Entradas

Comunicado de Accem: ¿Es el acuerdo europeo para la reubicación de refugiados un nuevo papel mojado?

A pocas semanas de que se cumpla el plazo de los dos años para la reubicación de personas refugiadas y ante el anuncio de ayer por parte de las autoridades griegas de que actualmente no hay personas, entre las miles de refugiadas que siguen a la espera de una solución en el país heleno, que cumplan con los requisitos establecidos para acogerse al proceso de reubicación en otros países europeos, desde Accem queremos señalar:

– El proceso de reubicación únicamente ha sido accesible para personas de algunas nacionalidades, lo que ha supuesto de facto una forma de discriminación hacia personas refugiadas procedentes de otros países (como Somalia, Afganistán, Pakistán o Nigeria, por ejemplo).

– El acuerdo entre la UE y Turquía, fechado en marzo de 2016 y que abrió la puerta a la devolución forzosa de personas refugiadas a Turquía, cerró las puertas al proceso de reubicación a todas las personas que, desde entonces, han continuado llegando hasta Grecia.

– Son circunstancias como estas las que impiden a muchas personas necesitadas de protección y que continúan atrapadas en Grecia acogerse al proceso de reubicación. Son algunas de las razones que llevan a las autoridades de Grecia a decir que no hay personas refugiadas que se adecúen a los requisitos exigidos.

– Queda de manifiesto lo que hemos repetido una y otra vez: ha sido evidente en todo momento la falta de voluntad política firme y decidida del conjunto de la Unión Europea y de todos sus Estados miembro para dar una respuesta real, efectiva y eficaz a una situación extremadamente grave de crisis humanitaria a las puertas de Europa.

– Es necesario revisar con urgencia los requisitos exigidos para acogerse al proceso de reubicación con la finalidad de que las personas necesitadas de protección encuentren una vía abierta para conseguir la atención y acogida que les corresponde por derecho.

– La UE y todos sus Estados miembro deben demostrar que los acuerdos firmados y comprometidos tienen alguna credibilidad o si, por el contrario, son únicamente ‘papel mojado’.

 

 

 

 

Refugiados-2017: crecen las solicitudes de protección en España mientras disminuyen en la UE

Las solicitudes de protección internacional en España se incrementaron en un 130% en el primer trimestre de 2017, pasando de las 2.930 registradas en 2016 a las 6.865 de 2017.

En cambio, en la Unión Europea se redujeron sensiblemente con respecto al año anterior en el mismo periodo de tiempo. En los primeros meses de 2017 se registraron 180.190 solicitudes, con respecto a las 321.620 de 2016, un descenso del 44%.

Por nacionalidades, en España predominan las personas solicitantes de Venezuela, Ucrania y Siria. En el conjunto de la UE, son Siria, Afganistán y Nigeria los principales países de origen.

Estos y otros datos son recogidos por el informe del Servicio Jurídico de Accem correspondiente al primer trimestre de 2017 y elaborado a partir de los datos de Eurostat, oficina estadística de la UE.

 


Solicitudes de protección internacional en España

España se sitúa en el primer trimestre del año como sexto país europeo por número de solicitudes recibidas, un total de 6.865, frente a las 2.930 de 2016 y las 2.940 de 2015. En los años anteriores, España no aparecía entre los diez primeros países de acogida.

 

Solicitudes de protección internacional en España. Primer trimestre.

Fuente EUROSTAT. Elaboración: Accem.

 

Solicitudes de protección internacional en la Unión Europea

En la Unión Europea, sin embargo, disminuyen las solicitudes de protección internacional, con 180.190, frente a las 321.620 de 2016.

 

Solicitudes de protección internacional en la UE. Primer trimestre.

Fuente EUROSTAT. Elaboración: Accem.

 


Países de origen de solicitantes de protección en España

En España, destaca claramente Venezuela como principal país de origen de los solicitantes de protección internacional en los primeros meses del año, con un total de 2.655 sobre el total de 6.865. En 2016, en el mismo periodo de tiempo se habían registrado 400 solicitudes de ciudadanos venezolanos. Siguen a Venezuela, en número de solicitantes, Ucrania (780) y Siria (585).

 

Principales países de origen de solicitantes de protección en España. Primer trimestre 2017.

Fuente EUROSTAT. Elaboración: Accem.

 

Es interesante ver cómo entre los diez primeros países de origen se sitúan hasta cuatro países latinoamericanos. Junto a Venezuela aparecen Colombia, El Salvador y Honduras. En los últimos años se han incrementado de forma clara los solicitantes de protección de estas cuatro nacionalidades.

También hay que mencionar que aparecen dos países que pertenecen geográficamente al África Subsahariana: Gambia y Guinea Conakry.

 

Principales países de personas solicitantes de protección internacional en España.
Comparativa primer trimestre 2017-2015

 

Fuente EUROSTAT. Elaboración: Accem.

 

Países de origen de solicitantes de protección en la Unión Europea

A nivel europeo, Siria y Afganistán continúan siendo, en los primeros meses de 2017, los dos principales países de origen de los solicitantes de protección, si bien en ambos casos el número de solicitudes se ha reducido considerablemente. En cambio, aumentan las solicitudes de ciudadanos procedentes de Nigeria.

 

Principales nacionalidades de personas solicitantes de protección internacional en la UE.

Fuente EUROSTAT. Elaboración: Accem.

 

Si cruzamos los datos de España y la UE, observamos cómo únicamente dos países coinciden entre las diez primeras nacionalidades de origen de los solicitantes de protección internacional: Siria y Guinea Conakry.

Es también reseñable el caso de los solicitantes de asilo procedentes de países de América Latina. España concentra una amplia mayoría del total de solicitudes. Es paradigmático el caso de Venezuela: únicamente 260 solicitudes de protección se presentaron en países europeos distintos de España.

Esta variable –el aumento de solicitudes de protección de ciudadanos latinoamericanos– es una de las explicaciones del aumento de las demandas de protección en España, mientras se reducen en el conjunto de la UE.

 


Países de acogida en la UE de solicitantes de protección

En cuanto a los países en los que se formaliza la solicitud en territorio UE, Alemania continúa siendo el principal país de acogida. Hasta un total de 54.600 personas solicitaron protección en el país germano, que sin embargo representan algo más de la cuarta parte del total de solicitudes registradas en el mismo periodo del año anterior, cuando se alcanzaron las 201.235 solicitudes.

Tras Alemania se sitúa Italia, con 37.435 solicitudes de protección, y Francia, con 23.785. Aparecen como novedad, entre los diez primeros países de acogida, tanto Grecia, con 16.865 solicitudes, como España, con 6.865.

 

Países de acogida de personas solicitantes de protección internacional en la UE

Fuente EUROSTAT. Elaboración: Accem.

 

La FRA insiste en garantizar el acceso a la justicia a las víctimas de delitos de odio

La Agencia para los Derechos Fundamentales de la Unión Europea (FRA, según sus siglas en inglés) ha presentado un resumen sobre las principales conclusiones y recomendaciones del informe titulado “Ensuring justice for hate crime victims: professional perspectives” (Garantizar la justicia a las víctimas de crímenes de odio: perspectivas profesionales).

Tras constatar la importancia de prevenir y luchar contra los delitos de odio, la FRA subraya la necesidad de garantizar a las víctimas de estos delitos el acceso a la justicia, en concreto la posibilidad de denunciar las situaciones vividas a los órganos competentes y de recibir el apoyo y el asesoramiento que necesiten. Al mismo tiempo, la agencia europea considera esencial que dichos delitos se investiguen sin demora y de manera efectiva, y que se penalice a sus autores.

La publicación recoge la perspectiva de una gran variedad de expertos, incluso representantes del poder judicial, fiscalías, fuerzas y cuerpos de seguridad, y organizaciones no gubernamentales implicadas en el apoyo y asesoramiento a las víctimas. Y sobre todo evidencia las complejidades que las víctimas de delitos de odio enfrentan a la hora de denunciar, así como los factores organizativos y de procedimiento que impiden su acceso al sistema judicial y el correcto registro y persecución de estos delitos.  

> Se puede consultar el documento en español pinchando aquí.

 

 

 

 

 

 

 

 

El racismo y la visión de ‘los otros’ en Europa

En un artículo publicado el pasado 17 de julio en la revista “Nature Human Behaviour”, bajo el título “Racism and the role of imaginary others in Europe”, la investigadora Catarina Kinnvall destaca cómo en los últimos años Europa ha experimentado un aumento del racismo. En concreto resalta cómo los movimientos de extrema derecha y los populistas están aprovechando el miedo para incitar a la exclusión y expulsión de ‘los otros’ no deseados, como la población musulmana, gitana y las personas refugiadas.

En su artículo, esta autora resalta que los niveles de racismo y xenofobia han aumentado de manera significativa entre 1999 y 2008 en 14 de los 23 países europeos encuestados y que, en 2008, en 19 de esos 23 países más de un 20% de las personas encuestadas podían considerarse xenófobas. Asimismo, subraya que la proporción de las personas xenófobas entrevistadas es particularmente elevada en los países de más reciente entrada en la Unión Europa, especialmente aquellos de Europa centro-oriental (ej. República Checa, Estonia y Lituania). En estas encuestas se entiende por xenófoba a toda persona que, si es preguntada acerca de a quién no quieren tener como vecino, responde refiriéndose a una de las siguientes tres categorías: “musulmanes”, “inmigrantes” o “gente de una raza diferente”.

Entre las causas que han determinado esta situación, la autora destaca los orígenes eurocéntricos del racismo, es decir el deseo de una identidad homogénea que los europeos perciben que está siendo amenazada por ‘los otros’. Según la investigadora, el enfado de los europeos por la inmigración no solo es fruto de una mezcla de intolerancia racial y religiosa, sino también un proceso de duelo por la pérdida del poder colonial y un sentimiento colectivo de culpa. Por lo tanto, considera que el racismo no puede considerarse separado del discurso político del nacionalismo, y que la llegada copiosa de migrantes hace más evidente la “pérdida del imperio” y de la construcción lineal de un espacio europeo postcolonial.

Se trata de un artículo interesante que queremos compartir. Puedes acceder a este artículo pinchando aquí. >>    

 

Catarina Kinnvall es Profesora del Departamento de Ciencias Políticas de la Universidad de Lund (Suecia). Ha sido también vicepresidenta de la Sociedad Internacional de Psicología Política (International Society of Political Psychology – ISPP) y actualmente es Jefa de Redacción de la revista Political Psychology. Es autora de distintos libros y artículos. Sus investigaciones abarcan distintos ámbitos: psicología política, migraciones y multiculturalismo, globalización y seguridad, religión y nacionalismo, con especial atención a Europa y Asia meridional.