Bulgaria amplia su valla contra la entrada irregular de personas

Comparte:

El pasado 14 de enero de 2015, el gobierno búlgaro aprobó la construcción de 82 kilómetros adicionales de valla en la frontera turca. Su construcción, que inicialmente era de 30 kilómetros, comenzó en enero de 2014 como una de las políticas adoptadas por el gobierno para impedir la entrada irregular de Turquía. Según las autoridades búlgaras, más de 38.500 personas intentaron cruzar irregularmente la frontera entre Bulgaria y Turquía en 2014. Apenas 6.000 de ellas -en su mayoría ciudadanos sirios, afganos e iraquíes- lograron llegar a Bulgaria. Se trata de una importante disminución con respecto a las 11. 500 llegadas irregulares -de más de 16.700 intentos- registradas en 2013.

ACNUR y varias organizaciones de derechos de los migrantes han denunciado este plan para extender la frontera entre los dos países, que obliga a los inmigrantes a tomar rutas más peligrosas en Europa y arriesgan sus vidas en el proceso. El acceso limitado a los puestos fronterizos, combinado con la construcción de cercas y las operaciones de devolución en caliente dejan a los solicitantes de asilo con muy pocas opciones. En particular, la agencia de la ONU para los refugiados ha expresado su creciente preocupación por el hecho de que se esté bloqueando la entrada a la Unión Europea a personas que necesitan protección internacional, refiriéndose a la muerte de dos hombres iraquíes, que se encontraban entre un grupo de 12 personas yazidíes, presuntamente golpeados por guardias fronterizos búlgaros.

Las actividades de control de frontera han sí tenido el efecto de disminuir las detecciones de cruce de fronteras ilegales por tierras en el largo plazo; sin embargo, también llevaron a un desplazamiento de los flujos a las fronteras marítimas en el Mar Egeo. El número total de inmigrantes sirios en esta ruta aumentó significativamente de las 5 800 personas durante el segundo cuadrimestre del año 2014 a casi 15 000 durante el tercero. ACNUR ha expresado su preocupación por informes de prácticas fronterizas que pueden poner a los refugiados y los migrantes en situación de riesgo también en otros lugares, y sobre todo en Grecia, donde ACNUR ha documentado numerosos relatos de “devoluciones” en las fronteras terrestres y marítimas con Turquía, especialmente en los dos últimos años.

Accede aquí a la noticia de ACNUR >>

Boletín EUMIGRE. Sección: “Los Estados miembros informan”

Fuente: ACNUR

Comparte: