18-O – Por una ley integral contra la trata de personas con un enfoque de derechos humanos

María es una joven paraguaya que llegó a España con una oferta de empleo en el servicio doméstico. Trabaja 11 horas diarias de lunes a sábado con un sueldo de 200 euros semanales y, además de las tareas domésticas, tiene que hacerse cargo de los niños y de la madre de la empleadora que está enferma. María nunca ha firmado un contrato laboral, no se le ha empadronado ni dado de alta en la seguridad social, su pasaporte ha sido retenido por la empleadora y sus salidas de la casa son limitadas y controladas (1).

Costantin y Ioan son dos hermanos rumanos que encuentran en la prensa un anuncio para un trabajo en la agricultura en España. Una vez llegados a destino, descubren que el trabajo se desarrolla sin respeto de las normas de seguridad ni las mínimas condiciones de higiene. La jornada es de 15 horas diarias, pero no se recibe ningún salario, solo el alojamiento en el mismo lugar de trabajo; se sufren continuas vejaciones y humillaciones y los/as trabajadores/as no tienen acceso a ningún tratamiento médico por carecer de libertad de movimiento (2).

En este 18 de octubre, Día Europeo contra la Trata de Seres Humanos, desde Accem queremos visibilizar ejemplos como estos que muestran las graves vulneraciones de los derechos humanos que sufren las víctimas de trata de seres humanos con fines de explotación.

Desde Accem reconocemos los avances realizados por España en los últimos años en la implementación de un marco legislativo, político e institucional para luchar contra la trata, pero también, y tal y como constata el reciente informe publicado por el Grupo de Expertos contra la Trata (GRETA) del Consejo de Europa, creemos que es necesario intensificar los esfuerzos en áreas concretas, como la lucha contra la trata con fines de explotación laboral.

Asimismo, consideramos prioritario poner en marcha medidas y acciones que permitan hacer emerger todas las formas de trata, así como la detección e identificación de las víctimas. Es fundamental garantizar a las víctimas el acceso a una asistencia y protección adecuadas, así como el ejercicio de sus derechos.

Una vez más recalcamos la necesidad de aprobar en España una ley integral de lucha contra la trata que parta de un enfoque de derechos humanos, que abarque todas las formas de explotación y a todas las víctimas afectadas, ya sean mujeres, hombres, niñas, niños o personas transgénero.

 

 

 

 

(1) y (2) – Los ejemplos mencionados se corresponden con nombres ficticios, casos arquetípicos que se extraen de la trayectoria de Accem en el trabajo de lucha contra la trata de seres humanos.