del programa Novicom, un libro de fotografías titulado “En un lugar cualquiera…”, con el objetivo de sensibilizar sobre la realidad de la trata de personas. Las fotografías son obra de Raúl G. Domínguez.

Este libro es fruto de una exposición fotográfica que se pudo visitar por primera vez en julio de 2022 en Punta Umbría (Huelva), para recalar posteriormente en otros espacios de Andalucía y Galicia. “En un lugar cualquiera…” pone el foco sobre esta grave violación de los derechos humanos que es la trata de personas desde una perspectiva holística, es decir, mostrando todas las formas de explotación y también a todas sus víctimas.

Las fotografías que se presentan en este libro son el resultado de un trabajo hecho desde el respeto, desde el conocimiento de la realidad y desde lo más importante, la sensibilidad hacia esta realidad y sus víctimas. Raúl G. Domínguez ha desafiado la imagen estereotipada de la trata y ha optado por sugerir más que mostrar, acercando el objetivo a lo más cotidiano.

La trata de seres humanos es un grave delito y uno de los negocios más lucrativos del mundo, pero principalmente constituye una violación de los derechos humanos y una forma de esclavitud. Este 30 de julio se ha conmemorado el Día Mundial contra la Trata de Personas, para lo que hemos elaborado una fotografía del fenómeno a nivel global y nacional a la luz de los últimos informes publicados por entidades e instituciones de referencia.

Esta publicación que os presentamos ha sido elaborada por Accem en el marco del proyecto Novicom (“Fomentar el conocimiento y la sensibilización sobre la trata de seres humanos de la población en general y de las víctimas de trata, personas en riesgo de serlo o personas en situación de vulnerabilidad”), financiado por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones y cofinanciado por la Unión Europea.

> Descarga de forma gratuita el libro de fotografías “En un lugar cualquiera…”.

> Conoce el trabajo de Accem en la lucha contra la trata de personas y en apoyo a las víctimas de este fenómeno. 

La pandemia dificultó la identificación de víctimas de trata en todo el mundo, cuyo número ha aumentado en estos últimos años

El fenómeno de la trata de seres humanos permanece como una de las principales violaciones contra los derechos humanos en el contexto internacional, una realidad que se pretende visibilizar para mejorar la sensibilización social cada 30 de julio, Día Mundial contra la Trata de Personas. No en vano, los principales organismos mundiales y supranacionales mantienen la publicación continua y periódica de informes y estadísticas para comprender cómo evoluciona esta realidad, las diferentes caras que adopta y las distintas maneras de explotación que llevan a cabo los responsables de esta forma moderna de esclavitud.

Según el último informe de Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), publicado a principios de este 2023, entre 2018 y 2021 se ha producido una disminución a nivel mundial de los casos detectados de trata de personas debido a las restricciones que se impusieron a causa de la covid-19, que empujó aún más a la clandestinidad a estas actividades delictivas, limitando la posibilidad de respuesta de los Estados para identificar a las víctimas y poder hacer frente a los tratantes. Del mismo modo, una mayor impunidad en varios países de origen ha estado dificultando enormemente la lucha contra la trata, detectando un mayor número de víctimas provenientes de estos países en un mayor rango de destinos.

La falta de persecución de estos delitos en muchos países donde se originan responde en no pocas ocasiones con conflictos armados. De hecho, la mayor parte de las personas que sufren la trata en todo el mundo provienen de los conflictos existentes en África y Oriente Medio. Cabe destacar que, en lo que respecta a Ucrania, el conflicto originado en Crimea de 2014 cuadruplicó el número de víctimas ucranianas detectadas en los siguientes años, lo que hace prever un considerable aumento del número de nuevas víctimas provenientes de este país europeo a raíz de la invasión por parte de Rusia en 2022.

Respecto al perfil analizado en este informe, 6 de cada 10 víctimas de trata son mujeres o niñas y casi 8 de cada 10 son por fines de explotación sexual o trabajos forzados. Sin embargo, se ha detectado un aumento en el número de hombre y niños, respecto a la década anterior, que han sido víctimas de trata con fines de criminalidad forzada y de distintas formas mixtas de explotación.

Aumenta el número de víctimas identificadas en la UE en los últimos años

En lo que respecta a la Unión Europea, la Comisión Europea publicó este año su cuarto informe sobre los avances en la lucha contra la trata de seres humanos, registrando un total de 14.311 víctimas e indicando de igual manera las dificultades derivadas de la situación por la covid-19 en la identificación de potenciales víctimas, asumiendo que el número real podría ser “significativamente superior”.

Este informe también recalca que, si bien la trata de seres humanos continúa siendo un delito que afecta mayoritariamente a mujeres y directamente muy relacionado con la explotación sexual, también se ha detectado un incremento considerable en el número de víctimas masculinas y de trata con fines de explotación laboral.

De hecho, también Eurostat cifra el aumento del número de víctimas de trata en un 10 % a tenor de los últimos datos recabados de 2021, confirmando esta preocupante tendencia al alza, el mantenimiento de la explotación sexual como forma predominante y el aumento de los casos de personas obligadas a la explotación laboral.

España: incremento del número de casos detectados y recomendaciones

Como cada año, el Departamento de Estado de Estados Unidos ha publicado este mes de junio su informe anual sobre trata de personas, que incluye una evaluación de los esfuerzos realizados por 188 países y territorios en la lucha contra esta lacra, así como la enumeración de recomendaciones para identificar los retos al respecto de forma individualizada.

En lo que se refiere a España, tras reconocer sus esfuerzos y el cumplimento de los estándares internacionales en la materia en el último año, el informe contiene una serie de recomendaciones para mejorar la lucha contra la trata en nuestro país. Entre ellas se destaca la necesidad de mejorar la identificación proactiva de las víctimas, en especial entre las personas nacionales españolas y las personas vulnerables como niñas y niños, las personas migrantes indocumentadas, las personas solicitantes de asilo y personas trabajadoras en sectores y zonas agrícolas con un índice elevado de explotación laboral.

En este sentido, este informe también recomienda a las autoridades españolas mejorar la implementación uniforme de protocolos nacionales de identificación y derivación de víctimas, así como de involucrar a las ONG y a otras entidades y organismos en su identificación formal. La necesidad de incrementar los recursos especializados para las víctimas de trata y su implantación en todo el territorio nacional es otra recomendación prioritaria que el Departamento de Estado realiza a España. Todas estas recomendaciones también se han realizado desde el Grupo de Expertos del Consejo de Europa en la Lucha contra la Trata de Personas (GRETA, por sus siglas en inglés).

Si bien el número de casos identificados ha aumentado en los últimos años, el informe considera que, en concreto, la trata con fines de explotación laboral se encuentra infradetectada, una conclusión en línea con el informe del GRETA de 2018, que afirmaba que las estadísticas de identificación de víctimas no reflejaban la auténtica dimensión de la trata de personas. Respecto al perfil de las víctimas, el informe señala que los tratantes de mano de obra continuaron explotando a hombres y mujeres de Argelia, Marruecos, Nicaragua, Rumanía, Senegal, Ucrania y Venezuela, especialmente en el sector textil, agrícola, minorista, industrial, construcción, restauración, belleza, trabajo doméstico y en centros de cuidado de personas de la tercera edad. Y, en cuanto a la explotación sexual, las mujeres colombianas, paraguayas y, especialmente, venezolanas constituyen actualmente el mayor número de víctimas de este tipo de trata.

> Accede a todo el trabajo de Accem respecto a la lucha contra la trata.

> Lee más noticias sobre la trata de seres humanos en nuestra web.

Proyecto Agua: una forma de integración y reconciliación con el mar para personas migrantes

Por segundo año consecutivo, Accem participa en la iniciativa Proyecto Agua, de la ONG de bomberos voluntarios ProemAID. Se trata de una actividad que se desarrolla en Canarias, más concretamente en la isla de Tenerife, con el objetivo de que, las personas que, en su tránsito migratorio, se hayan enfrentado a una experiencia traumática en el mar, consigan perder el miedo al agua. Además, a través de esta experiencia, se pretende fomentar la actividad física, el ocio y la integración social.

ProemAID es una ONG integrada por profesionales de la emergencia, que comenzaron a actuar de manera voluntaria en el año 2015 en la isla griega de Lesbos con las personas refugiadas y migrantes que llegaban a sus costas desde Turquía. Por otra parte, Accem gestiona el dispositivo de emergencia Las Raíces, en el que se proporciona atención humanitaria a las personas migrantes que llegan por vía marítima a las Islas Canarias.

La actividad comienza el 18 de julio y se prolongará durante seis semanas, llevándose a cabo cuatro días a la semana. En total, 228 usuarios del dispositivo de Las Raíces, administrado por Accem, participarán en esta iniciativa, que este año se realizará en la playa de Las Teresitas, en Santa Cruz de Tenerife.

Primera toma de contacto con el mar

“Muchas de estas personas nunca habían visto el mar antes y su primer contacto con él fue de noche, en una barca atestada de personas, sin saber nadar, mojados y con frío, viendo las caras de pánico de sus compañeros de viaje”. Así explica la ONG ProemAID el nacimiento de este proyecto, que surgió en 2016, tras percatarse de que, en los dibujos de los niños/as refugiados/as del campo de Lesbos, dibujaban el mar como algo oscuro, con cadáveres, un lugar donde se sentía el miedo.

En Canarias, Accem gestiona el centro de Las Raíces, en el municipio tinerfeño de La Laguna. Se trata de un dispositivo de atención humanitaria, donde se cubren las necesidades básicas de las personas alojadas y se les proporciona atención social, médica, jurídica y psicológica, mientras se les acompaña en un proceso que, con todo el camino atravesado y la necesidad de poder continuar con su vida, presenta dificultades y también desafíos.

Muertes y desapariciones en la ruta canaria

Hay que recordar que, según la Organización Mundial de las Migraciones (OIM), en los seis primeros meses de 2023 la cifra de personas desaparecidas o fallecidas en el intento de llegada a Canarias, por la denominada ruta atlántica, fue de 126, muy por debajo de las cifras del mismo periodo de 2022, cuando la OIM contabilizó 310 fallecimientos entre enero y junio. En total, en 2022 fallecieron 560 personas en su intento de llegar a Canarias.

Además, desde enero hasta junio, según datos del Ministerio del Interior, han llegado a Canarias 7.213 migrantes por mar, una cifra que está claramente por debajo de la de 2022, cuando se registraron 8.853 llegadas, 1.640 menos (-18,52 %).

Te presentamos la Memoria de Actividades 2022 de Accem

En el año 2022 atendimos a más de 74.000 personas en las 13 comunidades autónomas, 31 provincias y 43 municipios españoles en los que Accem está implantada. Gestionamos a lo largo del año hasta un total de 9.384 plazas de acogida dirigidas a las personas en situación de vulnerabilidad a las que atendemos y acompañamos en cumplimiento de nuestra misión como organización.

Hoy os presentamos la Memoria de Actividades de Accem 2022, en la que recogemos los hitos más destacados de un exigente pero satisfactorio año de trabajo. En Accem tenemos claro que lo importante es hacerlo: contribuir a la mejora de las condiciones de vida de las personas a las que atendemos; constituir un apoyo en su proceso de inclusión social y conquista de la autonomía. Pero también sabemos que es importante dar testimonio y contarlo, recoger y documentar el desarrollo de un trabajo bien hecho, fruto del esfuerzo, compromiso y profesionalidad de nuestro equipo, que estaba compuesto al cierre de 2022 por un total de 2.706 trabajadores/as que integran un equipo interdisciplinar y altamente especializado. Contando, además, con la calidad y la calidez del apoyo de nuestro equipo de voluntariado, que integraron el pasado año un total de 848 personas.

El año 2022 estuvo atravesado sin ninguna duda por el formidable reto que supuso afrontar la actuación en la emergencia humanitaria provocada por la guerra en Ucrania, que ha supuesto la acogida en España de casi 180.000 personas hasta la fecha. Accem, como entidad de referencia en materia de protección internacional en España, estuvo desde el inicio formando parte del operativo de emergencia puesto en marcha para organizar la acogida y atención integral a las personas refugiadas que escapaban de la guerra. Nuestro equipo atendió a más de 29.000 personas y de 14.000 familias, la mayoría de ellas formadas por mujeres con sus hijos e hijas. Una vez más, nuestra entidad demostró ser capaz de afrontar retos de este calibre y hacerlo con solidez y garantías.

Precisamente en 2022 se cumplieron 30 años participando en el dispositivo de acogida a las personas refugiadas que rige en nuestro país, como país firmante y comprometido con la Convención de Ginebra para los refugiados, y con todo el cuerpo jurídico consecuente que recoge nuestro ordenamiento. 30 años proporcionando una atención integral a personas obligadas a huir de su país de origen a causa de la guerra, la violencia o la persecución sufrida por su género, grupo étnico o nacional, por sus ideas, su religión, su orientación sexual, su identidad de género o su pertenencia a cualquier grupo social señalado, discriminado y perseguido.

Ahora os ofrecemos este documento que es nuestra Memoria de Actividades 2022, como herramienta de consulta y de memoria, como instrumento útil para mostrar a los demás nuestro trabajo, como testigo documental de síntesis de un año de trabajo por la igualdad para todas las personas, por la igualdad de oportunidades y de derechos para todos los seres humanos, por la mejora de las condiciones de vida de las personas y colectivos en situación más vulnerable y por la construcción de una sociedad más cohesionada, en la que su diversidad sea reconocida y puesta en valor.

Os ofrecemos esta Memoria de Actividades en dos formatos diferentes: nuestra versión clásica, en formato PDF, disponible para su descarga y también para su impresión, pero también una versión web con la que poder repasar ágil e intuitivamente, y dentro del marco del ecosistema web de Accem, los que fueron los aspectos fundamentales y definitorios de nuestro trabajo en 2022.

> Consulta la versión PDF de la Memoria de Actividades de Accem.

> Consulta la versión WEB de la Memoria de Actividades de Accem.

El primer semestre del año cierra con 1.997 personas muertas en la frontera sur, un incremento del 32% respecto a 2022

Al menos 1.997 personas han perdido la vida o han desaparecido en la frontera sur de la Unión Europea en lo que llevamos de 2023. Son los datos que se extraen del proyecto Missing Migrants Project, de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM). La cifra es, sin duda, preocupante, ya que, comparada con el primer semestre de 2022, supone un aumento del 32 %, dado que en los seis primeros meses del pasado año se registraron 1.418 fallecimientos o desapariciones en estas rutas. La cifra total de 2022 se situó en 2.925 personas.

Siempre teniendo en cuenta que, cuando hablamos de muertes en las peligrosas travesías de la frontera sur de la UE, se trata de datos estimados, normalmente a la baja, cabe especificar que, en la ruta mediterránea, han muerto o desaparecido 1.871 personas en lo que llevamos de año (de los cuales, 78 niños y niñas), un incremento del 69 % comparando con el primer semestre de 2022, cuando la cifra se situó en 1.108 personas. En el conjunto del año pasado, fallecieron 2.406 personas en estas travesías, por lo que el dato de los seis primeros meses de 2023 ya se acerca preocupantemente al del conjunto de 2022.

 

PERSONAS FALLECIDAS Y DESAPARECIDAS EN LA FRONTERA SUR DE LA UE
ENERO – JUNIO 2023

 

La ruta del Mediterráneo central, la más mortífera

Especificando por rutas mediterráneas, la occidental (la que se dirige a España) acumula 99 fallecimientos en 2023, mientras que la oriental (que se dirige principalmente hacia la costa sur y este de Grecia) suma 48 fallecimientos y la del Mediterráneo central (enfocada a Italia y la costa oeste de Grecia), acumula 1.724 fallecimientos o desapariciones, entre los que destaca el naufragio de una embarcación el pasado 14 de junio que dejaba a alrededor 596 personas muertas o desaparecidas en el mar.

 

PERSONAS FALLECIDAS Y DESAPARECIDAS EN LA RUTA MEDITERRÁNEA
EVOLUCIÓN HISTÓRICA

 

Por ello, como en años anteriores, podemos concluir que la ruta mediterránea continúa siendo, en lo que llevamos de 2023, la más mortífera para las personas migrantes y refugiadas que intentan llegar a países de la UE. De hecho, la cifra de 1.871 personas fallecidas o desaparecidas es superior a la de todo 2020 (1.449) y se acerca a la del conjunto de 2019 (1.885).

Más concretamente, al igual que en años anteriores, la ruta mediterránea central, la que conecta países del norte de África como Túnez, Libia y Argelia con otros del sur de la UE, como Italia, Malta e incluso Grecia, se mantiene como la más peligrosa en cuanto a número de personas fallecidas o desaparecidas. En lo que llevamos de 2023, han muerto 1.724 personas, situándose como la cifra más elevada desde 2017, pese a haber transcurrido solamente seis meses del presente año.

 

PERSONAS FALLECIDAS Y DESAPARECIDAS EN LA RUTA MEDITERRÁNEA CENTRAL
EVOLUCIÓN HISTÓRICA (2023, datos hasta junio)

 

La frontera sur española

Por otra parte, en la conocida como ruta canaria o ruta atlántica, han perdido la vida al menos 126 personas en lo que llevamos de año (de las cuales, seis niños y niñas), frente a las 310 de los seis primeros meses del año pasado, lo cual supone un descenso de alrededor del 60 %.

 

PERSONAS FALLECIDAS Y DESAPARECIDAS EN LAS RUTAS MARÍTIMA HACIA LA UE
ENERO – JUNIO 2023

 

Esta cifra sigue la tendencia de descenso del año anterior, 2022, cuando se registraron en todo el año 560 muertes en esta ruta. Hay que tener en cuenta que los años anteriores a este (2021 y 2020), las cifras fueron mucho más elevadas, situándose en 1.126 y 877 personas muertas o desaparecidas, respectivamente.

 

PERSONAS FALLECIDAS Y DESAPARECIDAS EN LA RUTA ATLÁNTICA – ISLAS CANARIAS
EVOLUCIÓN HISTÓRICA (2023, datos hasta junio)

 

Si aglutinamos las cifras de las rutas que se dirigen a nuestro país (la atlántica y la mediterránea occidental), la cifra total se sitúa en 225 personas fallecidas o desaparecidas en su travesía hacia España durante 2023. En comparación, los seis primeros meses de 2022 dejaron 560 fallecimientos en estas rutas, por lo que se ha producido un decremento de alrededor del 60%.

 

PERSONAS FALLECIDAS Y DESAPARECIDAS EN LA FRONTERA SUR DE ESPAÑA
ENERO – JUNIO 2023

 

Caminando Fronteras

Existen diferentes cifras y estimaciones sobre las muertes y desapariciones de personas en la frontera sur de la UE. La organización Caminando Fronteras también ha publicado datos propios de fallecimientos de personas que intentaban llegar a España. En su Informe monitoreo del derecho a la vida, relativo al primer semestre de 2023, la entidad cifra en 951 las víctimas en las rutas de acceso a nuestro país entre enero y junio del presente año, un dato inferior al de 2022, cuando la organización estimó en 2.390 los decesos en la frontera sur española.

Según Caminando Fronteras, la ruta más mortífera de acceso a España durante el primer semestre de 2023 ha sido la ruta canaria, en la que habrían desaparecido o perdido la vida 778 personas. En la ruta argelina, que tiene como destino la costa oriental de la península, habrían perdido la vida 102 personas, mientras que el la ruta de Alborán lo hicieron 21 personas y en la ruta del Estrecho, 50 personas. Otro dato destacable del informe de esta entidad pasa por los meses en los que se acumulan más tragedias. Según estos datos, junio ha sido el peor mes en lo que llevamos de año, con 332 víctimas, seguido de febrero, con 237.

Vías legales y seguras

Ante estas cifras, que muestran que las tragedias en las rutas que se dirigen hacia la UE se siguen produciendo e incluso incrementándose, desde Accem insistimos en la necesidad de que se establezcan vías legales y seguras para que las personas refugiadas y migrantes puedan acceder de forma segura a territorio europeo sin tener que poner su vida en riesgo.

 

Distinción de la Inclusión y de las Migraciones por nuestro papel en la acogida a los refugiados ucranianos

El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones ha concedido a Accem una distinción de carácter honorífico para reconocer nuestros méritos en relación con la respuesta ante el desafío que ha supuesto la llegada masiva de personas desplazadas por el conflicto en Ucrania. Este lunes 26 de junio, nuestra presidenta, Julia Fernández Quintanilla, recibió este reconocimiento de manos del ministro del ramo, José Luis Escrivá.

En total, el Ministerio ha otorgado un total de 27 Distinciones de la Inclusión y de las Migraciones a otras tantas personas físicas y jurídicas en reconocimiento a su implicación en la acogida a las personas refugiadas procedentes de Ucrania. El ministro, José Luis Escrivá, destacó en la entrega, celebrada en el Centro de Recepción, Atención y Derivación (CREADE) para las personas desplazadas por la guerra situado en Pozuelo de Alarcón (Madrid), y gestionado por Accem, “el enorme compromiso mostrado por todos ellos y un incansable trabajo, sin el cual la acogida de estos miles de personas habría sido mucho más complicada”.

Esta distinción se otorga de conformidad con lo dispuesto en la Orden ISM/230/2023, de 6 de marzo, por la que se regula el sistema de reconocimiento de méritos en materia de inclusión y migraciones. El reconocimiento de la distinción se acredita mediante el otorgamiento de un diploma y de una pieza artística consistente en una lámina del artista Boa Mistura.

Escrivá subrayó también cómo “el estallido de la guerra en Ucrania despertó una enorme ola de solidaridad, de la que participaron muchas instituciones y ciudadanos, que han contribuido a que la llegada de estas personas fuera muy ágil y que su estancia en nuestros centros de acogida esté siendo lo más sencilla posible para unas familias que vienen de una situación complicadísima”.

Hasta el pasado 23 de junio, un total de 179.758 personas procedentes de la guerra de Ucrania habían recibido la protección temporal, que les permite tener permiso de residencia y trabajo en España. De ellas, casi 18.000 están de alta en la Seguridad Social, según los datos del propio Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

Desde Accem, agradecemos este reconocimiento que celebramos y que nos hace sentirnos orgullosos/as del trabajo desarrollado en la respuesta ante este desafío y en cumplimiento de nuestra misión de dar atención y acompañamiento a las personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad y, en este caso, a las personas que necesitan recibir protección internacional después de haberse visto forzadas a escapar de su país de origen a causa de la guerra o la persecución.

Accem presenta un informe de referencia en Europa respecto a la situación de las personas refugiadas en España

Este jueves, Accem ha llevado a cabo un acto en el Ateneo de Madrid en el que ha dado a conocer los resultados del Informe de País 2022: España, respecto a la situación del sistema de asilo y de las personas refugiadas en nuestro país. Desde 2016, Accem es la entidad experta responsable de elaborar este informe relativo a España, con información actualizada y fiable sobre el procedimiento de asilo, las condiciones de acogida, el acceso y disfrute de derechos e integración de las personas solicitantes y beneficiarias de protección internacional y la detección de prácticas a mejorar o ser tenidas en cuenta en este marco.

Este informe forma parte del Proyecto AIDA (Asylum Information Database), una base de datos gestionada por el Consejo Europeo de Refugiados y Exiliados (ECRE, por sus siglas en inglés) y que contiene información detallada sobre los sistemas nacionales de asilo de 23 países, entre los que se incluyen 19 estados pertenecientes a la Unión Europea.

Se trata de un informe de referencia a nivel europeo que, a tenor de su contenido, tiende a marcar pautas en las políticas adoptadas desde los principales órganos regidores de la Unión Europea en materia de asilo y migración. En este sentido, este año se ha realizado un anexo específico sobre la aplicación de la protección temporal en España, habilitada por primera vez por la Comisión Europea en 2022 para dar respuesta a las necesidades de acogida a las personas llegadas a causa del conflicto en Ucrania.

El objetivo general de este proyecto es contribuir a mejorar las políticas y prácticas de asilo y las prácticas relativas a este tema en el continente europeo, así como las condiciones de vida de las personas solicitantes y beneficiarias de protección internacional gracias a la información y a las herramientas aportadas a través de este trabajo.

Buenas prácticas y mejoras en el sistema de asilo y de acogida

El informe detalla las mejoras producidas en el sistema de asilo y acogida a las personas refugiadas y solicitantes de protección en el último año. Así, entre estas mejoras, destaca que, entre 2021 y 2023, el Gobierno ha destinado una importante partida del Plan de Recuperación y Resiliencia para la creación de 17 nuevos dispositivos de acogida, con una capacidad de 6.100 nuevas plazas para personas migrantes y refugiadas.

El informe también resalta la sentencia del Tribunal Supremo en diciembre de 2021 en la que se establece la suspensión automática del procedimiento de expulsión por estancia irregular hasta que no exista una decisión firme de denegación o inadmisión justificada de cualquier solicitud de protección internacional.

Además, pone de relevancia la puesta en marcha de mecanismos para la prevención y la respuesta a la violencia de género en los dispositivos de acogida para las personas refugiadas y solicitantes de protección internacional y, también, la reforma parcial de la definición de “persona refugiada” en febrero de 2022, al incluir expresamente la “identidad de género” como motivo para conceder el asilo en nuestro país.

“Devoluciones en caliente”, muertes en el mar y dificultades en el acceso a derechos sociales

De entre las prácticas que se describen y que continúan sin atajarse a tenor de la legalidad internacional, las llamadas “devoluciones en caliente” se han seguido produciendo durante el año pasado, especialmente en la frontera de Melilla y Marruecos. Se trata de una práctica que impide la identificación individualizada de vulnerabilidades y la garantía al derecho a la protección internacional.

Asimismo, la falta de vías legales y seguras, especialmente en rutas tan peligrosas como el Mediterráneo o la ruta canaria, ha provocado la muerte de 2.390 personas durante 2022. De todas las pérdidas de estas vidas humanas, 3 de cada 4 se produjeron en la conocida como ruta canaria.

Las personas migrantes y refugiadas han continuado afrontando obstáculos en el acceso a sus derechos, especialmente a la vivienda, al trabajo y a los servicios financieros, en parte debido a prácticas discriminatorias, según refleja el documento. Esto ha motivado que la Comisaria para los Derechos Humanos del Consejo de Europa llevara a exhortar al Gobierno a mejorar el acceso a los derechos sociales de las personas migrantes y solicitantes de protección internacional.

Nuestro país también recibió la crítica de la representante de ACNUR en España, quien calificó de “crítica” la situación en el acceso a la protección internacional en España, debido a los numerosos obstáculos y los largos periodos de espera para obtener la cita necesaria para formalizar la solicitud.

Protección temporal en España

El Informe de País 2022: España incluye por primera vez un anexo referente a la protección temporal. Tras estallar el conflicto en Ucrania, la Unión Europea habilitó un mecanismo más flexible y simplificado para proporcionar protección a las personas que huían del de este país sin necesidad de presentar una solicitud de protección internacional. En España, este nuevo procedimiento permitió que la Oficina de Asilo y Refugio, órgano competente en esta materia, adoptara una decisión sobre la concesión en el plazo de 24 horas desde la presentación de la solicitud, reconociendo la residencia temporal, la autorización al trabajo y el acceso al sistema sanitario y a la educación para menores de edad en igualdad de condiciones que el resto de la población.

Durante 2022, se concedió protección temporal a 161.037 personas que huían de Ucrania. Hasta el 16 de enero de 2023 se han concedido 163.140 autorizaciones de residencia, siendo el 63% de las personas beneficiarias mujeres y el 37% hombres, y 1 de cada 3, menores de edad.

Para responder a las necesidades surgidas a raíz de este conflicto, a principios de marzo de 2022 el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones puso en marcha cuatro Centros de Recepción, Atención y Derivación (CREADE). El primero de los cuales, ubicado en Pozuelo, ha estado gestionado por Accem desde el principio. Estos centros han garantizado el acceso a derechos como la acogida y manutención, apoyo económico, acceso a la educación y aprendizaje del español, apoyo psicológico, orientación y formación laboral y asistencia médica, entre otros.

Principales datos de asilo en España

Durante 2022, un total de 118.842 personas solicitaron protección internacional en España, la mayoría provenientes de Venezuela, Colombia, Perú, Marruecos y Honduras, que se posicionan como los principales países de origen de las personas solicitantes.

Por lo que se refiere a las resoluciones, se concedió el estatuto de refugiado a 6.830 personas, la protección subsidiaria a 7.405 personas. De esta manera, los primeros cinco países de origen de las personas beneficiarias de alguna forma de protección internacional (estatuto de refugiado o protección subsidiaria) durante el año pasado fueron Mali, Afganistán, Ucrania, Siria y Colombia.

Además, se concedió la protección por razones humanitarias a 20.924 personas. Por otro lado, un total de 51.838 solicitudes fueron desfavorables y, a finales de año, aún había 92.152 solicitudes pendientes de resolución.

> Pincha aquí para acceder al resumen ejecutivo del Informe de País 2022: España (en castellano)

Preocupación por la deriva europea que dificulta el acceso de las personas refugiadas a la protección internacional

Comunicado de Accem por el Día Mundial de las Personas Refugiadas, que se conmemora el 20 de junio.

Con motivo de la conmemoración del Día Mundial de las Personas Refugiadas, desde Accem queremos en este 2023 hacer visible nuestra preocupación por la deriva que se sigue intensificando en todo el seno de la Unión Europea en relación a las políticas migratorias, con la adopción por diferentes países de la UE de medidas excepcionales que pueden suponer verdaderos impedimentos para el ejercicio del derecho de asilo, la protección de las personas en situación vulnerable y, por extensión, la salvaguarda de los derechos humanos.

Las organizaciones sociales venimos años advirtiendo de que se han generalizado y normalizado enfoques en relación a las políticas migratorias que priorizan las medidas destinadas al control de los flujos migratorios y las trabas a las personas en movimiento sobre el respeto a los derechos humanos y a los compromisos internacionales adquiridos, lo que nos parece un grave error que nos llena de preocupación.

Uno de los casos más evidentes y repetidos en distintos puntos fronterizos de la UE es la aceptación y naturalización de prácticas como las devoluciones automáticas o ‘devoluciones en caliente’ para personas que han rebasado irregularmente las fronteras de algún país de la Unión. Queremos recordar una vez más que para el ejercicio del derecho de asilo es imprescindible realizar un análisis individualizado de cada petición, en el que se pueda explorar adecuadamente la posible necesidad de protección, en el que se puedan detectar situaciones de especial vulnerabilidad y en el que las personas tengan acceso a servicios de traducción e interpretación. Accem corrobora que, como ha reflejado en el informe anual AIDA (Asylum Information Database) de ECRE (Consejo Europeo de Refugiados y Exiliados), “la práctica de las devoluciones en caliente continuó en 2022”. Estas devoluciones contradicen en la práctica el ejercicio garantista del derecho de asilo.

Siguiendo con lo recogido en el informe AIDA, y como organización española responsable de elaborar el informe de país correspondiente a España, nos preocupan las denuncias que diferentes organizaciones han realizado a lo largo del último año “por el uso indiscriminado de la violencia en la gestión de la situación en la frontera” entre Marruecos y España, que tuvo su capítulo más terrible en los últimos tiempos el pasado 24 de junio de 2022 con la muerte de al menos 37 personas que intentaban saltar la valla. Estamos convencidos/as de que el enfoque común de asilo y migración en la UE y todos sus Estados miembros debe estar basado en el respeto a los derechos humanos de las personas en sus fronteras exteriores.

En un panorama poco alentador, nos preocupan fenómenos en auge como el intento de criminalización de las personas que migran, el uso de un lenguaje bélico y defensivo para abordar las migraciones y la generación de situaciones de una falsa sensación de ‘alarma social’ que, sin una base real, acaban por devenir en nuevos recortes en el acceso a derechos. Nos preocupan las situaciones que se están generando a nivel europeo de negación de auxilio en el mar y de interposición de todo tipo de obstáculos a las organizaciones humanitarias que realizan unas operaciones de socorro y rescate que deberían llevarse a cabo desde instancias públicas. Desde enero de 2022, y según las estimaciones de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), al menos 4.343 personas han fallecido en la ruta migratoria hacia Europa en el Mediterráneo y el Atlántico, en una tragedia que no cesa y que, de nuevo, parece haber sido naturalizada en las sociedades europeas. En los últimos días hemos conocido el naufragio de un barco en aguas griegas en el que el número de fallecidos podría ser de varios centenares de personas, al estimarse entre 400 y 800 sus pasajeros y haberse rescatado con vida apenas a un centenar de ellos.

Más de 108 millones de personas en situación de desplazamiento forzado

Más de 108 millones de personas en el mundo, según los últimos datos de ACNUR, se encuentran en situación de desplazamiento forzado por causa de la guerra, la violencia que se padece en sus países o regiones de origen, o la persecución acometida contra distintos grupos sociales por motivos como el género, el grupo étnico o nacional de pertenencia, la religión, la orientación sexual, o las ideas políticas, entre otras razones.

En la actualidad se calcula que una población de alrededor de 850 millones de personas en el mundo se encuentran afectadas por la existencia de conflictos de alta o media intensidad en 23 países. Es el caso de Siria, Afganistán, Yemen, Sudán o Somalia, por poner algunos ejemplos.

En España, en el año 2022, más de 118.000 personas solicitaron protección internacional, lo que supone un nuevo récord histórico y una vuelta a los datos de peticiones de asilo previos a la pandemia. En el conjunto de Europa el número de solicitantes superó los 881.000, siendo España el tercer país de la UE por detrás de Alemania y Francia.

Si miramos las resoluciones de protección, en 2022 se concedió en España el estatuto de refugiado a un total de 6.830 personas y la protección subsidiaria a 7.405 personas. Constituyen el 21,5 % del total de resoluciones de protección. A ellas hay que añadir a las 161.037 personas desplazadas por la guerra en Ucrania que obtuvieron la llamada protección temporal, activada al efecto a nivel europeo, y a las 20.924 personas que accedieron a la autorización de residencia por razones humanitarias, la mayoría de ellas procedentes de Venezuela en este caso.

Cuando prestamos atención a los principales países de origen de las personas que consiguieron protección en España, nos encontramos países de Oriente Medio como Siria o Afganistán; países latinoamericanos como Colombia, Honduras o Nicaragua; europeos como Ucrania y países africanos como Sudán o Mali. Todos ellos conforman un mapa global de la protección y la necesidad de refugio. ¿Pero por qué huyen las personas refugiadas de sus países?

En Accem este año hemos comenzado a construir nuestro Atlas de Refugio, un atlas que abarca todas las latitudes del planeta en mayor o menor medida, el atlas geográfico que conforman por ahora los principales países de origen de las personas que obtienen protección en España, que consiguieron escapar, que lograron llegar y que tras un largo camino vieron resuelta favorablemente su solicitud de protección. ¿Pero por qué escapaban? Creemos que conocer sus motivos es un buen paso para generar empatía y solidaridad entre la ciudadanía del país de acogida.

Vías seguras, legales y reales para las personas refugiadas

En este 20 de junio, Día Mundial de las Personas Refugiadas, desde Accem volvemos a reclamar que se establezcan y se hagan efectivas vías legales, reales y seguras para que las personas refugiadas puedan llegar a territorio español y europeo y puedan tener acceso a los procedimientos de solicitud de protección internacional.

Cuando hablamos de activar y fortalecer estas vías seguras hablamos de desarrollar la posibilidad real de solicitar asilo en embajadas; establecer visados humanitarios; flexibilizar los criterios para acogerse a la reagrupación familiar; garantizar la posibilidad de solicitar protección en todos los puestos fronterizos; seguir reforzando el programa de reasentamiento y aplicar la directiva de protección temporal que se ha utilizado en el caso de Ucrania también para otros conflictos similares.

Haciendo reales y efectivas estas vías legales y seguras disminuirá la necesidad de emprender travesías tan peligrosas como las que emprenden las personas refugiadas y migrantes, poniendo en juego su propia vida e integridad.

 

El trabajo de Accem con estas personas se realiza gracias a la cofinanciación del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones y el Fondo Europeo de Asilo, Migración e Integración (FAMI) de la Unión Europea.

Accem se vuelca con la conmemoración del Día Mundial de las Personas Refugiadas

Con motivo del Día Mundial de las Personas Refugiadas el próximo 20 de junio, Accem pone en marcha una serie de acciones y contenidos dirigidos a sensibilizar sobre la situación de las personas refugiadas, su acogida en nuestro país y hacer balance del año en materia de asilo. Entre ellos, publicamos el Informe de Personas Refugiadas 2022, un análisis de la acogida en nuestro país, destacando las cifras récord en esta materia, pues se registraron 118.842 solicitudes de protección internacional, situando a España como el tercer país de la UE en este asunto, por detrás de Alemania y Francia. A ello hay que sumar las 161.037 personas desplazadas por la guerra en Ucrania, que se acogieron a la figura de Protección Temporal.

Accem atendió a 47.996 personas que solicitaron o tienen algún tipo de protección internacional en 2022 frente a las 14.390 de 2021. De ese total, la nacionalidad ucraniana fue la más numerosa, contándose a 29.050 personas. Pusimos en marcha en tiempo récord y de forma ágil el primer Centro de Recepción, Atención y Derivación (CREADE) de España para canalizar la llegada de ciudadanos/as de este origen, por el que han pasado hasta la fecha más de 24.200 personas.

Por otro lado, y dejando de lado los datos, queremos expresar nuestra preocupación por la deriva que se sigue intensificando en la Unión Europea en relación a las políticas migratorias, con la adopción de medidas de corte exclusivamente securitario en algunos Estados que pueden suponer limitaciones para el ejercicio del derecho al asilo. Cabe recordar que, desde enero de 2022, y según las estimaciones de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), al menos 4.343 personas han fallecido en la ruta migratoria hacia Europa en el Mediterráneo y el Atlántico, en una tragedia que no cesa y que, de nuevo, parece haber sido naturalizada en las sociedades europeas.

Además, Accem realiza la edición en España del Informe Europeo AIDA, del European Council on Refugees and Exiles (ECRE), que contiene información detallada sobre los sistemas nacionales de asilo de 23 países. Entre las conclusiones, destaca la preocupación por la naturalización de prácticas como las devoluciones automáticas y la inquietud por los hechos ocurridos el 24 de junio de 2022 en la frontera entre España y Marruecos, que dejaron al menos 37 personas muertas.

Por todo ello, volvemos a incidir sobre la necesidad de establecer y hacer efectivas vías legales, reales y seguras para que las personas refugiadas puedan llegar a territorio europeo y tener acceso a la solicitud de protección internacional. Accem reclama medidas como la posibilidad de solicitar asilo en embajadas, establecer corredores humanitarios, flexibilizar los criterios de la figura de la reagrupación familiar, garantizar la posibilidad de solicitar protección en puestos fronterizos, reforzar los programas de reasentamiento o aplicar la directiva de Protección Temporal para contextos de guerra como el ucraniano.

Para conocer mejor los contextos de origen que hacen que una persona tenga que huir y buscar refugio en España, Accem lanza un Atlas de Refugio, una web interactiva que permite conocer la situación de Ucrania, Afganistán, Siria, Mali, Sudán, Venezuela, Colombia, El Salvador, Honduras y Nicaragua, los principales países desde los que llegan las personas refugiadas y beneficiarias de otros tipos de protección, y que tiene como objetivo sensibilizar sobre las razones que obligan a personas a dejar atrás sus hogares y sus vidas. Unido a eso y en este mismo marco, la entidad desarrolla la iniciativa “Semillas que reconstruyen vidas” y celebrará durante el mes de junio más de 70 actos en 44 ciudades españolas tales como carreras populares, talleres infantiles o conciertos solidarios con este mismo objetivo.

El trabajo que lleva a cabo Accem con estas personas se realiza gracias a la cofinanciación del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones y el Fondo Europeo de Asilo, Migración e Integración (FAMI) de la Unión Europea.

Accem acoge a 11 personas refugiadas sirias procedentes de Turquía como consecuencia de los terremotos

España acoge desde hoy a un grupo de 161 personas refugiadas sirias, el 47% mujeres y el 46% menores, procedentes de Turquía como consecuencia de los terremotos que hace tres meses azotaron el sur del país y que han dejado más de 50.000 muertos y a millones de personas sin hogar. Accem, en concreto, da amparo a 11 de estas personas, dos familias, que serán acogidas en A Coruña y Guadalajara, y que han llegado a través de la base militar de Torrejón de Ardoz (Madrid).

Estas personas han llegado a nuestro país mediante la figura legal del reasentamiento, que Accem defiende como una vía legal, segura y duradera para garantizar la acogida de personas refugiadas y asegurar su protección y seguridad. Esta medida consiste en el traslado desde un país de asilo, en este caso Turquía, a otro, España, que se compromete a reconocer su condición de refugiadas y a proporcionar una acogida. 

La vía del reasentamiento se toma cuando el primer país de asilo no puede garantizar la seguridad de la persona refugiada; cuando ese país no puede afrontar por sí solo la acogida de un número elevado de personas como consecuencia de una gran crisis humanitaria o cuando en el segundo país de asilo existen mayores y mejores posibilidades para su proceso de integración social.

Con el reasentamiento estamos hablando de una vía que permite al tiempo apoyar a las personas refugiadas, proporcionando una oportunidad de vida en un lugar seguro y, al tiempo, aliviar el esfuerzo que deben afrontar los países limítrofes. Se trata de una de las vías legales y seguras que Accem, junto a muchas otras organizaciones, defiende para dar respuesta a la necesidad de protección y seguridad de las personas refugiadas.

Tercer grupo de personas reasentadas en 2023

La llegada de este grupo de 161 personas sirias desde Turquía como consecuencia de los terremotos del pasado mes de febrero supone la segunda llegada de refugiados/as afectados/as por esta catástrofe y la tercera en total en lo que llevamos de 2023. El pasado 4 de marzo, llegó a España un grupo de 89 personas afectadas por los seísmos mediante la figura del reasentamiento. Por otro lado, el pasado mes de enero, nuestro país acogió a un grupo de 110 personas refugiadas de origen sirio, reasentadas desde Líbano, de las cuales Accem acogió a una familia compuesta por seis personas. 

En el pasado año 2022, Accem acogió dentro del programa estatal de reasentamiento a un total de 75 personas, entre ellas 40 menores. Todas eran originarias de Siria, excepto tres personas procedentes de Eritrea. Las personas acogidas por Accem fueron reasentadas desde Líbano, con excepción del grupo de eritreos, que llegó desde Israel. España acogió por esta vía a un total de 1.112 personas en 2022. En 2021, las personas acogidas fueron 467.

El trabajo de Accem con estas personas se realiza gracias a la cofinanciación del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones y el Fondo Europeo de Asilo, Migración e Integración (FAMI) de la Unión Europea.