Refuerzo de los servicios de atención a la dependencia de Accem en la provincia de Guadalajara

Accem en Guadalajara ha visto reforzados los servicios que gestiona a través del proyecto SEPAP Mejora-T, dirigido a mejorar y promocionar la autonomía de personas en situación de dependencia.

La Junta de Castilla-La Mancha, que financia estos programas a través de la Consejería de Bienestar Social, ha apostado por incrementar la calidad de los servicios ofrecidos, con un aumento de la inversión en estos proyectos que Accem desarrolla en el municipio de Brihuega y en las áreas itinerantes de servicios sociales de Molina de Aragón y Almoguera.

Gracias al refuerzo del apoyo recibido, se ha potenciado la comunicación entre profesionales y las personas usuarias del servicio, a través de las TIC (tecnologías de información y comunicación); se han adaptado las actividades de los servicios de fisioterapia, así como se han potenciado las actuaciones de atención psicológica, terapia ocupacional, psicomotricidad, estimulación cognitiva y promoción de estilos saludables de vida. Estos fondos también permiten afrontar las exigencias en medidas de seguridad e higiene relacionadas con la pandemia, a través de la readaptación de espacios y de la disposición de material individualizado para las intervenciones.

Las subvenciones concedidas se enmarcan en el proyecto de inversión en actuaciones sobre la nueva economía de los cuidados en el sistema de servicios sociales y atención a la dependencia de Castilla-La Mancha e impulso al Tercer Sector Social, que convocó la Consejería de Bienestar Social de la Junta.

 

ArteTerapia, proyecto de expresión emocional a través del arte en Sevilla

En Sevilla, en los últimos meses, hemos realizado un proyecto de ArteTerapia con las personas a las que acogemos en distintos programas de atención a personas en riesgo de exclusión social. El objetivo principal de esta iniciativa ha sido la creación de un espacio de expresión emocional libre, en el que el uso del lenguaje no fuese prioritario.

Con financiación de la Junta de Andalucía, a través de los fondos procedentes del IRPF, Accem gestiona un dispositivo de acogida para personas inmigrantes en situación de vulnerabilidad y otro dirigido a personas sin hogar. Ambos programas comparten el recurso de un piso de acogida de diez plazas (cinco por programa). En el marco de nuestro trabajo de apoyo y acompañamiento en ambos programas, después del verano decidimos poner en marcha este proyecto de ArteTerapia por medio del cual, y a través de la expresión artística, hemos intentado fomentar la comunicación en el grupo, potenciar los recursos de afrontamiento y reforzar los mecanismos de resiliencia y adaptación de las personas acogidas en relación a su propio proceso vital.

En estos meses hemos llevado a cabo cuatro talleres con objetivos y técnicas artísticas diferentes:

Taller de relajación y expresión corporal, desde el que trabajamos técnicas de respiración y relajación para ayudar a manejar esos momentos en los que “mi cabeza no para en todo el día, estoy siempre pensando”, que suelen aparecer debido al estrés que se vive como consecuencia de la situación vital que atraviesan.

Taller de autorretrato, a través del dibujo libre, donde trabajamos el autoconcepto y la autoestima, reforzándose algunos elementos relacionados con el proceso de duelo migratorio.

Taller “Mi hogar”, a través del collage, en el que hablamos sobre la familia y el hogar, tanto del pasado como del futuro, y nos sorprendimos al vernos todos en la misma sintonía de deseos: vivir en espacios abiertos, al aire libre y rodeados de naturaleza.

Taller de expresión “Mi futuro”, a través del barro, que nos permitió mientras trabajábamos con nuestras manos, profundizar en una conversación sobre nuestros planes futuros y los sueños que tenemos por realizar.

Con este proyecto de ArteTerapia hemos facilitado un espacio seguro a las personas a las que acogemos, en el que poder expresar sus emociones y pensamientos a través de distintas disciplinas artísticas. En ese camino, se ha fortalecido la cohesión del grupo y la importancia del mismo como fuente de apoyo social. También ha resultado una experiencia muy enriquecedora y fructífera para el equipo de técnicas de Accem, que han podido, en el contexto de esta iniciativa, ahondar en la detección de dificultades personales y también de las potencialidades de las personas a las que apoyamos, lo que permitirá mejorar la construcción conjunta de los itinerarios de inserción.

Este proyecto ha sido posible a través de los fondos IRPF gestionados por la Junta de Andalucía en el ámbito de competencias de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación.

 

Huellas que hablan de la dureza del camino para las personas migrantes

A través de diferentes talleres organizados durante los meses de noviembre y diciembre por Accem en Ávila, dentro del Programa #EnREDandoBARRIOS, más de un centenar de personas de veinte nacionalidades diferentes han compartido sus experiencias, los caminos que tuvieron que recorrer desde que un día dejaron su país y tuvieron que empezar de cero una vida en otro lugar, adaptarse a nuevos contextos, a nuevas personas, a una nueva cultura y por supuesto, con el sentimiento de no estar en su tierra, de no contar con la cercanía de toda su familia y amigos

Con motivo delDía Internacional del Migrante, las huellas de las personas migrantes quedaron impresas en el Jardín de San Antonio de Ávila, como testimonio de la dureza del camino para las personas migrantes.

Estas huellas son un homenaje a nuestros vecinos y vecinas que llegaron a nuestro país, que es de todos/as, a nuestra ciudad, a nuestros barrios, que son de todos/as quienes las habitan y dan vida.

Huellas que nos hablan

«Con el tiempo comprendí que la alegría era un arma superior al odio, las sonrisas más útiles, más feroces que los gestos de rabia y desaliento.»

Las Tres Bodas De Manolita. Almudena Grandes

La iniciativa #Tod@ssomosmigrantes se ha llevado a cabo en el marco del programa #EnREDandoBARRIOS que cofinancian el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones y el Fondo de Asilo, Migración e Integración.

 

Halidou Zacari: ser un puente entre culturas

Hace escasos días, en este mes de diciembre, nuestro compañero Halidou Zacari ha sido galardonado con uno de los Primeros Premios de la Cultura de Cartagena, organizados por el Ayuntamiento de su ciudad.

Concretamente, Zacari ha recibido el premio en la categoría de Cultura Tradicional y Comunitaria, siendo reconocido de esta forma por parte de sus conciudadanos/as todo el valor de su ejemplo y su acción como puente entre las culturas.

Pero queremos que conozcáis un poco mejor a nuestro compañero, que merece la pena.

Halidou Zacari Toure nació en Togo en 1974, pero tuvo que dejar su país en busca de libertad, ante la dictadura que se vivía en su tierra natal. “Encarcelaban a la gente, la perseguían en las casas, la torturaban…”, explicaba con motivo de este Día Internacional del Migrante (18-DIC) al canal televisivo autonómico de la Región de Murcia (min.37)“A nadie le gusta abandonar sus pertenencias, su familia, sus amistades, pero… ha sido una obligación”, compartía en la entrevista.

Zacari llegó a la ciudad de Cartagena en el año 2003, junto a su mujer, Inma, ya fallecida, y a quien se recuerda con mucho cariño por muchas personas en Accem. Se habían conocido en Sigüenza, en el Centro de Migraciones de Accem, donde Zacari por aquel entonces estaba acogido como solicitante de protección internacional. Inma iba los veranos desde Cartagena como voluntaria para dar clases de español a las personas refugiadas e inmigrantes que estaban acogidas en el centro.

Tras un tiempo entre Sigüenza y Cartagena, en 2006 le surge una oportunidad para trabajar en Cartagena y desde entonces se convierte en un cartagenero más. Actualmente, Zacari es mediador social intercultural de Accem en la ciudad.

“Ser mediador no es solo su trabajo, sino que en Zacari es una forma de estar en el mundo, porque sus habilidades personales le hacen ser un puente entre culturas”, describen sus compañeras.

Zacari, ciudadano cartagenero en una sociedad cada vez más plural y diversa

Cuando llegó a Cartagena, Zacari se dio cuenta de que, en la muralla de tierra, junto a la calle Caridad, había una casa en la que, en medio de una gran precariedad, vivían muchas personas migrantes, que apenas hablaban castellano. Junto a Inma, un verano, comenzaron a dar clases de lengua al aire libre. Fueron muchos los chicos que pasaron por allí. Cuando llegó el invierno, solicitaron al colegio de los Salesianos sus instalaciones para resguardarse del frío y continuar con las clases. Así surgió la asociación Al Raso, donde Zacari estuvo involucrado como voluntario durante mucho tiempo.

Más tarde, en 2008, se realizaba en Cartagena la primera feria intercultural “El mundo en tu plaza”. Surgió la idea de llevar música y Zacari dinamizó un grupo de jóvenes africanos con quienes tocar percusión. Vio que muchos de ellos tenían talento y juntos formaron un grupo de percusión. Su primera actuación fue en el barrio José María de la Puerta para un acto solidario. Fue un éxito. El dinero recaudado fue para un proyecto en África. Como procedían de distintos países, surgió el nombre para el grupo: Ngoma África, que significa África Unida en bakongo, lengua de Congo-Brazzaville. Desde entonces, han ofrecido a la ciudad los sonidos y los ritmos de África en numerosas ocasiones.

La difusión de la cultura de origen es de un valor incalculable tanto para las personas migrantes, que consiguen así una forma de reconocimiento, a través de la posibilidad de ofrecer y también reivindicar sus formas de expresión y sus raíces culturales, como para el conjunto de la sociedad de acogida, que se enriquece con esa aportación, que consigue el billete para viajar hacia otras tierras sin moverse de su ciudad, que crece, se desarrolla e incorpora a su identidad nuevas formas, nuevos sonidos, nuevos matices.

Pero Zacari no solamente ha llevado a Cartagena un poco de su raíz. En la mejor vivencia del encuentro intercultural, él, con su vida, con su experiencia, con su testimonio, se ha querido convertir en uno más en su ciudad de acogida, incorporándose activamente a las tradiciones y la cultura popular de su nueva tierra. Así, desde 2016, Zacari forma parte de la Legión Cayo Lelio en las Fiestas de Cartagineses y Romanos. También se convirtió, hace cinco años, en el primer Baltasar negro de la Cabalgata Cartagenera, representando a un rey adorado por los/as niños/as en unas fiestas tan especiales y llenas de ilusión como la Navidad.

Zacari ha sabido combinar en su vida sus orígenes y su identidad africana con la cultura de su tierra de acogida, donde ha elegido vivir y a la que se ha unido profundamente, manifestando con su ejemplo el valor y la riqueza de una sociedad cada vez más plural y diversa.

Ahora, como comenzábamos este artículo, nuestro compañero Halidou Zacari ha conseguido el merecido reconocimiento de sus conciudadanos. No te pierdas el emotivo momento en el que Zacari recibe su premio. Desde aquí, ¡Felicidades compañero!

> Saber más sobre pluralismo cultural, multiculturalismo e interculturalidad: aclaramos los conceptos.

> Accem y la sociedad diversa.

Día Internacional del Migrante – Vías legales y seguras, respeto a los DD.HH. y protección de niños, niñas y adolescentes no acompañados

Un año más, en este Día Internacional del Migrante, nos sentimos en el compromiso ineludible de exigir la habilitación urgente de vías efectivas, legales y seguras para que las personas refugiadas y migrantes puedan llegar a territorio de la Unión Europea y, por tanto, también a España.

En 2021, y hasta el 10 de diciembre, han muerto más de 4.400 personas migrantes en todo el mundo. Más de la mitad se han dejado la vida en las fronteras exteriores de la Unión Europea. El Mediterráneo Central, con más de 1.300 personas muertas y la ruta atlántica hacia las Islas Canarias, con cerca de un millar de personas fallecidas, constituyen las rutas más mortíferas.

La consecuencia de un sistema global marcado por la desigualdad y por el cierre de fronteras es que estas se configuran como espacios en los que las vidas humanas corren peligro, donde los derechos humanos no son respetados ni protegidos. Las personas migrantes, atrapadas entre esas líneas reales o imaginarias, se convierten en moneda de cambio y en arma arrojadiza al servicio de los intereses económicos y políticos, despojándolas del valor incalculable de su vida y su dignidad. Es necesario llevar a cabo un esfuerzo integral para garantizar la salvaguarda escrupulosa de los derechos humanos en las fronteras nacionales y de la Unión Europea.

En el caso de España, si hablamos de fronteras, es necesario hablar de Ceuta y Melilla, únicos enclaves terrestres fronterizos entre Europa y África. Desde Accem, seguimos observando con gran preocupación las prácticas que se llevan a cabo para la devolución a Marruecos de personas que intentan el acceso a territorio español. Nos preocupa que estos procesos se lleven a cabo sin las obligadas garantías, sin la atención e información personalizada sobre sus derechos y opciones, sin el acceso a asesoramiento jurídico y a la solicitud protección internacional y sin el derecho a tener intérprete.

Esta preocupación se acentúa en el caso de las y los menores sin acompañamiento adulto y por eso en Accem nos hemos sumado a las organizaciones para pedir la suspensión de sus devoluciones al país vecino. A la observación escrupulosa de la legalidad nacional e internacional, es decir primar la protección del interés superior del menor y de los derechos de la infancia, debe sumarse poder realizar una pormenorizada escucha y atención a situaciones de especial vulnerabilidad y desamparo.

Al hilo de esto, en Accem queremos también reconocer el positivo avance que ha supuesto la reforma del reglamento de Extranjería, que va a facilitar sensiblemente la vida de muchos/as menores y jóvenes migrantes en los procesos burocráticos de obtención y renovación de los permisos de trabajo y residencia. La simplificación y agilización de estos procesos va a redundar en el bienestar de estos jóvenes y en facilitar sus procesos de inclusión y conquista de la autonomía. Esta ha sido sin duda una buena noticia, largamente esperada, en este año.

Desde nuestro punto de vista, la mejora pendiente es la regulación de los procedimientos para la determinación de la edad de las y los menores afectados. Actualmente, no existe una regulación clara, lo que permite dejar el campo abonado a la arbitrariedad y a criterios muy discutibles, como es el caso de las pruebas oseométricas, que proporcionan una horquilla de edades, amplia e imprecisa. Esto no puede constituir la base para tomar una decisión tan trascendental como es la determinación de la minoría o no de edad. Los procedimientos para esta determinación deben ser fiables y garantistas para la protección de la infancia por lo que debe prevalecer la existencia de documentación sobre los resultados de estas pruebas.

Por último, recordar algo que en Accem nos preocupa especialmente: la extensión y naturalización social del discurso de odio contra las personas migrantes y, particularmente, contra los niños, niñas y adolescentes migrantes no acompañados, un colectivo en situación de extrema vulnerabilidad que está siendo sometido a una campaña de acoso, persecución y estigmatización insoportable en los últimos años. No podemos acostumbrarnos a este señalamiento tan doloroso, injusto e injustificado. No nos cansaremos de repetirlo: son niños, niñas y adolescentes, que tienen derechos y necesitan protección.

Accem aborda las dificultades para la inserción sociolaboral de mujeres migrantes que han sufrido o sufren la violencia de género

Accem ha presentado este jueves un estudio elaborado en los últimos meses en el que aborda la inserción sociolaboral de las mujeres migrantes que han sufrido o sufren violencia de género. Este estudio se enmarca en la línea de investigación sobre género y migraciones en la que llevamos profundizado los últimos años. En este caso, el estudio se centra en el impacto de las violencias de género en el acceso y mantenimiento de un empleo para las mujeres supervivientes, así como sus principales necesidades, dificultades y condiciones sociolaborales.

En el estudio, titulado “La inserción sociolaboral de las mujeres migrantes víctimas de violencia de género”, se han tratado varios aspectos importantes para poder definir las condiciones y la realidad que viven estas mujeres. Así, se han abordado las necesidades específicas de estas mujeres durante el acompañamiento especializado o las dificultades que suelen encontrar en los recursos de orientación laboral.

Esta investigación ha centrado la atención en detectar estos factores que dificultan la integración laboral de estas mujeres, destacando los más importantes y exponiendo posibles soluciones y ejemplos de buenas prácticas que ayuden a mitigar estas problemáticas y a poder concluir con éxito su inserción.

Recuperar la autoestima y la motivación para lograr autonomía e independencia

Como mujeres que han sufrido las distintas formas que adopta la violencia, la violencia de género llega a ser incluso más determinante a la hora de poder acceder a un empleo e incluso de mantenerlo. Como señala el informe, “cuando se parte de una desigualdad estructural, por el hecho de ser mujer y ser migrante, todas las discriminaciones y violencias que van surgiendo alrededor afectan negativamente a las posibilidades para encontrar y mantener un trabajo digno en España”, sin embargo, apunta, “el maltrato machista acaba generando un daño emocional que les condiciona mucho a la hora verse como valiosas y profesionales”.

Por otro lado, es muy común que sus parejas o exparejas no les hayan permitido trabajar fuera de casa, por lo que “ellas mismas llegan a asumir que no valen para nada” y les deja unas profundas secuelas en su autoestima y su propio autoconocimiento.

Por este motivo, ayudar a reconocer las propias competencias y habilidades durante el trabajo de acompañamiento y de orientación, a la vez que se refuerza al mismo tiempo la autoestima y la motivación, permite que estas mujeres puedan descubrir nuevos caminos para lograr su autonomía y su realización tanto profesional como personal.

Una atención integral y personalizada para poder cumplir con la conciliación familiar

La trayectoria laboral y la trayectoria vital están enlazadas. Coordinar estos dos aspectos es una tarea complicada, especialmente para colectivos en situaciones de especial vulnerabilidad, como las mujeres inmigrantes que han atravesado episodios de violencia. Así, el informe destaca la necesidad de “una mayor dotación presupuestaria para la ampliación de recursos y número de profesionales en el ámbito tanto social, psicológico como laboral y de prospección”, que garantice un acompañamiento integral.

Además, la investigación hace hincapié en la duración de los programas de inserción laboral, la cual, generalmente, es muy limitada. Esta corta duración es uno de los mayores inconvenientes a la hora de poder conciliar con la vida familiar, una situación más acentuada para las mujeres que constituyen familias monomarentales y que dificulta compatibilizar la labor de inserción con su trabajo de cuidados. Por esta razón la investigación señala la importancia de la existencia de “ayudas o becas de conciliación para el pago de escuelas infantiles, comedores, ludotecas, contratación de terceras personas…”, que permitan a las mujeres asistir a los talleres sin tener que ocuparse permanentemente del cuidado de menores o familiares dependientes.

La sensibilización, herramienta clave contra los estereotipos y la precariedad

Concienciar a la sociedad a favor de una cultura que promueva la igualdad efectiva entre hombres y mujeres, libre de racismo y de prejuicios, es clave para crear espacios seguros y desmontar las trabas y las desigualdades a las que se enfrentan las mujeres migradas supervivientes de estas violencias.

Esta sensibilización, indica el estudio, debe apuntar a “todos los estratos de la sociedad” para combatir, del mismo modo, prejuicios que conducen a la feminización y racialización de sectores más precarios y con peores condiciones laborales, como ocurre con el sector de las empleadas del hogar, “uno de los más olvidados en lo referente a sus condiciones sociolaborales”. Así, el desarrollo e implementación de planes de igualdad en las empresas que contemplen medidas específicas para estas mujeres permite “humanizar los procesos laborales, favoreciendo un mayor conocimiento de los procesos migratorios y del ciclo de violencia”.

La investigación también apunta a la idoneidad de “trabajar el empoderamiento en materia de derechos laborales e informar sobre todos ellos”, para tener herramientas disponibles ante posibles abusos, y abordar ciertas reformas que acaben con las desigualdades existentes en estos sectores precarizados y para las personas migrantes.

> Consulta y descarga la publicación “La inserción sociolaboral de las mujeres migrantes víctimas de violencia de género”.

#Putadaguapa, una reflexión entre la juventud sobre la trata con fines de explotación sexual

A través de reflexiones colectivas de jóvenes de entre 16 y 18 años sobre la relación entre la prostitución y la trata con fines de explotación sexual, en Accem en Vigo creamos el documental #Putadaguapa, cuyo objetivo principal es sensibilizar a chicas y chicos sobre estas cuestiones.

En Galicia, llevamos una larga trayectoria impartiendo talleres en institutos sobre trata con fines de explotación sexual y la pieza documental, presentada a finales de noviembre, nace de la necesidad de cuestionarnos qué está pasando en la población más joven; además, los datos confirman que cada vez aumenta más el consumo de prostitución en jóvenes e incluso es su primera experiencia de socialización con su sexualidad.

El análisis y pensamiento crítico del alumnado participante del Instituto de Educación Secundaria “Carlos Casares” en Vigo, puso además sobre la mesa algo tan importante a esas edades como la falta de educación afectivo sexual en la adolescencia y cómo los jóvenes buscan en la pornografía resolver sus dudas.

De tal manera, estas reflexiones en torno a temáticas relacionadas con la percepción en el imaginario social de los más jóvenes han dado como resultado tres hilos argumentales: la trata de seres humanos con fines de explotación sexual; la relación entre prostitución y trata, la educación afectivo sexual; así como las necesidades detectadas, retos y conclusiones.

Así, #Putadaguapa (proyecto financiado por la Xunta de Galicia) se convierte en una herramienta de sensibilización didáctica para el alumnado y el profesorado de centros educativos, a fin de crear espacios de conversación de temas que en muchos casos llegan a ser tabú. En su fase de lanzamiento se ha presentado en Vigo, en el IES Carlos Casares y en el Museo Verbum; en A Coruña en la Fundación Luis Seoane, y en O Grove en la Casa da Cultura de O Grove.

Los institutos interesados en proyectar la pieza documental deben solicitarlo a través del correo electrónico vigo@accem.es.

 

>>> Conoce más sobre el trabajo de Accem sobre la trata de personas.

Nueva colaboración en Sevilla para la formación e inserción laboral de personas refugiadas

Accem y Epyme (Asociación Provincial de Empresas Instaladoras de Sevilla) han llevado entre los meses de septiembre y noviembre un nuevo proyecto de colaboración para facilitar la formación e inserción laboral de personas refugiadas y migrantes en Sevilla.

En estos meses, y con la financiación del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, Epyme ha impartido un curso de electricidad básica y autoconsumo en el que han participado 13 personas procedentes de los programas de inserción sociolaboral de Accem, CEAR y el CAR (Centro de Acogida a Refugiados) de Sevilla. Las personas participantes en esta formación por medio de Accem han podido beneficiarse de ella a través del programa AccemAriadna para la integración sociolaboral de personas refugiadas.

Con este curso se pretende apoyar la inserción laboral de este colectivo en situación de vulnerabilidad social, al tiempo que se intentan paliar los problemas existentes para encontrar mano de obra cualificada en el sector de las instalaciones.

El auge del autoconsumo con instalaciones fotovoltaicas conectadas a red se ha convertido en los últimos años en una importante fuente de empleo dentro del sector de las instalaciones. Se trata asimismo de una tendencia que entronca con los objetivos de desarrollo sostenible y los procesos de transición ecológica.

 

 

Encuentro 2021 del Voluntariado de Accem: el valor de la resiliencia

Con ocasión de la celebración anual del Día Internacional del Voluntariado (5-DIC), este miércoles 1 de diciembre celebramos la Jornada “Voluntariado: un ejemplo de resiliencia”, con la que hemos querido poner en valor la capacidad de adaptación a los cambios de nuestros voluntarios y voluntarias, lidiando con la incertidumbre que hemos vivido en los últimos tiempos, sin dejar de aprender y de impactar positivamente en las personas a las que atendemos.

En formato online, organizamos un encuentro entre todas las personas que hacen voluntariado con Accem y los técnicos/as de la entidad que los acompañan en su acción voluntaria. Gracias a este momento de encuentro, pudimos conocernos un poco mejor y compartir y escuchar relatos y experiencias de voluntariado muy interesantes, que pudieran además servir de inspiración para los demás.

Como no podía ser de otro modo, hablamos sobre el impacto que la pandemia de la Covid-19 ha tenido sobre la actividad de voluntariado en Accem, intercambiando vivencias y estrategias para afrontar la situación, así como compartiendo nuevas modalidades de voluntariado que han surgido en este tiempo.

En esta Jornada de Voluntariado participaron finalmente alrededor de 60 personas que, como cada año, pudieron escuchar y ver el  vídeo-carta de agradecimiento de la presidenta de Accem, Julia Fernández Quintanilla.

La persona voluntaria, una mano amiga que acompaña y apoya

Carolina Flores, responsable del servicio de atención psicológica para personas solicitantes o beneficiarias de protección internacional, tomó la palabra con su ponencia “Reflexiones sobre resiliencia”.

Una aproximación etimológica a este término nos lleva a la voz latina “resilio”, que significa volver atrás; si hablamos de física, este concepto nos habla de la capacidad de un material de volver a su estado original; llegamos a la definición en lengua castellana que recoge el diccionario y que alude a la “defensa ante la adversidad”. Nos quedamos, por fin, con la definición recogida por E. Grotberg (1995) de la resiliencia como la capacidad humana de hacer frente a las adversidades de la vida, superándolas o incluso siendo transformado/a por ella. La resiliencia es parte del proceso evolutivo y ha de ser promovida desde la niñez. La resiliencia tiene dos componentes claros. Por un lado, la capacidad de afrontar las situaciones dolorosas; por otro, la capacidad para hacerlas frente. Por tanto, no es un atributo fijo a la persona, surge en la misma de una forma independiente a su cultura y ubicación geográfica, y se puede (y se debe) promover desde la infancia.

En relación a lo que nos ocupa, el apoyo social que supone el voluntariado cobra una gran importancia como mecanismo promotor de la resiliencia. La persona voluntaria se convierte en una mano amiga que acompaña y apoya a la persona en un contexto de adversidad, de extrañeza, de desarraigo.

A continuación de su intervención, se dio paso a los “Relatos de Voluntariado”, espacio en el que invitamos a las personas voluntarias de Accem a tomar la palabra para contar en primera persona su experiencia de voluntariado en Accem. Fue un momento muy interesante, porque se visibilizaron distintas formas de voluntariado: experiencias de voluntariado online; en la enseñanza del idioma de la sociedad de acogida; experiencias de mentoría social; voluntariado europeo; voluntariado universitario, etc.

Finalmente, también se reservó un espacio para que los referentes de voluntariado de Accem aportaran su experiencia en las sedes territoriales de Accem en Córdoba, Burgos, Valladolid, Alicante, Guadalajara y Cáceres. Fue un momento para profundizar en cómo la pandemia había impactado en las actividades de voluntariado, así como en las estrategias que se habían implementado para continuar facilitando la acción voluntaria y los aprendizajes y retos para el futuro.

Por último, pero no menos importante, se conoció el nombre de la persona a la que se ha concedido la Mención Honorífica de Voluntariado de Accem 2021: Lluis Lluch, voluntario de Accem en Barcelona, un reconocimiento que ejemplifica en una persona el valor de la acción voluntaria y el profundo agradecimiento a todas las personas voluntarias en Accem desde el conjunto de la organización.

 

 

Encuentro con el grupo de mujeres de Cañada Real para abordar la mejora del bienestar emocional

El pasado viernes, día 26 de noviembre, organizamos en Madrid, en la Cañada Real, un taller de gestión emocional dirigido a las mujeres del vecindario. Este taller era la última acción prevista desde el proyecto de “Acompañamiento a personas migrantes vulnerables residentes en Cañada Real Galiana”, financiado por la Consejería de Familia, Juventud y Política Social de la Comunidad de Madrid.

 

En esta ocasión, la temática del taller surgió como respuesta a una preocupación cada vez mayor, manifestada por las mujeres, por su bienestar psicológico. Las preocupaciones diarias y la situación de incertidumbre que se vive en general en la sociedad, y en particular en Cañada Real, han llevado a muchas mujeres a sufrir crisis de ansiedad, situaciones de estrés, que no saben cómo gestionar. Para dar una respuesta a las inquietudes del grupo de mujeres, invitamos a una profesional, psicóloga, compañera de Accem, que nos ha planteado unos objetivos a corto y medio plazo: promover el bienestar psicosocial, facilitar pautas para afrontar la situación de vulnerabilidad emocional, facilitar pautas para afrontar el estrés y la ansiedad, abrir un espacio para la reflexión y la escucha. 

Como siempre, la metodología ha sido participativa, con un componente lúdico, combinando ejercicios de mindfulness, para conectar con una misma, o sentir el apoyo que una puede dar a otra persona cercana, o recibir de ella, o de un grupo, como es el propio grupo de mujeres. Estas experiencias han dado lugar a reflexiones personales, favoreciendo la cercanía y la complicidad, consolidándolas bases para futuros encuentros. Como propuesta, igual que en talleres anteriores, se ha reiterado la necesidad por parte de las mujeres, vecinas de distintas culturas y etnias, de tener un espacio permanente de encuentro, que proporcione seguridad, que abra la posibilidad del conocimiento mutuo, de apoyo, de compartir ideas y sentimientos y, sobre todo, un espacio donde no sentirse solas frente a las dificultades

Para cualquier territorio, la salud comunitaria es muy importante, y se puede trabajar tanto en actividades grupales, como impulsando acciones más complejas, implicando a varios recursos, y cada vez, a más ciudadanía. En un barrio tan vulnerable como Cañada Real, consideramos que es muy importante estrechar estos lazos de confianza con y entre las vecinas y los vecinos, escuchar sus inquietudes e intentar aportar las herramientas, los medios, para que puedan superar o enfrentar las dificultades.