La reubicación de las personas refugiadas tras el incendio en Moria, una urgente necesidad

El incendio del campo de refugiados de Moria en la isla de Lesbos, en la madrugada del pasado 9 de septiembre, ha sacado a la luz pública la lamentablemente situación en la que se encontraban 12.500 personas que vivían en unas instalaciones con capacidad para solo 3.000.

Desde Accem no podemos dejar de recordar la urgente necesidad de que tanto la Unión Europea como sus Estados miembro asuman su responsabilidad y actúen con la solidaridad que requieren los principios de humanidad. Unos principios que parecen haber sido olvidados, especialmente tras lo ocurrido en Moria, a lo que se suma ahora el abandono en las cunetas, prácticamente sin agua, sin alimentos y sin atención médica, de personas que llegaron a Europa huyendo de situaciones de guerra y persecución en busca de asilo.

Ante la negativa del Gobierno español a formar parte de los países que trabajan en la reubicación de estas personas, nos hemos sumado a la petición realizada por la Coordinadora de ONGD, la Comisión Española de Ayuda al Refugiado y Amnistía Internacional, en la que se insta al Gobierno a:

  • Aceptar la reubicación en España de manera urgente e inmediata de una parte de las personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad en Lesbos, especialmente menores de edad migrantes no acompañados y familias con menores, que se han visto afectadas por el incendio en el campamento de Moria.
  • Adoptar una actitud proactiva en la UE para lograr la reubicación en condiciones dignas de la totalidad de las personas afectadas en el menor plazo de tiempo posible. Hay miles de vidas en juego.
  • Asumir de manera compartida entre los Estados miembros de la UE la responsabilidad de atención a las personas migrantes y refugiadas, respetando los tratados internacionales y el pleno respeto de los derechos humanos, en el marco del futuro Pacto de Migración y Refugio.

Los solicitantes de protección internacional podrán obtener autorización de residencia sin renunciar al asilo

Los solicitantes de protección internacional podrán obtener la autorización de residencia en España sin por eso tener que renunciar a su solicitud de protección, según ha informado el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

La secretaria de Estado de Migraciones, Hana Jalloul, ha respondido favorablemente al Defensor del Pueblo, institución desde la que se había pedido desde 2017 que se clarificase la compatibilidad de los procedimientos de asilo con aquellos regulados por la legislación de extranjería. La petición del Defensor del Pueblo se debía a las barreras con las que se encontraban los solicitantes de protección internacional que veían que el trámite de solicitud de residencia por circunstancias excepcionales se veía condicionado por la renuncia a la solicitud de asilo.

Con esta decisión, y aunque el procedimiento de extranjería y el de la protección internacional responden a dos realidades diferenciadas, los/as solicitantes de protección internacional podrán solicitar la autorización de residencia temporal por razón de arraigo por circunstancias excepcionales. Esta solicitud de autorización de residencia por arraigo en ningún caso podrá ser inadmitida a trámite.

La secretaria de Estado, en su respuesta al Defensor del Pueblo, defiende la necesidad de adoptar “un enfoque flexible y personalizado” en el diseño e implementación de políticas inclusivas, que ponga “en primer lugar a la persona”, al amparo del artículo 10.1 de la Constitución española, dedicado al reconocimiento de la dignidad de la persona y de los derechos inviolables que le son inherentes.

Desde Accem consideramos favorablemente esta medida ya que permitirá que los solicitantes de protección internacional puedan solicitar una autorización de residencia por arraigo sin tener que renunciar a su solicitud de protección como venía sucediendo hasta ahora en la práctica. De esta forma, se refuerza el correcto ejercicio del derecho a solicitar asilo, garantizando que toda persona que lo solicite, no se vea obligada a renunciar a su solicitud por intentar obtener un permiso de residencia.

> Accede a la información publicada por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

> Conoce el trabajo de atención, acogida e integración de Accem con las personas refugiadas.

> Accede a más noticias sobre asilo y refugio.

Estrasburgo falla a favor del reconocimiento oficial del nombre y género de las personas refugiadas trans

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) ha reconocido en una sentencia del 16 de julio de este 2020 el derecho de las personas refugiadas trans al reconocimiento legal de su género, según informa en su web Transgender Europe (TGEU).

En el caso Rana vs Hungría, el Tribunal de Estrasburgo falla que el Estado húngaro violó el derecho a la vida privada y familiar de la persona demandante al rechazar su solicitud de cambiar oficialmente su nombre y su sexo. Se daba la circunstancia de que a la persona solicitante se le había concedido el estatuto de refugiado/a precisamente por la persecución sufrida a causa de su identidad trans en su país de origen, Irán.

En su sentencia, el TEDH amplía la extensión de su decisión a todas las personas no nacionales de Hungría que estén en las mismas circunstancias y en situación regular en el país. La sentencia es especialmente significativa en un momento en el que el Parlamento húngaro ha aprobado recientemente un proyecto de ley regresivo en este sentido, al reemplazar en el registro civil la casilla reservada al sexo por una específica de ‘sexo asignado al nacer’, lo que de hecho imposibilita el reconocimiento de la identidad de género en Hungría. En el momento en el que se presentó el caso Rana vs Hungría, en 2017, esta posibilidad sí existía, aunque debido a una laguna legislativa dejaba fuera a todas las personas no húngaras residentes en el país. El TEDH y el Tribunal Constitucional de Hungría afirmaron entonces que esto “restringía desproporcionadamente su derecho a la dignidad humana”.

Con esta sentencia se pone de manifiesto una vez más la necesidad de establecer mecanismos efectivos para el cambio de nombre y sexo en registros y documentación oficial para de este modo respetar y no vulnerar el derecho a la intimidad de las personas trans no nacionales. Esta necesidad es especialmente acuciante en el caso de las personas refugiadas que han sufrido persecución precisamente por su identidad de género, hasta el punto de haber tenido que abandonar su país de origen para salvaguardar su vida e integridad. Para ellas es prácticamente imposible realizar estos cambios en sus países de origen.

> Para más información pincha aquí.

> Accede aquí a la sentencia del caso Rana vs Hungría.

 

 

Refugiados en el mundo: un millón de personas consiguieron protección en el último año

Hay 79,5 millones de personas que se han visto abocadas al desplazamiento forzoso dentro y fuera de las fronteras de sus países.

La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha cifrado el número de personas desplazadas forzosamente en el mundo en 79,5 millones de personas. Esto significa que 1 de cada 97 personas en el mundo se encuentra en esta situación. En el año 2019 consiguieron protección en el mundo alrededor de un millón de personas.

Esta cifra total es desglosada en los siguientes datos fundamentales:

  • Hay en el mundo 26 millones de personas refugiadas. De ellas, 20,4 millones de personas se encuentran bajo el amparo de ACNUR y 5,6 millones de personas son palestinos/as bajo el amparo de la UNRWA (Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos).
  • Hay 45,7 millones de desplazados internos, es decir, que no han rebasado las fronteras del país en el que residen, según los datos del Internal Displacement Monitoring Centre (IDMC).
  • Hay 4,2 millones de personas en el mundo con el estatus jurídico de solicitantes de asilo.
  • Hay 3,6 millones de personas originarias de Venezuela que se han visto obligadas a desplazarse fuera de su país y no se encuadran en las categorías anteriores.

Mapa de las personas refugiadas en el mundo

Si nos centramos en las personas refugiadas, ACNUR contabiliza entre 2010 y 2019 un total de 20,4 millones de personas refugiadas, en comparación con los 10 millones de 2010. A todos ellos/as hay que sumar los 5,6 millones de refugiados/as palestinos/as bajo el amparo de la UNRWA.

Del total de 20,4 millones de personas refugiadas se estima que cerca de un millón de personas obtuvieron protección en 2019: un total de 570.600 personas obtuvieron el reconocimiento de su condición de refugiadas a partir de una solicitud de asilo; 321.500 personas fueron reconocidas como refugiadas bajo el principio prima facie sobre una base grupal; y a 60.700 personas se les concedió alguna forma de protección temporal.

Por grandes regiones geográficas, se contabilizan un total de 6,6 millones de personas desplazadas forzosamente en Europa; 6,3 millones de personas en África (excluyendo el norte del continente); 4,2 millones de personas en la región de Asia-Pacífico; 2,6 millones de personas en Oriente Medio y el Norte de África; y 0,7 millones de personas desplazadas en América. Estas cifras no incluyen los 5,6 millones de refugiados/as palestinos/as auspiciados por la UNRWA, ni los 3,6 millones de venezolanos/as desplazados fuera de su país de origen.

 

 

En el informe anual de ACNUR “Tendencias Globales. Desplazamiento forzado en 2019”, aparecen, junto a estos datos fundamentales, claves de mucho interés para tener una completa fotografía del desplazamiento forzoso en el mundo. Destacamos las siguientes:

  • El 40 % de los 79,5 millones de personas desplazadas forzosamente en el mundo son niños y niñas menores de 18 años.
  • El 73 % de las personas refugiadas son acogidas por países limítrofes a sus países de origen.
  • El 85 % de las personas refugiadas en todo el mundo fueron acogidas por países en vías de desarrollo.
  • Un total de 11 millones de personas se convirtieron en nuevos desplazados, de los que 2,4 millones de personas se vieron obligados a rebasar la frontera de sus países de origen.
  • Se registraron en el mundo un total de 2 millones de solicitudes de asilo.
  • Un total de 317.200 personas refugiadas pudieron regresar a sus países de origen.
  • Un total de 107.800 refugiados/as fueron reasentados/as en terceros países.

> Accede aquí al informe “Tendencias globales. Desplazamiento forzado en 2019”.

> ¿Quieres saber lo que hacemos desde Accem en materia de asilo y refugio? Pincha aquí.

 

Accem y el Instituto de Investigación Ortega y Gasset lanzan un Máster Propio en Migraciones Internacionales y Asilo

Accem y el Instituto Universitario de Investigación Ortega y Gasset, centro adscrito a la Universidad Complutense de Madrid, han lanzado un Máster Propio en Migraciones Internacionales y Asilo: Políticas, Gestión e Intervención.

Esta formación, accesible para las personas en posesión de un título de grado o equivalente, está estructurada de la siguiente manera:

Los Cursos de Experto se pueden realizar de manera independiente para quien así lo desee. La realización de ambas formaciones completando un Máster brinda una gran oportunidad para aquellas personas interesadas en conseguir una visión global del ámbito de las migraciones y su gestión desde las entidades públicas y privadas al tiempo que desarrollan su perfil profesional. Puedes encontrar todos los detalles de cada formación pinchando en sus respectivos enlaces.

La colaboración entre el Instituto Universitario de Investigación Ortega y Gasset y la Escuela de Formación de Accem se inició con gran éxito en el curso 2019-2020 como una oportunidad para avanzar en la profesionalización de un ámbito laboral en plena expansión. Aunando el punto de vista de la investigación y el rigor académico con la experiencia en la intervención se generan sinergias que redundan en un mayor reconocimiento y una mejor gestión de la diversidad en las sociedades de acogida.

El Supremo confirma el derecho a la libre circulación de las personas que solicitan asilo en Ceuta y Melilla

El Tribunal Supremo ha confirmado el derecho a la libre circulación por todo el territorio nacional de las personas que han solicitado asilo en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla y cuyas solicitudes han sido admitidas a trámite. Con la sentencia de la Sala III, de lo Contencioso Administrativo, del Tribunal Supremo, se establece que no es conforme a derecho limitar los desplazamientos de estas personas a las ciudades de Ceuta y Melilla.

Con esta sentencia, el Tribunal Supremo rechaza el recurso presentado por la Abogacía del Estado contra una sentencia anterior del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), del 6 de mayo de 2019, que estimaba a su vez el recurso presentado por un ciudadano de origen extranjero. Dicho recurso fue presentado contra una resolución de la Jefatura Superior de Policía de Ceuta que incluyó en la documentación que justificaba su condición de solicitante de protección internacional la inscripción ‘válido solo en Ceuta’. El TSJM anuló esta inscripción por ser contraria a derecho y reconoció el derecho del recurrente a circular libremente por todo el territorio.

El alto tribunal desestima el recurso de la Abogacía del Estado negando que, tanto desde la perspectiva del derecho interno como del comunitario e internacional, la admisión a trámite de la solicitud de asilo en España desde Ceuta o Melilla tenga la particularidad de limitar la libre circulación de las personas solicitantes a las ciudades autónomas, sin que puedan desplazarse por el conjunto del territorio del estado.

La sentencia destaca que “ha de entenderse que la admisión a trámite de la solicitud de protección internacional supone para el solicitante la autorización, aunque sea con carácter provisional, para la permanencia en territorio español (…), sin distinción de lugar o limitación a una parte del territorio nacional, pudiendo obtener autorización para trabajar”.

Y añade: “Igualmente, durante dicha estancia no podrá ser objeto de cualquier proceso de devolución, expulsión o extradición, de manera que, salvo que se adopten las medidas cautelares limitativas que se establecen en la misma Ley, la admisión a trámite de la solicitud permite al interesado la permanencia en cualquier lugar del territorio nacional sin más exigencia que la de informar sobre su domicilio en España y cualquier cambio que se produzca al respecto”.

> Para más información pincha aquí.

> Conoce el trabajo de Accem en el ámbito de la protección internacional.

 

 

El GRETA orienta sobre el derecho a la protección internacional de las víctimas de trata de personas

En junio, el Grupo de Expertos para la Acción contra la Trata de Seres Humanos (GRETA, según sus siglas en inglés) del Consejo de Europa publicó una nota orientativa sobre el derecho de las víctimas de trata, y de las personas en riesgo de serlo, a la protección internacional (GUIDANCE NOTE on the entitlement of victims of trafficking, and persons at risk of being trafficked, to international protection).

Esta publicación tiene la finalidad de promover la implementación de medidas para reforzar la obligación de los estados de garantizar el derecho a la protección internacional para las víctimas de trata. Este documento clarifica los criterios que determinan el derecho de las víctimas de trata, y de las personas en riesgo de serlo, a la protección internacional, así como a formas complementarias de protección. Destaca, asimismo, los elementos a tener en cuenta para valorar las necesidades de protección de las víctimas de trata, independientemente de su género y de la forma o finalidad de explotación.

Esta nota representa un instrumento de utilidad para todas aquella autoridades, organizaciones y agencias que pueden entrar en contacto con víctimas de trata.

> Descarga aquí la nota orientativa publicada por el GRETA.

Ya disponibles las conclusiones del Espacio Refugio Digital

Con motivo del Día Mundial de las Personas Refugiadas, este año desde Accem, adaptándonos a las limitaciones existentes en este momento, pusimos en marcha la iniciativa Espacio Refugio Digital, una serie de encuentros de debate e intercambio de ideas alrededor del asilo y la protección internacional.

Durante una semana celebramos un total de once encuentros que pudieron seguirse en directo a través de nuestro canal de YouTube. En ellos participaron más de 30 especialistas que proporcionaron una completa panorámica de un fenómeno tan complejo como apasionante. Ahora, presentamos las crónicas de estos encuentros, que a modo de conclusiones, hemos publicado y que ya están disponibles aquí para su libre descarga.

En las distintas mesas abordamos temáticas tan interesantes y variadas como el racismo y la discriminación hacia las personas refugiadas; la memoria del exilio en la historia de los pueblos; el impacto psicológico del asilo; los retos de la inserción laboral; la especial necesidad de protección de la infancia; la realidad de las personas refugiadas LGTBI; el género como causa de asilo o el papel de la participación social en la integración de las personas refugiadas.

Invitamos a todos/as aquellos/as interesados/as en el asilo y la protección internacional a seguir visitando estos encuentros grabados en nuestro canal y a leer las conclusiones con las ideas fundamentales que surgieron en esos días de rico y fructífero intercambio.

> Descarga aquí las “Conclusiones del Espacio Refugio Digital”. 

Refugiadas LGTBI+ en España, retos y buenas prácticas

Informe sobre las condiciones sociales y legales de las personas solicitantes de protección internacional por razones de orientación sexual o identidad de género.

Ser lesbiana, gay, trans, bisexual o intersexual, tener una identidad no binaria, es una amenaza constante en muchas partes del mundo. En 77 países es considerado ilegal, en una decena de ellos se enfrentan a penas de muerte. España es uno de los lugares donde pueden buscar refugio frente a la persecución y la intolerancia, pero queda mucho camino por recorrer. Accem publica un análisis de situación que detecta carencias de formación y problemas a la hora de abordar las solicitudes de protección de personas LGTBI+.

Desde el 1 de enero al 31 de mayo de 2020, un total de 37.366 personas solicitaron protección internacional en España. No se dispone de datos oficiales sobre el motivo de persecución alegado en cada caso, pero sí hay constancia de un aumento considerable de peticiones relacionadas con orientación sexual e identidad de género, que ha venido acompañado de una progresiva mejora en el análisis de las necesidades de protección de personas LGTBI+. Hace falta, en todo caso impulsar mejoras sustanciales a la hora de gestionar esas solicitudes.

Un equipo de investigadoras de Accem ha recogido testimonios de personas solicitantes de asilo, desde Camerún a Jamaica, pasando por Rusia, Mali o Colombia, así como relatos de abogadas que ayudan a preparar el procedimiento y de especialistas en psicología que les acompañan. También ha analizado sentencias denegatorias y prácticas administrativas que permiten hacerse una idea muy completa de la situación y las carencias a las que se enfrenta la comunidad LGTBI+ que busca refugio en España y hacer recomendaciones.

La fuente principal a la hora de aprobar o denegar el asilo son los testimonios de los solicitantes, por lo que la credibilidad cobra un gran peso. El informe evidencia la falta de formación en materia LGTBI+ para que los agentes de los cuerpos de seguridad y los equipos de intérpretes realicen esas entrevistas, así como el conjunto de agentes que participan en el procedimiento. Es necesario que apliquen metodologías especializadas para abordar una problemática tan compleja.

Se detecta, en muchos casos, una mirada eurocéntrica hacia la diversidad sexo-genérica que no tiene en cuenta antecedentes culturales y normas sociales de los países de origen, ni los traumas y tabúes que han interiorizado muchas personas que buscan refugio. La “homofobia sentida” puede hacer que los solicitantes no sean capaces de definir su identidad ni la persecución sufrida. Hay lenguas nativas, por ejemplo en Somalia, donde todos los términos referidos a la homosexualidad son exclusivamente despectivos.Ese eurocentrismo se refleja también en los juicios que se emiten sobre las formas de narrar la historia, como falta de ese reconocimiento de la diversidad cultural. No en todas las culturas se cuentan las historias de la misma forma, por ejemplo, los hitos, las fechas, o la percepción del tiempo de forma lineal no juegan en mismo peso.

También es preciso completar las informaciones de los países de origen (conocidas como COI) que manejan las autoridades para comprender el tratamiento legal y las persecuciones que sufre el colectivo LGTBI+. En la actualidad los COI se centran en la situación de los hombres gays, produciéndose de facto un reduccionismo.

En las entrevistas del procedimiento de concesión de asilo los casos de las personas no binarias y bisexuales siguen siendo los que cuentan con más dificultades, ya que se siguen empleando criterios para la evaluación de las solicitudes que no les integran dentro de los motivos por orientación sexual o identidad de género. Se parte de una visión muy conservadora y eurocéntrica de la realidad trans.

Con respecto a las personas trans, el informe de Accem constata una gran paradoja que afecta sustancialmente a sus vidas. Las personas trans con estatuto de refugiadas no pueden cambiar su nombre en la documentación que lo acredita si no cambian la afiliación en el país de origen. Eso quiere decir que se les reconoce como personas perseguidas por su identidad de género, pero se les exige que en ese país donde les persiguen hagan trámites para cambiar su nombre.

Es por ello que Accem recomienda en su informe que sean las Oficinas de Atención a los Refugiados las que realicen el cambio de nombre en los registros civiles como garantía para su seguridad.

El informe recoge además buenas prácticas de otros países que podrían aplicarse también en España. En Holanda se cuenta con una lista de países en los que la situación del colectivo LGTBI+ es peligrosa para elaborar mecanismos de protección generales y en Reino Unido se ha avanzado en la transparencia de los informes que sirven para evaluar las solicitudes de asilo de personas del colectivo LGTBI+.

Sobre la protección internacional de las personas LGTBI+ se hablará este viernes a las 18:00 en el encuentro digital que podrá seguirse en el canal de Accem.

Últimos datos de protección internacional en España en 2020 (Enero-Mayo)

En 2020, entre el 1 de enero y hasta el 31 de mayo, un total de 37.366 personas han solicitado protección internacional en España, según los datos hechos públicos por el Ministerio del Interior. Estos datos son inferiores en casi un 20 % a los de 2019, cuando en los primeros cinco meses del año se presentaron 46.596 solicitudes.

No obstante, el factor esencial de este descenso ha sido la irrupción de la pandemia por la Covid-19 en España, lo que ha implicado el establecimiento del estado de alarma y la paralización temporal del sistema estatal de asilo. Durante las últimas semanas y meses se ha interrumpido la posibilidad de pedir protección internacional en España. Así, de ese total, y según datos facilitados por ACNUR, hasta un total de 29.117 solicitudes, que representan el 78 % del total, se presentaron en los meses de enero y febrero.

Por otra parte, en los cinco primeros meses del año se dictaron desde la Oficina de Asilo y Refugio un total de 26.030 propuestas de resolución. De ellas, hasta un 63 % se resolvieron con la autorización de residencia por razones humanitarias, en la inmensa mayoría de los casos para solicitantes procedentes de Venezuela. La tasa de reconocimiento del estatuto de refugiado o la protección subsidiaria fue del 3,3 % del total.

 

 

Solicitudes de protección internacional

  • Se han presentado un total de 37.366 solicitudes de protección internacional.
  • Por sexos, el 53 % de los solicitantes son hombres y el 47 % mujeres.
  • Por edades, un 50 % de las personas que han pedido protección tienen entre 18 y 34 años de edad. Un 18 % son menores de edad.
  • Los cinco primeros países de origen son latinoamericanos, dos de ellos muy claramente destacados, Venezuela y Colombia. Más de 12.000 venezolanos/as y otros tantos colombianos/as han pedido protección en España hasta el 31 de mayo. A continuación figuran Honduras, Perú y Nicaragua. Estos cinco países aglutinan el 81 % del total de solicitudes de protección.
  • En cuanto al lugar de presentación, el 94 % de ellas se formalizaron en los espacios habilitados para ello (oficina de asilo, comisarías, etc.) dentro del territorio nacional. El 53 % de todas ellas se presentaron en la Comunidad de Madrid.

Propuestas de resolución

  • Se han dictado 26.030 propuestas de resolución de solicitudes de protección internacional.
  • Se ha propuesto la concesión del estatuto de refugiado en 435 ocasiones, que suponen el 1,7 % del total.
  • Se ha propuesto la concesión de la protección subsidiaria en 428 casos, que suponen el 1,6 % del total.
  • Se ha propuesto la autorización de residencia por razones humanitarias en 16.403 casos, que suponen el 63 % del total.
  • Se ha propuesto la denegación de la protección en 8.405 casos, el 32,3 % del total. Y el archivo de la solicitud en 359 casos, el 1,4 %.
  • Entre las personas que recibieron una resolución favorable (estatuto de refugiado o protección subsidiaria), predominaron por países de origen Siria (330), Honduras (76) y El Salvador (57).
  • Entre las personas que recibieron la autorización de residencia por motivos humanitarios, el 99,8 % corresponden a ciudadanos/as procedentes de Venezuela.
  • Entre las personas para las que se propuso una resolución desfavorable de su solicitud aparece de forma muy destacada Colombia como país de origen, con 5.691 dictámenes negativos.
  • En cuanto a la tasa de reconocimiento, que indica el porcentaje de estatutos de refugiado y de protección subsidiaria concedidos sobre el total de propuestas de resolución, las solicitudes analizadas de personas procedentes de El Salvador y Honduras obtuvieron una tasa de reconocimiento del 100 %.

> Pincha aquí para acceder directamente a todos los datos disponibles del Ministerio del Interior.