Accem es una ONG que trabaja con personas refugiadas, migrantes y en situación o riesgo de exclusi...
Idioma
Buscador
ACCEM
  • Web
  • Imágenes
  • Noticias
  • Vídeos

Hacia una nueva Europa para las personas

Comunicado de la EAPN, de la que Accem forma parte, con motivo del Día de Europa.

En el Día de Europa, la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en el Estado Español (EAPN-ES) muestra su preocupación por la situación política, institucional y social que vive la Unión Europea (UE) en la actualidad. El futuro de la Europa social, tal y como la conocemos, está en juego. Los recortes de derechos y libertades no han hecho más que empeorar la situación de millones de personas en el viejo continente, al tiempo que han servido para alimentar el auge de quienes quieren acabar con los avances sociales y económicos alcanzados en los años anteriores a la crisis.

Más de 123 millones de personas viven en riesgo de pobreza o exclusión en Europa. Así, por ejemplo, hay tres países en los que más de un tercio de la población está en riesgo de pobreza o exclusión social: Bulgaria (41,3%), Rumanía (37,3%) y Grecia (35,7).  En España, la última Encuesta de Condiciones de vida 2016 arroja el dato de que casi una de cada tres personas en nuestro país (27,9% de la población) está en riesgo de pobreza o exclusión social y una de cada cinco vive con menos de 8.200 euros al año.

Los gobiernos nacionales de la UE deben situar la lucha contra la pobreza y la desigualdad en el centro de la agenda política. En España, exigimos a todos los partidos políticos una Estrategia de Lucha contra la Pobreza, así como un sistema estatal de rentas mínimas que complemente los distintos sistemas autonómicos y sea compatible con otras ayudas e ingresos.

La política económica europea debe abandonar la ideología de la austeridad y promover una sociedad más justa, mejores políticas redistributivas y de justicia fiscal, comenzando por un impuesto mundial sobre la riqueza en toda la UE.

El recientemente anunciado Pilar Europeo de Derechos Sociales y el Libro Blanco sobre el Futuro de Europa deben proporcionar un estándar social europeo, capaz de servir de trampolín para acceder a un nivel de vida digno para todas las personas en toda la UE y constituir la base de una estrategia global de la UE para luchar contra la pobreza, la exclusión y las desigualdades, respaldada por fondos comunitarios.

El auge de partidos políticos y movimientos que promueven el racismo y la xenofobia en varios países, la errática gestión de la crisis de refugiados, la desafección ciudadana hacia el proyecto europeo y el Brexit son algunos de los síntomas evidentes de que la UE necesita un cambio de rumbo para volver a conectar con los valores que la hicieron posible, dejando atrás los desencuentros y recuperando los elementos que nos unen y fortalecen.

60 años después de la firma de los Tratados de Roma, nos encontramos en un momento crítico en la UE. Ha llegado la hora de actuar sin dilación por la defensa de una Europa de la ciudadanía que avance hacia una Europa social. El futuro de la Unión Europea depende de ello.