Día Internacional del Voluntariado – La participación que cambia el mundo

Carta a los voluntarios y voluntarias de Accem

El 5 de diciembre se conmemora el Día Internacional del Voluntariado y desde Accem nos sumamos al reconocimiento de la labor que las personas voluntarias realizan en las organizaciones sociales.

Como personas voluntarias, a través de vuestra participación en la entidad, impulsáis la creación de una sociedad más justa, igualitaria y sostenible.

Desde Accem os mostramos nuestro más profundo agradecimiento y reconocimiento.

Son muchos los retos que compartimos con vosotras y vosotros, entre ellos implementar las acciones de voluntariado de forma que tengan impacto en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible que marca la Agenda 2030, para contribuir a la erradicación de la pobreza, luchar contra las desigualdades y la injusticia, y abordar el cambio climático.

La Agenda 2030 que impulsó Naciones Unidas en 2015 afirmaba que “el voluntariado refuerza el compromiso cívico, protege la inclusión social, afianza la solidaridad y solidifica el sentido de apropiación de los resultados de desarrollo”, por lo tanto, desde Accem asumimos el compromiso y la responsabilidad de ofreceros espacios de participación en los que podáis ser agentes de cambio.

En los tiempos actuales, donde el futuro es incierto y los entornos volátiles, desde Accem debemos dar respuesta a los desafíos de manera simple, clara y ágil, estando en continua adaptación con el fin de conseguir una sociedad inclusiva. Gracias a las personas voluntarias, este recorrido será fructífero.

Gracias y feliz Día Internacional del Voluntariado.

 

Julia Fernandez Quintanilla
Directora General de Accem

Accem consigue revertir un caso de discriminación en el acceso al bono social eléctrico

Nuestros esfuerzos en la lucha contra la discriminación racial y/o étnica se dirigen a garantizar el derecho a la igualdad de trato de aquellas personas que, por razón de su origen racial o no nacional, constituyen colectivos vulnerables. Tal es el caso en el siguiente ejemplo de discriminación indirecta a una mujer migrante, relacionado con una mayor exigencia de requisitos para acceder al bono social de energía por parte de la compañía eléctrica Iberdrola.

Fue en septiembre de este año, a través del programa de “Asistencia a víctimas de discriminación racial o étnica” de Accem, cuando recibimos la consulta de una mujer, de origen no nacional, con tres menores a cargo, siendo ella la única referente familiar y económica. Nos trasladó la denegación sistemática del bono social de Iberdrola en los dos últimos años ya que le exigían el libro de familia de su país de origen para demostrar el carácter monomarental de su unidad familiar.

La discriminación indirecta sufrida era palmaria toda vez que, ante la insistencia de la solicitante de no disponer de tal documento, al no existir en su país de procedencia el elemento libro de familia, y tras haber aportado toda documentación requerida en la que se constataba fehacientemente, sin género de dudas, su condición monomarental, la eléctrica Iberdrola había concluido la denegando de la petición por insuficiencia documental.

La mujer afectada por este caso de discriminación es beneficiaria de protección internacional. Según la normativa aplicable, el empadronamiento y la documentación de los hijos, en la que se refleja la protección internacional subsidiaria extendida también a los menores, es suficiente y bastante en orden a la acreditación del citado requisito del carácter monomarental de la unidad familiar, sin que quepa pedir o inventar un requisito documental adicional por su condición de persona inmigrante con protección internacional reconocida.

Tras tres reclamaciones en las que se acreditó y se subrayó la situación de especial vulnerabilidad de la familia y su correcta y suficiente acreditación, se recibió la rectificación por parte de Iberdrola y la corrección y compensación económica de lo que se le debía haber aplicado en las facturas de los dos últimos años.

El caso descrito tuvo resultado positivo. El Servicio de Asistencia a Víctimas de Discriminación Racial o Étnico, del que Accem es parte integrante, logró revertir la situación discriminatoria contraria a derecho, apoyando, orientando, asistiendo social y legalmente a la víctima, aplicando las normas que garantizan, en el acceso a prestaciones y servicios públicos, la ausencia de discriminación alguna, haciendo efectivo el derecho fundamental a la igualdad de trato garantizado en nuestro ordenamiento jurídico.

En este punto, nos gustaría reflejar que la discriminación indirecta se produce cuando un criterio, práctica o disposición, aparentemente neutras, genera una desventaja particular hacia un colectivo que consideramos vulnerable de sufrir una discriminación.

En este caso, la normativa era clara en sus requisitos (Real Decreto 897/2017, de 6 de octubre, por el que se regula la figura del consumidor vulnerable, el bono social y otras medidas de protección para los consumidores domésticos de energía eléctrica), pero la petición documental adicional e interpretación discriminatoria de la acreditación de una de las condiciones constituyó el obstáculo a la hora de acceder a un servicio público subvencionado por el que cumplía todos los requisitos.

Todas estas actuaciones se llevaron a cabo en el marco del trabajo del Servicio de Asistencia a Víctimas de Discriminación por origen racial o étnico de Accem, dependiente del Consejo para la Eliminación de la Discriminación Racial o Étnica, que financia el Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad.

 

 

 

I Premios DIVEM – Accem premia a siete empresas por su gestión de la diversidad cultural

Siete empresas han sido reconocidas este jueves como Empresas Socialmente Responsables en la primera edición de los Premios DIVEM de Accem, que reconocen las iniciativas que ponen en valor el aporte económico y social que genera la diversidad cultural en el ámbito empresarial.

Más de 60 empresas de toda España habían presentado su candidatura. Alimerka, Epyme, Nueva Pescanova, Tiebel Cooperativa, Coca Cola, Huete & Co y Endesa fueron finalmente las siete compañías reconocidas en las distintas categorías previstas en los I Premios DIVEM.

Al acto, que tuvo lugar en la Sala de las Columnas del Palacio de Congresos de Gijón, acudieron representantes tanto de las empresas galardonadas como de entidades relacionadas con el mundo empresarial, político, social y con la responsabilidad social corporativa. La gala de entrega de los premios fue inaugurada por Enrique Barbero, subdirector general de Accem; Montserrat Martínez, presidenta de la asociación asturiana de empresarios y empresarias ASTURmanager; y Álvaro Alonso, secretario general y director de la Actividad Ferial y Congresual de la Cámara Oficial de Comercio de Gijón. Todos ellos coincidieron en la importancia de la alianza entre la empresa y el tercer sector y de la puesta en valor la gestión de la diversidad cultural en el ámbito empresarial, situándola al mismo nivel que la gestión de otras diversidades en España.

María Tejada, responsable del Área de Campañas y Comunicación de Accem, agradeció la implicación de las más de 200 empresas de toda España que participan junto a la ONG, a través del proyecto DIVEM, en el que se enmarcan estos premios, apostando “por medidas internas que les permitan generar valor y favorecer la construcción de una sociedad más igualitaria”.

Siete empresas premiadas en cuatro categorías

Los dos premios en la categoría de mejor trayectoria de empresa, en las secciones de gran empresa y pyme respectivamente, recayeron en la asturiana Alimerka y la andaluza Epyme. En esta categoría se premiaba a las compañías con una implicación real y duradera en políticas de gestión de la diversidad cultural. Ambas organizaciones favorecen el acceso y la capacitación de colectivos culturalmente diversos y han implementado medidas reales dentro de sus compañías que facilitan la igualdad de trato y no discriminación.

Nueva Pescanova, de Galicia, y Tiebel Cooperativa, de Zaragoza, fueron las ganadoras de los premios a la mejor práctica de impacto social. Las dos empresas han sido destacadas por difundir, a través de su de marca, una imagen positiva de diferentes culturas con un enfoque empoderado y transformador.

En la categoría de la experiencia más innovadora se premiaron iniciativas de impacto y con carácter transformador que, con un enfoque novedoso, están consiguiendo favorecer una buena gestión de la diversidad cultural. Coca-Cola obtuvo este reconocimiento por ser una de las pocas empresas que tratan la gestión de la diversidad cultural al mismo nivel que otras diversidades, desarrollando planes específicos de capacitación para sus empleados. En la sección de pymes, la consultora madrileña Huete&Co fue premiada por sensibilizar a sus socios y equipo sobre la realidad de las personas migrantes y refugiadas a través del estudio “El viaje a la esperanza”, elaborado con sus propios recursos y con la colaboración de diferentes entidades sociales.

Finalmente, el Premio Mujeres Diversas recayó en Endesa, empresa que ha apostado por la igualdad en el acceso a la educación de niños y niñas, fomentando en estas últimas su interés por carreras de ciencia y tecnología y desmontando, a su vez, estereotipos de género. El jurado destacó el trabajo real desarrollado en favor de la igualdad de oportunidades, incidiendo directamente en la educación más temprana.

La clausura del evento contó con la intervención de Natalia González, concejala de Bienestar Social y Derechos del Ayuntamiento de Gijón, quien recalcó que “es fundamental poner ejemplos reales de empresas que lo están haciendo bien”. Por su parte, Javier Mahía, responsable de Accem en Asturias, reivindicó al cierre que “la gestión de la diferencia desde un modelo inclusivo hacen una sociedad digna”.

“No quiero hacerlo, tengo miedo”

Con esta frase, una mujer marroquí, residente regularizada en España desde hace catorce años y residente en un barrio de la periferia de Madrid desde hace más de diez años, víctima de dos agresiones verbales contra su dignidad como persona, motivadas por el odio al diferente, expresaba su temor en su entrevista con el equipo del programa de Asistencia a Víctimas de Discriminación Racial o Étnica de Accem.

En un primer episodio, esta mujer recibió de un viajero joven insultos racistas mientras ambos accedían al vestíbulo de la estación madrileña de Sol. Al llegar al vestíbulo, buscó a personal de Cercanías-Renfe o de seguridad de la estación, sin resultado positivo. La víctima responsabiliza al miedo y bloqueo que tenía, pero lo cierto es que no pudo localizar a nadie ni nadie le prestó atención.

Pensando que había podido zafarse de él, se metió en el ascensor para salir a la calle, pero instantes antes de que cerrase la puerta, el agresor se introdujo también en el elevador y continuaron los insultos. Antes de que volviese a cerrarse la puerta, la víctima salió del ascensor y decidió subir por las escaleras, escapando de su agresor sin que ningún otro viajero/a le auxiliara. No quiso realizar la oportuna comunicación/reclamación al Servicio de Viajeros de Cercanías y al Consorcio de Transportes de la Comunidad de Madrid.

Varios días más tarde, la víctima, cuando se dirigía al trabajo que tiene por las tardes, como profesora de idiomas en las clases extraescolares del colegio donde estudian sus hijos, en una de las calles aledañas al centro educativo, uno de los padres de un compañero de su hijo mayor, le profirió presuntamente graves insultos racistas, la arrinconó en la calle, siguió insultándola y haciendo comentarios vejatorios por su origen no nacional. Cuando de nuevo pudo zafarse del agresor, este le escupió en la espalda. Pese al pánico vivido y el nerviosismo, no comentó nada en su centro laboral ni ninguna trabajadora reparó en ello.

Ante este último episodio, y conociendo al nuevo agresor, esta mujer, doblemente agredida en el espacio público por su origen, acudió a Accem y desde nuestro programa de asistencia a víctimas se le informó acerca de sus derechos y de la asistencia que se le podía ofrecer.

Una vez concretada la cita para acompañar y asistir a la víctima a la comisaría de policía para interponer la denuncia, la víctima decidió no hacerlo, no denunciaría los hechos. Según su relato, tenía miedo a que su último agresor pudiera tomar represalias contra ella, ya que tiene muy claro que ambos se conocen y coinciden en el centro educativo de sus hijos/as.

Este caso pone de manifiesto la realidad de la infradenuncia y sus causas diversas. Siendo muy importante que las víctimas de delitos de odio e incidentes discriminatorios conozcan sus derechos, se sientan acompañadas y asistidas por el equipo profesional experto, es aún insuficiente para combatir el miedo, el desconocimiento y la desconfianza de la víctima ante posibles represalias por parte de los/as agresores/as que pudieran afectar a su cotidianeidad personal y laboral.

Es por ello relevante seguir realizando acciones de sensibilización como los talleres dirigidos a potenciales víctimas de discriminación, para conocer las herramientas y mecanismos de protección disponibles, la legislación existente, ejemplos y experiencias de otras víctimas, nuestra metodología de trabajo y para reforzar la autonomía de sus decisiones, todo encaminado a su paulatino empoderamiento.

Consideramos que es importante la labor transversal de estas acciones de sensibilización y capacitación en derechos y libertades en nuestra organización, porque las personas pertenecientes a un colectivo vulnerable, como son las personas migrantes, en cualquier circunstancia, condición y lugar, pueden ser víctimas de discriminación o de hechos delictivos motivados por el odio a lo diverso, el odio al ‘otro/a’.

Presentación del informe de Accem “La otra cara de la trata”

La trata de personas es un fenómeno con muchas formas que afectan a las mujeres y que va más allá de la prostitución forzada. En España existe la realidad de la trata con fines de explotación sexual, pero también la esclavitud laboral, los matrimonios forzosos, la trata para la comisión de actividades delictivas o para la mendicidad. Además, se da la trata combinada, cuando una misma mujer es explotada con diferentes finalidades.

Accem ha presentado este martes el informe “La Otra Cara de la Trata”, que explora la realidad de la trata con otros fines de explotación que afecta a las mujeres. La investigación se ha realizado en base a datos y entrevistas a informantes clave del ámbito de la trata de seres humanos en instituciones y organizaciones. Recoge también el relato de vida de una superviviente.

La trata de seres humanos se encuentra en constante cambio, las redes se adaptan a las nuevas rutas y flujos migratorios, a los cambios legislativos y políticos, a las nuevas tecnologías, a la economía y el mercado laboral, a la vez que modifican sus métodos de captación y perfeccionan sus técnicas de manipulación y coacción.

A día de hoy la atención está centrada en la trata con fines de explotación sexual, y en concreto en la trata con fines de prostitución forzada, aunque puede darse en otras formas y otros contextos como la pornografía, los centros de masajes o los chats y web eróticas.

En el caso de España, las Naciones Unidas apuntan a que figura entre los principales países de origen, tránsito y destino de la trata, sobre todo de mujeres y niñas con fines de explotación sexual.
Sin negar la gravedad e importancia de este tipo de trata, la Comisión Europea señala que la actual perspectiva subestima a las otras finalidades de la trata y el Grupo de Expertos del Consejo de Europa (GRETA) advierte en su informe sobre España acerca de las consecuencias de centrar la lucha contra la trata exclusivamente en los fines de explotación sexual de mujeres y niñas e insta a adoptar un plan de acción.

El informe de Accem recoge datos más allá de la explotación sexual. Se aborda la trata laboral, que, en el caso de las mujeres, está concentrada en el servicio doméstico, la industria textil, el calzado y las conservas. Se da un cambio constante en los países de origen de las víctimas.

En 2017 la mayoría de víctimas de trata laboral identificadas en España procedían de Rumanía, España y China. En 2018, se produjo una mutación en los perfiles detectados, ya que la mayoría de víctimas identificadas procedían de Vietnam, Moldavia, Rumanía y Portugal. A principios del año 2019, algunas organizaciones especializadas detectaron mujeres víctimas de trata laboral procedentes de Taiwán.

En el caso de la trata para matrimonios forzados, también se registran casos en España. Los datos oficiales confirman los retos que aún existen en la identificación de estos casos de trata, ya que en tres años (2016-2018) sólo han sido ocho las víctimas identificadas, de Rumanía, Bulgaria y Marruecos, todas ellas menores de edad.

En las formas mixtas de trata, la mayoría de las víctimas son mujeres, algunas de ellas pertenecientes al colectivo LGTBI+. Existen casos de víctimas de trata con fines de explotación sexual que también son forzadas a cometer actividades delictivas (hurtos, venta de drogas). También hay víctimas de trata sexual y laboral (mujeres que trabajan en locales de masajes o camareras de noche a las que se obliga a mantener relaciones sexuales). Hay víctimas de trata con fines de matrimonio forzoso que son obligadas a ejercer la mendicidad. Las redes buscan obtener el máximo beneficio y la explotación doble o triple asegura rentabilidad máxima.

Lo cierto es que hay bajo nivel de comprensión de la conducta hermética y defensiva de las mujeres víctimas de trata, fruto de la situación traumática que han atravesado y de las amenazas. La identificación ha de ser un proceso especializado que respete los tiempos y necesidades de cada persona y la única responsabilidad no debe recaer sobre las víctimas, sino también en la detección de otros indicios razonables.

El informe realizado por Accem constata retos formativos para los profesionales en la detección, derivación y atención en situaciones de trata. La identificación incorrecta de las víctimas de trata puede conducir a su detención o deportación.

Accem y la Red Española contra la Trata de Personas (RECTP) abogan por una ley integral de lucha contra la trata que abarque todos los tipos y todas las personas que pueden ser víctimas de trata.

Para más información sobre trata y sobre la labor de Accem pincha aquí.

Para descargar el informe de Accem “La otra cara de la trata” pincha aquí.

Taller sobre discriminación y trato igualitario con la Guardia Civil en León

El pasado 31 de octubre realizamos en la sede de la Comandancia de la Guardia Civil en León un taller sobre “Igualdad de trato y no discriminación: actuación frente a los delitos de odio”, dirigido a los miembros del instituto armado en León.

La celebración de esta jornada se enmarcó dentro de las acciones de sensibilización dirigidas a profesionales concernidos en la lucha contra la discriminación y los delitos de odio que están siendo impulsadas desde el programa de “Asistencia a víctimas de discriminación por origen racial o étnico”, que desde Accem desarrollamos con la financiación del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social y el Fondo de Asilo, Migración e Integración (FAMI).

Mediante esta actividad, se pretendía visibilizar conceptos como ‘discriminación’ y ‘trato Igualitario’; mejorar la comprensión del fenómeno de la discriminación en general y la discriminación racial/ étnica en particular; e interactuar y compartir experiencias en el desempeño de las respectivas funciones entre las fuerzas de seguridad del estado y las organizaciones sociales.

Durante la jornada se pusieron en común herramientas y estrategias utilizadas para hacer frente a la discriminación racial o étnica, así como se resaltó la importancia de detectar, registrar y actuar ante los casos de discriminación e incidentes motivados por el odio al diferente.

La duración de la actividad fue de dos horas, en las que se presentó el programa de Accem, que actualmente se ejecuta en cuatro comunidades autónomas, se distinguieron los distintos tipos de discriminación racial o étnica, los ámbitos en los que se produce, se analizó el marco normativo existente y se abordó el incremento -jurídico y mediático- tanto de los delitos de odio con respecto al año anterior, a través de agresiones de naturaleza racista o xenófoba, como del discurso de odio en internet y las redes sociales.

Se hizo especial hincapié en la necesidad de delimitar el alcance del derecho a la libertad de expresión para calificar penalmente como hecho antijurídico los denominados delitos de odio, la protección y tutela de los derechos fundamentales de las personas y grupos susceptibles de padecer alguna forma de discriminación por motivos racistas, y la adecuación del reproche penal –tipicidad- transcendencia y gravedad punitiva (código penal vigente).

El objetivo de todo ello era, finalmente, conseguir una interlocución constante entre las fuerzas de seguridad y las organizaciones del tercer sector representativas de víctimas y/o colectivos vulnerables; mejorar el conocimiento y tratamiento policial en los incidentes de odio y poner sobre la mesa la relevancia del trato dado a las víctimas.

En la jornada participaron la técnica del programa de Accem de asistencia a víctimas en León, Teresa Álvarez Oría, y la responsable estatal del mismo, Esther Peña, que centraron sus intervenciones en los incidentes y delitos de odio, la aplicación de la norma penal sustantiva sobre la materia y la importancia de su correcta identificación, registro y actuación. El taller contó con la asistencia de 48 personas de diferentes rangos y escalas.

Desde el programa de “Asistencia a víctimas de discriminación por origen racial o étnico” de Accem cabe destacar la relevancia de acciones de esta naturaleza entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FFCCSE) y la sociedad civil, representada en organizaciones como la nuestra, por ser ambos actores en contacto permanente con colectivos vulnerables por razón de su nacionalidad y/o origen racial, susceptibles de ser víctimas reales y/o potenciales de discriminación y odio.

Comienza un nuevo curso con CaixaProinfancia en Málaga y Sevilla

Un total de 883 familias participaron en el programa en el curso 2018-2019

Este mes de octubre ha arrancado un nuevo curso en el programa CaixaProinfancia, el decimotercero consecutivo desde que comenzáramos con este programa en 2007 en Sevilla y Málaga con el respaldo de la Obra Social “la Caixa” con el objetivo de romper el círculo de transmisión de pobreza de padres a hijos, garantizando el acceso a oportunidades educativas de calidad.

Durante el curso anterior, entre octubre de 2018 y septiembre de 2019, un total de 883 familias, 332 en Sevilla y 551 en Málaga, con hijos con edades hasta los 18 años de edad y en situación de pobreza económica relativa o extrema, se beneficiaron de los recursos de este programa, desarrollándose con todas ellas un itinerario social para la mejora de su situación.

A través del programa CaixaProinfancia realizamos una intervención integral proporcionando a los/as niños/as y sus familias diferentes servicios, de refuerzo educativo, atención psicológica, educación no formal y tiempo libre –en centros abiertos y colonias urbanas–, además de ayudas para la alimentación e higiene infantil, equipamiento escolar, gafas y audífonos.

Para más información pincha aquí.

 

Accem informa de agresión racista en Madrid

Accem confirma que a través de su servicio gratuito de atención a víctimas de discriminación ha prestado asistencia a un hombre víctima de una agresión racista el pasado día 27 de octubre en el madrileño barrio de Aluche.

El joven fue atacado por un grupo de hombres encapuchados que le interpelaron al grito de “negro de mierda, ¿dónde vas negrito?” y después le agredieron con botellas de cerveza y puñetazos. La víctima perdió la conciencia hasta que llegaron los servicios de emergencia. Fue trasladado a un centro hospitalario donde recibió varios puntos de sutura.

La denuncia por la agresión racista se formalizó el jueves 7 de noviembre en una comisaría de policía de Madrid. El joven denunciante tiene 21 años, es de origen subsahariano y solicitante de protección internacional. En la actualidad se encuentra bien y está recibiendo seguimiento psicológico por parte de Accem.

Desde Accem queremos mostrar públicamente nuestro más contundente rechazo a cualquier agresión de carácter racista y xenófobo.

Accem forma parte de un servicio gratuito de orientación y asistencia a víctimas de discriminación por origen racial o étnico. Sus responsables subrayan la importancia de dar a conocer este servicio para luchar contra la discriminación y frenar los delitos de odio.

Accem recibe el premio a la Mejor Entidad de Empleo y Desarrollo Local 2019 en Murcia

Esta semana en Accem estamos de enhorabuena tras recibir el premio a la Mejor Entidad de Empleo y Desarrollo Local 2019 en la séptima edición del Foro de Empleo y Desarrollo Local, celebrado el pasado miércoles 6 de noviembre en la Facultad de Ciencias del Trabajo de la Universidad de Murcia (UMU).

El reconocimiento a Accem fue entregado por el decano de la Facultad de Ciencias del Trabajo de la UMU, Prudencio Riquelme, y el director general de Administración Local, Francisco Abril, a Mohammed Kebaili, responsable de Accem en la Región de Murcia, quien agradeció la concesión del premio en nombre de toda la entidad. A la celebración del Foro acudieron el rector de la Universidad de Murcia, José Luján; la directora general de Diálogo Social y Bienestar Comunidad Autónoma de la Región de Murcia (CARM), Manuela Marín, y la concejala de Agenda Urbana y Gobierno Abierto del Ayuntamiento de Murcia, Mercedes Bernabé.

El Foro de Empleo y Desarrollo Local, organizado por la Universidad de Murcia y la Universidad Politécnica de Cartagena, en colaboración con el Observatorio de Desarrollo Rural y Local, es un punto de encuentro y debate para estudiantes, profesores y técnicos de empleo y desarrollo local que trabajan o tienen interés en la promoción económica y la creación de empleo.

Dentro de este foro fue que se entregaron por sexta vez los Premios de Desarrollo Local y Empleo, cuatro galardones que se conceden a entidades, profesionales y buenas prácticas seleccionadas en el último año. La finalidad es promover y visibilizar ejemplos positivos de actuación, así como el trabajo desarrollado por técnicos y organizaciones en la dinamización económica de la Región y en la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos/as. Este año, el premio a la Mejor Entidad de Empleo y Desarrollo Local fue a parar a nuestra entidad. Desde aquí, todo nuestro agradecimiento.

Últimos datos de asilo y refugio en España (enero-septiembre de 2019)

Un total de 82.015 personas han solicitado protección internacional en España en los nueve primeros meses de 2019, según el avance de datos hecho público por el Ministerio del Interior. Esta cifra es sensiblemente superior a los datos de 2018, cuando en todo el año se presentaron en España un total de 55.749 solicitudes (datos del informe anual de la Oficina de Asilo y Refugio).

Del total de solicitantes de protección, un 55 % son hombres y un 45 % mujeres. Un 19 % de los solicitantes, hasta 15.576 personas, son niños, niñas y adolescentes menores de 18 años.

 

 

 

Por nacionalidades, los cinco primeros países de origen de los solicitantes de protección internacional en España corresponden a América Latina. Una vez más, el principal país de origen es Venezuela, que aporta el 35 % del total (28.429 solicitantes).

A continuación, se sitúa Colombia, con 18.751 solicitantes de esta nacionalidad y, después, tres países de América Central: Honduras, Nicaragua y El Salvador.

 

 

Los datos según la comunidad autónoma en la que se formalizaron vuelven a situar a Madrid claramente a la cabeza, con 36.397 solicitudes presentadas en su territorio en los nueve primeros meses del año, que constituyen el 44 % del total. Aparece a continuación Catalunya con 10.003 solicitudes y el 12 % del total.

 

 

El 92 %, la inmensa mayoría, de las solicitudes de protección internacional se presentaron entre enero y septiembre en territorio del Estado. Un total de 4.728 solicitudes se formalizaron en puestos fronterizos y 1.586 en Centros de Internamiento para Extranjeros (CIE).

 

 

Consulta aquí la información publicada por el Ministerio del Interior.