Experiencias de discriminación por origen racial o étnico

A pesar de existir un marco jurídico internacional, europeo y nacional que prohíbe la discriminación por diversos motivos (raza, etnia, edad, sexo, discapacidad, orientación sexual, religión o creencias, etc.) y que protege a las víctimas, la discriminación por origen racial o étnico continúa estando presente en la Unión Europea y en la sociedad española.

A diario se producen, en nuestro entorno más cercano, incidentes discriminatorios de diverso tipo, a causa del origen racial o étnico, que afectan a personas inmigrantes y refugiadas, a la comunidad gitana y a otros grupos vulnerables.

En ocasiones, las personas sufren discriminación por más de un rasgo o motivo a la vez, lo que se conoce como “discriminación múltiple”. Tal es el caso, por ejemplo, de las mujeres pertenecientes a una minoría étnica (mujeres inmigrantes sin recursos, mujeres gitanas…), las cuales pueden ser objeto de una “doble discriminación”, por su género y su origen o etnia, dando lugar a una forma específica y diferente de discriminación, resultante de la combinación de dos factores o características.

Pero veamos cómo sucede, en la práctica, la discriminación por origen racial o étnico a través de algunos ejemplos:

En el ámbito laboral

  • En un periódico local, el equipo técnico del área de empleo de Accem Gijón detecta, mediante el monitoreo de anuncios, la publicación sistemática de ofertas de empleo en las que se establece claramente una preferencia por candidatos que cumplan con ciertos criterios, excluyendo a otros, en función de su sexo, edad u origen nacional. En particular, son especialmente frecuentes los anuncios del tipo “se necesita señora española…”, “abstenerse extranjeros”, que excluyen a la población extranjera o indican la necesidad de ser español para poder acceder al puesto de trabajo ofertado.
  • Tras consultar una oferta de empleo en la prensa local, Fátima, una mujer marroquí de 30 años, se pone en contacto por vía telefónica con una empleadora que demanda una empleada de hogar. Tras realizarle algunas preguntas, la empleadora pregunta por su procedencia. Al conocer que Fátima es marroquí da por finalizada la entrevista.
  • Un hombre senegalés de 40 años trabaja como peón de almacén en una empresa. Desde hace algún tiempo, un compañero de trabajo le llama “negro”, hace comentarios despectivos y se burla de él haciendo alusión a su origen.

En el acceso a la vivienda y en el ámbito de la comunidad de vecinos

  • El dueño de una vivienda se niega a alquilar el piso a la familia de Yolanda, ecuatoriana de 33 años, argumentando que “sólo alquila su casa a españoles”. Para alquilar un piso, un propietario exige a Yolanda una renta más alta que la habitual, y además le exige mayores garantías (nómina, aval bancario…) que a otra persona. Con frecuencia, le dicen a Yolanda que “el piso ya está alquilado”. Sin embargo, el anuncio sigue colgado en la puerta del edificio.
  • Driss se pone en contacto con una inmobiliaria con el objetivo de alquilar un piso en Madrid. Tras visitar el piso, manifestar interés por alquilarlo y acordar el alquiler con el propietario, el agente de la inmobiliaria que realiza la intermediación le comunica que el propietario no quiere seguir adelante con el arrendamiento ya que “no ve claro el hecho de alquilar el piso a una familia refugiada”.
  • Una familia inmigrante, de origen argelino, es objeto de insultos y comentarios despectivos por parte de varios vecinos que no desean que personas musulmanas vivan en esta comunidad.

En el acceso a la salud

  • Una mujer boliviana tiene problemas con su médico de cabecera porque, en varias ocasiones, al demandar atención especializada, el profesional le responde con evasivas, le pone trabas, al tiempo que le reprocha que “sólo viene porque le sale gratis” y “que esto le cuesta muy caro a los españoles”.

En el acceso a bienes y servicios

  • Por prestar el mismo servicio de acceso a Internet, un operador de telefonía exige, a las personas extranjeras, unas condiciones más “duras” que a los nacionales (por ejemplo, una fianza mayor o una tarifa más alta) para poder disponer de dicho servicio.
  • Una entidad bancaria establece condiciones diferentes para la apertura de cuentas bancarias en función del origen y/o nacionalidad de la persona que solicita el servicio.
  • Durante una visita por turismo a nuestro país, un hombre entra en una tienda de ropa con la intención de comprarse unas camisas. Tras salir del probador, el encargado de la tienda se dirige a él con desprecio, llamándole “negro”, y exigiéndole que le enseñe todo lo que lleva en su bolso. Una vez revisado el bolso, no encuentra nada que indique que la persona haya cometido un robo.
  • Durante un control de billetes realizado por una empresa de transporte público, el personal de dicha empresa se dirige para solicitar el billete únicamente a personas con ciertos rasgos físicos o culturales y no a todos los pasajeros.

En el ámbito educativo y/o el acceso a formación

  • Un centro educativo pone diversas trabas y dificultades, no justificadas, para disuadir/impedir la inscripción de alumnado inmigrante en dicho centro.
  • Un joven rumano, de etnia gitana, sufre insultos que hacen alusión a su origen y agresiones físicas por parte de algunos compañeros de clase.

En el ámbito de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad

  • Un joven marroquí de 18 años, señala que, con frecuencia, y sin una razón aparente que lo justifique, la policía le requiere, para su identificación, la documentación. Comenta que no entiende por qué siempre le piden a él la documentación y no al resto de personas.
  • Durante un control de documentación, un joven colombiano es trasladado a las dependencias policiales. Una vez allí, recibe diversos insultos referidos a su origen por parte de uno de los agentes policiales.

En los medios de comunicación e Internet

  • Los medios de comunicación ofrecen, en ocasiones, imágenes negativas o estereotipadas de determinados colectivos (por ejemplo, al asociar minorías a delincuencia y criminalidad), contribuyendo de esta manera a reproducir los prejuicios, estereotipos y actitudes discriminatorias que afectan a estas personas.
  • La difusión masiva de correos electrónicos (“cadenas”) con contenidos ofensivos, difamatorios, degradantes, racistas o xenófobos referidos a determinados grupos de población.
  • La publicación de material o mensajes ofensivos y difamatorios contra un determinado colectivo (personas inmigrantes, personas gitanas, por ejemplo) en las redes sociales o en un sitio web de Internet.
  • Los discursos y declaraciones públicas por parte de la clase política, especialmente en períodos electorales, en los que manifiestan rechazo o prejuicios hacia determinados colectivos, identificados por su origen racial o étnico.