La tolerancia, ni indulgencia ni indiferencia: respeto

Bajo este lema se conmemora Día Internacional Para la Tolerancia el próximo 16 de noviembre de 2018. Principio nuclear que cobra una especial relevancia dado los numerosos conflictos y comportamientos xenófobos, y de desigualdad de trato, individual o colectivos, que menosprecian y vulneran los derechos fundamentales reconocidos a las personas.

En 1995, los países miembros de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) adoptaron la Declaración de Principios sobre la Tolerancia en la que se afirma, entre otras cosas, que “la tolerancia no es indulgencia o indiferencia, sino que es el respeto a la diversidad social”.

La tolerancia implica el reconocimiento de los derechos humanos universales y las libertades fundamentales de los otros/as. Las sociedades del siglo XXI son diversas y plurales. La tolerancia al diferente, garantiza sociedades de acogida inclusivas y no excluyentes. La diversidad social, cultural, lingüística y étnica no debería constituir motivo de conflicto sino un valor añadido parar todos/as.

Por ello, cuando hablamos de respeto y de tolerancia, debemos seguir avanzando hacia una auténtica obligación de cumplimento efectivo y garantista para los Estados e individuos y/o grupos que los conforman, y no circunscribirlo a una mera declaración de voluntad.

La desigualdad de trato, la exclusión social, la violencia, la discriminación, el racismo y la xenofobia son formas comunes de intolerancia, cuyas consecuencias más graves pueden llegar a constituir delitos de odio, previstos tipificados y perseguibles por el derecho penal de los Estados.

La celebración también este año 2018 del 70º aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos (DUDH), proclamada por la Asamblea General de Naciones Unidas el 10 de diciembre de 1948; es una gran oportunidad para consolidar la corresponsabilidad social, normativa y defender los derechos de todos/as. A su vez, España celebrará el próximo 6 de diciembre el 40º  aniversario de la Constitución de 1978 cuyas normas articulan el respeto a la diversidad, a los derechos fundamentales ajenos, así como la obligación del estado de garantizarlos.

Accem comprometida en la defensa de los derechos fundamentales como herramienta de transformación social; aboga y promueve la igualdad de derechos, deberes y oportunidades con independencia de su origen, sexo, raza, religión opiniones o grupo social; por ello nos unimos a la campaña  Juntos que ha lanzado las Naciones Unidas para promover la tolerancia, el respeto, la seguridad y la dignidad en todo el mundo. Tiene por objetivo reducir las percepciones y actitudes negativas hacia los refugiados y los migrantes, además de fortalecer el contrato social entre los países y las comunidades de acogida y los refugiados y migrantes.

Indignación ante los insultos racistas en un vuelo de Ryanair

Comunicado del Servicio de Asistencia y Orientación a Víctimas de Discriminación Racial o Étnica, del que Accem forma parte, ante los insultos racistas que se han producido en un vuelo de Ryanair.

El Servicio de Asistencia y Orientación a Víctimas de Discriminación Racial o Étnico mostramos nuestro malestar ante los graves incidentes racistas ocurridos el pasado viernes, en un vuelo de Ryanair de Barcelona-Londres, donde un hombre increpó a una mujer jamaicana diciéndole “no quiero sentarme junto a tu fea cara, tu puta fea cara”, “bastarda negra y fea”.

Este no es un hecho aislado de nuestra sociedad, son actos que se vienen repitiendo una y otra vez, como fue el caso reciente en el metro de Madrid en el que una mujer negó el asiento a una niña, por no ser española y criticó a los inmigrantes que llegaban a nuestro país “a robar el trabajo”.

Se trata de hechos de extrema gravedad que atentan contra las personas por su origen racial o étnico, que ven vulnerados sus derechos y libertades fundamentales como son la dignidad humana, el derecho a la igualdad y la no discriminación y que precisan de respuestas contundentes.

Por ello, lamentamos la falta de una respuesta adecuada por parte de la compañía, que no solo no tomó medidas contra el agresor, sino que decidió cambiar de asiento a la víctima.

Estos comportamientos racistas nos retrotraen a épocas en las que se negaba el acceso a los espacios públicos a las personas por su origen racial como técnicas de segregación racial.

Ante estos hechos racistas que atentan contra derechos fundamentales de las personas solicitamos que se denuncie y se tomen las medidas oportunas por parte de las autoridades, y que se actúe con contundencia para que hechos como éste no vuelvan a repetirse.

Ante la discriminación no te calles, en el Servicio te podemos ayudar

 

Informe Personas Refugiadas – Primer semestre 2018

En los primeros seis meses de 2018 se ha repetido la tendencia observada en los últimos tiempos: disminuyen drásticamente las solicitudes de protección internacional en la UE mientras aumentan sensiblemente en España, según muestran los datos recopilados por el Servicio Jurídico de Accem y tomados de la agencia Eurostat.

Así, las 25.535 solicitudes presentadas en España sitúan a nuestro país en el cuarto lugar de la Unión Europea, solo detrás de Alemania, Francia e Italia. En la UE se presentaron en total 289.170, de las que las formalizadas en España suponen el 9 %.

Por nacionalidades los datos son también muy diferentes. Mientras en la UE los principales países de origen siguen siendo Siria, Iraq y Afganistán, en España las primeras posiciones las ocupan países latinoamericanos: Venezuela, Colombia, El Salvador y Honduras.

 

Solicitudes de protección internacional en España

Las solicitudes de protección internacional en España aumentaron sensiblemente en el primer semestre de 2018, registrándose un total de 25.535, en comparación con las 16.885 del año anterior y las 6.930 de 2016.

Estos datos suponen un incremento del 51 % con respecto al primer semestre de 2017 y del 268 % con respecto a 2016.

La serie histórica que puedes consultar a continuación muestra cómo España ha pasado a convertirse en el último lustro en uno de los principales países de acogida para los solicitantes de protección internacional. Actualmente ocupa el cuarto lugar en la UE.

 

Solicitudes de protección internacional en la UE

Durante el primer semestre de 2018 se presentaron en la UE un total de 289.170 solicitudes de protección internacional. Esta cifra confirma el notable descenso de solicitudes iniciado en el primer semestre de 2017.

De hecho, sumando las solicitudes de protección de los primeros semestres de 2017 y 2018 no se alcanza la cifra del mismo periodo de tiempo de 2016, como se puede ver en la serie histórica.

 

 

Países de origen de solicitantes de protección internacional en España

Un año más, y como ya pasó en los dos anteriores, Venezuela es el principal país de origen de las personas solicitantes de protección internacional en España, con un total de 10.455 solicitudes, que suponen el 41% del total. En el mismo periodo del año anterior se habían registrado 6.455 solicitudes de venezolanos/as.

Los cuatro primeros países de origen pertenecen a América Latina, pues tras Venezuela se sitúa Colombia y después El Salvador y Honduras, consolidándose una tendencia que se había iniciado en los últimos años.

Entre los diez primeros países de origen hay cuatro latinoamericanos; dos de Oriente Próximo (Siria y Palestina); dos pertenecientes al Magreb (Marruecos y Argelia) y otros dos al espacio euroasiático (Ucrania y Georgia).

 

Países de origen de solicitantes de protección internacional en la UE

Siria continúa siendo el principal país de origen de los solicitantes de protección internacional en Europa. En el primer semestre de 2018 se presentaron 34.050 solicitudes de ciudadanos/as de origen sirio, muy lejos, sin embargo, de las 212.860 del primer semestre de 2016.

Después de Siria aparecen Iraq (18.845 solicitudes) y Afganistán (18.810), como principales países de origen, y que también siguen la misma tendencia de reducción de las solicitudes de protección.

Llama la atención, por el contrario, la aparición en el sexto lugar de Venezuela como país de origen, con un total de 11.700 solicitudes de protección de venezolanos y venezolanas.

Entre los diez primeros países emisores de solicitantes de protección en la UE encontraríamos cinco situados en Oriente Próximo y Medio (Siria, Iraq, Afganistán, Irán y Paquistán); dos países africanos (Nigeria y Eritrea); un país europeo (Albania); otro situado en la región euroasiática (Georgia) y uno de América Latina (Venezuela).

 

Países de acogida de solicitantes de protección internacional en la UE

El dato más novedoso en los países europeos receptores de solicitudes de protección internacional es la aparición por primera vez de España en el cuarto lugar, con un total de 25.520 solicitudes recibidas en el primer semestre de 2018. Se da la circunstancia, además, de que es el único país en el que se incrementan las solicitudes con respecto al mismo periodo del año anterior, cuando se presentaron 16.885.

Alemania continúa siendo el primer país en la tramitación de solicitudes de protección, con un total de 78.980, muy lejos sin embargo de las 411.145 de 2016. A continuación de Alemania se sitúan Francia e Italia, países en los que se reproduce la misma dinámica de disminución de las solicitudes.

18-O – Por una ley integral contra la trata de personas con un enfoque de derechos humanos

María es una joven paraguaya que llegó a España con una oferta de empleo en el servicio doméstico. Trabaja 11 horas diarias de lunes a sábado con un sueldo de 200 euros semanales y, además de las tareas domésticas, tiene que hacerse cargo de los niños y de la madre de la empleadora que está enferma. María nunca ha firmado un contrato laboral, no se le ha empadronado ni dado de alta en la seguridad social, su pasaporte ha sido retenido por la empleadora y sus salidas de la casa son limitadas y controladas (1).

Costantin y Ioan son dos hermanos rumanos que encuentran en la prensa un anuncio para un trabajo en la agricultura en España. Una vez llegados a destino, descubren que el trabajo se desarrolla sin respeto de las normas de seguridad ni las mínimas condiciones de higiene. La jornada es de 15 horas diarias, pero no se recibe ningún salario, solo el alojamiento en el mismo lugar de trabajo; se sufren continuas vejaciones y humillaciones y los/as trabajadores/as no tienen acceso a ningún tratamiento médico por carecer de libertad de movimiento (2).

En este 18 de octubre, Día Europeo contra la Trata de Seres Humanos, desde Accem queremos visibilizar ejemplos como estos que muestran las graves vulneraciones de los derechos humanos que sufren las víctimas de trata de seres humanos con fines de explotación.

Desde Accem reconocemos los avances realizados por España en los últimos años en la implementación de un marco legislativo, político e institucional para luchar contra la trata, pero también, y tal y como constata el reciente informe publicado por el Grupo de Expertos contra la Trata (GRETA) del Consejo de Europa, creemos que es necesario intensificar los esfuerzos en áreas concretas, como la lucha contra la trata con fines de explotación laboral.

Asimismo, consideramos prioritario poner en marcha medidas y acciones que permitan hacer emerger todas las formas de trata, así como la detección e identificación de las víctimas. Es fundamental garantizar a las víctimas el acceso a una asistencia y protección adecuadas, así como el ejercicio de sus derechos.

Una vez más recalcamos la necesidad de aprobar en España una ley integral de lucha contra la trata que parta de un enfoque de derechos humanos, que abarque todas las formas de explotación y a todas las víctimas afectadas, ya sean mujeres, hombres, niñas, niños o personas transgénero.

 

 

 

 

(1) y (2) – Los ejemplos mencionados se corresponden con nombres ficticios, casos arquetípicos que se extraen de la trayectoria de Accem en el trabajo de lucha contra la trata de seres humanos.

 

La Comisión Europea premia nuestro trabajo en Murcia por la inserción de las personas refugiadas

La Comisión Europea distinguió este martes con el premio “RegioStars 2018” en su categoría “Abordando los desafíos de la migración” a la Región de Murcia, por su protocolo de inserción laboral de las personas refugiadas, en el que Accem participa activamente.

Este galardón premia iniciativas de desarrollo regional financiadas con los fondos europeos de cohesión. La candidatura de la Región de Murcia ha sido la única procedente de nuestro país en optar a este reconocimiento, compitiendo contra otras 21 representantes del resto de países de la Unión Europea.

El protocolo específico para la inserción social y laboral de personas refugiadas comprende la coordinación entre la Consejería de Empleo y la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades con las cuatro organizaciones no gubernamentales especializadas en refugio que trabajan en la Región de Murcia: Accem, Cepaim, Murcia Acoge y Cruz Roja.

Con este premio se reconoce la labor realizada en la atención de más de 800 personas refugiadas de diferentes nacionalidades, ofreciéndoles formación y orientación sociolaboral, así como su inserción laboral en empresas regionales.

La ceremonia de entrega del galardón tuvo lugar este martes 9 de octubre en Bruselas, manteniendo la conexión en directo con las diferentes sedes de las ciudades finalistas. En el caso de Murcia, la entrega se realizó en el Palacio de San Esteban donde todas las entidades participantes compartieron el momento de la resolución de la iniciativa galardonada. Este premio de la UE también contó con un apartado de votación popular por medio de una plataforma web habilitada a tal efecto, seleccionando su iniciativa favorita.

El vídeo de presentación de nuestra candidatura recoge el testimonio de Tarek, quien tuvo que escapar de Damasco (Siria) en 2013 junto a su mujer y su hijo de tres años. Después de dos años, consiguió entrar en España por Melilla, desde donde solicitó asilo. Finalmente, y tras su paso por el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI), consiguieron llegar a Murcia, donde entraron en el Programa de Protección Internacional en el que Accem trabaja a escala estatal.  Gracias a este programa han conseguido integrarse en la ciudad y obtener trabajo, retomando así una vida que se vio interrumpida por más de tres años, debido a la guerra.

Este galardón es un reconocimiento al trabajo realizado y un impulso para seguir mejorando en nuestra labor de atención a las personas refugiadas.

Puedes ver aquí el vídeo de nuestra candidatura a los premios “RegioStars 2018”. 

¿Quieres saber más sobre la historia de Tarek? Pincha aquí.

Nace el proyecto IRIS en Castilla-La Mancha para prevenir la trata de mujeres y niñas

Desde el pasado mes de agosto Accem en Castilla-La Mancha ha empezado a implementar el proyecto IRIS para la prevención de la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual, financiado por el Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha.

El proyecto tiene la finalidad de desarrollar acciones de prevención y sensibilización sobre la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual. Para ello, se prevé la realización de sesiones formativas y talleres de concienciación sobre la trata y la explotación sexual en centros educativos de la región. Asimismo, el proyecto contempla la puesta en marcha de acciones formativas dirigidas a profesionales del ámbito socio-sanitario, con el objetivo de dotarles de las herramientas necesarias para detectar posibles indicios de que una persona pueda ser víctima de esta lacra.

También en el marco de este proyecto se prevé la organización de un encuentro con profesionales y asociaciones relacionados con la trata y explotación sexual, así como la realización de campañas de sensibilización que aborden la realidad de esta gravísima violación de los derechos humanos y esta forma de violencia contra las mujeres que es la trata.

Finalmente, en el marco de este proyecto se prevé la visita a lugares en los que se pueden dar posibles situaciones de trata y/o explotación sexual o laboral, en coordinación con las instituciones competentes, con la finalidad de detectar posibles casos e informar a las presuntas víctimas sobre sus derechos y los recursos de la entidad.

> Si quieres saber más sobre el fenómeno de la trata de seres humanos, pincha aquí. 

>Si quieres conocer más noticias sobre la trata, pincha aquí. 

> Conoce la campaña “¡Abre los ojos!” de Accem contra la trata de seres humanos. 

Encuentro “Compartiendo experiencias e iniciativas sobre personas LGTBI solicitantes de asilo y refugiadas”

En Accem celebramos el encuentro “Sharing experiences and initiatives with LGTBI Asylum Seekers and Refugees in Europe” (Compartiendo experiencias e iniciativas sobre personas LGTBI solicitantes de asilo y refugiadas en Europa), en el que participaron diferentes representantes de organizaciones nacionales e internacionales que trabajan con personas LGTBI solicitantes de asilo y refugiadas.

El evento realizado el pasado viernes 7 de septiembre en nuestra sede en Madrid, se enmarca en el estudio e investigación que estamos realizando sobre la situación de las personas LGTBI solicitantes de asilo y refugiadas en España. Blanca Hernández, coordinadora del estudio, presentó algunos aspectos sobre la metodología y el campo de trabajo que se está abarcando.

La asociación valenciana Lambda también tuvo representación en este encuentro de intercambio de experiencias y su técnico responsable del Servicio de Apoyo a Personas Refugiadas LGTBI, Rafael Ruiz, ha compartido que su manera de actuar en las citas con las personas refugiadas no va de fijarse en hechos o en fechas como en las entrevistas para solicitar asilo, sino en las percepciones o sentimientos que estos hechos han despertado en las personas.

Respecto a la derivación de los solicitantes de asilo LGTBI, Lambda eleva la importancia de tener en cuenta que se haga a ciudades que tengan entidades especializadas en LGTBI y que además estén libres de lgtbifobia, para tratar de proteger de posibles ataques físicos y verbales a estas personas.

La realidad en otros países de Europa

“Es cierto que no significa lo mismo ser gay en Suecia que en otra parte del mundo, pero a veces las expectativas de los solicitantes sobre la tolerancia en nuestro país son demasiado altas”. Esta realidad la ha afirmado Cihan Aikan, miembro de la Federación Sueca para Lesbianas, Gais y Bisexuales (RFSL), organización que recibe principalmente personas LGTBI solicitantes de asilo y refugiadas de Oriente Medio y el Norte de África y recientemente con mayor afluencia de países ex soviéticos.

Como profesional en esta área ha destacado la necesidad de ofrecer una formación de calidad a quienes trabajan con asilo, así como contar con intérpretes de lenguas minoritarias para poder desarrollar un mejor trabajo.

Nuno Ferreira, co-director de Sussex Centre for Human Rights Research en Reino Unido y participante del proyecto de Experiencias Legales y Sociales sobre Orientación Sexual e Identidad de Género en Solicitantes de Asilo (SOGICA por sus siglas en inglés), estuvo presente en el encuentro y ha señalado las discrepancias que existen en Europa a la hora de evaluar las solicitudes de asilo de personas LGTBI. “Mientras que para Italia criminalización es igual a persecución, en Reino Unido y Alemania no basta que la homosexualidad sea un delito en sus países de origen, sino que se ha de probar la persecución”.

Desde su experiencia en este campo, dice que a la hora de evaluar las peticiones de protección internacional de solicitantes LGTBI, la mayoría de veces los instructores de asilo llevan a cabo juicios subjetivos. “A la hora de valorar una petición LGTBI, la auto-identificación de la persona no es suficiente, se exigen pruebas, pero: ¿cómo demostrar que alguien es homosexual?”.

En países como Italia las organizaciones y principalmente este colectivo presenta un doble reto: “el gobierno italiano no quiere ni a las personas LGTBI ni a las migrantes” ha afirmado Jonathan Mastellari, representante de la organización Migrabo LGTBQI.

En ciudades pequeñas del sur de Italia no es fácil vivir abiertamente como persona del colectivo LGTBI, pero Mastellari ha comentado que las personas solicitantes de asilo reciben muchas veces información errónea sobre estas ciudades y por eso acuden allí. Es por ello que señala la importancia de la privacidad y crear un lugar seguro para las personas que huyen por motivos de orientación sexual o/y identidad de género.

La Ley de Igualdad de Trato debe ser una herramienta eficaz para la protección real de las víctimas de discriminación

Desde Accem, con motivo del Día Internacional para la Eliminación de la Discriminación Racial o Étnica, el pasado mes de marzo, ya manifestamos la necesidad e importancia de aprobar en nuestro país una ley de igualdad de trato y contra las distintas formas de discriminación.

La discriminación por origen racial, étnico o nacional continúa siendo un hecho en España, una realidad que se observa tanto en el ámbito privado como en el público y en todas las esferas de la vida cotidiana: empleo, vivienda, educación, sanidad, medios de comunicación, seguridad ciudadana, acceso a bienes y servicios, etc. El Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial de Naciones Unidas ya amonestó, en su informe de 2016, a España por no haber aprobado una ley específica que debería ofrecer protección y seguridad jurídica a todas las potenciales víctimas de hechos discriminatorios.

En coherencia con este planteamiento, el pasado 3 de julio participamos, junto a representantes de distintas organizaciones de la sociedad civil, en la Jornada Parlamentaria que se celebró en el Congreso de los Diputados con motivo de la Proposición de Ley Integral para la Igualdad de Trato y la No Discriminación, presentada por el Grupo Parlamentario Socialista a la Mesa del Congreso en febrero de 2017 con el objetivo de impulsar y complementar el marco legislativo de lucha contra la discriminación.

A partir del cuerpo normativo europeo, es necesario aprobar una ley que sea eficaz para todas las personas que sufren discriminación. Una ley que se apruebe desde las organizaciones, desde la ciudadanía diversa y que se constituya como una herramienta útil de reconocimiento y garantía para el ejercicio y disfrute de derechos. La ley que se ha presentado y que actualmente se encuentra en tramitación parlamentaria debe reconocer que la dificultad de la lucha contra la discriminación no radica únicamente en el reconocimiento del problema sino también en la protección real y efectiva de las víctimas.

La ley que se apruebe debe ser una ley de auténtico derecho antidiscriminatorio, y no una mera transposición de los objetivos y fines de las Directivas europeas 2000/43/CE y 2000/78/CE, relativas a la aplicación del principio de igualdad de trato de las personas con independencia de su origen racial o étnico, y al establecimiento de un marco general para la igualdad de trato en el empleo y ocupación. La futura Ley Integral para la Igualdad de Trato y la No Discriminación debe ser ambiciosa e ir más allá de una adecuada incorporación de las normas comunitarias (de obligada aplicación en cada estado miembro).

En este momento, y concretamente a partir del próximo mes de septiembre, la proposición de ley entra en una fase de análisis crítico, en la que las organizaciones sociales, como Accem, podrán participar a través de propuestas de mejora que contribuyan a mejorar la eficacia de este instrumento normativo.

Desde Accem creemos fundamental la aprobación de esta ley, que desarrolla el contenido del artículo 14 de la Constitución Española dedicado a garantizar el derecho a la igualdad y el mandato constitucional que señala que corresponde a los poderes públicos promover las condiciones para que esa igualdad sea real y efectiva, como elemento esencial de la dignidad de la persona, como avance hacia la consecución de una democracia plena en una sociedad diversa y plural como la nuestra. La Ley Integral deberá ser una respuesta amplia y eficaz para garantizar el ejercicio y disfrute de los derechos y libertades fundamentales de cada ser humano.

Taller para prevenir y atajar la discriminación en la atención sanitaria

El pasado 21 de mayo estuvimos en León desarrollando un taller sobre igualdad de trato y no discriminación dirigido a los/as profesionales de la sanidad pública de los servicios de Urgencias del Hospital Universitario de la ciudad.

Esta actividad, que se enmarca en el “Programa de asistencia a víctimas de discriminación por origen racial o étnico”, surgió como consecuencia de algunos episodios preocupantes detectados en este centro hospitalario. Estos casos pusieron sobre la mesa la necesidad de incidir en la labor informativa y de sensibilización en materia de igualdad de trato y no discriminación en el sistema público de salud. El desarrollo de un taller específico ayudó a acercar a los/as profesionales sanitarios la realidad que sufren las personas refugiadas y migrantes que, en ocasiones, reciben un trato desfavorable, consecuencia de su origen racial o étnico, de su situación administrativa, de la falta de información adecuada y del desconocimiento de sus derechos.

Es una realidad recurrente, y más común de lo que pudiera parecer, que se detecten casos en los que personas inmigrantes y solicitantes de protección internacional, si bien no se les niega el acceso a la asistencia, sí se les factura o intenta facturar el importe de la prestación recibida como pacientes de los servicios de urgencias hospitalarias, quebrantando las normas que amparan el derecho a recibir esta atención así como el principio de igualdad de trato.

Concretamente, desde Accem detectamos un caso de estas características en el que a una persona, con su solicitud admitida para obtener protección internacional a través de la figura de la apatridia, se le estaba reclamando el importe de la asistencia recibida. Su derecho a la prestación de asistencia sanitaria mientras permanezca en esta situación legal está reconocida por la Ley 12/2009, reguladora del Derecho de Asilo y de la Protección Subsidiaria.

Desde Accem, en este caso, actuamos en dos direcciones complementarias. Por una parte se formuló el oportuno recurso administrativo frente a la decisión de facturar la asistencia sanitaria prestada a esta persona, demandando la gratuidad del servicio, ante el Hospital Universitario de León, que reclamaba el importe. Nuestra petición fue estimada, dejando sin efecto la reclamación de la deuda (la factura). La Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León nos solicitó la emisión de un informe jurídico sobre la cuestión, para poderlo trasladar a los profesionales.

Por otra parte, se diseñó el citado taller dirigido a profesionales sanitarios, que consiguió una buena aceptación y acogida por parte del personal, con la participación de una veintena de profesionales del personal médico, de enfermería y administrativo del hospital. Con esta acción cumplimos con nuestro objetivo nuclear: sensibilizar sobre las dificultades que afrontan algunos colectivos vulnerables en el acceso a la salud; generar conciencia y conocimiento sobre la discriminación racial e involucrar a instituciones sanitarias en la lucha contra la discriminación por origen, aplicando y respetando las normas vigentes de igualdad de trato en la prestación sanitaria: el acceso, y gratuidad, a la asistencia sanitaria de urgencia con independencia del origen y condición del paciente.

Los hechos descritos y que propiciaron la intervención de Accem constituían una situación de discriminación institucional que afortunadamente pudimos revertir. Hay que recordar que la exclusión de la atención sanitaria de las personas inmigrantes en función de su situación administrativa en España—con la excepción de menores, embarazadas y atención en urgencias— entró en vigor por el real decreto 16/2012. Recientemente se ha anunciado la supresión de este real decreto y la aprobación de uno nuevo que recupera el carácter universal del Sistema Nacional de Salud. Deberemos de permanecer atentos/as para detectar y evitar que se reproduzcan este tipo de situaciones discriminatorias en el acceso a la salud y a la asistencia sanitaria.

En 2017 fueron atendidos 646 incidentes discriminatorios por el Servicio de Asistencia a Víctimas

El pasado 13 de junio, tuvo lugar en Valladolid y con la participación de Accem, una jornada dedicada a presentar la labor del Servicio de Asistencia y Orientación a Víctimas de Discriminación Racial o Étnica, a través de los datos recogidos sobre su actividad en 2017.

Así, en 2017, la Memoria Anual de este instrumento de lucha contra la discriminación racial del que Accem forma parte, recoge 646 casos e incidentes discriminatorios (370 individuales y 276 colectivos). El 71% de ellos afectan a población menor de 45 años. El 35% afectan únicamente a mujeres; el 27% únicamente a hombres y el 38% conjuntamente a mujeres y hombres.

Los principales ámbitos en los que se producen estos incidentes, por este orden, son: acceso a bienes y servicios, medios de comunicación, empleo, vivienda y educación. En el 85% de las veces se trató de casos de discriminación directa.

Entre octubre de 2015 y octubre de 2017 fueron atendidos 1.214 casos discriminatorios, de los que 98 tuvieron lugar en Valladolid, ciudad anfitriona de esta presentación, que contó con amplia cobertura de los medios de comunicación locales.

La jornada permitió debatir sobre aspectos como los actores clave en la lucha contra la discriminación racial o étnica, la metodología de trabajo utilizada y los retos de futuro que se presentan. El intercambio de opiniones y la exposición de los datos sirvió para concluir que tanto a nivel estatal como local la mayor parte de situaciones e incidentes discriminatorios (penales, laborales, administrativos), continúan permaneciendo ocultos, impidiendo una mayor visibilidad de las víctimas y la aplicación efectiva de la normativa.

La “Jornada sobre Discriminación: Presentación del Servicio de Asistencia y Orientación a Víctimas de Discriminación Racial o Étnica. Retos de futuro por la Igualdad” fue ocasión para dar a conocer a la ciudadanía, administraciones públicas y agentes profesionales clave el contexto de discriminación racial o étnica sobre el que el Servicio actúa, así como concienciar a la ciudadanía sobre la realidad del racismo y la importancia de denunciar los casos de discriminación.

La organización anfitriona de la jornada fue Red Acoge, entidad de referencia regional del Servicio en Valladolid, y tuvo lugar en el Patio Herreriano del Museo de Arte Contemporáneo. Se contó con la participación en sendas mesas redondas, de carácter institucional y de análisis de resultados, de la entidad coordinadora del Servicio a nivel estatal, Fundación Secretariado Gitano (FSG); de representantes de ONG como el Movimiento Contra la Intolerancia (MCI), Cruz Roja y Accem, así como de otros agentes clave como los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado (a través del responsable de Delitos de Odio en la Comandancia de la Guardia Civil de zona); el Colegio de Abogados de Valladolid y el Observatorio para la Igualdad de la Universidad de Valladolid.

¿Quieres leer más noticias sobre Igualdad de Trato y No Discriminación? Pincha aquí.