La OSCE da pautas para la creación de Puntos Focales Nacionales para la protección de la infancia víctima de trata

A finales de 2020, la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) publicó una serie de recomendaciones para el establecimiento de Puntos Focales Nacionales en los estados miembro de la organización para la protección de niños, niñas y adolescentes víctimas de la trata de seres humanos.

El documento ha sido elaborado ante la preocupación existente por los miles de niños/as que son víctimas de trata cada año entre países de la región OSCE. En muchas ocasiones, son niños, niñas y adolescentes migrantes no acompañados que llegan hasta países europeos y que son víctimas de trata. Existe una gran preocupación por haberse detectado desde hace varios años la desaparición de muchos menores tras registrarse su llegada a Europa.

Esta publicación, bajo el título “Establishing National Focal Points to protect child victims of trafficking in human beings”, disponible en inglés, pretende representar asimismo un instrumento práctico de apoyo para los estados que son parte de la OSCE para la implementación de una Decisión del Consejo Ministerial del organismo, adoptada en 2018, dirigida a “reforzar los esfuerzos para prevenir y luchar contra la trata de niños/as, incluyendo los/as no acompañados”. El nuevo instrumento contiene una serie de pautas acerca del rol y las responsabilidades que debería asumir cada Punto Focal Nacional, cada vez que entre en contacto y coordinación con las autoridades de otro estado miembro en relación a un niño o niña que pueda ser potencialmente víctima de trata o que ya haya sido identificado/a formalmente como tal.

> Pincha aquí para acceder al nuevo documento de la OSCE.

> Consulta aquí más noticias sobre la trata de personas.

“Historias mano a mano”: un audiolibro intergeneracional con relatos sobre los tiempos que vivimos

Ya está a disposición de todo el mundo el audiolibro “Historias mano a mano”, una serie de relatos en los que 28 vecinos y vecinas de Sigüenza (Guadalajara) de diferentes generaciones, procedencias y sensibilidades reflejan sus inquietudes ante la situación de pandemia que atravesamos.

La publicación de este audiolibro es el colofón a una actividad conjunta del Ayuntamiento de Sigüenza y Accem en la localidad seguntina, en la que personas de diferentes generaciones han entrado en contacto a través de distintas herramientas de comunicación online para compartir reflexiones y experiencias vividas en tiempos de la Covid-19.

El pasado verano se publicaban estos relatos en formato libro. Ahora, los propios autores han grabado cada relato con su voz y todos se han montado para poder ser escuchados y leídos a la vez, además de ser accesibles a todo el mundo.

Se puede acceder al audiolibro a través de la web del Centro Joven La Salamandra, o directamente en YouTube.

La actividad ha sido realizada a través del Centro Joven La Salamandra de Sigüenza y los programas de “Atención socioeducativa al menor en el medio rural”, “Promoción de la calidad de vida y envejecimiento activo” y “Envejecimiento activo accesible en el medio rural” que Accem gestiona en Sigüenza con financiación del Fondo Social Europeo, la Junta de Castilla-La Mancha, la Consejería de Bienestar Social y la Diputación de Guadalajara.

 

Se traslada a lo virtual el intercambio de buenas prácticas en la atención a menores del proyecto EPIC

El proyecto europeo EPIC, en el que Accem participa, también experimentó en 2020 los efectos de la Covid-19. La pandemia ha impuesto el distanciamiento físico, el aislamiento y una importante limitación de movimiento de todos/as, lo que ha repercutido en el desarrollo del proyecto. Así, en otoño se hubiesen tenido que implementar una serie de visitas con la finalidad de conocer las buenas prácticas implementadas por los socios del proyecto en la protección y atención a niños/as y adolescentes migrantes no acompañados. Al no poderse llevar a cabo de forma presencial, la actividad se realizó de forma virtual, con un intenso calendario de mesas redondas organizadas entre el 22 de septiembre y el 2 de diciembre de 2020 por cada socio del proyecto, con la finalidad de que cada uno presentase su trabajo con la infancia y adolescencia migrante no acompañada.

A pesar de que los encuentros en formato virtual puedan ser más fríos y menos directos, eso no ha impedido un intercambio fructífero y una elevada participación, puesto que el formato virtual permite una organización más ágil y una mayor participación. Un total de 279 personas y 60 organizaciones han participado en las siete mesas redondas llevadas a cabo, en un total de 16 horas de presentaciones y debates, y 45 ponencias realizadas por distintos profesionales de instituciones y organizaciones.

En cuanto sea posible, se integrará esta actividad con las visitas sobre el terreno en formato presencial, que sin duda enriquecerán el intercambio que ha empezado en estos meses con las mesas redondas online. En la web del proyecto, se pueden encontrar las buenas prácticas recopiladas durante las mesas redondas, incluidas las que se presentaron en la mesa organizada desde España.

El proyecto EPIC está dedicado a las Prácticas Europeas para la Integración y la Atención, con el objetivo de fomentar formas alternativas de atención a niños, niñas y adolescentes migrados no acompañados. Es un proyecto en el que Accem participa y que está financiado por la Unión Europea, a través del Fondo de Asilo, Migración e Integración (FAMI).

Nueva etapa y cambios directivos en Accem

Con el nuevo año 2021 ha comenzado una nueva etapa para Accem, con cambios importantes en la Junta Directiva y en la Dirección General de la organización. Tras cerca de tres décadas, Pedro Puente Fernández y Julia Fernández Quintanilla, hasta este momento presidente y directora general de Accem respectivamente, pasan a acompañarnos desde nuevos roles. Por decisión de la Asamblea General de la entidad, Julia Fernández Quintanilla pasará a ocupar la Presidencia de la Junta Directiva y Pedro Puente Fernández la Presidencia de Honor. Desde estas nuevas responsabilidades, ambos continuarán acompañando con su apoyo y experiencia el camino de Accem.

Al frente de la Dirección General de Accem se sitúa a partir de ahora Enrique Barbero Rodríguez, que ha sido hasta este momento el subdirector de la entidad. Por su parte, Clara Collado Carrascosa se convierte en la nueva subdirectora. Junto a ellos, el Área de Programas de Accem también se renueva, con Elena Rodríguez Galán como responsable y Luis Manzano Sánchez-Vaquerizo, como adjunto.

En la Junta Directiva de la entidad también se produce un cambio en la Tesorería, que ocupará José Gabriel García Lera de ahora en adelante.

Todos estos cambios, muy medidos y trabajados durante mucho tiempo, se producen de manera natural con el objetivo de reforzar a la entidad de cara a los retos presentes y futuros que se aparecen para Accem. Con el nuevo equipo directivo seguiremos con nuestro firme compromiso con la que es la misión fundamental de Accem: la defensa de los derechos fundamentales y la atención y acompañamiento a las personas que se encuentran en situación o riesgo de exclusión social.

Espacios de encuentro para impulsar la convivencia intercultural en Ávila

Desde el programa +Barrio, de Accem, dedicado a impulsar la convivencia intercultural, se realizó el viernes una acción urbana en Ávila para conmemorar el Día Internacional del Migrante.

 A través de esta acción hemos querido realizar un homenaje a todas las personas migrantes que conviven en nuestros barrios. La migración es una expresión valiente de la determinación individual para superar la adversidad y buscar una vida mejor. Los migrantes contribuyen con su conocimiento, con las redes que conforman y con sus capacidades, al desarrollo de barrios más fuertes y resilientes.

Las personas migrantes esperan un futuro más prometedor. Es nuestra responsabilidad colectiva contribuir a ello facilitando espacios de convivencia más seguros, tolerantes y acogedores. Barrios que se beneficien de la inclusión como herramienta que se adapta la diversidad cultural que los define, y los enriquece.

Más de medio centenar de vecinos y vecinas participaron en esta actividad a través de espacios de encuentro en los que se compartieron historias de diferentes partes del mundo y sentimientos de las personas migradas y de la sociedad de acogida, que han quedado reflejados en una serie de mensajes que han colgado de unas bolas decorativas expuestas durante estas fiestas en el Jardín de San Francisco de Ávila.

+Barrio es un programa de Accem cofinanciado por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones y por el Fondo de Asilo, Migración e Integración (FAMI).

Trol, influencer, fake: nuevas palabras en lengua de signos

  • Accem y la Confederación Estatal de Personas Sordas han traducido una decena de conceptos y expresiones del ámbito digital.
  • Las personas sordas necesitan acceder a información sobre discurso de odio, desinformación y polarización en redes sociales, algo que se favorece con formaciones específicas en lengua de signos.
  • Las nuevas tecnologías han resultado decisivas para la calidad de vida de las personas sordas, que se enfrentan aun a una falta de accesibilidad digital.

¿Cómo se dice trol en lengua de signos? ¿Cómo se explica la diferencia entre online y offline a las personas sordas? ¿De qué manera se aborda el problema del phishing y otras ciberestafas? Desde esta semana, todas esas palabras ya tienen traducción gracias a la colaboración de Accem y la Confederación Estatal de Personas Sordas (CNSE).

Una decena de vídeos breves, que pueden verse en la web de la campaña ‘Save a Hater’, muestran los signos creados específicamente para nuevos conceptos del ámbito digital. Bot, trol, influencer, polarización o fake son algunos de estos nuevos signos, que servirán para abordar cuestiones tan importantes para las personas sordas como la desinformación y los engaños en las redes sociales.

En España hay más de un millón de personas sordas según datos del Instituto Nacional de Estadística. Para todas ellas, la irrupción de las nuevas tecnologías ha resultado decisiva en la mejora de su calidad de vida, su autonomía y su participación. De hecho, han sido pioneras en la utilización de servicios de SMS, videotelefonía móvil y mensajería instantánea.

Sin embargo, en el acceso a la información y a la comunicación a través de internet, las personas sordas se enfrentan a brechas digitales propiciadas por la ausencia de la lengua de signos y subtitulado en páginas web y contenidos multimedia. El gran auge de la desinformación registrado durante la pandemia de la Covid-19 también ha afectado a este colectivo, que cuenta con menos recursos para verificar las noticias.

Tampoco existen campañas de sensibilización y talleres dirigidos a personas sordas para analizar problemas como la desinformación. Por ello Accem, a través de la campaña Save a Hater, y la Confederación Estatal de Personas Sordas han preparado formaciones específicas en las que se alerta sobre bulos, ciberestafas y se aportan herramientas para prevenirlas y combatirlas. Los nuevos signos son de gran utilidad en estos talleres.

Nuevas palabras en la lengua de signos

La lengua de signos es una lengua viva, y tal y como ocurre con el resto de las lenguas, acostumbra a actualizarse para responder a nuevas situaciones o necesidades comunicativas. Los nuevos signos se estandarizan e incorporan al vocabulario cuando la propia comunidad lingüística los usa de manera habitual y generalizada. De hecho, suele ser el uso el que va a determinar que una nueva forma de signar un nuevo concepto acabe incorporándose al vocabulario. Para esta selección se observan, con la supervisión de expertos signantes, criterios lingüísticos de diversa índole: el uso, criterios de evolución y de prestigio, la configuración del signo, o la relación con el contenido semántico.

La colaboración ha sido posible gracias al programa SiembraRED 2.0, que cuenta con financiación del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

La Alianza por una Ley de Igualdad de Trato se reunió con la ministra de Igualdad

Las entidades que conforman la Alianza por una Ley de Igualdad de Trato, entre las que se encuentra Accem, se reunieron el pasado 9 de diciembre con la ministra de Igualdad, Irene Montero, de cara a impulsar la necesaria aprobación de una ley que se encuentra en fase de tramitación desde hace diez años.

Tras los anteriores intentos frustrados de aprobación de la ley en 2011 y 2019, el Estado español se comprometió en el pasado mes de julio ante el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas a aprobar una ley de igualdad de trato lo antes posible.

La Alianza por una Ley de Igualdad de Trato persigue que se impulse una norma que establezca un régimen de infracciones y sanciones, que incluya la obligación de reparar los daños y perjuicios causados a las víctimas, que prevea la creación de una autoridad independiente para velar por su cumplimiento y monitorizar la vulneración de derechos fundamentales.

Distintos organismos internacionales, como el Comité de Derechos Humanos, el Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial, ambos de Naciones Unidas, o la Comisión Europea contra el Racismo y la Intolerancia (ECRI, por sus siglas en inglés) han incluido en varios de sus informes sobre España la recomendación de aprobar esta norma, imprescindible para consolidar un régimen normativo eficaz que aborde todas las formas de discriminación que sufren muchas personas en nuestro país.

Mientras que el Código Penal ha incorporado mejoras en los últimos tiempos para combatir los delitos de odio, esto es, los ataques racistas más graves, las discriminaciones más habituales y cotidianas que enfrentan las personas pertenecientes a colectivos no mayoritarios siguen sin ser contempladas en la normativa vigente y sin disponer de una ley propia que viene reclamándose desde su primer proyecto de Ley en 2011.

Las entidades que impulsan la Alianza llevan muchos años trabajando con víctimas de distintas formas de racismo, xenofobia y antigitanismo, y conocen de primera mano las consecuencias directas para estas personas de la ausencia de un marco normativo adecuado; muchas han sido las ocasiones en las que personas que sufren vulneraciones de derechos en base a su origen racial o étnico han quedado sin resarcir adecuadamente por no existir un régimen de infracciones y sanciones.

La Alianza por una Ley de Igualdad de Trato está formada por las siguientes organizaciones: Accem, Asociación Rumiñahui, CEAR, Cruz Roja Española, Fundación Cepaim, Fundación Secretariado Gitano, Movimiento por la Paz y Red Acoge.

Discriminación en el acceso al instituto de una alumna madrileña por vestir el hiyab

Desde Accem, como entidad integrante del Servicio de Asistencia a Víctimas de Discriminación Racial o Étnica, hemos instado al Consejo Escolar del instituto de enseñanza secundaria infractor, y a la Inspección Educativa de zona, a resolver la cuestión que exponemos a continuación, y a apoyar a la alumna afectada por la medida discriminatoria, motivada en su creencia religiosa.

El pasado 18 de septiembre de 2020 se iniciaba el curso escolar en los ciclos formativos de la Comunidad de Madrid. También en uno de los centros del municipio de Alcorcón, del cinturón sur de la región madrileña, con presencia de población extranjera significativa porcentualmente.

Consecuencia del protocolo sanitario establecido, el alumnado esperaba en la puerta del centro educativo a ser llamado por el personal del mismo quienes les daban entrada, accediendo a las clases, respetando distancias y tiempos.

Al ser nombrada la alumna discriminada, y cuando accedía a las instalaciones, el personal del centro le impide el paso, solicitando que esperase a que acudiera la jefa de estudios responsable de los ciclos formativos. ¿Motivo? Que llevaba hiyab, un elemento fundamental de su identidad cultural y religiosa. La jefa de estudios le informó de una normativa interna del centro que impedía acceder al mismo con la cabeza cubierta. No podía acceder al centro y regresaba a su domicilio.

La respuesta obtenida de los responsables del centro de forma reiterada a través de conversación telefónica mantenida a finales de septiembre con el técnico de Accem de este programa, fue comparar el hiyab con una gorra o visera.

La estudiante afectada, mayor de edad, intentó sin éxito poder explicar a la jefatura de estudios y a la dirección del centro, cuáles eran sus motivos y argumentos para vestir con la hiyab, aferrándose a una razón religiosa y cultural.

Por ello, ante la vulneración de su derecho fundamental a la igualdad de trato, se realizó la oportuna reclamación escrita ante el propio IES discriminador y ante el registro de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid.

El centro educativo esgrime para impedir su derecho a la educación las “Normas de Convivencia” internas, aprobadas con fecha 30 de junio de 2020 donde se relata “la necesidad de limpieza e higiene en la apariencia y vestimenta del alumnado y comunidad educativa así como la obligación de la cabeza descubierta por gorras y viseras (…)”. Curiosamente, en su artículo 2.1, destaca, entre otros, como finalidad educativa del centro, expresada de modo palmario y, sin embargo, indiciariamente conculcada:

“Desarrollar en los alumnos hábitos de vida saludables, comportamientos respetuosos para con los demás y el medio ambiente y actitudes tolerantes, solidarias e integradoras que favorezcan la convivencia.”

Principio informador no discriminatorio de las propias normas internas esgrimidas por el centro educativo para impedir que la alumna creyente musulmana acceda a sus instalaciones que es notorio no aplica en este supuesto.

La respuesta obtenida de ambos responsables del centro fue comparar su hiyab como si fuese una gorra o una visera, reiterada también al técnico del programa de Accem, a través de una conversación telefónica mantenida a finales de septiembre.

El caso ha continuado ante el Consejo Escolar del IES, mediante escrito motivado en hechos y fundamentos de derecho aplicable (local, regional y estatal). El Consejo Escolar es el órgano competente para dirimir y resolver la cuestión flagrante planteada por la víctima y, sin embargo, este se ha inhibido de respuesta alguna. Es más, el propio centro va a expulsar a la alumna por las faltas de asistencia a las clases.

Ante esta situación discriminatoria, argumentalmente patética, a finales de noviembre se contactó con el inspector educativo de la Comunidad de Madrid, supervisor del centro, exponiendo la situación, y solicitando, mediante la presentación de un escrito motivado, la revocación de la medida discriminatoria y el acceso a la alumna al centro educativo. A la fecha de cierre de la edición de este boletín no hemos recibido respuesta.

La gravedad, la trascendencia social y legal de los hechos producidos, siendo la víctima una alumna creyente musulmana, a quien se le ha impedido el acceso al centro, negándole el desempeño de su curso escolar; ha propiciado que haya perdido la oportunidad de acceder al inicio de las clases y perder el curso escolar, con el consiguiente perjuicio formativo y curricular objetivable. Ha sido imposible, además, comenzado el curso, que pueda inscribirse en otro centro educativo.

Desde Accem, enfatizamos el grave quebranto producido en la función de velar por la protección de los derechos del alumnado, principio nuclear del derecho a la educación en España, por quienes deben, precisamente, ser garantes del mismo sin discriminación alguna ni desigualdad de trato amparada en supuestas “normas de convivencia”, a todas luces contrarias al fin primordial de su mandato y aplicabilidad en la actual sociedad madrileña y española.

Por ello, se hace aún más necesaria una Ley de Igualdad de Trato y No Discriminación que ampare y asista a la víctima, dotándola de seguridad jurídica en una sociedad diversa y plural, y sancionando conductas discriminatorias institucionales como esta.

 

La pandemia acentuó las brechas digitales de menores y jóvenes migrantes no acompañados

  • La falta de ordenadores y otras infraestructuras en los centros supone una desigualdad social que dificulta su proceso de adaptación escolar y crecimiento profesional.
  • La pandemia ha expuesto las grandes dificultades que tienen para hacer efectiva su inclusión tecnológica.
  • Los menores y jóvenes reconocen haber vivido discriminación y ataques a través de las redes sociales.

Accem ha presentado este viernes el informe “Brechas digitales en menores y jóvenes no acompañados”, fruto de un año de investigación y entrevistas a niños, jóvenes y profesionales encargados de atenderles. Se analiza el papel que juegan las tecnologías, su acceso, uso y aprovechamiento como condicionantes en sus procesos de integración en la sociedad de acogida.

La elaboración del estudio ha estado marcada por las excepcionales circunstancias del año 2020, ligadas a la covid-19, que han puesto de manifiesto con mayor intensidad la dependencia de las Tecnologías de la Relación, la Información y la Comunicación (TRIC).

La crisis sanitaria ha expuesto las grandes dificultades que tienen los menores y extutelados migrantes para hacer efectiva su inclusión tecnológica, ante la falta de ordenadores y otros dispositivos disponibles en la mayoría de los centros en los que residen. Asistir a las clases de forma presencial favorecía su normalización e integración en la sociedad de acogida, además de ser para ellos un espacio de aprendizaje profesional de cara a su proyecto de futuro. La suspensión de las clases tuvo graves implicaciones.

Por otro lado, también se detectaron avances, puesto que el confinamiento ha llevado a dar mayor importancia a la superación de brechas digitales, a la flexibilización de normativas de uso y a la toma de conciencia sobre la necesidad de mejores dotaciones tecnológicas.

Durante la investigación, realizada con la financiación del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, se realizaron entrevistas individuales y grupales con 28 especialistas de diferentes áreas y profesionales del ámbito de la infancia migrante no acompañada y las nuevas tecnologías y con 38 menores extranjeros no acompañados, menores en protección y extutelados migrantes.

En las entrevistas quedó patente la vulnerabilidad ante los ataques que reciben a través de las redes sociales. La mayoría de los menores y sus educadores reconocen haber vivido malas experiencias online centradas en la recepción de mensajes y ataques racistas generados por variedad de perfiles diferentes, tanto conocidos como desconocidos. Muchos de ellos reconocen también haber sido víctimas de estafas y los profesionales subrayan su preocupación ante el riesgo de las redes de trata que operan también en el ámbito digital.

El resumen ejecutivo y el informe completo están disponibles aquí.

Covid-19, retos de futuro y nuevas ilusiones en el Encuentro de Voluntariado de Accem

El pasado viernes 4 de diciembre, con motivo de la celebración del Día Internacional del Voluntariado, tuvo lugar en formato online el Encuentro de Voluntariado de Accem, bajo el título “Voluntariado en tiempos de cambios. Experiencias y retos de futuro”, con la participación de medio centenar de personas entre voluntarios/as y personal técnico de la entidad.

El encuentro comenzó con una mesa de experiencias en la que participaron seis personas del equipo de voluntariado de Accem, que intercambiaron opiniones y vivencias en torno a sus principales motivaciones para ser voluntarias, a cómo ha cambiado este año la crisis de la Covid-19 la actividad de voluntariado y al modo como se plantean su participación futura como voluntarios y voluntarias. A ellas se unieron otras de nuestras voluntarias que también quisieron compartir su experiencia en una conversación muy bonita y fluida entre todos los participantes en la jornada.

Una segunda mesa estuvo dedicada a reflexionar sobre los retos de futuro para el voluntariado, con la intervención de varios de los referentes de Accem para el voluntariado en los distintos territorios en los que estamos presentes. Desde Accem en Málaga llegó la buena noticia de que dos de nuestros voluntarios, Andrés Sánchez Bravo y Juana Jiménez Carrasco, acababan de recibir una mención especial de reconocimiento por parte del Ayuntamiento en los XVI Premios Málaga Voluntaria.

El encuentro se cerró con la presentación del proyecto “Muros que desaparecen”, concedido recientemente por el Cuerpo Europeo de Solidaridad y que se llevará a cabo durante 2021 por Accem en A Coruña y Vigo, en una exposición muy ilusionante e inspiradora que mira hacia el futuro.