Últimos datos de protección internacional en España en 2020 (Enero-Mayo)

En 2020, entre el 1 de enero y hasta el 31 de mayo, un total de 37.366 personas han solicitado protección internacional en España, según los datos hechos públicos por el Ministerio del Interior. Estos datos son inferiores en casi un 20 % a los de 2019, cuando en los primeros cinco meses del año se presentaron 46.596 solicitudes.

No obstante, el factor esencial de este descenso ha sido la irrupción de la pandemia por la Covid-19 en España, lo que ha implicado el establecimiento del estado de alarma y la paralización temporal del sistema estatal de asilo. Durante las últimas semanas y meses se ha interrumpido la posibilidad de pedir protección internacional en España. Así, de ese total, y según datos facilitados por ACNUR, hasta un total de 29.117 solicitudes, que representan el 78 % del total, se presentaron en los meses de enero y febrero.

Por otra parte, en los cinco primeros meses del año se dictaron desde la Oficina de Asilo y Refugio un total de 26.030 propuestas de resolución. De ellas, hasta un 63 % se resolvieron con la autorización de residencia por razones humanitarias, en la inmensa mayoría de los casos para solicitantes procedentes de Venezuela. La tasa de reconocimiento del estatuto de refugiado o la protección subsidiaria fue del 3,3 % del total.

 

 

Solicitudes de protección internacional

  • Se han presentado un total de 37.366 solicitudes de protección internacional.
  • Por sexos, el 53 % de los solicitantes son hombres y el 47 % mujeres.
  • Por edades, un 50 % de las personas que han pedido protección tienen entre 18 y 34 años de edad. Un 18 % son menores de edad.
  • Los cinco primeros países de origen son latinoamericanos, dos de ellos muy claramente destacados, Venezuela y Colombia. Más de 12.000 venezolanos/as y otros tantos colombianos/as han pedido protección en España hasta el 31 de mayo. A continuación figuran Honduras, Perú y Nicaragua. Estos cinco países aglutinan el 81 % del total de solicitudes de protección.
  • En cuanto al lugar de presentación, el 94 % de ellas se formalizaron en los espacios habilitados para ello (oficina de asilo, comisarías, etc.) dentro del territorio nacional. El 53 % de todas ellas se presentaron en la Comunidad de Madrid.

Propuestas de resolución

  • Se han dictado 26.030 propuestas de resolución de solicitudes de protección internacional.
  • Se ha propuesto la concesión del estatuto de refugiado en 435 ocasiones, que suponen el 1,7 % del total.
  • Se ha propuesto la concesión de la protección subsidiaria en 428 casos, que suponen el 1,6 % del total.
  • Se ha propuesto la autorización de residencia por razones humanitarias en 16.403 casos, que suponen el 63 % del total.
  • Se ha propuesto la denegación de la protección en 8.405 casos, el 32,3 % del total. Y el archivo de la solicitud en 359 casos, el 1,4 %.
  • Entre las personas que recibieron una resolución favorable (estatuto de refugiado o protección subsidiaria), predominaron por países de origen Siria (330), Honduras (76) y El Salvador (57).
  • Entre las personas que recibieron la autorización de residencia por motivos humanitarios, el 99,8 % corresponden a ciudadanos/as procedentes de Venezuela.
  • Entre las personas para las que se propuso una resolución desfavorable de su solicitud aparece de forma muy destacada Colombia como país de origen, con 5.691 dictámenes negativos.
  • En cuanto a la tasa de reconocimiento, que indica el porcentaje de estatutos de refugiado y de protección subsidiaria concedidos sobre el total de propuestas de resolución, las solicitudes analizadas de personas procedentes de El Salvador y Honduras obtuvieron una tasa de reconocimiento del 100 %.

> Pincha aquí para acceder directamente a todos los datos disponibles del Ministerio del Interior.

 

 

 

Día Mundial de las Personas Refugiadas – La pandemia por la Covid-19 subraya la necesidad de articular vías seguras, legales y reales para las personas refugiadas

Este 20 de junio, Día Mundial de las Personas Refugiadas, desde Accem queremos expresar nuestra preocupación por las consecuencias que las medidas tomadas para la contención de la pandemia originada por la Covid-19 pueden tener para las personas refugiadas y para salvaguardar de manera efectiva el derecho de asilo en España.

Con motivo del estado de alarma decretado en nuestro país se tomaron una serie de medidas en relación al asilo, como la paralización de todos los plazos de los procedimientos en curso o la renovación automática de la documentación, que desde Accem saludamos positivamente, pues estaban dirigidas a garantizar derechos y a proteger a las personas. Sin embargo, estas medidas de emergencia también implicaban la paralización temporal de la posibilidad de solicitar asilo en España. En este momento, es necesario clarificar el modo en el que se va a garantizar a corto y medio plazo el ejercicio del derecho de asilo en España.

Junto a esta reactivación del asilo, en Accem estamos preocupados a escala global y local por cómo está afectando y va a continuar haciéndolo el nuevo endurecimiento del cierre de fronteras y la nueva vuelta de tuerca en las restricciones al movimiento de las personas en necesidad de solicitar y recibir protección internacional. Si ayer la excusa fue la seguridad y el control migratorio, hoy a estos factores se suma el riesgo sanitario. Sin infravalorar la necesidad de dar respuesta a los retos de nuestros días, como en este caso es la situación mundial de pandemia, es necesario comprender la existencia de un efecto expulsión que provoca la necesidad ineludible de huir de su tierra a muchas personas, escapando de la persecución, la guerra o la violencia.

A esta necesidad es imprescindible responder desde el compromiso con la defensa de los derechos humanos y particularmente del derecho de asilo. Para ello pedimos una vez más que se articulen y se hagan verdaderamente efectivas vías legales, seguras y reales para las personas refugiadas. Su ausencia sigue condenando al riesgo cierto para la vida y la integridad física y moral a decenas de miles de personas en el mundo. Desde Accem volvemos este 20 de junio a reclamar una apuesta decidida por el refuerzo de vías como el reasentamiento, las posibilidades de aplicación de la extensión familiar, de solicitar asilo en las sedes diplomáticas de España en el exterior o de hacer efectiva la directiva comunitaria de protección temporal. Pedimos asimismo que una vez se activara el pasado año la vía de autorización de residencia por motivos humanitarios se aplique con generosidad y como manera de garantizar tanto la no devolución de solicitantes de protección internacional como el acceso al sistema de salud.

 

Accem y Filmin lanzan el Ciclo Refugiados en el Cine de cara al Día Mundial de las Personas Refugiadas

A Marco, el niño dispuesto a ir de los Apeninos a los Andes en busca de su mamá, quizás ahora le llamarían mena peligroso. El Gran Dictador hoy estaría difundiendo fake news desde su cuenta de twitter. En un Mundo Libre las personas migrantes y refugiadas ocuparían tareas esenciales durante la pandemia, doblando turnos y sin contratos fijos.

La serie de dibujos animados, la película de Chaplin y la cinta de Ken Loach son tres de las propuestas incluidas en el Ciclo Refugiados en el Cine que organizamos desde Accem. Un total de 20 propuestas de distintos géneros, desde el documental a la ciencia ficción pasando por el cine familiar, se reúnen en una colección para que este 20 de junio de 2020 conmemoremos el Día Mundial de las Personas Refugiadas.

La empatía es más fácil de practicar cuando ponemos nombres y caras a lo que a veces parecen solo cifras. Y por eso organizamos desde hace años un ciclo pensado para sensibilizar a través de la mirada cinematográfica. En su decimoctava edición Refugiados en el Cine se trastada al formato online de la mano de Filmin con una colección que estará disponible a partir del 19 de junio.

Los 20 títulos escogidos se articulan en torno a 4 ejes temáticos que contribuyen a entender la realidad de las personas refugiadas desde diferentes puntos de vista y tratando diversos aspectos.Las causas por las que más de 70 millones de personas tienen que desplazarse en busca de un lugar seguro son no sólo la guerra y la violencia generalizada. El eje de Persecución y Conflicto recuerda que quienes huyen a menudo lo hacen por sus ideas, su género, su orientación e identidad sexual, sus creencias religiosas, su nacionalidad, o por pertenecer a un grupo étnico o a cualquier grupo social determinado. Estos motivos hacen que más de 118.000 personas hayan tenido que solicitar protección internacional en España. Cada una de esas personas tiene detrás una historia que le obligó a huir y algunas de ellas se cuentan en películas como La Vida Secreta de las Palabras, de Isabel Coixet, Mustang, de Deniz Gamze Ergüven o Persépolis, de Marjane Satrapi y Vincent Paronnaud.

La decisión de huir es difícil, pero es solo la primera etapa de un largo e incierto viaje en el que muchas veces las personas refugiadas deben ponerlo todo en juego, abrir un paréntesis que no saben cuándo podrán cerrar. El eje de La Vida en Pausa habla de la ausencia de vías legales y seguras para llegar a un lugar seguro y recorre barreras físicas, naturales y políticas con cintas como Welcome, de Philippe Lioret o Adú, de Salvador Calvo.

Para las personas refugiadas el final de un viaje suele ser el inicio de otro destinado a construir una nueva vida. Se levantan entonces nuevos muros construidos a base de prejuicios, discriminación y discurso de odio. Son situaciones y procesos comunes para la mayoría de las personas que migran, ya sea de manera forzosa o por el legítimo deseo de mejorar sus condiciones de vida. En ¿Hogar dulce hogar? se abordan las dificultades de adaptación con películas y series como Amerika Square, de Yannis Sakaridis, y Edén, de Dominik Moll.

Aprender del pasado, revisar situaciones ya vividas y errores cometidos para intentar no repetirlos nos debería ayudar a crecer como sociedades. El eje Pasado Presente echa la vista atrás con propuestas como In The Crosswind, de Martti Helde, y Pelle El Conquistador, de Bille August.

Refugiados en el Cine se organiza desde el año 2002 para potenciar la empatía y la solidaridad hacia las personas refugiadas y migrantes. En ediciones anteriores se celebró en el Círculo de Bellas Artes de Madrid y la Cineteca y en 2017 la muestra recibió la Medalla Lumière.

Refugiados en el Cine está financiado por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones y el Fondo de Asilo, Migración e Integración (FAMI)

> Puedes consultar toda la información del ciclo en el blog de Refugiados en el Cine.

El racismo, aquí, en Estados Unidos y la U.E., urge erradicarlo

Comunicado de organizaciones de la sociedad civil comprometidas en la lucha contra la discriminación racial o étnica en España.

Las entidades firmantes, implicadas todas ellas en la promoción de la igualdad de trato y en la atención a las víctimas de todas las formas de racismo en España, ante el brutal asesinato de George Floyd por parte de la policía y las reacciones sociales que se han producido en Estados Unidos, manifestamos lo siguiente:

1. Aunque nos encontremos a miles de kilómetros, nos unimos a las voces que reclaman justicia para esta víctima, así como para todas aquellas personas afroamericanas que han muerto de manera injusta a manos de la policía. Es intolerable que las instituciones que han de velar por el ejercicio efectivo de los derechos humanos y del principio de no discriminación sean precisamente las que cometen estas atrocidades. Hacemos un llamamiento al sistema de justicia estadounidense para que garanticen una investigación pronta e imparcial de esta muerte que permita a la familia de George Floyd acceder a la justicia, verdad, reparación y no repetición. Nos preocupa también la respuesta política incendiaria del Presidente de Estados Unidos, Donald Trump; las autoridades políticas, en su condición de garantes de derechos, deberían ejercer su responsabilidad para abordar esta situación y luchar contra el racismo.

2. Lo ocurrido en Estados Unidos también debería servirnos para reflexionar acerca de las distintas manifestaciones de racismo, xenofobia, afrofobia, islamofobia y antigitanismo que también se dan en nuestro país. Si bien es cierto que en España no existe un problema generalizado de brutalidad policial extrema contra las personas que no son blancas, como ocurre en Estados Unidos, es innegable que existe un racismo estructural en todos los ámbitos de la sociedad. Denegación de bienes y servicios basada en el color de la piel de las personas, políticas de control migratorio discriminatorias, discurso de odio racista en redes sociales, malas prácticas policiales como el uso de perfiles étnicos y raciales en las identificaciones, estigmatizaciones racistas en algunos medios de comunicación, declaraciones racistas, xenófobas, islamófobas y antigitanas por parte de personas que ejercen cargos públicos… Todos ellos son ejemplos cotidianos de lo que enfrentan las personas que pertenecen a minorías raciales o étnicas en España, que se agravan cuando interseccionan con otros factores como el género, y que impiden el ejercicio de la ciudadanía en condiciones de igualdad para todas las personas.

3. Es importante que la sociedad en su conjunto tome conciencia de este racismo estructural y cultural, enraizado y normalizado, no sólo para abstenerse de ejercerlo, sino también para combatirlo de manera activa. La sociedad española es mayoritariamente tolerante y cada vez más avanzada en el reconocimiento de los derechos, lo que ha permitido en avanzar en las políticas de igualdad, pero vemos que no acaba de interiorizar la lucha frente a todas las formas de discriminación racial o étnica. Tenemos que asumir que la población española es diversa, multirracial y multicultural y que es inadmisible, en un Estado democrático, que el color de la piel o el origen étnico condicionen el disfrute de los derechos humanos. Para combatir todas estas formas de racismo necesitamos el compromiso decidido de toda la ciudadanía, del tejido empresarial, de los medios de comunicación, de las organizaciones del tercer sector y de todas las instituciones públicas.

4. En este sentido, la primera medida que debería adoptarse, con carácter de urgencia, es la aprobación de una Ley integral de igualdad de trato y no discriminación que establezca un régimen sancionador y una autoridad independiente que permita acceder a la justicia a las personas que sufran cualquier manifestación de racismo y discriminación. Esta ley lleva en tramitación más de 10 años y es inadmisible que todavía no esté en vigor. Es cierto que el cambio que necesita nuestro país para superar la discriminación racial o étnica es mucho más profundo que una reforma legislativa, pero este es un primer paso absolutamente indispensable. Mientras esto no ocurra, mientras no se garanticen todos los derechos en condiciones de igualdad, la calidad democrática del Estado español seguirá en entredicho y los derechos fundamentales seguirán siendo un privilegio de las personas que pertenecen a la sociedad mayoritaria.

 

Listado de entidades que suscriben este comunicado:

Accem

Asociación Rumiñahui

Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR)

Fundación Cepaim

Fundación Secretariado Gitano

Movimiento por la Paz – MPDL

Red Acoge

Accemplea y Accemactiva renuevan su imagen

Desde Accem en Murcia hemos renovado la imagen de nuestros programas Accempleo 5.0 y Accemactiva 4.0, dirigidos a mejorar la empleabilidad de las personas en riesgo de exclusión social y que llevamos a cabo en los municipios de Cartagena y Archena respectivamente.

Desde ambos programas trabajamos para visibilizar y potenciar las capacidades de las personas que encuentran más obstáculos para incorporarse al mercado laboral. Con esta idea surgió la iniciativa de realizar una sesión fotográfica en la que tuvieran protagonismo los participantes de ambos programas, financiados en un 80% por el Fondo Social Europeo y en un 20% por el Instituto Murciano de Acción Social.

El resultado fue una experiencia enriquecedora donde se trabajó para mejorar la motivación y la autoestima de las personas que participaron en ella.

 

Incidentes discriminatorios detectados en la actuación policial durante el período de alarma

Comunicado de la Plataforma por la Gestión Policial de la Diversidad, de la que Accem forma parte.

Ante el Estado de Alarma derivado de la situación de crisis sanitaria creada por la pandemia de la COVID-19, y ante el conocimiento de algunos casos de mala gestión de la diversidad, deseamos manifestar lo siguiente:

– En primer lugar, remarcar las dificultades con las que los Servicios Policiales se han encontrado en el momento de la interpretación y aplicación de las diferentes restricciones a las que nos hemos visto sometidos todos y todas, en aras de preservar nuestra salud y nuestra seguridad, por lo que creemos necesario reconocer el trabajo que están desempeñando los servicios policiales. Esta situación ha supuesto un reto para la actividad de estos servicios y su esfuerzo, junto con el realizado por la población, ha sido fundamental para garantizar la convivencia y el cumplimiento del confinamiento en este escenario tan complejo, contribuyendo de manera esencial a la salud pública.

– Las entidades sociales que formamos parte de la Plataforma hemos tenido conocimiento de casos de malas prácticas por parte de algunos miembros de los servicios policiales, donde ha habido un uso excesivo de la fuerza, un trato maleducado o vejatorio, o una aplicación del perfil étnico o basado en otros sesgos discriminatorios en las identificaciones. Queremos recordar una vez más que la defensa de la seguridad ciudadana debe hacerse siempre respetando la legalidad, lo que incluye los derechos humanos y el principio de igualdad de trato y no discriminación. Del mismo modo que los comportamientos aislados de algunas personas que han incumplido el confinamiento no representan a la inmensa mayoría de la ciudadanía respetuosa con las restricciones establecidas, estos incidentes, si bien no mayoritarios, ponen de manifiesto la dificultad en la adecuada gestión policial de la diversidad social.

– Hemos detectado también casos de malas prácticas relacionadas con la atención a personas en situación de pobreza y exclusión social en concreto casos en los que se ha sancionado a personas en situación de sinhogarismo que no podían cumplir la instrucción de confinamiento por carecer de un lugar donde hacerlo. Entendemos que es necesaria la coordinación entre los servicios sociales y policiales a la hora de realizar este tipo de intervenciones y que las personas en situación de pobreza no deben ser tratadas como un problema de orden público.

– La gestión policial de la diversidad es uno de nuestros objetivos como Plataforma; la policía debe aplicar la ley y sancionar su incumplimiento, pero sin cometer excesos de autoridad motivados por el origen o condición de las personas y, actuando en sus intervenciones de mantenimiento de la seguridad ciudadana conforme a los derechos, libertades y garantías de la sociedad diversa.

Asimismo, recordamos que no se debe utilizar el perfil étnico o basado en otros sesgos discriminatorios en las identificaciones policiales, que en España se aplica de forma desproporcionada a personas racializadas (gitanas, magrebíes y afrodescendientes, entre otras), como método para hacer cumplir las normas aplicables de confinamiento de la población. Estas prácticas, además de ineficaces y discriminatorias, dañan la confianza en la policía por parte de las personas afectadas, vulnerando un principio constitucional rector de la actuación y competencia en materia de protección y garantía de nuestra seguridad como ciudadanía.

– Una buena gestión de la diversidad exige conocimientos especializados y una buena formación en esta materia. Por ello queremos recordar a las autoridades competentes la necesidad de impulsar y mejorar la formación en gestión de la diversidad dentro de los servicios policiales. También serían útiles recomendaciones más precisas de las autoridades a los servicios policiales sobre cómo aplicar las disposiciones que regulan el Estado de Alarma, ya que tenemos constancia de que, en muchas ocasiones, la libertad de interpretación de dichas disposiciones ha provocado situaciones injustas en las interactuaciones con la ciudadanía; con directrices más claras, hay más seguridad jurídica para los propios agentes y menos lugar para la arbitrariedad y la discriminación.

– Insistimos asimismo en la necesidad de crear autoridades independientes de investigación y supervisión de las actuaciones policiales, con potestades para recibir quejas, realizar investigaciones de oficio y emitir recomendaciones vinculantes a los servicios policiales afectados.

– Asimismo, recomendamos la creación de mesas de trabajo integradas por servicios policiales y entidades ciudadanas que trabajen en el campo de la gestión de la diversidad y los servicios sociales cuando el caso lo requiera, para revisar las propuestas de sanción que pudieran ser fruto de una mala práctica y anularlas en el caso de que se constate que son fruto de una práctica inadecuada.

 

Visibilizando la diversidad cultural en los barrios de Ávila y Guadalajara

Día Mundial de la Diversidad Cultural para el Diálogo y el Desarrollo

Súmate a la Diversidad Cultural en Ávila

El pasado jueves 21 de mayo celebramos el Día Mundial de la Diversidad Cultural para el Diálogo y el Desarrollo, en los barrios en los que trabajamos de Ávila y Guadalajara, en el contexto de la situación generada por la Covid-19.

Un total de 105 vecinos y vecinas de barrios de Ávila participaron en la iniciativa Súmate a la Diversidad Cultural. Esta ha sido posible gracias a las nuevas TIC. Se promovió a través de la plataforma de comunicación WhatsApp y de correos electrónicos dirigidos a participantes del programa, quienes no dudaron en colaborar enviando sus mensajes de audio y video, con el fin de que el equipo técnico del programa +Barrio pudiese montar el producto final e implementar su difusión.

Los 105 mensajes recibidos han sido reunidos en tres vídeos, que muestran una cadena a favor de la convivencia positiva y de la diversidad cultural y, por tanto, del diálogo. Diversa fue la participación, así lo hicieron personas nacionales de Colombia, Brasil, Marruecos, Venezuela y España.

Mosaico de acentos en Guadalajara

Por otra parte, en el barrio de Los Manantiales de Guadalajara, 11 mujeres y hombres participaron en la lectura en grupo del micro cuento “El Mundo” de Eduardo Galeano, conformando así un Mosaico de Acentos.  Enviaron a través de mensajes de audio, fragmentos del texto, y finalmente el equipo técnico de +Barrio montó el audio del micro cuento formando una lectura conjunta.  Este arcoíris de voces pertenece a personas de Burkina Faso, Guinea Ecuatorial, Costa de Marfil, Marruecos, República dominicana, Colombia, Perú y España.

Con estas iniciativas hemos pretendido visibilizar la diversidad cultural presente en los barrios de Ávila y Guadalajara en los que se realiza el programa +Barrio, poniendo en valor la diversidad cultural e impulsando la participación y la convivencia intercultural.

Esta acción se ha desarrollado en el marco del programa +Barrio, cofinanciado por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones y por el Fondo de Asilo, Migración e Integración.

 

Proyecto FOR_UM: el acogimiento familiar para la infancia migrante no acompañada, una medida en favor de la inclusión social

En el marco del trabajo que Accem lleva a cabo con niños, niñas y adolescentes migrantes no acompañados, hace algunos años se decidió apostar por impulsar la medida del acogimiento familiar como una de las principales opciones de asistencia y protección a la infancia que favorece su inclusión en la sociedad de acogida.

Así, desde el año 2017 hasta agosto de 2019, Accem participó como socio en el proyecto europeo “FOR_UM – For Unaccompanied Minors (Para Menores No Acompañados): fortalecimiento de habilidades profesionales para la promoción del acogimiento familiar”, financiado por el Programa de la Unión Europea sobre Derechos, Igualdad y Ciudadanía 2017.

En el proyecto, liderado por la ONG italiana Fondazione l’Albero dellla Vita, participaron también las siguientes organizaciones: ISMU (Italia), Organizace Pro Pomoc Uprchlikum Z. (República Checa), Csalad, Gyermek, Ifjusag Kiemelten Kozhasznu Egyesulet Hufice (Austria), Slovenska Filantropija-Zdruzenje Za Promocijo Prostovoljstva Drustvo (Eslovenia), Coram Children’s Legal Centre (Reino Unido) y Eurochild AISBL (Bélgica).

La idea del proyecto de poner en marcha acciones concretas para favorecer el acogimiento familiar deriva de la constatación de que, a nivel europeo, existen sistemas de acogida de niños, niñas y adolescentes migrantes no acompañados que aún permanecen lejos de cumplir con los estándares y principios previstos por la Convención sobre los Derechos de la Infancia y por la normativa europea en materia de no discriminación, tolerancia, justicia y solidaridad. Las prácticas y experiencias de acogimiento familiar de niños, niñas y adolescentes migrantes no acompañados siguen siendo muy dispares y carecen de homogeneidad en Europa, con lo cual se consideran necesarias acciones sistémicas y estructuradas con una perspectiva de sostenibilidad y a largo plazo.

El objetivo general del Proyecto FOR_UM ha sido por tanto desarrollar y fomentar el acogimiento familiar para niños, niñas y adolescentes migrantes no acompañados en Europa, a través de toda una serie de acciones de sensibilización y capacitación sobre los aspectos positivos y enriquecedores del acogimiento familiar, y a través de la implementación de herramientas para la puesta en práctica de programas de acogimiento familiar.

Para esta finalidad, se han llevado a cabo una serie de actividades y se han creado diferentes elementos. Se elaboró un folleto informativo sobre el proyecto y una página web. Se realizó un mapeo de las necesidades formativas de los distintos profesionales implicados en el trabajo con la infancia migrante no acompañada. Se llevaron a cabo focus groups con niños, niñas y adolescentes migrantes no acompañados para escuchar y recoger su opinión y experiencias acerca de las medidas de asistencia y protección vividas, los retos que existen para asegurarles la inclusión en la sociedad de acogida, el acogimiento familiar, etc. Asimismo, se organizaron una serie de consultas con actores clave en la protección y asistencia a niños, niñas y adolescentes migrantes no acompañados, con la finalidad de explorar y valorar la medida del acogimiento familiar, las posibilidades de implementación en cada país, los retos y desafíos existentes.

Por otro lado, también se elaboró un informe con una recopilación de buenas prácticas en Europa sobre el acogimiento familiar de niños, niñas y adolescentes migrantes no acompañados, con la finalidad de ofrecer ejemplos concretos de experiencias y acciones llevadas a cabo en distintos países por organizaciones e instituciones.

Se crearon materiales de formación que han servido para llevar a cabo una serie de formaciones a nivel nacional. En España se organizaron cuatro formaciones entre mayo y julio de 2019 en Barcelona, Sevilla, Madrid y Valladolid, en las que participaron un centenar de profesionales. Las principales conclusiones y recomendaciones de estas formaciones han sido recogidas recopiladas con el propósito de proporcionar ideas sobre cómo implementar programas de acogimiento familiar de niños, niñas y adolescentes migrantes no acompañados en España.

Durante las formaciones se ha proyectado también el vídeo realizado en el marco del proyecto (Experiences and needs of unacompannied migrant children), que recoge testimonios de adolescentes que han estado en acogimiento familiar en Reino Unido, de una madre de acogida y de los/as profesionales de la ONG Coram, socia del proyecto, especializada en la gestión de programas de acogimiento familiar de niños, niñas y adolescentes migrantes no acompañados.

Otros documentos relevantes producidos en el marco del proyecto han sido, por un lado, un análisis de género del proyecto, sus actividades y acciones, elaborado con la finalidad de dar una serie de pautas y recomendaciones que, más allá del mismo proyecto, pueden ser de utilidad sobre cómo aplicar esta perspectiva en relación a las migraciones de niños, niñas y adolescentes migrantes no acompañados (incluyendo infancia LGTBI+, masculinidades, las niñas en los procesos migratorios, etc.). Por otro lado, la Dra. Muireann Ní Raghallaigh, una de las profesionales expertas participantes en el proyecto escribió un artículo sobre la cuestión (“The provision of Foster care for unaccompanied migrant children: some considerations”).,

Finalmente, el grupo de expertos creado en el marco del proyecto elaboró una serie de directrices sobre los estándares mínimos para el acogimiento de niños, niñas y adolescentes migrantes no acompañados, que fueron adaptadas a cada contexto nacional, a través de la creación de un grupo asesor, formado por cinco profesionales expertos en temas de infancia y migraciones. La adaptación de estas directrices al contexto español fue realizada a través de una reflexión sobre el “qué, cómo, cuándo, quién”, para valorar la mejor manera de ajustar los criterios y las pautas previstas en los estándares mínimos a la situación migratoria, normativa y competencial en tema de protección a la infancia migrante no acompañada en España.

En el marco de este proyecto, desde Accem se asumió la política de infancia adoptada por la organización líder en este proyecto, Fondazione l’Albero della Vita. Puedes consultarla aquí y también su código de conducta.

Nuevo servicio online de Accem para atender a víctimas de discriminación racial o étnica

Desde el programa de “Asistencia a víctimas de la discriminación por origen racial o étnico” de Accem hemos puesto en marcha un nuevo servicio de atención telefónica y online a través de WhatsApp.

Para cualquier consulta, si tienes dudas, necesitas ayuda o quieres contarnos un hecho concreto, llámanos o envíanos un mensaje al siguiente número de teléfono:

637 719 287

 

Desde Accem ofrecemos información, orientación, apoyo y asesoramiento jurídico gratuito a las personas inmigrantes víctimas de situaciones discriminatorias y/o delitos de odio.

Este nuevo servicio, junto a un folleto informativo de difusión, se han implementado para hacer posible la atención y asistencia online a víctimas de discriminación racial o étnica, durante este difícil periodo de vigencia del estado de alarma en nuestro país y mientras permanezcamos en emergencia sanitaria, con las medidas que se dicten. Era necesario habilitar este nuevo cauce dirigido a las potenciales víctimas y estar alerta ante la posibilidad de su mayor invisibilidad.  

El programa de “Asistencia a víctimas de discriminación por origen racial o étnico” de Accem está financiado por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones y el Fondo de Asilo, Migración e Integración de la Unión Europea.

Para saber más sobre sobre el trabajo de Accem en favor de la igualdad de trato y la no discriminación, pincha aquí.

Renta Mínima Sí. Pon tus prejuicios en cuarentena

Manifiesto de la red EAPN España, de la que Accem forma parte a nivel estatal y también a través de sus diferentes redes autonómicas, a favor de una renta mínima estatal.

La actual pandemia de la COVID-19 ha profundizado la situación de vulnerabilidad social y económica en la que viven millones de personas en España.

Las organizaciones abajo firmantes consideramos que disponer de una Renta Mínima debe ser un derecho de las personas que se encuentran en situación de mayor vulnerabilidad, para el desarrollo de la vida en condiciones básicas de dignidad y bienestar. Es un requisito indispensable para que personas y familias con mayores dificultades puedan cubrir sus necesidades, así como participar y contribuir a la sociedad en la que viven. Por tanto, resulta fundamental para hacer frente a la pobreza severa y poder salir de la exclusión social.

El Pilar Europeo de Derechos Sociales define la renta mínima como la prestación adecuada que garantiza una vida digna durante todas las etapas de la vida, así como el acceso a bienes y servicios de capacitación a los que tiene derecho cualquier persona que no disponga de suficientes recursos.

La Renta Mínima Estatal beneficiaría a millones de personas que antes de la pandemia ya se encontraban en situación de gran precariedad, a las que se sumarían quienes a consecuencia de la COVID-19 ahora se encuentran bajo el umbral de pobreza.

Actualmente, casi 600.000 familias carecen de ingresos y hay que recordar que antes de la pandemia un 26% de la población vivía en riesgo de pobreza y exclusión social en España, mientras la pobreza severa afectaba a más de 2,5 millones de personas.

Disponer de un ingreso estable y de fácil acceso y gestión permitiría reactivar el  proceso de inclusión social de las personas que viven esta realidad. Y en ese sentido, defendemos la Renta Mínima Estatal como un derecho subjetivo y compatible con los sistemas de ingreso mínimo de las Comunidades Autónomas, estableciendo una base mínima, que puede ser ampliada por los gobiernos autonómicos, según sus criterios.

Sin embargo, la defensa del derecho a salir de la pobreza a través de esta herramienta, que consideramos fundamental para mejorar la vida de las personas, se está utilizando también para fomentar, la polarización social, el discurso de odio y la aporofobia. Se han producido reacciones que refuerzan los prejuicios y discriminación sobre las personas que podrían beneficiarse de la misma, menoscabando su dignidad.

No podemos permitir un paso atrás en la defensa de derechos básicos de las personas en riesgo de pobreza y/o exclusión social, ni mucho menos en la defensa de su dignidad.

Por ese motivo, y frente a la falsa imagen que transmiten los prejuicios y el odio, queremos dejar claro que la renta mínima que proponemos no supone un gasto, sino una inversión para la inclusión social y fundamento de desarrollo económico sostenible. Es una medida de eficiencia económica, que contribuirá, en un primer momento, a paliar las necesidades de emergencia de las personas en situación de mayor vulnerabilidad y, a medio y largo plazo, a dar estabilidad económica y bienestar a las personas, para que puedan alcanzar el máximo potencial de su capital humano.

Organizaciones de acción social y cooperación al desarrollo de toda España reiteramos que disponer de un ingreso digno es un derecho que consideramos fundamental para el desarrollo individual y familiar. En este sentido, la Renta Mínima estatal debe:

  • Eliminar la pobreza severa y reducir la pobreza relativa, proporcionando a los hogares sin ingresos o con ingresos por debajo del umbral de la pobreza, una renta que les permita salir de tal situación.
  • Eliminar la pobreza infantil mediante un complemento por hijo/a a cargo, para todos los hogares que estén por debajo del umbral de pobreza.
  • Asegurar una vivienda digna para los hogares en pobreza, mediante un complemento por vivienda, en los casos en los que no se disponga de una vivienda adecuada.
  • Incrementar la inclusión social, estableciendo itinerarios sociolaborales personalizados, con perspectiva de género, para favorecer la reincorporación al mercado de trabajo de las personas beneficiarias que estén en condiciones de trabajar.
  • Debe ser un sistema ágil y accesible que permita que cualquier persona que lo necesite pueda acceder y desarrollar el proceso de solicitud sin trabas burocráticas, y asegurando que se dispone de los apoyos necesarios para atender cualquier dificultad de comprensión y conexión digital.

La exclusión social y la desigualdad en España constituyen problemas profundos y multidimensionales, que requieren de una acción política decidida para ser erradicadas. Ha llegado la hora de concretar acciones que cambien positiva y eficazmente el destino de millones de personas. Una Renta Mínima Estatal es más necesaria que nunca.

Pon tus prejuicios en cuarentena. Defendemos el derecho de las personas a la garantía de ingresos para una vida digna. Actívate contra la Pobreza.

#RentaMínimaSí

> Muestra tu apoyo y únete a este manifiesto.