Amnistia Internacional documenta el pago a traficantes

Comparte:

Amnistía Internacional ha pedido una investigación pública completa acerca de los hechos recogidos en dos nuevos informes, en los que se investigan supuestos casos de pagos realizados por oficiales australianos a traficantes de migrantes para que devolvieran los barcos y las personas que viajaban en ellos. Según la investigación, dichos sucesos ocurrieron en dos ocasiones en mayo y julio de 2015.

El primer suceso reportado ocurrió el pasado junio, cuando el capitán de un barco y dos miembros de la tripulación tras ser detenidos por la policía Indonesia bajo sospecha de tráfico de seres humanos, declararon haber sido pagados por funcionarios australianos para llevar de vuelta a Indonesia su embarcación con 65 solicitantes de asilo a bordo.

A través de sus dos nuevas publicaciones, Amnistía ha hecho públicas las pruebas para respaldar esta versión no oficial, y para ello ha entrevistado a todos los adultos que viajaban en el barco y los seis miembros del equipaje; estos últimos declararon haber sido pagados con 32.000 dólares para devolver a Indonesia a los solicitantes de asilo nacionales de Sri Lanka, Bangladesh y Myanmar. Además, los migrantes fueron obligados a quedarse unos días en la mar antes de ser devueltos a Indonesia.

La nueva versión de la Pacific Solution, inaugurada por el primer ministro australiano Abbott a finales de 2013, prevé operaciones de la marina militar para interceptar todas las embarcaciones que llegan desde el sureste asiático, devolver a los viajantes a Indonesia y detener a los solicitantes de asilo en islas del sur del Pacifico como Papúa Nueva Guinea y Nauru. Durante el año 2014 solamente un barco ha llegado a Australia, en comparación con los 300 del año anterior. La mayoría de los viajantes de dichas embarcaciones son nacionales de Afganistán, Siria, Irán, Iraq e Birmania.

El gobierno australiano ha rechazado las acusaciones de los traficantes, pero el incidente ha provocado una investigación parlamentaria y la preocupación de Yakarta y de las Naciones Unidas; los incidentes plantean preguntas sobre las políticas de Australia sobre el sistema de asilo y el trato reservado a migrantes y refugiados.

Lee aquí los artículos relativos a los hechos >>

Comparte: