Iniciativas de Accem para hacer visibles este 25-N las distintas formas de la violencia contra las mujeres

Hoy, 25 de noviembre, se celebra el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, que continúa en 2020 siendo de triste y rabiosa actualidad. La violencia contra las mujeres, en sus múltiples facetas, es una de las violaciones de los derechos humanos más extendidas en todo el mundo. Y aun así continúa siendo desconocida en toda su dimensión debido a la impunidad de los perpetradores, y el silencio, la estigmatización y la vergüenza que sufren las víctimas.

La pandemia y el confinamiento que han marcado este 2020 no han hecho más que agravar la situación de todas las mujeres que sufren a diario amenazas, agresiones y miedo en sus propios domicilios. En España al menos 41 mujeres han sido asesinadas este año por sus parejas o exparejas, una terrible cifra que se contabiliza dentro de las 1.074 mujeres víctimas mortales de la violencia machista desde 2003, cuando comenzaron a recogerse en las estadísticas oficiales.

Desde Accem en un día como hoy queremos hacer nuestra aportación a la sensibilización sobre una violencia que es estructural y que afecta directamente a la mitad del mundo: las mujeres.

#RefugiadasXGénero

Como organización especializada en el derecho de asilo, queremos invitaros a visitar nuestra web www.mujeresrefugiadas.accem.es, dedicada a hacer visible la realidad de las mujeres refugiadas que, además de huir por los mismos motivos que los hombres, y de sufrir más actos graves de persecución, se ven obligadas a escapar por motivos específicos por el mero hecho de ser mujeres y convertirse así en #RefugiadasXGénero. Los matrimonios forzados, la mutilación genital femenina, la trata, la discriminación grave y falta de libertad, los crímenes de honor y la persecución de la diversidad sexual figuran entre ellos y marcan las vidas de cientos de miles de mujeres en todo el mundo.

Violencia digital

Para la erradicación de la violencia contra las mujeres queda mucho camino por andar y es importante entender que las agresiones físicas son solo la punta de un gran iceberg. Y es que la violencia por razón de género contra la mujer se produce en todos los espacios y esferas de la interacción humana, ya sean públicos o privados. Entre esos espacios está también internet en general y las redes sociales en concreto. Por eso este 25 de noviembre queremos subrayar que la violencia de género puede ser también digital.

En el marco de nuestra campaña Save A Hater, que se propone sensibilizar sobre el odio, la polarización y la desinformación en las redes sociales, nos acercamos al fenómeno de la violencia de género digital, que es importante, que es real y que afecta muy especialmente a adolescentes y jóvenes.

#AlzaVOZcontraTRATA

Finalmente, desde Galicia, lanzamos la campaña de sensibilización #AlzaVOZcontraTRATA, que quiere visibilizar la trata de personas con fines de explotación sexual como violencia de género. Desde 2016 la ley gallega para la prevención y el tratamiento integral de la violencia de género tipifica la trata sexual como violencia machista. Durante toda la jornada se repartirán mascarillas con una tarjeta informativa sobre la trata de personas, una violación de los derechos humanos que afecta mayoritariamente a mujeres y niñas. Además, algunas personas referentes en distintos ámbitos (cultural, deportivo, social…) manifestarán su apoyo a la campaña.

Esta campaña da continuidad a la jornada “Hablemos de trata” celebrada ayer martes desde el Auditorio Municipal de Vigo y en la que se abordó la realidad de la trata desde el ámbito jurídico, con reflexiones desde la Fiscalía; analizando el papel del hombre como prostituyente y en la que también se trabajó en común sobre los retos de la intervención social y la atención a las víctimas de trata.

Crisis migratoria en Canarias: una gestión que no puede generar más exclusión

Comunicado de la red EAPN en el Estado español, de la que Accem forma parte.

Las iniciativas adoptadas por el Gobierno de España para afrontar la situación migratoria en Canarias tienen un denominador común: llegan tarde. El repunte migratorio que vive las Islas, que se inició en su primer ciclo en septiembre de 2019 y ha tenido un inaudito incremento a partir de septiembre del año en curso, requería más determinación.

Admitiendo el esfuerzo realizado por la administración estatal, competente en la materia, se ha constatado que no contar con una red de acogida humanitaria estable en un territorio fronterizo como el archipiélago canario, ni desde el inicio con una política de derivación clara, transparente, ágil y periódica ha socavado tanto los derechos de las personas que llegan y cuya mayoría se encuentran sin recursos, así como el ánimo de la población local que no comprende el plan diseñado desde Madrid para afrontar esta situación de emergencia.

La separación de niñas y niños de sus padres, que se corrigió, la ausencia o deficiencia en la asistencia letrada de las personas, un derecho fundamental, el hacinamiento en el muelle de Arguineguín, la descoordinación entre ministerios y la lenta puesta en marcha de una red de acogida humanitaria está lastrando una gestión que ha tenido como intención no dejar a nadie sin un lugar en el que dormir, algo loable, pero que está conduciendo a un callejón sin salida, con más de 6.000 personas que ahora mismo duermen en hoteles que quedaron cerrados por la crisis turística derivada de la pandemia.

Siendo esta la principal causa por la que las personas están saliendo de sus países, especialmente de Marruecos y Senegal en los últimos meses, entendemos que el objetivo debe ser dar la protección necesaria en un momento especialmente complejo. Y junto a esta medida, y cualquier otra que se ponga en marcha para amortiguar la situación que están pasando las personas migrantes que quedan en situación de vulnerabilidad a su llegada a Canarias, deben de ser acompañada por más recursos, también, para ampliar la red de protección a las personas que están en situación de exclusión, y muchas veces en situación de calle, en las Islas Canarias producto de una crónica situación, en algunos casos, o de exclusión sobrevenida como consecuencia de la pandemia en otros, porque el territorio canario es uno de los más afectados dada su alta dependencia de un sector que se ha visto frenado en seco: el turismo.

En definitiva, las medidas puestas en marcha deberían ser integrales y, efectivamente, no dejar a nadie atrás, porque lo contrario significará discriminar y avivar la pugna entre personas desfavorecidas, especialmente en esta situación de crisis.

Urgimos a medidas concretas, directas y que ayuden a paliar la situación: hablamos de más acogida humanitaria, especial atención al sinhogarismo y exclusión en Canarias, derivaciones ágiles, transparentes y periódicas a la Península, pedagogía sobre los desplazamientos de personas y, también, más trabajo directo con los países de origen para conseguir dos objetivos: generar vías legales, ordenadas y seguras y apuntalar condiciones de vida que hagan que migrar sea una opción, un derecho, pero no una cuestión de vida o muerte.

Presentamos “El planeta Alegría y sus siete soles”, un canto multimedia a la diversidad desde A Coruña

Durante los últimos cuatro meses hemos desarrollado en A Coruña un taller lúdico-teatral en el que han participado decenas de personas con el objetivo de impulsar la participación ciudadana y poner en valor todo lo bueno que ofrece la diversidad y la convivencia intercultural a la comunidad.

Diversos estudios afirman que el arte, en todas sus disciplinas, sirve como herramienta para la transformación social. Las distintas disciplinas artísticas son de gran utilidad para generar espacios de expresión, desarrollo personal y para facilitar la participación social. Desde el programa de “Sensibilización intercultural y participación de familias migrantes en la escuela”, estamos sirviéndonos de las posibilidades que las expresiones artísticas nos ofrecen para trabajar con las familias del proyecto y la comunidad educativa, creando una propuesta de sensibilización de una manera participativa y creativa.

Fruto de todo un proceso muy ilusionante, hemos construido “El planeta Alegría y sus siete soles”, proyecto que estamos orgullosos/as de compartir contigo y del que este cortometraje es uno de sus principales frutos:

En este proceso hemos trabajado con la comunidad educativa de A Coruña, con niños y niñas de hasta 12 años, residentes en la ciudad aunque procedentes de diferentes orígenes culturales. El pequeño comercio de la zona y los medios de comunicación locales también se han unido para favorecer que el proyecto haya sido una experiencia muy enriquecedora de trabajo en red.

Junto al cortometraje hemos editado, en castellano y en gallego, el libro ilustrado “El planeta Alegría y sus siete soles”.

> Descarga aquí el libro “El planeta Alegría y sus siete soles”.

Accem desarrolla desde 2007 en A Coruña y Asturias el programa de “Sensibilización intercultural y participación de familias migrantes en la escuela”, con financiación del Fondo de Asilo, Migración e Integración (FAMI) y el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

Tolerancia cero a la desigualdad por origen diverso

Comunicado de Accem con motivo del Día Internacional para la Tolerancia.

En 1995, la ONU estableció el Día Internacional para la Tolerancia, y la UNESCO adoptó la Declaración de Principios sobre la Tolerancia, que afirma, entre otras cosas, que la tolerancia reconoce los derechos humanos universales, las libertades fundamentales de los demás y la diversidad de los pueblos. La Declaración describe la tolerancia no solo como un deber moral, sino como un requerimiento político y legal para las personas, los grupos y los Estados.

En la semana del 16 al 20 de noviembre de 2020 se celebra su conmemoración anual, constituyendo este aniversario de notoria relevancia en su difusión, alcance e impacto: tolerancia cero a la desigualdad por origen diverso.

La discriminación, el racismo y los delitos de odios son formas comunes de intolerancia en nuestra sociedad.

La situación de emergencia sanitaria iniciada en 2020, como consecuencia de la pandemia global de la Covid-19, ha supuesto un impacto sin precedentes, por su rapidez e intensidad, en las estructuras sociales, económicas y laborales de los Estados afectados y su población.

Se han multiplicado los episodios discriminatorios en los espacios públicos y privados, y en distintos ámbitos cotidianos (sanitario, educativo, laboral, de vivienda, de seguridad ciudadana, de ocio, etc..) a nivel mundial, y España no es una excepción.

En este sentido, y aun cuando las necesidades sanitarias de la población se atenúen en un futuro todavía incierto, es relevante cómo actuemos ante la emergencia de otras necesidades de carácter socioeconómico del conjunto de la sociedad y, muy especialmente, de los grupos de población más vulnerables que puedan ahondar en su exclusión social y negación de los derechos y libertades ya consolidados.

En estos tiempos tan difíciles, la prioridad deberían ser los mensajes que hablen de la solidaridad entre las personas, la responsabilidad como sociedad diversa y los cuidados comunitarios. Estamos asistiendo a discursos excluyentes, a mensajes racistas y de odio, a cuestionamientos de la sociedad plural y a la estigmatización del diferente como fuente de contagio o dispersión del mismo. La Covid-19 tiene como aliados la desinformación, las noticias falsas, los estereotipos, los prejuicios, en definitiva, la intolerancia hacia personas y colectivos vulnerables.

El virus no conoce fronteras. La desigualdad y discriminación motivada por el origen diverso o condición de las personas afectadas por esta crisis, constituye un grave retroceso para TODOS los seres humanos y los Estados.

Por ello, ante situaciones tan extraordinarias como la actual, las entidades de la sociedad civil, la ciudadanía y, los Estados, debemos realizar, también, un esfuerzo extraordinario, en no invisibilizar y abandonar a quienes son más vulnerables. Antes, ahora y después de la emergencia sanitaria, debe constituir el núcleo de nuestras reivindicaciones en la celebración del Dia Internacional de la Tolerancia 2020.

 

 

 

 

 

La Alianza por una Ley de Igualdad de Trato urge al Gobierno a cumplir con su compromiso de tramitar una nueva ley

En el Día Internacional para la Tolerancia volvemos a reclamar la tramitación de una Ley Integral de Igualdad de Trato, instando a las autoridades competentes a poner en marcha todos los mecanismos necesarios para su promulgación.

Tras varios intentos fallidos para la aprobación de una Ley de Igualdad de Trato y No Discriminación, las entidades que nos hemos unido en la Alianza por una Ley de Igualdad de Trato y No Discriminación, volvemos a urgir a los poderes públicos a que cumplan su compromiso con la Organización de Naciones Unidas (ONU) de aprobar esta ley imprescindible para asegurar el disfrute de todos los derechos sin discriminación. El pasado mes de julio el Estado se comprometió con el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, sin embargo, todavía no se ha avanzado en su promulgación, dejando a España aún en deuda con la igualdad.

Compromiso del Estado español ante la ONU

El pasado mes de julio el Estado español se comprometió ante el Consejo de Derechos Humanos para impulsar esta ley, afirmando su voluntad de “aprobar próximamente la Ley Integral para la Igualdad de Trato y la No Discriminación”. Sin embargo, las entidades que formamos parte de la Alianza aún no hemos tenido conocimiento de que haya ninguna propuesta legislativa trabajándose en el Congreso. Tampoco contamos con información de que vaya a crearse un proceso de consulta a fin de que esta ley incorpore un enfoque interseccional que incluya todas las mejoras necesarias para que las víctimas de discriminación encuentren la respuesta que vienen esperando.

Consideramos fundamental que este compromiso se materialice con carácter urgente. En ese sentido, recordamos que una primera versión de este texto normativo se remitió al Congreso de los Diputados en 2011, tras más de dos años de trabajos preparatorios en los que participaron muchas organizaciones de la sociedad civil, aunque su tramitación se vio frustrada por la convocatoria prematura de elecciones.

Avances insuficientes

Las ocho organizaciones especializadas en la lucha contra todas las formas de racismo que formamos parte de esta Alianza hemos remitido una carta al Gobierno de España para urgir al cumplimiento del compromiso adquirido con la aprobación de esta ley tan necesaria que se encuentra estancada desde hace más de 10 años.

En la carta, las entidades destacan “las situaciones de discriminación a las que se enfrentan en su día a día las personas con las que trabajan, que sufren vulneraciones diarias de sus derechos y que, en la mayoría de las ocasiones, no pueden responderse de manera efectiva, simplemente porque no existe un marco normativo específico que las sancione o que las aborde de manera adecuada”.

Víctimas sin resarcir

Las entidades que impulsan esta Alianza llevan muchos años trabajando con víctimas de distintas formas de racismo, xenofobia y antigitanismo, y conocen de primera mano las consecuencias directas para estas personas de la ausencia de un marco normativo adecuado; muchas han sido las ocasiones en las que personas que sufren vulneraciones de derechos en base a su origen racial o étnico han quedado sin resarcir adecuadamente por no existir un régimen de infracciones y sanciones. Por ejemplo, los casos en los que los superiores jerárquicos de una empresa instan a sus empleados a no dar servicio a personas pertenecientes a determinados grupos, o cuando particulares se niegan a alquilar una vivienda a personas gitanas o de origen migrante. Todas estas situaciones no pueden denunciarse, simplemente porque nuestra normativa no las sanciona.

 

> Descarga el Dossier Informativo

Aulas Refugio: recursos educativos para hablar en la escuela de género y refugio

Si eres profesora (o profesor), si participas en algún proyecto de carácter educativo o de sensibilización social, esto te interesa. Ponemos a tu disposición herramientas audiovisuales y actividades educativas ya diseñadas y gratuitas para que puedas trabajar con tu grupo la realidad de las personas refugiadas y, particularmente, de las mujeres refugiadas, obligadas a huir al sufrir persecución y/o violencia por causas asociadas a su condición de género.
  
Como entidad especializada en asilo, con una experiencia de 30 años en el apoyo a las personas refugiadas en España, en Accem somos conscientes de la importancia decisiva de la educación y la sensibilización como herramientas de transformación social. También sabemos de la importancia de contar con recursos ya preparados para que educadores y educadoras puedan llevar a sus aulas temáticas comprometidas y al mismo tiempo complejas como el asilo y la necesidad de refugio.
Desde Accem te presentamos nuestra serie de talleres “Penélope y las mujeres refugiadas”. A partir de dos cortometrajes de animación de contenido didáctico facilitamos la introducción a la persecución por motivos de género y la existencia de un instrumento esencial en la salvaguarda de los derechos humanos: la protección internacional.
Para ello recuperamos el mito clásico de Penélope, uno de los principales personajes de “La Odisea” de Homero. Penélope espera el regreso de Ulises, mientras sufre el acoso de hombres que pretenden forzarla a casarse con ellos. Nosotras/os le damos la vuelta al mito: Penélope ya no quiere esperar más y decide huir de Ítaca acompañada de su hijo para ponerse a salvo. Durante el viaje le esperarán grandes riesgos y peligros, siempre agravados por ser una mujer. Con Penélope queremos simbolizar a todas las mujeres refugiadas, enfrentadas a formas específicas de violencia y persecución por el mero hecho de ser mujeres.
Te invitamos a entrar en nuestra página de Mujeres Refugiadas, en la sección de Aulas Refugio y descargarte todos estos materiales audiovisuales, didácticos y por supuesto gratuitos que están disponibles para trabajar con tu alumnado y/o grupo.

Más de cien personas participan en el XIV Encuentro Estatal de Participación de la red EAPN

Durante los días 28 y 29 de octubre, más de 100 personas de todo el Estado han participado en el XIV Encuentro Estatal de Participación ‘Derechos, Gobernanza y Participación Ciudadana’, organizado por la red EAPN de lucha contra la pobreza y la exclusión social en España, de la que Accem forma parte tanto a nivel estatal como en sus diferentes nodos territoriales.

El Encuentro de Participación se ha convertido en una referencia en cuanto a la participación de personas en situación de pobreza y exclusión social en los procesos de toma de decisiones políticas. Esta participación se articula en este espacio que sirve como plataforma para fortalecer su presencia en la esfera pública, la defensa de sus derechos y la demanda de cambios sociales.

Esta vez el encuentro se ha celebrado en modo semipresencial, contando con la participación de distintos responsables políticos y cargos públicos. Vivienda, empleo, garantía de ingresos y salud han sido las principales temáticas abordadas en los dos días de celebración del encuentro.

Las personas que han participado en el encuentro han trasladado a los representantes de las administraciones públicas los problemas que más les afectan, como los siguientes:

  • Dificultad de acceso al mercado de trabajo, especialmente para las personas con desempleo de larga duración o en situación de vulnerabilidad.
  • Irregularidad en el empleo: situaciones de explotación laboral, precariedad y una constante economía sumergida.
  • Insuficiencia de las distintas ayudas y prestaciones para garantizar una vida digna.
  • Problemas derivados de la implantación y gestión del Ingreso Mínimo Vital.
  • Dificultad de acceso a la vivienda y a los suministros básicos en relación con el resto de la Unión Europea.
  • Coexistencia de un gran parque de viviendas vacías y situaciones de sinhogarismo.
  • Malas condiciones de las viviendas de las personas que viven en pobreza y vulnerabilidad.
  • Desigualdades de acceso al sistema de salud.
  • Falta de adaptación de los protocolos y sistemas de actuación de la atención sanitaria.
  • Servicios sanitarios no cubiertos o con cobertura insuficiente, como son la salud bucodental, la optometría, las prótesis o la salud mental.

Para resolver estas problemáticas, el Encuentro contó con espacios de debate virtual en los que se han elaborado propuestas en grupos reducidos, para mantener el mismo nivel de interlocución con las administraciones públicas que en los encuentros presenciales. Algunas de las principales propuestas de solución fueron las siguientes:

  • Facilitar formación para la incorporación laboral de aquellas personas que no pueden acceder a itinerarios formativos normalizados por su carencia de recursos.
  • Impulsar los incentivos para la contratación de personas en situación de exclusión social.
  • Revisar las condiciones de acceso al sistema de garantía de ingresos, para poder incluir a las personas no empadronadas en situación de sinhogarismo o en infravivienda.
  • Incrementar la coordinación y la complementariedad de las rentas autonómicas con la estatal.
  • Aprobar un Plan Estatal para garantizar el acceso a una vivienda digna a todas las personas.
  • Regular los precios del alquiler y fijar umbrales máximos.
  • Crear una Tarjeta Sanitaria Universal Real para todas las personas, independientemente de la documentación administrativa que se posea.
  • Facilitar el acceso al alquiler social mediante convenio con administraciones locales.
  • Evitar que la emergencia de la atención a los casos de covid-19 haga que se descuiden las demás necesidades sanitarias.
  • Contratación de más profesionales sanitarios, entre los que se incluyen refuerzos de los equipos de enfermería, medicina, etc. en atención primaria

Las propuestas recogidas durante todo el Encuentro formarán parte de un documento de trabajo que después formará parte de la incidencia política de la red EAPN, en la que Accem participa, en defensa de los derechos y la participación política de las personas en situación o riesgo de exclusión social, así como generar espacios de diálogo estructurado con los representantes políticos.

EAPN-ES lleva una larga trayectoria en la celebración de encuentros y congresos de participación tanto a nivel europeo, como estatal y autonómico, trabajando para que las personas en situación de exclusión social sean protagonistas y participantes de aquello que les afecta.

Guía de la OSCE sobre las consecuencias de la pandemia de la covid-19 en la trata de personas

La crisis que ha desencadenado la pandemia por la covid-19 ha afectado al mundo entero, pero se ha ensañado de manera particular con las personas más vulnerables, como es el caso de las víctimas y potenciales víctimas de la trata de personas. Con esta perspectiva, la Oficina de Instituciones Democráticas y Derechos Humanos de la OSCE (Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa), junto a ONU Mujeres, publicaba el pasado verano la guía que os presentamos hoy, con la finalidad de dar respuesta a los desafíos planteados en el escenario actual.

A través de ella, se muestra, por medio de encuestas, a personas supervivientes de la trata y a organizaciones que trabajan en primera línea con las víctimas, las consecuencias del coronavirus en la trata de seres humanos, así como una serie de recomendaciones políticas, fruto del estudio realizado, interesantes para tener en cuenta a la hora de abordar las consecuencias de la pandemia.

Las recomendaciones establecidas por la “Guía para abordar las tendencias emergentes de la trata de personas y sus consecuencias por la pandemia de covid-19” está disponible aquí, también en castellano. Sus recomendaciones se orientan hacia los siguientes puntos fundamentales:

  • Fortalecer los marcos legislativos de referencia internacional, regional y nacional para abordar la trata de seres humanos.
  • Desarrollar y/o actualizar las estrategias y sistemas para combatir la trata de seres humanos.
  • Fortalecer la identificación de víctimas de trata.
  • Hacer que los servicios sean accesibles para las personas supervivientes de la trata durante y después de la pandemia.
  • Abordar las necesidades específicas de las mujeres, las niñas y los niños incluyendo justicia e información.
  • Aumentar los esfuerzos preventivos contra la trata de seres humanos.
  • Apoyar y desarrollar la capacidad tanto de los gobiernos como de las ONG que luchan contra la trata.
  • Implementar las medidas para reducir la trata después de la pandemia.

> Accede a más noticias sobre la actualidad de la trata de personas.

> Conoce el trabajo de Accem en la lucha contra la trata.

 

 

 

EAPN-ES reclama un Plan de Reconstrucción y Resiliencia de España

Manifiesto del nodo en España de la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en Europa (EAPN-ES), de la que Accem forma parte, con motivo de la conmemoración del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, que se conmemora el 17 de octubre. 

En España, la persistente situación de pobreza y exclusión (AROPE) en la que viven casi 12 millones de personas nos convierte en una de las sociedades más desiguales e injustas de la Europa rica (España aporta el 10,81% del total de personas en riesgo de pobreza y exclusión (AROPE) de la UE, aunque representa el 9,09% de su población). En lugar de reducir la pobreza y exclusión en entre 1,4 y 1,5  millones como nos comprometimos en 2010, hemos aumentado la cifra en aproximadamente 1 millón  de personas, lo cual nos aleja del cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de Naciones Unidas.

Una de las razones que explica esta situación es que la recuperación macroeconómica registrada en la economía española desde 2014 no benefició a las personas en pobreza y exclusión. No todo el mundo sufrió la crisis por igual.  La cuarta parte más pobre de la población ha perdido un 10,4 % de renta real y el resto ha perdido tres veces menos. Dentro del conjunto de personas en riesgo de pobreza y exclusión social, las mujeres se ven más afectadas (el 26%, frente al 24,6% de los hombres). La pobreza y exclusión incide más en las personas más jóvenes, llegando al 31,7% del grupo de 16 a 29 años, y al 30,1% de la infancia y adolescencia. Aunque 3 de cada 4 personas que están en AROPE son españolas, la afectación es elevada entre las personas con nacionalidad extranjera, alcanzando a 1 de cada 2 de las extracomunitarias (54,2%) y de las comunitarias (46,3%). Con respecto al tipo de hogares, tener hijos/as es un factor de riesgo, que se agrava cuando se trata de hogares monoparentales, mayoritariamente a cargo de mujeres, en los que el 46,8% se encuentra en pobreza y/o exclusión social.

La situación tampoco es homogénea a nivel territorial. Las Comunidades Autónomas (CCAA) del norte tienen bajas tasas de AROPE (entre 3 y 14 puntos por debajo de la media nacional). Las CCAA del sur presentan tasas muy elevadas, (entre 4 y 18 por encima de la media nacional). Las diferencias se relacionan con las variaciones de la renta de los hogares, pero también con la inversión social y las políticas redistributivas realizadas por los gobiernos.

Las cifras de la pobreza y la exclusión son frías representaciones de procesos sociales cargados de angustia y dolor: la frustración vital e invisible de millones de hogares, la falta de oportunidades de millones de niños, niñas y adolescentes y el fracaso colectivo en la creación de una sociedad inclusiva. La pandemia de la  COVID-19 ha empeorado las condiciones de vida de las personas que ya estaban en pobreza y ha incorporado a muchas nuevas que quedaron en situaciones vulnerables hasta un punto aún desconocido por las estadísticas, pero claramente observable en las innumerables colas de familias pidiendo alimentos, en el incremento de las solicitudes de ayudas a los servicios sociales y a las entidades sociales, o la brecha digital que padecen no solo estudiantes en vulnerabilidad, también amplios sectores sociales de distintos colectivos o ámbitos territoriales. Aún contando con las medidas del ‘escudo social’, es probable que la pobreza y exclusión se sitúen por encima del 25,8% actual, debido a la crisis económica y de empleo, así como por la lentitud en la cobertura de asistencia social.

Llevamos más de 10 años dando cifras pormenorizadas; no se trata entonces de que ‘falte información”’para actuar. Desde hace más de 10 años, los gobiernos han elaborado planes de inclusión social y/o estrategias contra la pobreza; no se trata de una “ausencia de ideas o propuestas”. Lo que ha fallado  ha sido la voluntad política sostenida de erradicar la pobreza y de aumentar la inversión social, con metas claras a corto y medio plazo, con transparencia y rendición de cuentas ante la sociedad.

Necesitamos que los hogares cuenten con ingresos seguros y dignos, mediante un empleo de calidad -que sitúen a las personas por encima del umbral de la pobreza-, un Ingreso Mínimo Vital -que sea accesible para todas las personas que no pueden incorporarse al mercado laboral, adecuado e inclusivo-, y pensiones mínimas inclusivas -que aseguren el bienestar de las personas mayores y con discapacidad-. Necesitamos combatir integralmente la desigualdad de género en la sociedad, en los hogares y en el empleo: las mujeres están sobrerepresentadas entre quienes cobran el salario mínimo y trabajan en el servicio doméstico; también presentan más elevadas tasas de inactividad, de trabajo a tiempo parcial involuntario y de paro. Necesitamos un “boom inmobiliario de la vivienda social”, que elimine el sinhogarismo y reduzca el desorbitado peso de la vivienda sobre aquellos hogares con rentas medias y bajas. Necesitamos una sanidad que esté preparada para los retos epidémicos y de cuidados de larga duración de una sociedad envejecida como la española, que reduzca o elimine los altos niveles de copago actuales, que cubra la salud mental y la bucodental. Necesitamos luchar contra la pobreza infantil, resolviendo la inseguridad y la escasez de la renta familiar mediante una prestación universal por hijo/a a cargo.

Estamos a favor de la digitalización y de la transición verde de la UE. En este sentido, reclamamos que el Plan de Reconstrucción y Resiliencia de España ‘reconstruya, pero mejorando lo anterior’. Para EAPN esto significa asegurar, de forma prioritaria, que todos los cambios que se realicen sean inclusivos y no dejen a nadie atrás.

> Sobre la presentación del último informe “El estado de la pobreza en España” de la red EAPN-ES, pincha aquí. 

> Accede al comunicado en la web de EAPN-ES.

Bienvenido el nuevo curso escolar del programa CaixaProinfancia de Accem en Sevilla y Málaga

Hemos arrancado el nuevo curso (C14) del programa CaixaProinfancia, financiado por Obra Social “la Caixa” que desarrollamos desde Accem en Sevilla, en los territorios de Macarena y Norte-San Lázaro, y en Málaga, en los territorios de La Corta, Palma-Palmilla, Bailen Miraflores, Cruz Verde-Molinillo, Cruz de Humilladero, Casco Histórico, Campanillas y Torremolinos.

En el curso anterior C13 atendimos a un total de 871 familias (537 en Málaga y 334 en Sevilla) a través de este programa, con hijos con edades comprendidas entre los 0 y 18 años en situación de pobreza relativa o extrema. En CaixaProinfancia intervenimos con las familias de forma integral, trabajando con los padres y madres y también con los hijos e hijas, a través de itinerarios de acción social.

En este 2020 hemos continuado atendiendo a las familias durante los períodos de confinamiento, brindando respaldo ante las diferentes circunstancias y necesidades que iban surgiendo. El equipo de profesionales de Accem del programa constituye un nexo de unión entre las familias y los profesionales de servicios sociales, centros educativos, centros de salud y otros agentes claves de los diferentes territorios en los cuales se desarrolla el programa, a través de un consolidado y coordinado trabajo en red.

Este nuevo curso 2020-2021 volvemos con mucha fuerza e ilusión y sobre todo con las medidas sanitarias establecidas por el Ministerio de Sanidad ante la crisis sanitaria de la covid-19.